Sociólogo y politólogo.  Profesor de la Universidad Autónoma de Madrid (2003/2022)

BLOG: http://www.antonio-anton-uam.es


SE HACE CAMINO AL ANDAR


Publicaciones propias y ajenas de interés sociopolítico


Selección mensual en el BOLETÍN INFORMATIVO: ver Boletín

Compartir esta página

Portada:

Novedades del último mes

(anteriores en la entrada correspondiente)


Artículos ajenos (abajo)

Libros, Ensayos y Artículos destacados (abajo)  


ARTÍCULOS PROPIOS:

Antonio Antón Morón: Ver Presentación-UAM

Antonio Antón Morón: Ver Presentación-UAM

Desafíos articuladores y unitarios. Antonio Antón, en Público (16/06/2024)


Tras el balance de las elecciones europeas del 9J y la dimisión de Yolanda Díaz como coordinadora general de Movimiento Sumar, explico la fragilidad democrática y de la cultura pluralista en la izquierda transformadora y el corporativismo sectario en las élites alternativas como deficiencias que dificultan su tarea de representación y avance social y democrático. Reproduzco varios párrafos:


“Toda esta vertebración, poco transparente y sin criterios objetivos compartidos, afecta a la configuración democrático-pluralista del sujeto político, a su papel de mediación con la sociedad, a su prestigio como ‘mediador’ de las relaciones sociales y políticas; genera distanciamiento o desafección hacia esa dirigencia poco maleable. Es contraproducente con la senda hacia un frente amplio, unitario y plural…


Hace tiempo se había iniciado el cuestionamiento público de la legitimidad del liderazgo de Yolanda Díaz como garantizadora del ensanchamiento electoral y de influencia, beneficioso para el conjunto y cada parte del conglomerado, es decir, para un objetivo común, en el que quedaba fuera Podemos. La reacción inmediatista es a mirar por la posición institucional de cada cual a corto plazo; o sea, a cierta fragmentación y descomposición del proyecto e interés colectivo, visto como privilegio hegemonista de parte.


El divisionismo y el burocratismo de las élites partidistas es un tema polémico en la historia de las izquierdas y la ciencia política, desde la revolución francesa y pasando por las experiencias de estos dos siglos hasta el debate sobre la oligarquía de los partidos políticos de hace un siglo y replanteado en la actualidad.


Es necesaria la superación de esas inercias e intereses corporativos de las estructuras dirigentes de los partidos políticos, así como las deficiencias participativas de los hiperliderazgos. Se trata de reforzar, junto con su función representativa y gestora, un doble plano democrático: el talante unitario y colaborativo, y el respeto y la regulación de la pluralidad.


En definitiva, sin un cambio de actitud político-democrática, sobre todo, de la dirigencia de Sumar, con un modelo orgánico integrador y respetuoso con el pluralismo, no es posible una cooperación con Podemos, centrado en su propio autodesarrollo, ni la perspectiva de un frente amplio, que pueda abordar unitariamente la próxima etapa política y electoral de 2027, de municipales, autonómicas y generales, con el fin del ciclo institucional progresista en España. Como he dicho en otro lugar, la solución, de venir, vendrá de abajo y, en parte, de fuera de las dirigencias alternativas actuales. Es un desafío para la izquierda transformadora.”


Referencia web original:  

https://blogs.publico.es/otrasmiradas/84195/desafios-articuladores-y-unitarios/

Frente al declive. Antonio Antón, en Nueva Tribuna (14/06/2024)

 

Análisis de las causas del declive de la izquierda alternativa, la respuesta renovadora fallida, la articulación unitaria y pluralista, con una bifurcación estratégica y un horizonte problemático. Selecciono varios párrafos:

 

“Hacer frente al declive representativo de la izquierda transformadora supone afrontar los tres tipos de causas, con credibilidad transformadora, democrática y unitaria: la ofensiva del poder establecido y las derechas con su acoso jurídico-mediático-policial, con la descalificación y el aislamiento político a los actores con capacidad de desafío transformador; la relativa renovación socialista y su ligero giro a la izquierda, con el efecto de achicar el espacio socioelectoral alternativo; las propias deficiencias y limitaciones de esa izquierda, en particular dos: la falta de arraigo social, y sus dificultades articuladoras y unitarias…


Esa voluntad estratégica transformadora es lo que el poder establecido no perdona y lo que se exige abandonar con una rectificación (rendición) y una (inmerecida) autocrítica como supuesto error estratégico (que no corresponde). Su persistente insistencia, con rigidez política y fanatismo mediático, busca la culpabilización alternativa como provocadora de toda la contraofensiva regresiva y autoritaria, tiende a justificar el castigo por haberla implementado y desgastar a sus promotores alternativos.


En cierta medida han conseguido sus objetivos, pero solo en parte. Los resultados del 9J son reflejo de ello. No obstante, persiste un doble factor, en un grave contexto, que impide ese cierre normalizador del continuismo y el bipartidismo corregido: una base social transformadora todavía relevante; una vertebración orgánica alternativa algo fragmentada y desconcertada pero todavía con potencialidad articuladora y representativa, que debe revalidar.


Además, existe una escasa legitimidad pública de las políticas regresivas y autoritarias, aun con el avance segregador conservador -del mercado y las posiciones con privilegios o expectativas comparativas superiores- como respuesta a la inacción transformadora.


Estamos en otra encrucijada estratégica. Veremos las dinámicas populares y las capacidades y la orientación de las dirigencias alternativas y del conjunto del bloque democrático y plurinacional para impulsar la remontada política y electoral y garantizar una etapa de progreso, que evite la involución derechista. El desafío inmediato: la capacidad de rearticulación de Sumar, tras la dimisión de Yolanda Díaz como coordinadora general y la crisis del espacio, y el grado de consolidación de Podemos en su autodesarrollo, con la vista puesta en el contexto sociopolítico, las dificultades unitarias y las posibilidades de cooperación alternativa y progresista en el próximo ciclo político-electoral hasta 2027.”


Referencia web original:  

https://www.nuevatribuna.es/articulo/actualidad/yolanda-diaz-sumar-podemos-9j-frente-declive/20240614171507227954.html

Encrucijada para las izquierdas. Antonio Antón, en Mientras Tanto nº 235 (1/06/2024)

 

Ensayo sobre la catarsis socialista, la necesidad del avance social y democrático, el dilema de Sánchez, la inconsistencia estratégica socialista y el refuerzo del bloque democrático y plurinacional. Selecciono varios párrafos:


“Por otra parte, parece que Podemos resiste con un mínimo electorado que no absorbe Sumar y le permite sobrevivir y condicionar las políticas públicas y la articulación de Sumar (y al propio PSOE), que debe cuidar también su flanco izquierdo. El futuro, necesariamente, debería pasar, ante los grandes retos existentes, por una nueva reagrupación con bases objetivas y democráticas, la reafirmación transformadora y la renovación orgánica más unitaria y superando las desconfianzas, prepotencias y sectarismos; al menos como hipótesis a medio plazo -el siguiente ciclo electoral- frente al riesgo de la irrelevancia.


En todo caso, el refuerzo del bloque democrático y plurinacional y, particularmente, el propio Partido Socialista, necesitarían del acicate de una izquierda transformadora revitalizada y unitaria, con suficiente credibilidad, cuestión imperiosa para desempeñar un papel significativo. E, igualmente, de las izquierdas nacionalistas -en competencia también con sus derechas nacionalistas-, con el realismo del devenir estatal y europeo.


Y todo ello, en la medida que haya una reactivación cívica masivas que renueve, regenere y amplíe las propias izquierdas y la articulación popular como factor clave para el refuerzo de ese bloque popular progresista. En definitiva, democratización y avance social van de la mano y de su interacción y consistencia depende el futuro del país (de países).”


Referencia web original

https://mientrastanto.org/235/ensayo/encrucijada-para-las-izquierdas/

El desafío de la remontada alternativa. Antonio Antón, en Mientras Tanto nº 235 (1/06/2024)


“No es descartable la posibilidad de cierta recuperación de esa base social y su reflejo electoral e institucional; depende de las dinámicas sociopolíticas y la capacidad de las dirigencias alternativas”. Selecciono varios párrafos:

 

“En el plano estatal, no se ha cerrado el ciclo institucional de progreso, con la persistencia de un significativo campo sociopolítico a la izquierda del Partido Socialista, que condiciona las políticas públicas -más justicia social y democratización- y la representación político-institucional, con la superación del bipartidismo y la configuración de mayor pluralidad representativa…


O sea, el objetivo de Sumar del ensanchamiento representativo mediante la moderación política y la exclusión de Podemos (visto más como lastre que como activo), con la confianza de la benevolencia mediática por ello, está fracasando. Y se nota la dificultad para condicionar al PSOE y sus políticas continuistas o contraproducentes, sin una presión social conjunta. Todavía no es tarde para la rectificación por parte de la dirigencia de Sumar, y hay algunos indicios de expresión pública de discrepancias en el Gobierno, aunque sin puentes de diálogo con Podemos. Su proceso constitutivo hasta el otoño busca la legitimación de su actual diseño, pero las evidencias de sus dificultades exigen un replanteamiento global de su estrategia, más incisiva y unitaria…


La cuestión fundamental es, además de esas condiciones sociohistóricas o estructurales, la formación y consolidación de esas mareas sociopolíticas a través de una experiencia masiva de participación cívica en la defensa de sus intereses y demandas socioeconómicos y democráticos, así como la calidad de la articulación social y, específicamente, partidaria de su representación política e institucional…


Sin embargo, el PSOE (y la izquierda nacionalista) persiste en la absorción de parte de ese electorado alternativo, menos consistente por esa fragilidad política y articulatoria.”

 

Referencia web: https://mientrastanto.org/235/de-otras-fuentes/el-desafio-de-la-remontada-alternativa/

 

Referencia de la edición original en Rebelión (6/05/2024): https://rebelion.org/el-desafio-de-la-remontada-alternativa/

Transformar la izquierda. Antonio Antón, en Rebelión (27/05/2024)

 

Ponencia completa presentada en las Jornadas municipalistas de Zaragoza en Común. Selecciono varios párrafos:


“Tras la expectativa de ascenso electoral y la ilusión inicial de un frente amplio unitario (truncadas desde las elecciones autonómicas en Andalucía de junio de 2022 y hasta la asamblea de Magariños, en abril de 2023), se impone la necesidad del realismo sobre la continuación del declive representativo (28-M y 23J, y evidente desde las anteriores elecciones andaluzas y las posteriores gallegas, vascas y catalanas).


La doble conclusión es que, por un lado, disminuye la legitimación de la nueva estrategia de moderación reformadora y discursiva como la palanca de la remontada electoral, en un contexto de hegemonismo socialista; y por otro lado, se ve cuestionado su liderazgo colectivo, sin la expectativa de recuperación electoral prometida, aunque con continuidad de posiciones institucionales gubernamentales, y con el repliegue corporativo de cada grupo político. Además, se hace evidente la incapacidad política y articuladora de la dirigencia alternativa y se genera la tensión sobre el relato de sus causas y responsabilidades, con los intentos de legitimación respectiva de los diferentes grupos políticos, incluido Podemos…


El problema y la solución hacia la remontada, es doble: de carácter político, sobre la necesaria estrategia diferenciadora del partido socialista (y la izquierda nacionalista) con credibilidad transformadora real y arraigo social; y de capacidad articuladora unitaria con la necesaria cultura democrático-pluralista…


El pragmatismo sanchista y su hegemonismo político persiste en cerrar ese ciclo de adversarios estratégicos, con una legitimidad social significativa, que condicionen un proceso reformador relevante...


La opción confrontativa escogida -más allá de la retórica transformadora inicial y distintos errores discursivos- me pareció acertada, fue avalada por más del 80% de la militancia alternativa, y ya hemos visto lo que ha dado de sí: forzó la crisis y la renovación socialista, con su giro hacia la izquierda y la apertura democrática, hasta el desalojo gubernamental de la derecha con la moción de censura de 2018, junto con la posterior experiencia reformadora real aunque limitada, del gobierno progresista de coalición, en 2020/2023, y su prolongación posterior menos intensa.


Pero aquel emplazamiento estratégico ha tenido una particularidad: la gran ofensiva, con la correspondiente guerra jurídica-mediática-institucional, del poder establecido -incluida la aquiescencia socialista- contra esas fuerzas del cambio con posiciones de cierto poder transformador y legitimación pública, que cuestionaba los privilegios de siempre…


Esa voluntad estratégica transformadora es lo que el poder establecido no perdona y lo que se exige abandonar con una rectificación (rendición) y una (inmerecida) autocrítica como supuesto error estratégico (que no corresponde) …


En cierta medida han conseguido sus objetivos, pero solo en parte. Persiste un doble factor, en un grave contexto, que impide ese cierre normalizador del continuismo y el bipartidismo corregido: una base social transformadora todavía relevante; una vertebración orgánica alternativa algo fragmentada y desconcertada pero todavía con potencialidad articuladora y representativa…


Por tanto, la dificultad principal en la izquierda alternativa no es la diferencia programática o ideológica en sus definiciones generales. Es otro el elemento político decisivo, con importantes conexiones ideológicas y organizativas: el corporativismo sectario de (parte de) sus élites respecto de la vertebración partidaria estatal (y autonómica), con sus expectativas y procesos aspiracionales para conseguir reconocimiento público y estatus institucional. Tiene una vinculación, a veces confusa o indirecta, con los intereses, demandas y expectativas del poder o de fracciones populares y grupos sociales diversos con polarización identitaria…


En definitiva, tras la experiencia de estos meses de cierto agotamiento representativo, a confirmar en los resultados de las elecciones europeas, se debe abrir una fase de reflexión y recomposición. Y veremos la capacidad de las élites dirigentes para remontar el declive y la fragmentación y avanzar en la colaboración y la perspectiva de una amplia alianza de la izquierda transformadora, como factor relevante dentro de un bloque democrático y plurinacional que impulse el avance social y de derechos frente a la involución reaccionaria de las derechas.”


Referencia web original:  

https://rebelion.org/transformar-la-izquierda/


Reeditado en Voces Críticas nº 45, Boletín sociocultural de Acción en Red-Madrid (16/06/2024):

https://mailchi.mp/0db230ff08ea/voces-crticas-junio-2024

La transformación de la izquierda. Antonio Antón, en Nueva Tribuna (25/05/2024)


Extracto de la ponencia en las jornadas de Zaragoza en Común (mayo-2024). Selecciono varios párrafos:


“Hablo de encrucijada estratégica porque tras casi quince años de inicio del ciclo de activación cívica y respuesta progresista existe el debate sobre su final, el cierre del ciclo, con un cambio cualitativo en las tendencias sociopolíticas y las relaciones de fuerzas políticas en ese campo democrático y de izquierdas.


Existe una interpretación interesada sobre el cierre del proceso de cambio, el agotamiento del impulso reformador del 15M, en sentido amplio, con el debilitamiento del espacio político del cambio de progreso, y una nueva hegemonía socialista, con mayor continuismo y una subalternidad de las fuerzas alternativas, Sumar y Podemos, que tendrían una limitada operatividad movilizadora y gestora, aunque con cierta influencia institucional y discursiva.


El objetivo del poder establecido, desde el comienzo de esta etapa, ha sido frenar, debilitar y marginar esta dinámica transformadora y su expresión político institucional, en particular Podemos y su desafío de sorpasso al PSOE, con la superación del bipartidismo gobernante. Esta izquierda social y política se caracteriza por su radicalismo reformador, especialmente en dos campos: la justicia social y la democratización política, incluida la territorial. La normalización político-institucional consistiría en la vuelta a un bipartidismo imperfecto, sin el condicionamiento al Partido Socialista (y al conjunto del sistema) por una fuerza consistente y reformadora a su izquierda…


Se trata del ciclo actual de progreso que considero que no se ha agotado, pese al empeño de los grupos de poder por su cierre, en la doble dimensión como activación cívica y como espacio socioelectoral y político…

 

La doble conclusión es que, por un lado, disminuye la legitimación de la nueva estrategia de moderación reformadora y discursiva como la palanca de la remontada electoral, en un contexto de hegemonismo socialista; y por otro lado, se ve cuestionado su liderazgo colectivo, sin la expectativa de recuperación electoral prometida, aunque con continuidad de posiciones institucionales gubernamentales, y con el repliegue corporativo de cada grupo político.”


Referencia web original:

https://www.nuevatribuna.es/articulo/sociedad/analisis-politico-transformacion-izquierda-gobierno-progreso/20240525111359227233.html

La falta de arraigo social. Antonio Antón, en Público (24/05/2024)


Analizo una deficiencia estructural de la izquierda transformadora, admitida parcialmente y sin resolver bien, que se debe superar. Selecciono varios párrafos:


“La falta de arraigo local es una deficiencia, abiertamente constatada en las últimas debacles electorales, reconocida a medias y, sobre todo, sin terminar de diagnosticar bien y, por tanto, de resolver. Más que un error, que también, es una deficiencia estructural de las fuerzas del cambio, reforzada por una orientación política unilateral, la prioridad institucional del acceso al gobierno central con la construcción de la representación política (los surfistas, no la ola que estaba dada). Además, está legitimada por una teoría idealista: la versión del populismo como idealismo discursivo, o la construcción de la realidad de pueblo desde las ideas… con el predominio de la actividad discursiva y de propaganda y no de la articulación social de base sobre la experiencia participativa en el conflicto social. Esa teoría era dominante en todas las sensibilidades del primer Podemos, aun con sus distintas variantes políticas, más transversales o más confrontativas…


En definitiva, tras la experiencia de estos meses de cierto agotamiento representativo, a confirmar en los resultados de las elecciones europeas, se debe abrir una fase de reflexión y recomposición. Y veremos la capacidad de las élites dirigentes para remontar el declive y la fragmentación y avanzar en la colaboración y la perspectiva de una amplia alianza de la izquierda transformadora, como factor relevante dentro de un bloque democrático y plurinacional que impulse el avance social y de derechos frente a la involución reaccionaria de las derechas.”


Referencia web original:  

https://blogs.publico.es/otrasmiradas/83515/la-falta-de-arraigo-social/

Publicaciones ajenas


VER año 2023


VER Artículos y ensayos ajenos destacados


Artículos del último mes:


Claridad en la perspectiva: ¡SE HACE CAMINO AL ANDAR!

“Hasta que no hagamos autocrítica no vamos a poder recuperar a los que se alejaron de Podemos”. Juan Carlos Monedero (17/06/2024)


Reflexión crítica sobre la historia y las deficiencias de Podemos en esta entrevista a uno de sus fundadores y hasta hace poco referencia político-ideológica, con la perspectiva de la unidad popular alternativa. Selecciono varias respuestas:


“En estas elecciones hemos enfrentado dos grandes desafíos. Uno es la crisis del modelo neoliberal. Y el segundo gran desafío son los cambios geopolíticos, donde es incomprensible que una parte de la izquierda está defendiendo la guerra en Ucrania, no esté apostando por la paz y no está siendo radical frente al gobierno [israelí] de [Benjamín] Netanyahu y las potencias europeas para frenar el genocidio, mientras que hay una parte de la extrema derecha que está planteando solventar lo que está pasando en Ucrania y en el caso de Palestina se están poniendo de lado. ¿Por qué? Porque a la extrema derecha le gustaría hacer lo mismo en Europa…


Si aplicamos este marco teórico, hay cinco cosas que ha hecho bien la izquierda mexicana y que yo me preguntaría cómo las ha hecho la izquierda española. ¿Hemos sido coherentes en la izquierda aquí en España o cuando hemos entrado en el gobierno o hemos perdido coherencia? ¿O no se ha equivocado a lo mejor Yolanda Díaz cuando ha querido mimetizarse con el PSOE confundiendo 2024 con 2014, cuando el PSOE estaba en crisis? ¿O no se ha equivocado también Sumar al querer diferenciarse de Podemos y moderar el discurso y generar una debilidad ideológica?...


Si a la izquierda del PSOE no le entra la sensatez de entender que tiene que encontrar alguna forma de articulación, no vamos a tener un resultado a la altura del que necesitamos para frenar a un gobierno de la derecha y de la extrema derecha. Y sé que es complicado y sé que hay muchas humillaciones y sé que hay muchas cuitas y sé que hay muchas heridas abiertas.


Referencia web original

https://www.eldiario.es/politica/juan-carlos-monedero-no-hagamos-autocritica-no-recuperar-alejaron_1_11450816.html

“Se ha cerrado el ciclo político que comenzó en 2014”: Antonio Maíllo (16/06/2024)


Movimiento Sumar deja de ser eje aglutinador, es un partido más dentro de una coordinación de igual a igual, por el nuevo coordinador de IU. Selecciono varias respuestas:


“El hecho de que Yolanda haya dimitido de la coordinación de su partido, de Sumar, es reflejo de que ha habido errores. ¿Ahora, qué pasa? Vivimos una nueva etapa en la que los partidos políticos con arraigo, creo que la clave no es ya ser partido político sino tener arraigo, nos articulemos en un espacio con voluntad unitaria y en el que Sumar sea un actor más. Hay una nueva etapa. Lo que está superada es la etapa de Sumar paraguas de los demás partidos. Es evidente que no responde a la realidad…


Y tenemos que ir construyendo un método que no tenemos por qué tener definido ni tiene que ser preceptivo. Llámese mesa de partidos, llámese reunión de coordinación, me da igual el nombre, lo importante es que empiece a funcionar y que se haga política y que se esté en lo que se tiene que estar, que es en lo que no se ha estado…


Hay un consenso en que hay que verse como un espacio horizontal y que hay que introducir una nueva etapa en el funcionamiento y en los métodos de desarrollo de los acuerdos. No es una apelación voluntarista de Izquierda Unida, sino una convicción que comparten afortunadamente la mayoría de los actores. Y me queda por hablar con algunos, pero todos con los que he hablado comparten ese diagnóstico.”


Referencia web original

https://www.eldiario.es/politica/antonio-maillo-cerrado-ciclo-politico-comenzo_1_11450397.html

Por qué cada vez menos jóvenes creen en la democracia. Oriols Bartomeus (16/06/2024)


Un reportaje sobre el tema nuevo y preocupante, el ascenso de la ultraderecha entre parte de la juventud masculina. Selecciono varios párrafos:


“Si solo consideramos a los hombres, la extrema derecha es la fuerza con más intención de voto entre los más jóvenes (más del 30%, 10 puntos por encima del PSOE) y supera al PP en todos los grupos hasta los 45 años. No pasa lo mismo entre las mujeres, ya que la intención de voto a los partidos ultras siempre queda por debajo del PSOE y PP. A pesar de esta diferencia, entre el electorado femenino se observa la misma tendencia, si bien matizada, que entre el masculino: los jóvenes son los más propensos al voto a la extrema derecha…


Ese aspecto fundamental para entender el apoyo masivo al sistema democrático entre las generaciones que vivieron (e hicieron) el cambio ha desaparecido del horizonte vital de los nativos democráticos. Para ellos, la democracia no lleva aparejado el bienestar ni la seguridad de un futuro mejor. Al contrario, los que hoy tienen menos de 35 años han interiorizado que van a vivir peor que sus padres, sin que la democracia aparentemente tenga ninguna posibilidad de cambiarlo…


Si el voto es la expresión de un estado de ánimo que solo pide ser escuchado, que no busca cambiar nada porque se considera que la política no tiene fuerza para transformar un presente negro y un futuro amenazante, no es de extrañar el éxito de la extrema derecha entre una parte de la juventud. Hacer eurodiputado a Alvise no es más que un chiste, una boutade, es darse el gustazo de reírse en la cara del sistema. Sin más, sin consecuencias… aparentes. El objetivo de la mayoría de los votantes de la extrema derecha no es acabar con la democracia, simplemente pretende dar una patada en la entrepierna a “los políticos”. Que eso tenga consecuencias, y que estas consecuencias puedan llegar a ser irreparables, es algo que ni se plantean.”


Referencia web original

https://elpais.com/ideas/2024-06-16/por-que-cada-vez-menos-jovenes-creen-en-la-democracia.html

Por una izquierda sin miedo a ser izquierda. Arantxa Tirado (15/06/2024)


Una valoración crítica sobre el devenir de la izquierda transformadora. Selecciono un amplio párrafo:


En efecto, el problema de la izquierda que se presenta como alternativa al PSOE va mucho más allá de un liderazgo, unas siglas o una debacle electoral coyuntural. Desde mi punto de vista, la clave para entender la crisis en la que se encuentra la izquierda española radica en la ausencia de un claro rumbo estratégico que, en buena medida, está relacionado con su apuesta institucional y las concesiones ideológicas a la transversalidad que ha realizado para lograr lo que ha sido su principal objetivo en los últimos años: ampliar sus posiciones de gobierno en distintos niveles del Estado. Se trata del abrazo recurrente al posibilismo que prefiere incidir en el corto plazo, bajo la premisa que es urgente atajar la ofensiva de la derecha y la ultraderecha, pero que olvida que para que se consolide un proyecto de transformación a largo plazo hace falta construir unas bases que lo sostengan. Y ese pilar pasa por la existencia de una organización de base, sea bajo la fórmula de una clásica militancia política -especie en extinción en este mundo de individualidad y espacios colectivos limitados- o en el respaldo, por parte de los electores, a la defensa de manera sólida a unas ideas que marquen un perfil diferenciado respecto a los contrincantes de otros espacios de la izquierda. La única fuerza que tenía y sigue teniendo ambas cosas en Sumar es la coalición Izquierda Unida y, dentro de ella, el Partido Comunista. De hecho, su decisión de subsumirse dentro de Sumar puede tener los días contados y, con ello, podría conllevar el desmantelamiento de facto de este experimento político.”


Referencia web original

https://www.eldiario.es/opinion/tribuna-abierta/izquierda-miedo-izquierda_129_11449341.html

¿Populismo desde abajo y nihilismo desde arriba?. Chritophe Guilluy (13/06/2024)


Una interpretación de la realidad francesa que combina el análisis de clase social con las estrategias políticas fallidas para dar respuesta a las necesidades de las clases populares, con la derechización nihilista de las élites dirigentes y su paso hacia la ultraderecha. Selecciono varios párrafos:


“Esta división contribuye de manera fundamental al voto de Reagrupamiento Nacional. En Francia, como en toda Europa, el populismo se nutre de la formación de burbujas geográficas y culturales que no se hablan entre sí y que están debilitando la democracia en todos los países occidentales porque radicalizan el debate público sobre la cuestión de los límites.


Las nuevas clases urbanas, sin ningún interés por el bien común y seguidoras del modelo neoliberal, son la encarnación de una burguesía egoísta que ensalza el individualismo y la cultura del “sin restricciones”. Grandes beneficiarias de un modelo neoliberal que ha pulverizado toda noción de control, creen que todo es posible, que lo que es bueno para ellas es bueno para la humanidad y, en ese sentido, que la idea de unos límites comunes es un impedimento, un retroceso para su libertad individual.


Las clases trabajadoras, por el contrario, apartadas de esa burbuja cultural y geográfica y debilitadas por el modelo económico y cultural, exigen cierta regulación. Quieren unas barreras que impidan ampliar el espacio del mercado y del individualismo. Y esta exigencia cada vez más frecuente de límites culturales, sociales y económicos por parte de los más humildes es, en toda Europa, el combustible de los partidos populistas.


Ahora que es evidente un nuevo auge populista, resulta verdaderamente sorprendente la resignación de una parte de las clases dirigentes ante el punto de inflexión político que se avecina y la estrategia de alto riesgo del presidente. Este fatalismo es sintomático de una forma de nihilismo que se extiende peligrosamente entre las clases altas occidentales. Hoy ya no parece que la esperanza venga “de arriba”; ni de la clase política, ni de los intelectuales, ni mucho menos todavía de los ideólogos. Esta realidad debe servirnos de aviso y, sobre todo, obligarnos a ver las demandas de la gente corriente no como un problema, sino como una solución. El movimiento existencial de las clases trabajadoras y medias, impulsado por el instinto de supervivencia y el deseo de preservar el bien común, es también una reacción frente al nihilismo que viene de arriba.”


Referencia web original

https://elpais.com/opinion/2024-06-13/populismo-desde-abajo-y-nihilismo-desde-arriba.html

La Europa de las extremas derechas. Ricardo Orozco (12/06/2024)


Una reflexión interesante sobre las tendencias dominantes y la encrucijada para las izquierdas y el progresismo. Transcribo un amplio extracto:


“No tiene que perderse de vista, después de todo, que parte del fortalecimiento y de la consolidación que a lo largo de los últimos años han experimentado a nivel nacional las derechas ubicadas más hacia los extremos se ha debido, en gran medida, al éxito con el que éstas han logrado fagocitar, en tiempo récord, a aquellas otras derechas que, históricamente, habían asumido roles mucho más conciliadores, menos radicales o más de centro; frecuentemente obligándolas no sólo a correrse ellas mismas hacia los extremos sino, asimismo, a normalizar el discurso, laagenda ideológica y el programa de acción del extremismo(a veces, inclusive, hasta por pura supervivencia política propia, pues ahí en donde más ha crecido la extrema derecha entre los Estados europeos ésta lo ha logrado apropiándose de las bases sociales de apoyo de los partidos más moderados).


En este sentido, y teniendo en mente, por supuesto, el fracaso que ha significado, en distintos países de Europa, para las izquierdas, en particular; y para el progresismo, en general; elconfiar en que las derechas moderadas serán capaces de atemperar a sus variaciones más extremistaspara no desaparecer ellas mismas como una fuerza de derecha relevante en sus sociedades y, sobre todo, como una fuerza política puente entre derechas e izquierdas, a la luz de los resultados obtenidos en los comicios del Parlamento Europeo habría que colocar en su justa dimensión analítica a las capacidades políticas con las que puedan llegar a contar las fracciones parlamentarias más extremistas, a pesar de ser minoritarias frente a las bancadas de centro, para hacer que éstas se radicalicen cada vez más, con tal de no ser presentadas ante los pueblos de Europa o bien como una derecha falsa, débil y/o cobarde o bien como una derecha traidora, por preferir la negociación de consensos con las izquierdas antes que defender auténticamente los intereses y el mandato popular de su propio electorado orgánico…


En tercer lugar, para comprender los resultados de estas votaciones tampoco habría que ignorar la carga de responsabilidad que en ello jugaron las decisiones tomadas por múltiples y muy diversas fuerzas políticas de centro-izquierda en relación con, por lo menos, tres temas: i) en lo concerniente al apoyo que ofrecieron a la guerra en Ucrania y al genocidio en Palestina (hasta que tardíamente algunas de ellas optaron por cambiar de posición y asumir un tibio pacifismo ante Rusia y una igualmente mesurada condena de los excesos israelíes); ii) en lo relativo al soporte que dieron a la subordinación de los intereses nacionales de cada Estado ante las necesidades del bloque (que en última instancia suelen ser las necesidades de sus actores más poderosos y dominantes y, entre ellos, las de sus clases dirigentes); y, iii) por supuesto, en lo tocante a la gestión que hicieron de la conflictividad social experimentada en sus territorios, sobre todo recurriendo indiscriminadamente a su represión abierta y directa o, en el mejor de los casos, a su desprecio.


Y es que, en efecto, actuando como lo hicieron en cada una de estas agendas, al final, en vez de distanciarse y de diferenciarse de sus adversarios ideológicos de derecha, liberales, socialdemócratas y socialistas por toda Europa más bien tendieron a mimetizarse o, por lo menos, a identificarse con las posiciones asumidas por quienes se supone que son la encarnación de su antítesis…


De ahí que, si las izquierdas derrotadas en estas votaciones en verdad buscan comprender la dimensión de su descalabro y reponerse de él, deban, necesariamente,prestar atención a aquellos sectores de la población que no están siendo capaces de representar y de dar solución a sus inquietudes; al mismo tiempo que comprender en dónde sus respuestas ante la crisis por la que atraviesa Occidente se parecen demasiado a las que ofrecen sus adversarios de derecha y/o de extrema derecha. De lo contrario, lo único que les queda es la cómoda posición del conformismo que se complace en denunciar o en tender cercos sanitarios alrededor de ellas, pero sin alcanzar a combatirlas política y culturalmente. Por ahora, por lo pronto, pueden regodearse en su propio fracaso explicando a los pueblos de Europa y del mundo que, en gran media, el avance de las derechas en el parlamento se debió a los amplísimos márgenes de abstención registrados en las urnas y a su correspondiente incremento en la participación de las bases sociales de apoyo de las derechas (y no tanto, como cabría suponer, a su fortaleza intrínseca). Sin embargo, más adelante también tendrían que explicar las razones por las que es el electorado de derechas el que más está buscando participar en ejercicios democráticos como éste y por qué, por otra parte, entre el resto de la ciudadanía de sus países parece campear un agudo sentido de desencanto político: lo suficientemente hondo como para no interesarse, si quiera, por contener el peligroso crecimiento del extremismo en la Unión.”


Referencia web original:

https://www.nuevatribuna.es/articulo/global/elecciones-europeas-europa-extremas-derechas/20240613141923227890.html

Europa, 10 de junio: ¿ascenso y caída de la ciudad de Mahagonny?. Antonio Baylos (12/06/2024)


Una valoración de los resultados del 9J y las tareas pendientes para las izquierdas. Selecciono varios párrafos:

 

“Lo que en definitiva es un retroceso significativo de la izquierda plurinacional en su conjunto, se ha traducido en una crisis importante en la coalición Sumar, que por el momento se ha plasmado en la dimisión de la secretaria general de esta agrupación, Yolanda Díaz, ante estos resultados, si bien permaneciendo en el cargo de Vicepresidenta y de Ministra de Trabajo sin abrir por tanto una crisis en el gobierno. Las críticas ante la forma en la que se han formado las candidaturas en las elecciones europeas y la parquedad del resultado, resaltadas por los creadores de opinión con indudable efecto dentro de los grupos que componen Sumar, con especial incidencia en Mas Madrid, han acelerado la apertura de un momento de crisis que sin duda plantea la necesidad de una nueva etapa de Sumar, cuyo liderazgo tanto a nivel nacional como internacional estaba muy ligado a la figura de Yolanda Díaz. Además, la división producida tras el 23 de julio y la retirada al grupo mixto de los diputados de Podemos permitía que el resultado de las elecciones se pudiera leer como la recuperación de este partido y el inicio de la reconquista del espacio de la izquierda del PSOE, lo que requería la debilitación de los apoyos a Sumar y en especial a su grupo dirigente. En este conflicto interpartidario, la dimisión de Yolanda Díaz como responsable político de Sumar ante el resultado electoral, contribuye a debilitar este proyecto y en consecuencia la simple presencia de dos diputados de Podemos en el Parlamento se lee por parte de este grupo como un triunfo de sus tesis, pese a lo magro de sus resultados que habría requerido una reflexión crítica por parte de ese grupo en otro contexto…


Queda por consiguiente ahora a nivel nacional estatal un tiempo largo de acción en el que el gobierno, hasta ahora varado en los sucesivos desembarcos electorales, debe intervenir. Ese es el único modo de ir socavando esa pulsión realmente aulolesionista de colectivos ciudadanos que perciben un deterioro importante de sus expectativas de vida y se decantan por apoyar soluciones simples y violentas muchas veces inmersas en un contexto de realidades paralelas y de desinformación y que conducen a una visión autoritaria y agresiva de la forma de gobernar. Hay reformas que buscan la recuperación de derechos democráticos básicos – la derogación de la Ley Mordaza, la renovación del CGPJ, una ley de transparencia informativa que haga imposible la contaminación mediática actual – que son fundamentales. Y atender al tema de la inmigración mediante una amplia regularización de inmigrantes que residen ya en España y sin los cuales muchos trabajos en sectores como la agricultura o los servicios personales serían impracticables, y que no pueden seguir estando en su mayor parte en el espacio del empleo irregular.”


Referencia web original

https://www.nuevatribuna.es/articulo/actualidad/europa-elecciones-ascenso-caida-ciudad-mahagonny/20240612095854227843.html  

Diez tesis sobre la izquierda española tras las elecciones europeas. Juan Carlos Monedero (12/06/2024)


Reflexiones sintéticas sobre el panorama político, el sentido de la unidad de la izquierda y la importancia del partido-movimiento y el arraigo local. Selecciono la primera tesis descriptiva:


“El resultado de las elecciones europeas en España tiene tres titulares para la izquierda:

La derecha está a punto de alcanzar el 50% de los votos pese a estar dividida.

  

El malabarista Pedro Sánchez puede tocar el violín con la mano derecha y agarrarlo con la mano izquierda, de manera que se come el espacio a su izquierda aunque esa música chirría en la fábrica de Acerinox tras cuatro meses en huelga. 

  

Sumar está herida de muerte al sacar un resultado ridículo, 4,7%, y al quedarse fuera del Parlamento Europeo Izquierda Unida, que era la fuerza más grande dentro de Sumar después de la salida de Podemos; y Podemos ha sacado un mal resultado, el 3,2%, pero suficiente para volver a intentar levantarse -caer, levantarse, caer, levantarse, dijeron Mandela y Pepe Mujica- siempre que haya aprendido de los errores propios anteriores y sacado conclusiones de todo lo que están dispuestos a hacer contra la fuerza morada las cloacas del régimen del 78.”


Referencia web original

https://blogs.publico.es/juan-carlos-monedero/2024/06/12/diez-tesis-sobre-la-izquierda-espanola-tras-las-elecciones-europeas/

Sumar: el modelo matrioska no da más de sí. Joan Coscubiela (11/06/2024)


Una valoración crítica del modelo superado de Sumar, por uno de sus máximos defensores hasta ahora. Selecciono varios párrafos:


“Todo apunta a que la fórmula ensayada para construir Sumar puede ser pantalla pasada. De nuevo toca reintentarlo una vez más. Pero, para no tropezar en la misma piedra, las organizaciones políticas deben responderse y respondernos si están dispuestas a construir algo nuevo, que no sea lo de siempre. Necesitamos un espacio plurinacional que se articule federalmente y en el que se pacten las soberanías compartidas, lo que significa renunciar a los espacios de soberanía absoluta que algunas organizaciones han querido mantener en Sumar.

 

Quienes tienen la responsabilidad de reconducir la situación deberán actuar con calma. El cuerpo está muy magullado y mejor no acelerarse en las decisiones. También con la templanza que nos sugiere Alberto Garzón. Aunque el mejor consejo llega de la mano de Einstein: “Si buscas resultados distintos no hagas siempre lo mismo”.


La fórmula matrioska que se inició en los años 80 con la creación de Izquierda Unida bajo la égida del PCE ya no da más de sí. En ocasiones las siglas deben sacrificarse para que sobrevivan las ideas. Si no se está dispuesto a ello, el resultado será el de siempre.”


Referencia web original

https://www.eldiario.es/opinion/tribuna-abierta/sumar-modelo-matrioska-no-da-si_129_11441301.html

El PSOE aguanta, la izquierda baja en Europa. Ignacio Sánchez-Cuenca (11/06/2024)


Balance equilibrado de alguno de los problemas suscitados en las elecciones europeas, con un déficit global para las izquierdas: su falta de credibilidad transformadora. Selecciono varios párrafos:


“Por otra parte, las llamadas “guerras culturales” tienen efectos difíciles de anticipar. Los avances en feminismo, ecologismo, etc., han producido una reacción iracunda en algunos sectores de la población, más acusada entre los hombres que entre las mujeres y especialmente visible entre los hombres jóvenes. Las izquierdas se habían acostumbrado a dominar el sentido común de la época, pero ha surgido una fuerte oposición en la que se acumulan sospechas, resentimientos y agravios derivados del cambio cultural.


Que la caída del apoyo se produzca tanto en la socialdemocracia como en la izquierda radical y los verdes muestra que el problema no es que la socialdemocracia haya sido demasiado tibia y acomodaticia, ni que las izquierdas radicales hayan sido demasiado rupturistas. No se trata tanto de afinar con el programa como de recuperar credibilidad a la hora de ofrecer tiempos mejores. El problema, por decirlo de forma muy resumida, no estriba en que la gente no comparta los objetivos de la igualdad y la justicia social, sino, más bien, en que los ciudadanos no creen que los partidos de izquierdas sean capaces de alcanzarlos, unos porque se mueven en el terreno de la pureza ideológica, otros porque están demasiado incrustados en el sistema, y todos porque el viento de la historia sopla en contra.”


Referencia web original

https://elpais.com/opinion/2024-06-11/el-psoe-aguanta-la-derecha-baja-en-europa.html

La Unión Europea acelera su militarización. Claude Serfati (8/06/2024)


Documentado e interesante informe. Transcribo su conclusión:


“Como pilar del bloque transatlántico, la gran mayoría de los países europeos han defendido a Israel en su guerra en Palestina. Incluso dentro de los países occidentales, los movimientos de extrema derecha encontrarán un nuevo punto de apoyo para promover ideologías racistas entre la población y dentro de los gobiernos. Se formarán nuevas alianzas entre variantes de extrema derecha, incluidos Giorgia Meloni en Italia y Eric Zemmour en Francia, y los partidos institucionales que han gobernado la UE durante décadas. La Unión Europea ya había desarrollado su agenda que pretendía asociar migración y desarrollo con una política de seguridad que apunta directamente a los inmigrantes. El siguiente paso ya se está dando dentro de la propia UE. Asimilar las críticas a la política israelí al antisemitismo, del que se habría acusado a Albert Einstein y Hanna Arendt, o afirmar que la defensa del pueblo palestino equivale a apoyar los ataques de Hamás del 7 de octubre de 2023, un preludio a medidas discriminatorias que mutilarán aún más las libertades públicas en el corazón de Europa. Ha comenzado un nuevo ciclo de ataques a los derechos de asociación y manifestación en Europa, cuyos líderes se autoproclaman guardianes del “estado de derecho”. Así, como era de esperar, los políticos franceses confirman la deriva en materia de seguridad de la que la ley de “Asilo e Inmigración” es el último ejemplo hasta la fecha.”


Referencia web original

https://sinpermiso.info/textos/la-union-europea-acelera-su-militarizacion

España no se suma a la demanda por genocidio contra Israel, sino al proceso judicial para asistir a la Corte de La Haya. Olga Rodríguez (6/06/2024)

Información clarificadora. Selecciono varios párrafos:

‘“España no toma partido por ninguna de las dos partes del proceso”, ha indicado el ministro. “Si me permiten la forma coloquial de decirlo, toma partido a favor del tribunal, para ayudarle en lo que tenga que ser su interpretación”, ha añadido, señalando que el objetivo es “que la paz regrese a Gaza” y que se respeten las medidas cautelares anunciadas por la Corte Internacional de Justicia (CIJ), “que son de obligado cumplimiento”.

Es decir, Madrid afirma que no se posiciona ni en favor ni en contra de la demanda de Sudáfrica contra Israel por genocidio, no se suma a ella, ni toma partido en defensa de dicha acusación ante la Corte de La Haya. Lo que el Gobierno hace es anunciar que dará asistencia al tribunal, en el marco del caso, para ayudar a los jueces “a la hora de tomar una decisión”.’


Referencia web original:

https://www.eldiario.es/internacional/espana-no-suma-demanda-genocidio-israel-proceso-judicial-asistir-corte-haya_129_11428554.html

Euroderecha: los ultras no romperán la UE, la cambiarán desde dentro. Daniel Innerarity (6/06/2024)


Una valoración sugerente. La ultraderecha pretende reorientar la UE, en un sentido regresivo, autoritario, machista y racista, no liquidarla, condicionando a las derechas y al conjunto. Selecciono un párrafo:


“Habíamos dado por supuesto que, debido a su nacionalismo estatal, estas derechas serían incapaces de ponerse de acuerdo a nivel europeo. Es cierto que los partidos que han protagonizado el proceso de integración están más dispuestos a cooperar que los partidos ultranacionalistas. Pero lo que estamos viendo ahora es que, a pesar de que la primacía que dan a sus intereses nacionales les dificulte desarrollar proyectos compartidos, han podido desplegar posiciones comunes en cuanto se refiere a la identidad, la seguridad o la inmigración. Y lo que resulta más preocupante es hasta qué punto la derecha clásica se ha dejado influir por la extrema derecha y ha adoptado algunos de sus elementos en su propio programa, normalizándolos, especialmente en materia cultural. Un ejemplo de ello fue la creación de un comisariado en la actual Comisión cuyo mismo nombre asociaba “el modo de vida europeo” a la inmigración. Para abordar los futuros retos de la Unión hay que entender bien estos desplazamientos ideológicos, que exigen unos discursos y unas estrategias distintas de las que eran aplicadas antes de la mutación europea de la extrema derecha.”


Referencia web original

https://elpais.com/opinion/2024-06-06/euroderecha-los-ultras-no-romperan-la-ue-la-cambiaran-desde-dentro.html

La extrema derecha y el fin del neoliberalismo. Manolo Monereo (5/06/2024)


Un crudo diagnóstico. Selecciono varios párrafos:


“El fin de la globalización, el fin de la hegemonía norteamericana y el fin del neoliberalismo, asuntos aparentemente singulares, tienden cada vez más a converger en el espacio y en el tiempo. En el pasado llegamos a la conclusión que el neoliberalismo sería derrotado por una coalición de fuerzas populares y democráticas que abrirían, como en América Latina, el camino a una nueva sociedad y a nuevas formas de hacer política. No será así. Lo que viene es una superación del neoliberalismo, por así decirlo, por la derecha. La “gran transición hegemónica”, el declive del Occidente colectivo y el ascenso del Sur global es incompatible con la globalización y requiere los resortes y los recursos de los Estados nacionales…


Estamos en el tramo final de una campaña electoral caracterizada por el insulto y la descalificación, la ausencia de un debate real sobre los dilemas y desafíos de una Unión Europea en proceso de mutación política e institucional y, sobre todo, por la sistemática ocultación de las graves consecuencias de la escalada en la guerra por delegación de la OTAN contra Rusia. Estamos pasando de una “guerra limitada” a una “guerra generalizada”. Pensar que Rusia no usara su armamento nuclear es jugar en el filo de la navaja. Después de las elecciones habrá que hablar de política en serio.”


Referencia web original

https://www.nortes.me/2024/06/05/la-extrema-derecha-y-el-fin-del-neoliberalismo/

Nos llevan a una guerra mayor. Rafael Poch (4/06/2024)


La preocupante deriva belicista. Selecciono varios párrafos:


‘La resistencia rusa está provocando el incremento de la temeridad de Occidente en su ofensiva. Eso obliga a Moscú a prepararse para el escenario de un conflicto aún más directo y largo con la OTAN’…


“Rusia tiene claramente la sartén por el mango, desarmando metódicamente a Ucrania, destruyendo las más modernas armas occidentales que le suministran y vaciando los arsenales de la OTAN”, dicen. “El triunfalismo occidental se está convirtiendo en pánico, abatimiento, desvaríos y poses. La apuesta de una fácil guerra por poderes contra Rusia se ha perdido”. Y esa realidad incrementa la temeridad. Eso obliga a Moscú a prepararse, económica e industrialmente, para el escenario de un conflicto aún más directo y largo con la OTAN. Ese conflicto quizás se extienda a otros frentes, fuera de Ucrania y fuera de Europa.


Hay que repetirlo: nos llevan a una guerra mayor y nunca había existido una necesidad tan urgente de un movimiento social por la paz. La cuestión de la guerra debería estar en el centro del debate de las elecciones al Parlamento Europeo del 9 de junio, cuya relevancia no es mucho mayor que la de aquellas en las que se elige a los diputados de la Asamblea Consultiva del Pueblo Chino, o la Asamblea Suprema del Pueblo de Corea del Norte. Solo el voto a las minorías que entienden todo esto será un voto útil.”


Referencia web original

https://ctxt.es/es/20240601/Politica/46654/Rafael-Poch-Ucrania-Rusia-guerra-EEUU-belicismo-OTAN.htm

El 'loco' Milei, el spot del PSOE y las "verdaderas izquierdas". Pablo Iglesias (4/06/2024)


Sobre el papel de la ideología. Selecciono un párrafo:


“Es desesperante que el PSOE tenga más reflejos que las “verdaderas izquierdas” a la hora de subirse al ring de boxeo de la ideología. En el PSOE han visto que esta campaña no va de poner sobre la mesa sus logros en políticas sociales sino valores. El contraste con Sumar produce rubor. En un vídeo en X que recibió millares de pedradas de los usuarios, la candidata de Sumar a las europeas presumía de que su partido había conseguido topar el precio del gas, lo que recibió la contestación y la “contextualización” de la red que le recordaron que eso lo habían conseguido Belarra y Podemos. Pero el problema no es el ridículo de la candidata atribuyéndose para sí algo que no le correspondía, sino la continua renuncia a disputar los valores a la derecha. Sumar ha quedado en tierra de nadie; entre un PSOE que, empujado por Milei, puede ganar o al menos tener un buen resultado a las europeas y que le roba votos en cada tracking y Podemos que representa, ante todo, valores e ideas frente a su inconsistencia.”


Referencia web original

https://es.ara.cat/opinion/loco-milei-spot-psoe-verdaderas-izquierdas_129_5049115.html

El peligro de que los ultras ocupen Bruselas. Fernando Luengo (3/06/2024)


Una reflexión para valorar. Selecciono varios párrafos:


Este fenómeno de colonización de las instituciones por parte del poder corporativo no es nuevo -de hecho, está en el origen mismo de la Comunidad Económica Europea-, pero sí ha ganado una entidad creciente y se ha enquistado en la institucionalidad comunitaria. Forma parte, para quien quiera verlo, de la UE realmente existente.


Estas elites no sólo han puesto a buen recaudo sus intereses -con crisis y sin crisis, antes y después del euro- sino que han condicionado, en su propio beneficio y de manera decisiva, las políticas llevadas a cabo desde las instituciones comunitarias; políticas que, en consecuencia, presentan un marcado componente de clase, a favor de las oligarquías. En lo que han hecho -por ejemplo, las medidas de austeridad presupuestaria y moderación salarial o el salvamento a costa del dinero de todos de los grandes bancos- y en lo que no han hecho. Ejemplos de esto último son la pervivencia de los paraísos fiscales dentro de la UE, la renuncia, a pesar de los juegos retóricos, a implementar una política fiscal progresiva a escala europea, o en la tibieza e inconsistencia del denominado Pacto Verde Europeo.


Tan sólo algunos ejemplos de la importancia de colocar el poder corporativo y sus privilegios en el centro del debate europeo. Sin avanzar en esta dirección es imposible reducir de manera sustancial la desigualdad, y también lo es contener a los ultras. En resumen, sacar el poder corporativo de la ecuación que nos permite entender Europa y su funcionamiento es un grave error del que sólo sacan provecho las derechas.”


Referencia web original

https://www.lamarea.com/2024/06/03/el-peligro-de-que-los-ultras-ocupen-bruselas/

Modalidades más patológicas de capitalismo. Albert Recio (1/06/2024)


Reflexión sobre varios de los problemas más graves del capitalismo, susceptibles de respuesta popular. Selecciono el comentario final:

 

“El capitalismo es un modelo civilizatorio que debe ser superado. Pero es un entramado tan complejo que, a menudo, escapa a la comprensión de mucha gente. Una cosa es el plano analítico que nos sirve para interpretar la realidad. Y otra el plano de la acción, en el que es necesario utilizar mediaciones, conectar con las experiencias vitales de millones de personas, y llevar a cabo batallas en las que sea posible ganar. De hecho, todo lo que ha permitido que, a pesar de su carácter capitalista, la vida de mucha gente sea vivible, es la continuidad de luchas que han triunfado, acotando el poder del capital en muy diversas áreas. Si me resulta interesante detectar las prácticas más dañinas es porque considero, más allá de la denuncia, que abren espacios en los que generar movilizaciones que sirvan, a la vez, para limitar el poder del capital, mejorar las condiciones de vida de la gente, y aumentar el conocimiento sobre cómo funciona este sistema económico.”


Referencia web original

https://mientrastanto.org/235/notas/modalidades-mas-patologicas-de-capitalismo/

Hacia qué tipo de Europa caminamos. Ruth Ferrero-Turrión (31/05/2024)


La deriva descendente europea que hay que frenar. Selecciono varios párrafos:


“Sería muy ingenuo creer que todo lo que sucedió durante los años 90 y 2000’ tuvo por objetivo la expansión de la democracia, tal y como nos contaron, sin más y sin que estuvieran involucrados intereses materiales, económicos y militares recubiertos eso sí por el manto de la paz democrática. O que la idea del poder transformador de la UE era cosa de herbívoros sin intereses de dominación vinculados. La diferencia esencial entre esa época y la actual era que entonces no había actores internacionales con capacidad de impugnar el sistema internacional implantado y dominado por el hegemón americano.


Ahora la diferencia es evidente. En el anterior ecosistema la UE, y sus Estados miembros, todavía tenía cierto margen para operar en un mundo sostenido sobre el multilateralismo cuyo centro geopolítico se situaba en el atlántico. Ahora ha quedado totalmente desplazada del nuevo centro de disputa, el del Indo-Pacifico. Pero además, el no haber apostado de manera consistente por una Europa social construida sobre la puesta en marcha de una unión fiscal con capacidad redistributiva, en comunión con un modelo económico que operaba con el mercado como regulador, ha desembocado en una profunda crisis de las democracias liberales. Y en eso estamos ahora.


El resultado de las elecciones del 9 de junio desde luego no solucionará todas estas cuestiones, pero sí podría llegar a frenar la deriva descendente hacia la que transitamos casi de manera irremediable.”


Referencia web original: 
https://blogs.publico.es/dominiopublico/62388/hacia-que-tipo-de-europa-caminamos/

El silencio institucional abona el odio contra Montero e Iglesias. Cristina Fallarás (30/06/2024)


Una denuncia de la desigualdad de trato y el silencio cómplice. Selecciono varios párrafos:


“Pero más que los medios de comunicación, que ya es terreno trillado, me preocupa el ámbito político. Salvo honrosas excepciones —quiero recordar aquí especialmente a Gabriel Rufián—, ningún líder político del Gobierno ni de la oposición, ni de partidos cercanos, se ocupó de denunciar la violencia que sufrían en casa Montero e Iglesias con la contundencia que ameritaba. De hecho, prácticamente nadie lo hizo. La situación era tan grave que merecía que, en cada sesión del Congreso, alguien externo a Podemos dijera en voz alta lo que estaba sucediendo. Cada día, en cada sesión. De esos polvos estos lodos.

  

El presidente del Gobierno Pedro Sánchez se ha tomado recientemente unos días porque ha sentido que el lawfare le hace daño, se siente maltratado y considera injusta la situación que viven él y su esposa. Nada dijo cuando esto sucedía a diario, durante meses y meses, ante las puertas de la casa de Irene Montero y Pablo Iglesias, a la sazón ministros de su gabinete. Nada le he oído decir ahora. 

 

La violencia política se nutre del silencio, como las guerras, como el racismo y la violencia macho, como toda forma de odio social. El silencio general, el silencio del resto, el silencio de los tibios es el que permite que el odio campe a sus anchas, que dé frutos podridos y que esos frutos envenenen lo que somos como sociedad. No esperen las disculpas de quienes regaron, riegan y regarán ese árbol.“


Referencia web original

https://blogs.publico.es/cristina-fallaras/2024/05/30/el-silencio-institucional-abona-el-odio-contra-montero-e-iglesias/

Tú a Kiev y yo a Ramala. Jonathan Martínez (29/05/2025)


Mirando el bosque. Buena reflexión- Selecciono varios párrafos:


“El mercado no solo se expande a través de las armas sino que además las armas constituyen en sí mismas un mercado. Dice Engels que la introducción de la pólvora en Europa subvirtió el arte de la guerra al tiempo que impulsó el desarrollo económico. Al fin y al cabo, una industria es siempre una industria, no importa que se dedique a la construcción o a la destrucción de las cosas. El objetivo de EEUU, también el de la UE, es detraer cantidades millonarias de riqueza pública para entregárselas en bandeja a los cárteles de la industria militar. Por eso el propósito final nunca es la victoria inmediata sino una lucrativa destrucción y una reconstrucción igualmente lucrativa.


En marzo de 2022, Pedro Sánchez descartaba el envío directo de armas a Ucrania. Los tiempos han cambiado y el presidente ha comprometido con Zelenski un arsenal de dimensiones impensables. Al lado de esta noticia, el reconocimiento de Palestina suena a premio de consolación. Para evitar agravios comparativos, habría que poner ambas soluciones sobre la mesa. Podemos renunciar a las armas y apostar por senderos diplomáticos tanto en Kiev como en Ramala. O también podemos tirar de belicismo y reservar un millón para Zelenski y otro para la resistencia palestina. A ver dónde ha quedado ahora aquello del derecho a la legítima defensa.”


Referencia web original:

https://blogs.publico.es/dominiopublico/62362/tu-a-kiev-y-yo-a-ramala/

Elecciones europeas y el Leviatán del fascismo. Juan Laborda (29/05/2024)


Interesante estudio. Selecciono los párrafos finales:


“Con el fin de dar respuesta a ello, los autores del artículo llevan a cabo una revisión sistemática de la literatura (2017-2021) que busca entender si hay evidencia consistente de que una identidad política pueda ser más vulnerable a las noticias falsas que otras. Centrándose en el análisis de estudios europeos y norteamericanos (Estados Unidos), utilizan las bases de datos Scopus y Web of Science para examinar la literatura. Sus conclusiones son clarividentes: “Nuestros hallazgos revelaron que la mayoría de los estudios son consistentes en identificar a la audiencia conservadora o de derecha como más vulnerable a las noticias falsas. Aunque parece haber un razonamiento político motivado para ambos lados, las personas de izquierda o liberales no fueron, en ningún estudio analizado, asociadas con una mayor propensión a creer en noticias falsas políticas. El razonamiento motivado parece ser más fuerte y más activo entre los conservadores, tanto en Estados Unidos como en Europa. Nuestro estudio refuerza la necesidad de intensificar la lucha contra la proliferación de noticias falsas entre la audiencia más conservadora, populista y de extrema derecha.”


Y he ahí el problema para los partidos conservadores europeos, además de ser corresponsables con socio-liberales y socialdemócratas del orden liberal actual, sus votantes son los que más se tragan las fake news, de la mano de los ultraderechistas. En este contexto, pueden cometer el mismo error que en los años 30, intentar blanquear y aliarse con la ultraderecha. Por eso, a pesar de mi ambivalencia respecto a Angela Merkel, ahora la echo de menos. Ella sabe perfectamente los efectos y las consecuencias del fascismo. De Feijóo y sus muchachos, ni han estado, ni estarán a la altura, especialmente en tiempos de maleza.”


Referencia web original

https://www.eldiario.es/opinion/zona-critica/elecciones-europeas-leviatan-fascismo_129_11403497.html

Elecciones europeas: cambios a debate y proyectos en disputa. Gabriel Flores (25/05/2024)


Un decálogo de los dilemas que se enfrenta la Unión Europea, para que se defina la ciudadanía europea y hagan frente a las amenazas regresivas y militaristas del ascenso derechista. Selecciono un tema geoestratégico: 


“Un nuevo orden mundial está por construir. No se cuenta para hacerlo con ningún plano ni con superpotencias que puedan llevar a cabo esa misión en solitario o en abierta confrontación con otras potencias globales. Hay muchas variables en juego y el dudoso resultado de la pugna por construirlo admite múltiples variantes, pero ni la III Guerra Mundial ha comenzado ya ni es el destino inevitable. Es extremadamente difícil que las estrategias de hegemonía excluyentes que siguen China y, más claramente, EEUU puedan concluir en un futuro predecible con la imposición de los intereses particulares de una de las dos superpotencias sobre la otra. La escalada de la confrontación económica y geopolítica entre China y EEUU sería muy desestabilizadora y concluiría, en el mejor de los casos, en la reconstrucción de un mundo bipolar y una guerra fría que contendría y ritualizaría la hostilidad militar mutua. En el peor de los casos, en una guerra abierta de resultados inciertos, pero en cualquier caso catastróficos para el conjunto de la humanidad. Otra hipótesis, la del orden militarista multipolar que propugna el régimen de Putin necesitaría para imponerse de la colaboración y el liderazgo de China, lo que requeriría de la asunción por parte de las autoridades chinas del fracaso de su paciente y exitosa estrategia de integración en el mercado global y de competencia pacífica y a largo plazo con EEUU por la hegemonía mundial. Así, la afirmación de un orden multipolar supondría la liquidación de las opciones de sustentar el orden mundial en los principios del mutilateralismo y la negociación de reglas compartidas, que es el modelo que representa la UE y que depende para su desarrollo de que la UE afiance su potencia económica y su autonomía estratégica respecto a las dos superpotencias. El resultado de las elecciones europeas contribuirá a definir las opciones y restricciones de la UE a la hora de ofrecer una alternativa al actual desorden mundial e iniciar un proceso de negociación abierta a todos los Estados reconocidos por NNUU que haga factible la construcción de un orden multilateral que permita atender a las diferentes necesidades de un mundo fragmentado y que sea compatible con el impulso democrático de las transiciones digital y ecológica y con las exigencias de desarrollo inclusivo e integral del Sur global.”


Referencia web original

https://sinpermiso.info/textos/elecciones-europeas-cambios-a-debate-y-proyectos-en-disputa

Crisis de civilización y deserción: diálogo entre Santiago Alba Rico y Amador Fernández-Savater (y II) (24/05/2024)


Una conversación entre ambos filósofos sobre ese tema complejo de la crisis civilizatoria, con la ambivalencia de la deserción como respuesta sinónima de aprender a perder, solución todavía insuficiente para una salida igualitaria-emancipadora. Selecciono varios párrafos:


“La vida hoy se confunde con el mercado, está fundida con él. Frente a esto, la izquierda opone una idea represiva de regulación. La izquierda aparece sólo como un poder reactivo de regulación, de contención, de limitación. A las ciudades se las come el turismo de la vida-mercado y los alcaldes de izquierda ponen una tasa en los hoteles.


Está muy bien, es mejor que nada, seguramente se pueda hacer algo social con ese dinero, pero el punto es que la izquierda ha perdido completamente la iniciativa, la capacidad de ofensiva, de creación de mundo. El mercado crea mundo, configura nuestras ciudades, nuestros deseos, nuestras imágenes de felicidad. Y la izquierda se coloca en una posición reactiva de mera limitación o contención. Una posición muy antipática, de Pepito Grillo.


Por eso Ayuso gana una y otra vez, porque su idea de libertad arraiga en algo real, en algo concreto, en la materialidad de la vida-mercado. Poder consumir lo que quieres, coger el coche siempre que quieres, comerte todos los filetes de carne que quieras. Su libertad es la libertad de la vida hecha mercado. Sin embargo, ¿qué es la izquierda? Unos señores que dicen "eso está mal", "eso hay que regularlo".


La izquierda se ha vuelto represiva y la derecha, "libertaria". La derecha tiene la fuerza afirmativa de construcción de mundo. La izquierda intenta poner algunos límites y aparece como algo represivo, puritano, coactivo, políticamente correcto. Me parece que ahí hay un gran problema.


La rabia, la rabia legítima contra un estado de cosas que produce masivamente precariedad, desigualdad y sufrimiento, no tiene resonancia en la izquierda y se escora a derecha. Llamar la atención sobre la cuestión antropológica, sobre la dimensión antropológica de la política, tiene que ver con esto. ¿Cómo retomar la iniciativa, cómo no quedar encajado en la política de la regulación y la contención, cómo volver a producir mundo? Porque la izquierda, en el siglo XX, fue muy capaz de producir mundo y llevar la iniciativa…


No es una nueva línea política, la deserción. En los años 60, la retirada fue una verdadera ofensiva política, con la contracultura, las comunas, un verdadero éxodo colectivo. Ahora es simplemente un gesto de auto-protección que ni siquiera llega a hacerse colectivo. Pero en todo caso me parece que ahí hay una energía que interrogar. Un desenganche de la rueda infernal de la vida-mercado, del péndulo entre lo demasiado y lo nunca bastante, un síntoma a nivel libidinal, antropológico. El libro trata de llamar la atención sobre ese síntoma.”


Referencia web original

https://www.publico.es/culturas/crisis-civilizacion-desercion-dialogo-santiago-alba-rico-amador-fernandez-savater-ii.html

Qué supone el reconocimiento del Estado palestino por España y qué falta para llenarlo de contenido. Olga Rodríguez (23/05/2024)


Una valoración clara y contundente: “no detendrá la masacre en Gaza ni se traducirá en hechos si no va acompañado de medidas de presión contundentes”. Añado varios párrafos:


“Los países pueden abrir embajadas en Ramala, impulsar denuncias ante los tribunales internacionales o sumarse a la ya existente en la Corte Internacional de Justicia, que admitió a trámite la demanda contra Israel por genocidio. También pueden suspender temporalmente relaciones diplomáticas y comerciales con el Gobierno israelí, lo que implica paralizar la compra de material militar testado sobre población palestina. Además, para cumplir el Tratado sobre el Comercio de Armas -ratificado por España en 2014- deben interrumpir el envío de armas y vigilar las rutas de los barcos con destino a Israel, para no convertirse en puerto de tránsito. Lo más urgente pasa por impulsar acciones que fuercen el fin de la masacre en Gaza, del bloqueo de la ayuda humanitaria, del desplazamiento forzado.


La llamada “solución de los dos Estados” lleva siendo usada desde hace muchos años como un argumento vacío de contenido que ha servido para dar una patada hacia adelante en favor de la política de hechos consumados de Israel. Si se demanda un Estado palestino, hay que reconocer que éste no es posible con la actual ocupación israelí y, por tanto, habrá que impulsar medidas para terminar con ella.


Ello requiere de una comunidad internacional activa y dispuesta a forzar a Israel para que cumpla las resoluciones de Naciones Unidas y ponga fin al sistema de apartheid contra la población palestina. La historia de la ocupación israelí a lo largo de las décadas demuestra que las medidas simbólicas no bastan.”


Referencia web original

https://www.eldiario.es/internacional/supone-reconocimiento-palestino-espana-falta-llenarlo-contenido_129_11387851.html

Siete apuntes sobre la “regeneración” del periodismo. Jesús Maraña (20/05/2024)


Unas propuestas oportunas y razonables. Transcribo la introducción:


“Ya fuera fruto de un hartazgo emocional, de una ocurrencia estratégica o de una combinación de ambos factores, lo cierto es que la Carta a la ciudadanía de Pedro Sánchez ha abierto una conversación pública en torno a tres asuntos capitales: la crispación política, la politización de la justicia y la desinformación. Dos semanas después, todas las señales indican que la crispación sigue aquí y que cualquier asomo de autocrítica en el ámbito judicial choca con una mayoría corporativa conservadora más dispuesta a defender con togas y puñetas su poder autónomo que a examinar los episodios de clamoroso lawfare que se han producido en los últimos años. El único debate que sí parece haberse abierto a fondo es el tercero, el del descrédito del periodismo y la necesidad de frenar la explosión de bulos que dinamita la democracia.


Bienvenida sea la discusión, porque ninguna democracia merece tal nombre si no se garantiza el derecho a la información de ciudadanas y ciudadanos. Aquí aparece una primera alarma en este debate. Porque inmediatamente ha surgido la cantinela de que “la mejor ley es la que no existe”, un mantra típico del neoliberalismo que debería haber pasado a mejor vida tras una pandemia que demostró la necesidad de un paraguas común que proteja los mimbres del Estado del bienestar, se trate de la salud, del empleo, de la educación o de la dependencia. La información fiable es también un ingrediente imprescindible para una democracia sólida, y no deberíamos seguir enredados en el falso axioma de que una regulación del periodismo equivale a una violación de la libertad de expresión. Ojalá se produjera el mismo griterío en nuestro oficio ante las constantes violaciones del derecho a la información que suponen las campañas de difamación, los bulos que expanden calumnias o el sistema de alimentación institucional con recursos públicos de cabeceras especializadas en la intoxicación o la guerra del clic.


Aun discrepando de ese mantra que defiende la ausencia de regulación como sinónimo de libertad, parece existir un consenso amplio a favor de una autorregulación del periodismo. A uno le parece que no es incompatible esa autorregulación con la necesidad de cierta legislación que evite la ley de la selva que viene imperando en el ecosistema mediático español, por cierto mayormente favorable a una línea editorial conservadora, o simplemente al negocio del clic, interesante a su vez para las plataformas globales que dominan los hipermercados publicitarios.


Por si de algo sirven, aquí van unos apuntes sobre esa “regeneración democrática” exigible al oficio de informar, sin más pretensión que incorporarlos a la discusión y desde el escepticismo de quien ya hace años que comprueba que en el periodismo, como ocurre en la política o en la justicia, la batalla de los egos, el poder y los intereses corporativos condicionan (y bloquean) avances que podrían contribuir a recuperar nuestro principal y malherido patrimonio: la credibilidad.”


Referencia web original

https://elpais.com/opinion/2024-05-20/siete-apuntes-sobre-la-regeneracion-del-periodismo.html

La causa de la brecha generacional no son las pensiones: son la vivienda y los bajos salarios. Daniel Yebra y Victoria Oliveres (18/05/2024)


Un estudio bien argumentado. Señalo su introducción:


“La última Encuesta Financiera a las Familias (EFF) del Banco de España, publicada esta misma semana, ha incendiado el debate sobre la brecha económica generacional en nuestro país. El sondeo de la institución ha evidenciado que los más jóvenes ya no tienen capacidad ni para hipotecarse, y que los más mayores no paran de aumentar su riqueza neta. Los enemigos de las pensiones públicas han corrido a culpar al Gobierno de coalición por garantizar el poder adquisitivo de los jubilados en los últimos años, revalorizando sus ingresos anuales según el IPC (Índice de Precios de Consumo, que mide la inflación).


Sin duda, la EFF es uno de los estudios más importantes sobre la distribución de la riqueza (3.500 investigadores están inscritos en la web de la encuesta y su impulsora, Olympia Bover, es la economista española más citada internacionalmente). Pero su análisis en profundidad arroja otras conclusiones, contrarias a las que se quieren enfatizar desde la derecha. Una de las más cruciales es que la causa de la brecha generacional no son las subidas de las pensiones, sino el difícil acceso a la vivienda y los bajos salarios de los que están en edad de trabajar, especialmente de los menores de 35 años.”


Referencia web original

https://www.eldiario.es/economia/causa-brecha-generacional-no-son-pensiones-son-vivienda-bajos-salarios_1_11374430.html

Entender el 12M. Oriols Bartomeus (18/05/2024)


Análisis interesante del panorama catalán tras las elecciones autonómicas. Destaco la última parte:


“El 12 de mayo certificó la muerte política del procés que ya anunciaba la campaña electoral. La muerte social se había ido produciendo desde enero de 2018. Ahora bien, esto no significa que no quede nada de ese periodo, al contrario, el andamiaje que creó el procés en muchos ámbitos sigue en pie. El procés ha calado muy hondo en la sociedad catalana, hasta el punto de modificar la manera que tenemos de mirarnos o el lenguaje que utilizamos. El procés creó un mundo propio, una telaraña de significados que en su mayor parte sigue ahí. En parte por interés, porque al calor del procés también creció un mundo de oportunidades para mucha gente. Oportunidades de todo tipo, económicas obviamente, pero no sólo. Oportunidades de reconocimiento público, de ascenso profesional. Y todo eso sigue ahí. Pero el procés también influyó en los no procesistas que hoy en día siguen mirando, analizando, Cataluña en lógica procés, con las gafas que el procés les dio y a través de las que se han acostumbrado a mirar de tal manera que incluso se han olvidado de que las llevan puestas.


El desmontaje del procés, que puede iniciarse a partir de ahora (puede, recalco) es una tarea inmensa y no podrá ser rápida, y exige coraje para meterse en fregados complicados, lugares que han sido históricamente inmunes a las alternancias políticas y a los cambios de rasante, habitaciones en las que se ha preferido no entrar para no salir carbonizado y en las que se ha instalado un monopolio de la verdad desde el que se sigue emitiendo procesismo como si aquí no hubiese pasado nada, de la misma manera que se siguió emitiendo pujolismo entre 2003 y 2010. Que se emprenda esta tarea o se soslaye marcará la diferencia entre hacerle al procés un funeral a lo grande o, en cambio, apañar un entierro discreto, con posibilidad de resurrección cuando las condiciones lo permitan.”


Referencia web original

https://ctxt.es/es/20240501/Politica/46472/Oriol-Bartomeus-elecciones-Catalunya-analisis-electoral-proces-independentismo.htm

Cuidado con reinventar la expresión 'violencia política'. Violeta Assiego (17/05/2024)


Una reflexión pertinente. Selecciono un párrafo:


“El que ahora se hable de violencia política como si fuera un fenómeno nuevo es síntoma de nuestro eurocentrismo a la hora de explicar los problemas que se amenazan la democracia ignorando la experiencia, el conocimiento jurídico y el recorrido académico que, por ejemplo, en América Latina se tiene respecto a lo que es la violencia política y cómo hacerle frente desde las leyes, las instituciones y el periodismo comprometido. Pero, además, delata la indiferencia con la que hasta ahora se han tratado a todas las víctimas, especialmente mujeres, de esa violencia política que ha tenido lugar y tiene lugar a los ojos de todos. Si ahora se piensa que es demasiado grave lo que le está sucediendo a algunos políticos igual es porque se debía de haber actuado, puesto el foco y denunciado mucho antes. Pero no se hizo… porque eran mujeres y feministas, eran intrusas para la clase política.”


Referencia web original

https://www.eldiario.es/opinion/zona-critica/cuidado-reinventar-expresion-violencia-politica_129_11375883.html

El plan de paz de Sahra Wagenknecht. Por qué quiere liberar a Alemania de las garras de Washington. Wolfgang Streeck (17/05/2024)


Una reflexión crítica del prestigioso sociólogo alemán en apoyo -al igual que esta dirigente de izquierdas, controvertida en diversos aspectos- de la autonomía estratégica de Alemania (y Europa) respecto de los intereses geoestratégicos de EEUU de dominar el mundo, subordinar a Europa a través de la OTAN y desarrollar su belicismo contraproducente para la paz. Selecciono un par de párrafos:


“El resultado para Alemania es que ponerse a la cabeza de la guerra de Occidente contra Rusia, como exigen Estados Unidos y varios vecinos europeos de Alemania, sería casi una misión suicida, incluso ignorando los probables riesgos adicionales para la seguridad nacional alemana asociados a ella. Cuanto más fracase la deseada victoria sobre Rusia, y lo más probable es que no se materialice en absoluto, más se convertirá Alemania en el chivo expiatorio no sólo de los ucranianos y los estadounidenses, sino de toda Europa. Poner fin ahora al suministro de armas alemanas a Ucrania, como exige Wagenknecht, señalaría un claro rechazo de este papel y obligaría a los aliados alemanes a replantearse lo que pueden y quieren conseguir en Ucrania; sólo esto ya lo convertiría en un elemento indispensable de una política de seguridad alemana responsable en y para Europa…


Una división de Eurasia entre Rusia (aliada con China) y la Europa de la UE y la OTAN, mantenida unida por Alemania como lugarteniente de Estados Unidos, sería el escenario perfecto para una peligrosa carrera armamentística, en la que participarían en Occidente las potencias nucleares de Francia y Gran Bretaña, a las que pronto quizá se uniría como tal Alemania, para regocijo de la industria armamentística, aunque ciertamente no de los contribuyentes. Lo que el nuevo partido de Wagenknecht ofrece, en cambio, son relaciones económicas a largo plazo, para lo cual deberían restablecerse los oleoductos del Mar Báltico, volados según EE.UU. por desconocidos. Deberían alcanzarse acuerdos de control de armamento y desarme, como los que EEUU ha cancelado sistemáticamente desde principios de siglo. El camino para que Alemania asegure la paz es liberarse de las garras geoestratégicas de Estados Unidos guiándose por los intereses de la supervivencia nacional, en lugar de quedar atrapada en una Nibelungentreue, es decir, la lealtad a la pretensión estadounidense de dominación política mundial.”


Referencia web original

https://sinpermiso.info/textos/el-plan-de-paz-de-sahra-wagenknecht-por-que-quiere-liberar-a-alemania-de-las-garras-de-washington

Últimos libros destacados

Ver todos los: Libros

Izquierda transformadora. Antonio Antón Morón, Ediciones Dyskolo (366 pp.) (enero de 2024) 


Este libro -en edición digital y con acceso libre- tiene por objeto el análisis de las características y la evolución de la izquierda transformadora en el contexto sociohistórico de los últimos quince años en España y, de manera detallada, su rearticulación en estos dos últimos años entorno a la coalición Sumar/Podemos con la perspectiva de formar un frente amplio alternativo, con sus dificultades y condiciones.


El contenido tiene un doble hilo conductor. Por un lado, es analítico de los rasgos principales de esta dinámica social y política, así como de su contexto socioeconómico, institucional y de alianzas en las diferentes fases. Por otro lado, es valorativo con distintas reflexiones de carácter teórico y estratégico sobre el alcance del cambio de progreso, así como de varios debates específicos con una dimensión global.


En su conjunto constituye una investigación rigurosa sobre una trayectoria sociopolítica fundamental que está condicionando la configuración de este país plurinacional desde una perspectiva de progreso, así como una reflexión crítica de las ideas e interpretaciones existentes en el mundo sociopolítico e intelectual sobre el cambio social, cultural e institucional desde una dimensión democratizadora, igualitaria y emancipadora.


Enlace web con el texto completo (acceso libre):

https://payhip.com/preview/8nl01


Referencia editorial:

https://www.dyskolo.cc/catalogo/lib087


Su presentación se realiza en La Bóveda, organizado por Acción en Red - Madrid, el viernes 26 de enero de 2024.

Participan Ramón Adell, profesor de Sociología de la UNED, especialista en cambio social, Carolina Alonso, ex-diputada de Unidas Podemos en la Asamblea de Madrid, y Antonio Antón, autor, sociólogo, politólogo y profesor de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) (2003/2022). Presenta, Fernando Cerezal, catedrático -jubilado- de la Universidad de Alcalá.



Feminismos. Retos y teorías. Antonio Antón Morón, Dyskolo (510 pp) (abril de 2023)


Este libro, editado en digital y con acceso libre, tiene un doble plano, analítico y teórico. Por una parte analiza las características de la nueva ola feminista en España en este lustro, sus causas, el contexto sociopolítico y cultural y su impacto transformador y de avance de derechos, así como las características y tendencias feministas, en el marco más amplio de la experiencia de la acción popular y el cambio progresista. Por otra parte, explica los diferentes enfoques teóricos, en particular, los debates sobre el sentido de las identidades feministas y su relación con la formación del sujeto feminista y su acción por la igualdad y la emancipación de las mujeres y colectivos LGTBI. Los dos aspectos se entrecruzan en sus once capítulos.


Enlace web con el texto completo (acceso libre):

https://payhip.com/preview/Vqd86


Reeditado por Rebelión (mayo de 2023). Referencia web:

https://rebelion.org/download/feminismos-retos-y-teoriasantonio-anton-moron/?wpdmdl=759691&refresh=6455205658dbe1683300438


Su presentación se ha realizado en el espacio ECOOO, centro de eventos culturales, en el barrio de Lavapiés de Madrid, el 7 de junio. Junto con el autor, han participado tres destacadas feministas: Carmen Heredero, Ana Almirón y Violeta Assiego.

VÍDEO (2 horas) de la presentación y el debate del libro: 

https://drive.google.com/file/d/1EdWzrSwJvALnmYe4_Ix1ZLM8OlRWCoTs/view?pli=1


“Dinámicas transformadoras. Renovación de la izquierda y acción feminista, sociolaboral y ecopacifista”. Antonio Antón Morón, Dyskolo (305 pp.) (octubre, 2022)


Este libro (en digital y en abierto) explica las características y el marco de la acción democrática y los dilemas de la política progresista, así como las tendencias transformadoras de carácter sociopolítico en España, en el marco europeo y desde un enfoque realista, social y crítico que profundiza en varios conceptos fundamentales para clarificar los procesos de cambio político, como la formación de las identificaciones, los sujetos colectivos y la hegemonía ideológica.


Consta de seis capítulos complementarios. Los dos primeros sitúan el marco general de la trayectoria política progresista y varios de los debates sobre el diagnóstico y la estrategia reformadora de las izquierdas. Los tres siguientes profundizan en tres aspectos específicos (sociolaboral, feminismo y pacifismo) de gran relevancia, que tienen un impacto global: los cambios en el mercado de trabajo y las relaciones laborales, en este contexto de persistencia de la crisis social y la gestión del Gobierno de coalición progresista; los retos del feminismo y el debate sobre su orientación y su identidad, y la configuración de un nuevo pacifismo ante la guerra en Ucrania y los actuales conflictos geopolíticos. Y el sexto es una valoración más teórica sobre el papel de las identidades, la conformación de los sujetos colectivos y la acción por la hegemonía ideológico-cultural.


Referencia web original: https://payhip.com/preview/VjlmR


Reseña de la Federación Española de Sociología (FES) (27/10/2022): https://fes-sociologia.com/noticia/Dinamicas-transformadoras-Renovacion-de-la-izquierda-y-accion-feminista-sociolaboral-y-ecopacifista-Antonio-Anton-Moron-1666270776


Perspectivas del cambio progresista.  Antonio Antón Morón. Ediciones Dyskolo (224 pp.) (octubre, 2021)


Este texto tiene un hilo conductor, el análisis de las dinámicas sociopolíticas transformadoras que permiten evaluar las perspectivas progresistas del cambio social y político en España. Está compuesto por seis capítulos intercalados que conforman tres áreas temáticas interconectadas: procesos amplios de activación social y cívica, experiencias de acción política y electoral, reflexiones teóricas desde un enfoque social, realista y crítico. El libro analiza los dos grandes procesos de movilización sociopolítica en esta década: el movimiento 15M y la cuarta ola feminista (desde 2018); acontecimientos recientes significativos como la pugna político-electoral en la Comunidad de Madrid y las enseñanzas que para la izquierda deben tener las elecciones madrileñas del 4M, como inicio de una nueva etapa política caracterizada por la polarización y las tendencias e identificaciones ideológicas de los electorados, particularmente los progresistas. El autor también aborda, de un modo más teórico, los fallos del mercado, las insuficiencias del liberalismo y la necesidad de impulsar una teoría social crítica, la pugna interpretativa de la nueva cuestión social, y también cuatro aspectos relevantes para las fuerzas del cambio como son las guerras culturales, las características del espacio violeta, verde y rojo, la ambivalencia de las identidades y la relación del individuo y lo común, y el debate sobre las izquierdas.


Referencia web original: https://www.dyskolo.cc/cat%C3%A1logo/lib063


Cambios en el Estado de bienestar. Antonio Antón, libro editado en Rebelión, en abierto (2/01/2021) (346 pp.)


RESUMEN: “La realidad social es compleja y el horizonte para esta década es incierto, en particular, para la cohesión de sociedades como la española, la vertebración de la Unión Europea y el tipo de salida de esta crisis prolongada. Este libro analiza las características de la desigualdad social y las tendencias de las condiciones socioeconómicas y laborales así como de los sistemas de protección social y, más en general, de los cambios en el Estado de bienestar. Además, se valoran los discursos y teorías que explican esos hechos para clarificar los desafíos pendientes de nuestras sociedades e instituciones. La perspectiva deseable es una democracia social, un giro socioeconómico progresista y una democratización del sistema político, en el marco de una Unión Europea más social, solidaria, democrática e integrada. La conclusión es la necesidad del refuerzo del Estado de bienestar, con sus dimensiones distribuidora, reguladora y de protección pública. Los textos, revisados para esta edición, son investigaciones académicas presentadas en distintos encuentros, congresos y jornadas, fundamentalmente, de Sociología que tienen este hilo conductor: Cambios en el Estado de bienestar.”


Referencia web original del TEXTO COMPLETO: https://rebelion.org/download/cambios-en-el-estado-de-bienestarantonio-anton-moron/?wpdmdl=653380&refresh=5ff03e69ad9e81609580137

Selección de publicaciones

Relación de publicaciones destacadas por su calidad y su contribución al pensamiento crítico, propias y ajenas: Artículos destacados


(Abajo, el propio)

Luz en la penumbra: ¡SE HACE CAMINO AL ANDAR!

Luz en la penumbra: ¡SE HACE CAMINO AL ANDAR!

Artículo ajeno destacado del mes anterior:

El nuevo pacifismo militar. Asier Arias (1/05/2024)


Un ensayo crítico al nuevo lenguaje justificativo del rearme militarista, por los intelectuales orgánicos del poder. Selecciono varios párrafos:


“Lo sustantivo ahora es el rearme: nuestras élites lo prescriben, nuestros intelectuales corean. La UE lleva un mes pisando a fondo el acelerador de la militarización, y nuestros intelectuales vienen dando cuerpo en este contexto a un nuevo pacifismo militar. Durante las semanas previas al Consejo de Ministros de Asuntos Exteriores de la OTAN, celebrado a comienzos de abril, se sucedieron las declaraciones de altos cargos atlánticos advirtiendo de la inminencia de la guerra y la necesidad de «prepararnos para defendernos». Compendiando el tono de esas declaraciones, el primer ministro de Polonia, Donald Tusk, sugería a finales de marzo que debemos acostumbrarnos al hecho de que nos adentramos en una era prebélica. Nuestros intelectuales prolongaban después la melodía. «Vivimos un momento hobbesiano» y «percibimos cada vez con mayor claridad que estamos en guerra» (Martínez-Bascuñán, 2024). Seamos «realistas», o doblegamos a los rusos o terminarán tomando Lisboa (Vallespín, 2024).


Frente al realismo de nuestros pacifistas militares, la candidez del pacifista bobalicón le permite digerir sin sobresaltos la propaganda del Kremlin cuando insiste en que «Rusia no tiene motivo alguno, ni tampoco ningún interés −geopolítico, económico, político o militar−, para enfrentarse a los países de la OTAN» (Lecca, 2023). «En 2022, el gasto en defensa de EE.UU. ascendió a 811 millardos de dólares, mientras Rusia gastó 72 millardos. El gasto en defensa de EE. UU. representa el 39 por ciento del total global, mientras que Rusia representa el 3,5 por ciento. Teniendo en cuenta esta diferencia, ¿estamos planeando luchar contra la OTAN?» (PPS, 2024).


El realismo del pacifista militar no se limita a la difusión de campañas de terror como pretexto para el rearme, sino que se extiende asimismo a la reflexión histórica para asegurarnos que esta guerra nada tiene que ver con la OTAN: se trata de una lucha por la democracia.[3] Pocos días después de que Tusk compendiara semanas de exhortos a la pronta preparación para el inminente ataque del oso, el secretario general de la OTAN proponía en el referido Consejo «blindar» un fondo a cinco años de 100.000 millones de euros. Lo que ese verbo significa en castellano es «salvaguardar el rearme de cualquier ocurrencia que pudiera tener cualquier parlamento». En la misma liga jugarían los 1.500 millones del Programa Europeo de la Industria de Defensa presentado a comienzos de marzo por la Comisión Europea.


Al día siguiente de la clausura del Consejo de Ministros de Asuntos Exteriores de la OTAN, nuestros intelectuales comenzaban a explicarnos las bendiciones del rearme prescrito por los jefes: «la mejor manera de garantizar la paz (…) es invertir en defensa de forma suficiente para disuadir a tiranos con comprobado historial de agresores». En este marco, nuestros intelectuales nos llamaban también a fomentar una ciudadanía crítica, capaz de «cultivar la duda»; en concreto, la duda ante esa minoría inaudible que cuestiona la prescripción de los jefes. «Cultivar la duda de que, a lo mejor, [nuestros líderes] de verdad piensan que hay riesgo y conviene afrontarlo de esa manera» (Rizzi, 2024). «Cultivar la duda», pues, como la actitud de quien no pone en duda lo que dicen los que mandan: la concepción tradicional de la ciudadanía en las democracias liberales capitalistas. «Espectadores, no participantes» (Chomsky, 1989: 14; 1991: 18).


En el núcleo de este nuevo pacifismo militar encontramos la idea de que los verdaderos pacifistas son los partidarios del rearme, los que no ponen en duda el dictamen de los jefes. No es de extrañar, habida cuenta de que, «cuanto más nos inclinamos por consideraciones morales, tanto más belicistas nos vemos obligados a ser» (Vallespín, 2024). Así las cosas, es obvio que necesitamos rearmarnos tal y como dicen los jefes, abrazando todos a una el keynesianismo militar −«una política de defensa común»−, pues «compartimos valores supranacionales −los derechos humanos, el Estado de derecho y la democracia− que solo pueden salvaguardarse desde esa misma escala» (Martínez-Bascuñán, 2024).[4]Refinadas abstracciones con las que edulcorar la falta de cualquier atisbo de deliberación democrática en el camino hacia el rearme. Poner en palabras bonitas las órdenes de los jefes es una de las funciones más importantes de entre las asignadas a nuestros intelectuales −quienes mejor han entendido este rol son de hecho los que lo han ejercido al más alto nivel, y han sido totalmente explícitos al respecto: tal y como explicaba Henry Kissinger, un intelectual, un «experto», es alguien capaz de «elaborar y definir» el consenso de las élites de tal modo que sea de utilidad a quienes ejercen el poder (Chomsky, 2019: 76).”


Referencia web original:

https://mientrastanto.org/234/notas/el-nuevo-pacifismo-militar/

Artículo propio destacado

del mes anterior

Amanecer: ¡SE HACE CAMINO AL ANDAR!

Amanecer: ¡SE HACE CAMINO AL ANDAR!

¿Podrá Sumar?. Antonio Antón, en Mientras Tanto nº 234 (1/05/2024)


En este ensayo, tras esta pequeña descripción inicial, explico, en primer lugar, el contexto político con las características del sanchismo para enmarcar su alianza con Sumar. En segundo lugar, señalo el estancamiento del espacio alternativo y la necesidad de su remontada representativa, con la duda, en tercer lugar, de su capacidad para afrontar los desafíos estratégicos. Finalmente, analizo la idea de que la democracia será social, participativa y solidaria, o no será, con la evaluación de los valores ideológicos, progresistas y combinados, de libertad, igualdad y solidaridad. Selecciono varios párrafos:


“La hipótesis aquí dibujada es el estancamiento representativo y de influencia de la izquierda transformadora, con un importante impacto en la reducción de escaños parlamentarios agudizado por su división y el deterioro asimétrico de la legitimidad de sus liderazgos. Así, en la reciente encuesta de 40dB (8/04/2024), desde el porcentaje del 12,31% conseguido en las elecciones generales del 23J por Sumar -con sus aliados e incluido Podemos-, ahora pasa al 8,2%, más de cuatro puntos menos, mientras Podemos, presentándose en solitario, consigue el 2,9%, o sea, en una proporción de uno a tres; del total de ese electorado alternativo del 23J casi un tercio (31%) opta por Podemos y algo menos de la mitad (49%) votaría por Sumar (y sus aliados).


Además de su confirmación analítica, este panorama exige un reajuste, sobre todo, de la actitud democrática, unitaria y pluralista para deliberar y decidir sobre la orientación política y la conformación de sus equilibrios internos y sus dirigencias. Es una base mínima de respeto, reconocimiento y confianza para dialogar y establecer pautas comunes de colaboración y poder dar otro paso consensuado hacia un acuerdo más global, con vistas a las próximas elecciones generales y más allá.


La fotografía electoral de las europeas proporcionará algunos indicios detallados de la realidad representativa. Junto con la experiencia reciente y el conjunto del contexto de este próximo verano y otoño proporcionará elementos para encarar la reflexión crítica y, en su caso, la reorientación más inclusiva y respetuosa de la conformación de esta izquierda transformadora.


Por tanto, para avanzar en la respuesta a ese interrogante, habrá que esperar a la trayectoria práctica de los próximos meses, el panorama tras las elecciones europeas, los próximos presupuestos generales y el perfil de la legislatura, así como los reajustes constituyentes de este conglomerado alternativo en este periodo hasta finales de año, y comprobar si se confirman estas tendencias y las capacidades articuladoras y participativas de los sectores más activos e influyentes y los dirigentes alternativos.


Por ello, me parece más apropiado señalar el problema como duda y, al mismo tiempo, como emplazamiento para superarlo: ¿serán capaces el conjunto de estas fuerzas en torno a Sumar, e incluido Podemos y, en particular, sus élites directivas, de afrontar sus desafíos estratégicos y organizativos, ampliar su espacio representativo y consolidar una dinámica democratizadora y de progreso?. Y, paralelamente, ¿serán capaces de favorecer los vínculos con las izquierdas nacionalistas y el propio Partido Socialista, desde su doble identidad social y confederal/plurinacional, como argamasa para el conjunto del bloque democrático?. Lo dejo abierto, recordando lo que tengo escrito en el libro Izquierda transformadora: la solución, de venir, vendrá por el impulso de abajo y, en parte, de fuera de los liderazgos actuales.”


Referencia web original:

https://mientrastanto.org/234/ensayo/podra-sumar/

Ensayos e investigaciones

Porfiar a pesar de los nubarrones:

¡SE HACE CAMINO AL ANDAR!

       Ver todas: Investigaciones

       Ver: Ensayos destacados

     

      Último año:

TRANSFORMAR LA IZQUIERDA. Antonio Antón y Luisa Broto

Jornadas municipalistas de Zaragoza en Común-PRIMERA SESIÓN (16/05/2024)

Sesión completa, con presentación, ponencias y debate, en YouTube (2h.)

Referencia: https://www.youtube.com/watch?v=R0KrBNEUXaw


Transformar la izquierda. Antonio Antón, en Rebelión (27/05/2024)

Ponencia completa presentada en las Jornadas municipalistas de Zaragoza en Común

Referencia web original:

https://rebelion.org/transformar-la-izquierda/


Sobre el consentimiento y el deseo. Antonio Antón, en Mientras Tanto nº 233 (1/04/2024)


Versión ampliada de la comunicación de Sociología de Género al XV Congreso Español de Sociología, Sevilla, 2024. Transcribo su introducción:


“Existe una amplia corriente feminista que, tal como detallo en el reciente libroFeminismos. Retos y teorías(2023), ya no se resigna ante los comportamientos machistas y la discriminación femenina, no acepta la prepotencia sexista ni los malos tratos, no normaliza los machismos cotidianos ni tampoco la desigualdad por género u opción sexual y sus estereotipos legitimadores. Esa tendencia sociopolítica y cultural de fondo, con sus altibajos, exige profundizar en un cambio cultural y relacional igualitario. En una coyuntura favorable, con este desencadenante, su expresividad ha resurgido estos años en la esfera pública.


Tal como he analizado en otro libro,Izquierda transformadora(2024), se refuerza el feminismo y el consentimiento, como acuerdo libre e igualitario en las relaciones sexuales (y sociales en general), con una perspectiva relacional y colectiva, superando el simple deseo individual que es un motor ambiguo de las relaciones humanas y cuyo sentido hay que valorar según su impacto en las relaciones sociales. Por ello, el deseo sexual —la libido— hay que analizarlo en el contexto social, su interacción personal y los valores en que está inserto. Por ejemplo, en el caso que nos ocupa del deseo sexual, puede ser compatible con una versión machista de su expresión por parte de Luis Rubiales que ejerce su prepotencia sexual y su abuso de autoridad, aunque aparezca camuflado en su supuesta espontaneidad y jolgorio como en el caso de La Manada.


El conflicto actual que tratamos no es, principalmente, entre libre deseo sexual y puritanismo, campo en el que hay que avanzar frente a las corrientes reaccionarias, sino entre relaciones igualitarias y voluntarias frente a acoso y dominación machistas.


La experiencia feminista y progresista actual refuerza el consentimiento como criterio fundamental y complementario con el respeto relacional a los derechos humanos; se supera, así, la prioridad por el simple deseo o el interés individual expresada por una diversidad ideológica de agentes. La legitimidad de unas relaciones iguales y libres se basa en la voluntariedad de la relación, en el consentimiento mutuo. Es la gran enseñanza ética y sociopolítica de esta parte de la pugna contra las últimas agresiones sexuales, de gran trascendencia mediática, cuya masiva respuesta feminista ha constituido un ejemplo solidario para el avance cultural y de derechos.


El criterio del consentimientopresupone voluntariedad y acuerdo y está amparado por el contractualismo entre las partes; desborda el simple individualismo, rechaza la dominación o imposición unilateral —patriarcal— en las relaciones sociales, y es superior al impulso del deseo propio y la simple voluntad individual que obvia la relación interpersonal consentida. Hacer del deseo la primacía valorativa de una conducta correría el riesgo de ventajismo instrumental de la persona más fuerte, con el desdén al aspecto principal: el consentimiento. El paso del deseo subjetivo —o la simple fantasía y la masturbación— a su realización relacional necesita contar con la otra persona.


Por tanto, una persona, éticamente, no es plenamente soberana para imponer a otra la actuación que desee o decida, ya que tiene que considerar también la voluntad de la otra persona. Supone la prioridad de asegurar condiciones cívicas de la interacción humana como el respeto y el reconocimiento mutuos.


Desde ese enfoque relacional del consentimiento reflexiono ahora sobre algunas ideas aparecidas en el debate público, especialmente a partir del librito de Clara Serra,‘El sentido de consentir’(2024), donde se abordan muchos temas de interés, aunque controvertidos. Me permito aportar algunas ideas para clarificar el sentido del consentimiento y su relación con el deseo, junto con sus fundamentos teóricos.”


Referencia web original:

https://mientrastanto.org/233/ensayo/sobre-el-consentimiento-y-el-deseo/


Se reedita en Voces Críticas, nº 45 (15/04/2024):

https://mailchi.mp/f492e642c460/voces-crticas-n-45-abril-2024

La relación entre Sumar y Podemos. Antonio Antón Morón (aceptada, abril, 2024)


Comunicación al XV Congreso Español de Sociología. Sevilla, Universidad Pablo de Olavide, 26-29 de junio de 2024.

Grupo de trabajo 8: Sociología política

Palabras clave: Representatividad electoral, CIS, encuestas, división, unidad


Referencia web original:

https://acrobat.adobe.com/id/urn:aaid:sc:EU:fc29eeec-2e2d-4080-bc40-73e0c6249935

Acerca del consentimiento. Antonio Antón Morón (aceptada, abril, 2024)


Comunicación al XV Congreso Español de Sociología. Sevilla, Universidad Pablo de Olavide, 26-29 de junio de 2024.

Grupo de trabajo 12: Sociología del género

Palabras clave: Voluntariedad, contractualismo, violencia machista, deseo, sexualidad libre


Referencia web original:

https://acrobat.adobe.com/id/urn:aaid:sc:EU:9e2d4774-e015-4568-9f09-8a4ebb080b34

Izquierda transformadora: Introducción. Antonio Antón, en Mientras Tanto nº 232 (marzo)


Reproduzco los párrafos iniciales y el final de la introducción de esta obra:


“Este libro, Izquierda transformadora —edición digital y de acceso libre (366 pp.)— tiene por objeto el análisis de las características y la evolución de la izquierda transformadora en el contexto sociohistórico de los últimos quince años en España y, de manera detallada, su rearticulación en estos dos últimos años en torno a la frágil relación Sumar/Podemos con la perspectiva inicial de formar un frente amplio alternativo, con sus dificultades y condiciones, y rota más tarde.


Utilizo de forma preferente la expresión ‘izquierda transformadora’ para caracterizar a todo el conjunto de formaciones políticas, agrupadas en la coalición electoral Sumar para las elecciones generales del 23 de julio de 2023 —incluido Podemos—, que mantienen una actitud más exigente y reformadora en beneficio de la mayoría popular. Está diferenciada de la socialdemocracia retórica del Partido Socialista que, en el comienzo de este ciclo sociopolítico progresista en 2010, ejercía una gestión dominante de carácter socioliberal ante la crisis socioeconómica, aunque luego, tras un lustro de crisis, se ha renovado parcialmente con el nuevosanchismo. Por otro lado, se diferencia de las izquierdas nacionalistas periféricas, con puntos comunes en su identidad social y sensibilidad plurinacional pero distintas de estas respecto de su énfasis en el nacionalismo particular. Así, esta izquierda nueva tiene un perfil más crítico, democratizador e igualitario, por la justicia social, laboral y distributiva, además de otros ejes específicos como su feminismo, su ecologismo y su plurinacionalidad federal/confederal…


El análisis se realiza desde la teoría crítica, en particular de la sociología política, la sociología de los movimientos sociales, la acción colectiva y el cambio social, y la sociología del género, con un enfoque realista, relacional y sociohistórico.”


Referencia web original:

https://mientrastanto.org/232/ensayo/izquierda-transformadora-introduccion/

Camino por recorrer. Antonio Antón, en Mientras Tanto nº 230 (1/01/2024)


El frágil acuerdo entre Sumar y Podemos se ha roto. Es necesario analizar su significado, el contexto, las perspectivas estratégicas y el futuro y, sobre todo, definir los retos para la izquierda transformadora y el camino por recorrer. En este ensayo explico las siguientes secciones: Poner las luces largas; Superar la fragmentación, la prepotencia y el sectarismo; Qué tipo de cambios se producen, por qué y cuáles son sus efectos; Perspectivas estratégicas y frente amplio; Retos para la izquierda transformadora.


Referencia web original:

https://mientrastanto.org/230/ensayo/camino-por-recorrer/


Se reedita en Voces Críticas nº 43 (15/01/2024):

https://mailchi.mp/3e628909f033/boletn-voces-crticas-n-43-enero-2024

Desafíos para la izquierda alternativa. Antonio Antón, en Mientras Tanto nº 229 (1/12/2023)


En este ensayo me detengo en cuatro aspectos interconectados. En ámbito externo sobre la remontada electoral pendiente de la izquierda alternativa y la necesidad de un impulso transformador en la acción gubernamental y política, y en el ámbito interno sobre la articulación y la representación institucional de la coalición Sumar y la actitud ante el conflicto particular entre Movimiento Sumar y Podemos y sus perspectivas. Selecciono varios párrafos:


“La conclusión es clara: Movimiento Sumar ha podido generar mayor ilusión, expectativas o comodidad en partes de ese electorado, pero no ha generado mayor apoyo social y electoral y, por tanto, mayor presencia institucional y fuerza transformadora. Su moderación política y su mejor trato mediático no han aportado nuevo electorado; aunque haya divulgado otra cultura más dialogante con el PSOE, ésta no ha convencido lo suficiente para ensancharlo. Estos elementos solo han servido para justificar la supuesta bondad del cambio de liderazgo y de orientación política y discursiva, más aplaudidos desde el Partido Socialista y los medios, en sustitución de la más exigente y crítica de Podemos.


Dicho de otro modo, el giro político hacia la moderación política, discursiva y de afinidad con el Partido Socialista, junto con el nuevo liderazgo de Yolanda Díaz y el Movimiento Sumar y un frágil acuerdo de coalición electoral, fueron insuficientes para mejorar la representatividad del conjunto, reequilibrar la subalternidad respecto del partido mayoritario de la izquierda, el PSOE, y condicionar más y mejor la acción gubernamental e institucional.


La coalición Sumar -incluido Podemos- ha dado un paso unitario positivo aunque forzado, al presentarse conjuntamente a las elecciones parlamentarias por responsabilidad ante el riesgo de victoria de las derechas, cosa que se ha evitado, y constituye el gran valor colectivo de la apuesta unitaria. Pero el hecho evidente es que todavía persiste la tendencia representativa descendente que denota los límites de su credibilidad transformadora ante su base social ampliada de esos seis millones iniciales. Persisten esos dos factores externos: la estrategia fáctica y mediática de aislamiento político, particularmente contra Podemos -recrudecida contra el Ministerio de Igualdad y su referente Irene Montero con ocasión de la ley del ‘solo sí es sí’- y el refuerzo de la posición dominante socialista, renovada y que aguanta la presión de las derechas extremas…


Pero, para la coalición Sumar es decisiva una firmeza transformadora y, al mismo tiempo, de colaboración de todo el conglomerado alternativo y con la izquierda nacionalista. Se encadena la estrategia reformadora ambiciosa con una articulación interna unitaria y plural…


En definitiva, el factor clave a superar es la débil credibilidad transformadora, derivado de cierta inconsistencia de la fuerza social de base y vinculado con otro factor adicional significativo: la insuficiente unidad desde la pluralidad de su articulación orgánica, que expresa los límites de la actual élite política de la izquierda alternativa…


La pluralidad política e ideológica, por sí sola, no explica el sectarismo. La prepotencia organizativa deriva, con el pretexto de diferencias políticas, de la débil cultura democrática para encauzar y no imponer los distintos intereses corporativos; muchas veces legítimos y necesitados de integrar, negociar o reequilibrar en un marco común superior.”


Referencia web original:

https://mientrastanto.org/229/ensayo/desafios-para-la-izquierda-alternativa/

Gobernabilidad, agenda social y plurinacionalidad. Antonio Antón, en Mientras Tanto nº 228 (1/11/2023)


Ensayo sobre la relación de esos tres aspectos. Reproduzco varios párrafos:


“La soberanía popular ha hablado el pasado 23 de julio: Existe una mayoría progresista, democrática y plurinacional con el reto, no solo de frenar el proyecto reaccionario de las derechas extremas y hacer fracasar la investidura de Núñez Feijóo, sino de apoyar un nuevo Gobierno de coalición progresista, en torno al Partido Socialista y la coalición Sumar, que aborde los imprescindibles avances, entre otros, de las agendas social y territorial. Con la probabilidad de esa configuración gubernamental y de alianzas se trata de avanzar en la clarificación de algunos nudos programáticos y de gobernabilidad…


Por otro lado, la estrategia de diálogo social, particularmente con la patronal de la CEOE, puede acentuar sus límites para pactar progresos significativos, para lo que habrá que contar con la activación del movimiento sindical y otros agentes sociales y articular las mayorías parlamentarias necesarias. Además, hay que contar con que las derechas nacionalistas (PNV y Junts) deben medir sus pautas neoliberales y avenirse a medidas de progreso ante el fuerte emplazamiento con las izquierdas en sus territorios y la competencia electoral próxima.


Pero, aparte de la responsabilidad específica para la coalición Sumar —incluido Podemos—, se ventila la credibilidad transformadora, en este campo, de esa izquierda alternativa con un perfil diferenciado y más exigente que el propio Partido Socialista, con una identidad propia capaz de atraer y ensanchar una base social y electoral en disputa. Al mismo tiempo, en el caso de fracasar en esa trayectoria reformadora de progreso, tendría que hacer frente al riesgo de las tendencias de desafección abstencionista o de pasividad en su base social o, simplemente, de desplazamiento electoral hacia el PSOE al no representar una utilidad adicional para avanzar en condiciones vitales y derechos sociales para las mayorías populares, elemento fundamental de su identidad política.


Por tanto, ese continuismo de la política sociolaboral e impotencia transformadora tiene un riesgo mayor de desencanto cívico para la coalición Sumar que para el propio PSOE, amparado por un mayor aparato institucional y mediático. Sería también un factor de incremento de la división interna de la coalición, en particular entre Movimiento Sumar y Podemos, que necesitan lo contrario: firmeza transformadora, esfuerzos unitarios e incremento representativo. Y poder encarar mejor la próxima etapa. En definitiva, una agenda social ambiciosa y compartida es decisiva para el avance del país, consolidar las fuerzas de progreso y, en particular, reforzar la izquierda transformadora.”


Referencia web original:

https://mientrastanto.org/228/ensayo/gobernabilidad-agenda-social-y-plurinacionalidad/

Formación, declive y rearticulación de la izquierda transformadora. Antonio Antón, en Rebelión (30/08/2023) y Mientras Tanto nº 127 (1/10/2023)


Ensayo completo donde se analiza el perfil de la izquierda transformadora, la formación del espacio del cambio de progreso, la diferenciación y los vasos comunicantes en las izquierdas, la reordenación del espacio progresista, su declive, con los factores, su relato y la legitimación del liderazgo, así como la entidad de las discrepancias políticas y su tratamiento. Transcribo su introducción:


“Hace unas semanas, como parte del balance de las elecciones generales del 23J, publiqué el artículo ‘Reequilibrios en la izquierda transformadora’, con una reflexión sobre el cambio de liderazgo y primacía dirigente producida en Sumar respecto de Podemos, con las características políticas y organizativas de la nueva coalición y los criterios democrático-pluralistas para su articulación.


En este texto amplío el foco con un análisis de la evolución de sus bases sociales y electorales, con varias etapas, dentro de la persistencia del ciclo progresista de más de una década en el que todavía estamos: la etapa de formación del campo sociopolítico y electoral (2010-2014); el periodo de la máxima expresión electoral de las fuerzas del cambio, de forma diferenciada del Partido Socialista (2015-2016); el lento y gradual declive del apoyo electoral, ya significativo en 2019, junto con la reafirmación institucional en el Ejecutivo de coalición y el empuje y la corresponsabilidad gestora de la reforma social y democrática hasta el presente; por último, aludiré a las expectativas y planes colectivos sobre la rearticulación de ese espacio bajo la coalición Sumar, como nueva representación institucional y unitaria plataforma política.


Como complemento descriptivo, acompaño dos gráficos con la evolución y la comparación entre los resultados de las elecciones autonómicas y las generales de la izquierda transformadora, en los tres grandes procesos de 2015, 2019 y 2023 -junto con los ciclos específicos de varias Comunidades Autónomas-, con el anexo de dos tablas, con la distribución por territorios y por sensibilidades políticas.”


Referencia web original:

https://rebelion.org/formacion-declive-y-rearticulacion-de-la-izquierda-transformadora/


Referencia de la versión reeditada en Mientras Tanto nº 127 (1/10/2023):

https://mientrastanto.org/227/de-otras-fuentes/formacion-declive-y-rearticulacion-de-la-izquierda-transformadora/

Impulso de progreso y plurinacional. Antonio Antón, en Mientras Tanto nº 226 (1/09/2023)


Ensayo donde explico la victoria de las izquierdas y sus aliados nacionalistas en el 23J, los factores sociopolíticos que explican la derrota de las derechas, el irreal relato reaccionario, los reequilibrios en la izquierda transformadora, las insuficiencias por superar y el recambio dirigente en la coalición Sumar y la articulación democrática de su pluralidad interna. Destaco varios párrafos:


Al final ha habido remontada progresista, tal como unos pocos vaticinábamos a comienzo de la campaña electoral del 23J. Las derechas extremas del PP y VOX no alcanzan el suficiente apoyo parlamentario para gobernar, y lo más probable es la investidura del socialista Pedro Sánchez, en alianza con Sumar y el apoyo nacionalista. No termina el ciclo institucional de progreso, tal como pretendía liquidar el bloque reaccionario, y se abre una nueva etapa de necesaria profundización de la política social y la regulación de la plurinacionalidad, particularmente catalana, con la ampliación y consolidación del bloque progresista…


En definitiva, la base del éxito de la coalición Sumar es su contribución al freno de las derechas y su involución autoritaria y regresiva, así como la dimensión transformadora que, en continuidad y mejora de su acción reformadora precedente, debe incorporar a la acción del Ejecutivo y las instituciones políticas, con el correspondiente arraigo cívico y democrático.


Junto con esa aportación política, el cambio más relevante ha sido la modificación, en este largo proceso transitorio de más de dos años, de la primacía dirigente de Podemos por el nuevo equipo dirigente del Movimiento Sumar, comandado por Yolanda Díaz. Ambos tienen sus particularidades políticas, orgánicas y discursivas, más transformadoras y confrontativas en el primer caso y más dialogadoras y amables en el segundo, pero con un amplio campo compartido que se debería cuidar y fortalecer para ser útiles en beneficio de la gente popular y el proyecto igualitario y emancipador del país.


Además, la legitimidad de la nueva estructura representativa y coordinativa y, en especial, el liderazgo de Yolanda Díaz, se verán reforzados en la medida de su esfuerzo unitario y siempre que se mantenga su carácter integrador, representativo y de respeto al pluralismo. Sumar tiene una ardua tarea por delante, externa e interna: promover y cogestionar una nueva etapa de progreso y consolidar las condiciones orgánicas y su institucionalidad democrática para articular una mayor acción política, implicación participativa e influencia social transformadoras.”


Referencia web original

https://mientrastanto.org/226/ensayo/impulso-de-progreso-y-plurinacional/

DEBATE sobre el libro "FEMINISMOS. RETOS Y TEORÍAS" de Antonio Antón (7/06/2023)


Junto con el autor, tres destacadas feministas: Carmen Heredero, Ana Almirón y Violeta Assiego (vídeo de 2 horas)


Referencia web:

https://drive.google.com/file/d/1EdWzrSwJvALnmYe4_Ix1ZLM8OlRWCoTs/view?pli=1

Sumar/Podemos: un acuerdo posible y necesario. Antonio Antón, en Mientras Tanto nº 223 (1/05/2023)


La apuesta por una solución pactada que facilite el fortalecimiento electoral e institucional del conjunto de las fuerzas del cambio. Selecciono los párrafos finales:


“En conclusión, aparte de las diferencias estratégicas, políticas y de alianzas, que he analizado anteriormente y habrá que valorar en profundidad, que fundamentan esta pugna por la articulación de este nuevo frente amplio, el escollo principal que la explica es la falta de adecuación realista de las expectativas y aspiraciones de cada cual a su representatividad y potencialidades relativas, dejando en un segundo plano la ventaja global de un proyecto compartido con un liderazgo coral, plural y unitario. Los intereses corporativos y cortoplacistas orillan el proyecto común, y es imprescindible un reequilibrio organizacional equitativo, participativo y pactado. En ese sentido, el nuevo motor transformador y el sentido y la profundidad de la transformación sociopolítica e institucional deberá ser negociado desde esa realidad plural, en sus distintos niveles, desde el liderazgo democrático y plural hasta la articulación del conjunto de bases sociales cívicas y fuerzas progresistas pasando por la institucionalidad y el tejido municipalista y autonómico, convertido todo ello en principio de realidad a valorar colectivamente.


No se trata de decir que ‘dos no se juntan si uno no quiere’, y atribuir la responsabilidad al contrario. Es un pretexto para la inacción y un aval para el fracaso. Los verdaderos liderazgos son capaces de dialogar y consensuar una estrategia política y un equilibrio político-organizativo justo y democrático suficiente para avanzar. Las primarias abiertas, proporcionales y del conjunto son un instrumento razonable. En esta ocasión no hay posibilidad de un acuerdo basado en el realismo de la representatividad de cada cual y no hay una posición fijada en las listas electorales ni un cierto consenso del equilibrio esperado final que facilitó los acuerdos en Unidas Podemos.


Al final, con desacuerdos analíticos y discursivos e intereses partidarios contrapuestos, y dada la envergadura de lo que se ventila, las élites de todos los grupos de izquierda transformadora no pueden fallar en la tarea de garantizar el nuevo Gobierno de coalición progresista, más firme, y la consolidación de una nueva etapa de progreso ante la involución derechista. Aunque haya distintas responsabilidades, la crítica popular les pasaría factura y, lo que es peor, dejaría un páramo sociopolítico y cultural que aprovecharán las derechas y sectores poderosos para imponer su involución reaccionaria y neoliberal con retrocesos en derechos cívicos y bienestar social.”


Referencia web original

https://mientrastanto.org/223/ensayo/sumarpodemos-un-acuerdo-posible-y-necesario/

Caminos por recorrer: ¡SE HACE CAMINO AL ANDAR!

Caminos por recorrer: ¡SE HACE CAMINO AL ANDAR!