Sociólogo y politólogo.  Profesor de la Universidad Autónoma de Madrid (2003/2022)

BLOG: http://www.antonio-anton-uam.es


SE HACE CAMINO AL ANDAR


Publicaciones propias y ajenas de interés sociopolítico


Selección mensual en el BOLETÍN INFORMATIVO: ver Boletín

Compartir esta página

Antonio Antón Morón: Ver Presentación-UAM

Portada:

Novedades del último mes

(anteriores en la entrada correspondiente)


Artículos ajenos (abajo)

Libros, Ensayos y Artículos destacados (abajo)  


ARTÍCULOS PROPIOS:

Enseñanzas y perspectivas. Antonio Antón, en Rebelión (29/02/2024)


Reproduzco los párrafos finales:


“Como se ha dicho, se ha ido produciendo un cierto declive gradual de ese espacio, aunque una parte votante desplazada hacia el PSOE (o la izquierda nacionalista) se puede considerar todavía una base social transformadora y reversible o dual en su expresión electoral. La opinión realista es que, por una parte, todavía permanece algo de ese impulso transformador desde abajo, con esa experiencia sociopolítica y una cultura política más social y democrática, que explica la permanencia -debilitada- de un espacio sociopolítico y electoral más crítico y exigente que el Partido Socialista y diferenciado del nacionalismo. Por otra parte, además de evitar las insuficiencias y limitaciones de la dirigencia de los grupos alternativos, en particular de Sumar y Podemos, es necesaria la revitalización y la cooperación de ese espacio.


No obstante, esa aproximación unitaria va a venir (si viene a corto o medio plazo), fundamentalmente, en la medida que haya una reactivación cívica de distintos movimientos sociales y su mayor o menor convergencia e impacto sociopolítico y cultural; por otro lado, según la capacidad socialdemócrata para neutralizarlo o reorientarlo. Ello permitiría condicionar a las estructuras partidarias alternativas con un proceso democrático de cambio de progreso, más unitario, constructivo, plural y reformador, en el marco de su actual recomposición.


O sea, la solución, de venir, vendrá de abajo y, en parte, de fuera de las élites partidistas actuales, y su liderazgo se renovará y fortalecerá en la medida que se impulse, regule y coordine esta combinación de la activación cívica, el arraigo social y la acción democrática y plural de todo el conglomerado alternativo con su gestión institucional. Y ello supondría, en tensión con la dinámica de debilitamiento y división de esta izquierda transformadora, con sus pugnas corporativas y sus implicaciones para la gobernabilidad de progreso, una renovación y recomposición de las estructuras partidarias, en un nuevo proceso de refundación, camino de un amplio frente cívico, unitario, democrático y popular.”


Referencia web original

https://rebelion.org/ensenanzas-y-perspectivas/

Lecciones en torno a la recomposición de la izquierda transformadora. Antonio Antón, en Público (25/02/2024)

 

“La izquierda alternativa, diferenciada del PSOE y de la izquierda nacionalista, está en un proceso transitorio de rearticulación. La coalición Sumar y Podemos, además del Partido Socialista, se han llevado un batacazo en las elecciones gallegas. Junto con la experiencia de sus tensas relaciones en los últimos meses y los retos inmediatos de las elecciones europeas exigen una reflexión colectiva. Se trata de valorar su papel y su futuro, en el marco del objetivo compartido de reforzar el bloque progresista, democrático y plurinacional frente a la ofensiva de las derechas…


La consolidación del bipartidismo es difícil, al menos en la izquierda, con la completa hegemonía del Partido Socialista, a través de la mayor absorción, minoración y subordinación de Sumar y la (casi) marginación de Podemos, que haría innecesario incluso un gobierno de coalición y se abriría su acariciado objetivo por gobernar en solitario o con mayor autonomía respecto de su izquierda; igualmente, respecto del nacionalismo de izquierda (ERC, EH-Bildu y BNG), aunque es más difícil su neutralización por el peso de la plurinacionalidad de la sociedad española.


No obstante, el conflicto social y democrático (incluido el ecológico, el feminista y el territorial) persiste y hay espacio sociopolítico para una izquierda social y política transformadora o, si se quiere, una fuerza democratizadora y reformadora de lo socioeconómico y laboral -un nuevo y renovado laborismo-. En ese sentido, la existencia y relevancia de Podemos, frena tres dinámicas problemáticas: La moderación de Sumar con su subordinación a la estrategia socialista; la propia tendencia centrista del PSOE, y la desarticulación de un frente plurinacional relevante, incorporado a la llamada dirección de Estado, vista con recelo en la izquierda moderada y sin convicciones federalistas. Pero ese digno y valiente papel, con el desafío al poder establecido y las inercias adaptativas, es el fundamento que explica su freno por los poderes fácticos.


Por tanto, el debilitamiento de Podemos es perjudicial para mantener un espacio sociopolítico y electoral relevante autónomo del Partido Socialista, con un empuje transformador, aunque también puede representar una parte social significativa de la alianza de Sumar. Todavía hay vasos comunicantes entre las bases sociales de las dos sensibilidades y con la socialista. Así, se debería tender, especialmente por abajo, al establecimiento de puentes unitarios y consensuar una competencia ordenada y democrática que defina los equilibrios representativos en cada coyuntura, y se puedan sumar realmente todos los esfuerzos transformadores con su representatividad real.


En definitiva, al igual que en los grandes movimientos populares progresistas o amplios frentes sociales y políticos, es posible combinar diversidad y colaboración, frente al bloque de los poderosos. En consecuencia, es conveniente resaltar los intereses y objetivos comunes, así como consensuar los procedimientos democráticos para articular las estructuras orgánicas y de representación y la regulación de los desacuerdos y la pluralidad existentes.”


Referencia web original

https://blogs.publico.es/otrasmiradas/80508/lecciones-izquierda/

Arraigo social y reactivación cívica, claves para la remontada alternativa. Antonio Antón, en Nueva Tribuna (21/02/2024)

 

Transcribo la introducción de esta reflexión:


“Hay un problema estructural en la conformación de la izquierda transformadora: su vinculación con el tejido asociativo y popular, con los movimientos sociales y sus activistas, incluido el sindicalismo, el feminismo y el ecologismo, muchos con doble militancia en organizaciones sociales y políticas, así como con las demandas surgida de abajo, de la propia sociedad civil.


En esta década, se ha construido una representación política al calor de un amplio y heterogéneo movimiento popular, por la activación cívica y la protesta social progresista simbolizadas por el movimiento 15-M. Pero, aparte del descenso relativo de la movilización social -salvo la cuarta ola feminista y ciertas movilizaciones parciales, como la de la sanidad pública o los pensionistas-, se ha producido un giro estratégico, discursivo y organizativo por la preferencia de la acción comunicativa, como constructora de campo electoral, y la acción institucional como gestión reformadora que legitima y reproduce a esa representación partidaria.


No obstante, esos dos ejes, discursivo e institucional, son insuficientes para evitar su declive representativo. Y, junto con otras causas, como el acoso político y mediático y la capacidad renovadora del propio Partido Socialista, se ha ido viendo el factor decisivo de otro rasgo fundamental de su articulación: el déficit de su arraigo social, denominado mediáticamente como inserción en el territorio. Se trata de esa vinculación real y directa con la gente, especialmente la más activa y sensibilizada, con su problemática y sus aspiraciones para articular las políticas públicas. El impacto ha sido evidente en los últimos comicios autonómicos gallegos, al igual que en los anteriores del 28 de mayo, sin que en unas elecciones generales como las del 23-J tenga el mismo peso al complementarse con la credibilidad gestora y transformadora del conjunto del país.


En ese sentido, la prioridad reformadora de la izquierda alternativa, dentro del bloque progresista, democrático y plurinacional, no es solo sobre las cosas cotidianas de las condiciones de vida, trabajo, protección pública o sostenibilidad medioambiental de las mayorías sociales, sino también la necesidad para abordar y ser creíble respecto de las políticas globales, las estrategias y los relatos que están vinculadas con ellas. Y, normalmente, están en pugna con los de las derechas reaccionarias, incluso con el socioliberalismo continuista.


Forman parte de la legitimación y articulación de las representaciones políticas, su papel mediador con las demandas populares y, por tanto, por la pugna -legítima- por el poder institucional. Se trata de ligar esas aspiraciones ciudadanas inmediatas con la problemática de fondo sociolaboral, económica y democrática, con un objetivo más profundo de la justicia social y la democracia, con la defensa del Estado de bienestar y de derecho y los servicios públicos, con la redistribución pública, la justicia fiscal y la protección social, por una dinámica igualitaria y emancipadora, característica de la izquierda democrática.


Por tanto, la solución viene por el refuerzo de ese arraigo social y la voluntad y la credibilidad transformadora de la representación política de la izquierda alternativa, acompañada de la activación cívica y la pugna ideológica y cultural desde los valores progresistas y los derechos humanos, sociales y democráticos.”


Referencia web original

https://www.nuevatribuna.es/articulo/actualidad/politica-arraigo-social-reactivacion-civica-claves-remontada-alternativa/20240220175817223766.html

Sumar y Podemos en la encrucijada. Antonio Antón, en Rebelión (20/02/2024)

 

Transcribo la introducción de este ensayo y sus conclusiones:


“En un libro reciente, Izquierda transformadora, he analizado las características y la evolución de este espacio sociopolítico y electoral desde el movimiento 15-M, la aparición y el papel de Podemos y las distintas convergencias y aliados y, particularmente, el desarrollo de los dos últimos años de la relación entre Sumar y Podemos. Por tanto, considerando el contexto sociohistórico y los condicionamientos políticos y estructurales, aquí me centro en la conformación de la representatividad y la relación entre estos grupos políticos tras el 23J, con la vista puesta en el hecho inmediato más significativo, las elecciones europeas y la experiencia sociopolítica de estos meses, que va a condicionar su futuro competitivo y/o unitario con su correspondiente rearticulación para la etapa posterior que culminará en las próximas elecciones generales (y locales) de 2027, o antes si son adelantadas. Y, finalmente, expondré una valoración de su relación y su futuro…


Por tanto, Sumar no ha cumplido sus expectativas de ensanchamiento electoral y de capacidad de unificar el conjunto del espacio: ha mejorado la integración de una parte que estaba fuera de Unidas Podemos, básicamente las formaciones del acuerdo del Turia (Más Madrid/Más País, Compromís, Chunta Aragonesista, MES de Illes y Dragó canario), pero ha favorecido la separación de Podemos, que era la fuerza organizada principal y no reconocida de todo el conglomerado. Lo que sí ha conseguido Sumar es sustituir la primacía del liderazgo del conjunto de la alianza e imprimir un discurso más amable -salvo con su izquierda-, pero sin evitar el declive representativo de la izquierda transformadora, a tenor de los resultados del 23J y las posteriores encuestas.


En definitiva, contando con la previsible competencia y reconfiguración representativa en las elecciones europeas, está pendiente un doble proceso con mutua interacción: el impulso de una dinámica transformadora creíble, en el marco de un acuerdo global de progreso del bloque democrático y plurinacional, y la articulación en la izquierda transformadora de mecanismos unitarios con respeto al pluralismo existente y procedimientos democráticos, en la perspectiva de avanzar en un amplio frente alternativo.”


Referencia web original

https://rebelion.org/sumar-y-podemos-en-la-encrucijada/

Representatividad y relación entre Sumar/Podemos. Antonio Antón en Público (17/02/2024)


Análisis, a raíz de los estudios recientes del CIS, para darle un sentido más objetivo y realista a esos dos temas delicados y complejos. Selecciono varios párrafos:


“Hasta aquí, los números objetivos de la representatividad electoral de cada cual y la trayectoria última. El peso y la proporción del espacio en conjunto y cada una de sus tendencias se va configurando. La dinámica de declive electoral se ha frenado, aunque se estanca el descenso respecto del periodo anterior; la articulación orgánica de Sumar todavía es incipiente y frágil pero se va consolidando como la coalición más representativa de esa izquierda diferenciada de la socialdemocracia -y la izquierda nacionalista- con hasta 2,5 millones de votos.


No obstante, Podemos, frente a algunos augurios, continua sin desaparecer, con un electorado propio significativo (unos 700 mil) pero lejos del peso mayoritario y decisivo en todo el conglomerado alternativo de la etapa anterior.


Las dos tendencias permanecen, en agria disputa, sin terminar de consolidarse en sus respectivas bases socio-electorales pero dibujando unas proporciones aproximadas de su representatividad electoral y, sobre todo, de la primacía dirigente de Movimiento Sumar, con un talante más moderado, dialogador y transversal, y la posición más secundaria de Podemos, con un enfoque más transformador, exigente y de izquierdas.

 

En ese sentido, las elecciones europeas constituyen un proceso de legitimación socio-electoral y político de las dos formaciones (y de una posible tercera) para medir su representatividad y establecer con mayor objetividad las bases relacionales entre ellas. La particularidad es que, con distrito único estatal, se necesitan cerca de 400.000 votos para acceder a un escaño, y trasladando estos porcentajes, aun con la previsión de un aumento de la abstención, habitual respecto de las elecciones generales o las territoriales, tenemos que Podemos tendría asegurado una eurodiputada, con posibilidades de la segunda, y Sumar entre cinco y seis. La pugna por la influencia política y el reconocimiento electoral continuaría.”


Referencia web original:

https://blogs.publico.es/otrasmiradas/80173/representatividad-y-relacion-entre-sumar-podemos/

Empuje reformador y unitario. Antonio Antón, en Nueva Tribuna (14/02/2024)


La idea desarrollada es que sí es posible implementar medidas sociales igualitarias y de progreso, aunque limitadas por ese tipo de mayoría parlamentaria necesaria y un ambiente social poco activo, así como en el ámbito democrático y territorial, y acompañadas de un proceso unitario e integrador en la izquierda transformadora. Selecciono varios párrafos: 


“En el doble proceso de la formación de Sumar, de escucha ciudadana y de legitimación y refuerzo de su autonomía y su nuevo liderazgo respecto de Unidas Podemos, se muestra la incapacidad o falta de voluntad para articular un procedimiento democrático o una articulación de la representatividad de cada corriente interna, con una orientación política consensuada. Se impone el objetivo imperioso del desplazamiento del anterior núcleo dirigente, con una dinámica competitiva a nivel interno, al mismo tiempo que con un discurso externo más amable y una gestión institucional más posibilista o acomodaticia a la preponderancia socialista; su valoración es que Podemos resta más que suma y su papel debe reducirse al mínimo, recogiendo o trasvasando parte de su base social y de su militancia. Se cierra el diálogo interno y se abre la confrontación, en clara contraposición con la integración y la suma de todos en la pluralidad, así como con la oferta dialogadora y el mecanismo de la negociación en otros ámbitos políticos. El resultado es una lucha fratricida penosa que retrata la débil capacidad articuladora de esta representación de la nueva política…


En definitiva, contando con la previsible competencia y reconfiguración representativa en las elecciones europeas, está pendiente un doble proceso con mutua interacción: el impulso de una dinámica transformadora creíble, en el marco de un acuerdo global de progreso del bloque democrático y plurinacional, y la articulación en la izquierda transformadora de mecanismos unitarios con respeto al pluralismo existente y procedimientos democráticos, en la perspectiva de avanzar en un amplio frente alternativo.”


Referencia web original

https://www.nuevatribuna.es/articulo/actualidad/empuje-reformador-unitario-psoe-sumar-izquierda-gobierno/20240213181024223472.html

Publicaciones ajenas


VER año 2023


VER Artículos y ensayos ajenos destacados


Artículos del último mes:


Claridad en la perspectiva: ¡SE HACE CAMINO AL ANDAR!

Qué persigue Israel con casi cinco meses de masacre en Gaza. Olga Rodríguez (28/02/2024)


La historia clarifica el presente de dominación y colonialismo. Transcribo varios párrafos:


“Si el propósito principal de Israel fuera su propia seguridad y terminar con los ataques de Hamás u otras organizaciones, pondría fin a su ocupación ilegal y al sistema de apartheid que aplica contra la población palestina de Cisjordania, Gaza y Jerusalén Este.


Si su prioridad fuera realmente la puesta en libertad de los rehenes, habría negociado hace ya tiempo otro intercambio de prisioneros y aceptado un alto el fuego inmediato en Gaza. Sabe bien que a través de bombardeos continuados –durante casi cinco meses– sólo ha logrado liberar a dos rehenes, mientras que cuando accedió a un acuerdo obtuvo el regreso a casa de más de cien israelíes en cautiverio. Es evidente que la perpetuación de su ofensiva ha tenido otros fines.


El objetivo de Israel es mantener el proyecto sionista de un Estado judío de mayoría judía, con el control del territorio palestino pero sin los palestinos como ciudadanos con derechos. Con la ocupación busca, además, beneficiarse de materias primas, acuíferos, así como de los yacimientos de gas en la costa e incluso de una eventual vía comercial alternativa al canal de Suez.


El crecimiento gradual y progresivo de la ocupación muestra que éste ha sido el propósito a lo largo de las décadas, con sucesivos gobiernos. Para ello llevó a cabo una limpieza étnica en el pasado e impulsa en la actualidad crímenes de tal calibre que la propia Corte Internacional de Justicia ha establecido que hay señales creíbles de un genocidio en curso.”


Referencia web original

https://www.eldiario.es/internacional/persigue-israel-cinco-meses-masacre-gaza_129_10953657.html

Una investigación rigurosa sobre la izquierda transformadora. Carmen Martínez Brugera (27/02/2024)


Una reseña del libro ‘Izquierda transformadora’ por esta historiadora. Reproduzco varios párrafos:


“Este libro, Izquierda transformadora, es el resultado del esfuerzo del autor por examinar, revelar, descubrir la realidad política y social de los últimos quince años, con especial atención en los dos últimos, en el que hay que resaltar el rigor, la precisión analítica y la carga didáctica que caracterizan las obras de Antonio Anton…


Tiene un doble hilo conductor. Por un lado ANALIZA los rasgos principales de esta dinámica y las políticas de alianzas en sus diferentes fases: Sumar en la encrucijada (cap. 4), La formación del frente amplio (cap. 8), El balance tras las elecciones generales del 23-J (cap. 9) y La articulación de la izquierda transformadora y sus perspectivas (cap. 10).


Por otro lado, tiene un carácter VALORATIVO con distintas reflexiones teóricas y estratégicas en los capítulos restantes, entre ellas, La vigencia de las clases sociales (cap.3), Los retos del feminismo y la prioridad del consentimiento (cap. 6), Las insuficiencias del liberalismo (cap.7), entre otros.


Sin duda se trata de un trabajo de investigación riguroso, como todos los libros anteriores del autor, muy necesario para entender el proceso político que hemos vivido y, sobre todo, una pauta para esta nueva etapa, tan difícil y tan apasionante a la vez, que nos queda por vivir.”


Referencia web original

https://rebelion.org/una-investigacion-rigurosa-sobre-la-izquierda-transformadora/

El colapso del modelo económico alemán. Juan Laborda (26/02/2024)


Un agudo análisis de la fragilidad de la economía alemana y sus contraproducentes políticas a costa del Sur europeo, que ahora se puede resarcir con políticas expansivas. Selecciono varios párrafos:


“El problema de fondo de la Unión Europea es más profundo, su diseño, desde sus orígenes, se hizo a medida de Alemania. Por un lado, la entrada del sur de Europa en el Euro, con el consentimiento de sus élites, acabó destrozando nuestro sector industrial que no estaba preparado para el libre mercado (véanse los análisis del profesor Ha-Joon Chang sobre los mitos del capitalismo contemporáneo). Pero no solo eso. Alemania no quiso reducir sus superávits por cuenta corriente mediante políticas que facilitaran un mayor consumo de sus familias. Tampoco quiso asumir las consecuencias del riesgo precio de las inversiones de sus bancos. Ahora tendrán que comerse sus palabras. No les va a quedar más remedio que soportar un aumento del déficit y de la deuda pública, lo cual en sí mismo no es negativo, en un contexto de continuado ahorro privado aderezado, en este caso, una menor demanda exterior de los productos alemanes. Su modelo basado en el sector exterior se ha agotado. Además, el cambio en favor de otro modelo basado más en consumo requiere pasar por una recesión –vean los estudios de Michael Pettis–.


Frente a ello, el Sur de Europa, crece. Si no llega a ser por Portugal y España la Unión Europea ya habría entrado en recesión. España ha sido la economía de la Unión Europea que más ha crecido en 2023, al igual que en 2022, y lo volverá a ser en 2024, salvo que el Banco Central Europeo y/o Bruselas vuelvan a las andadas. Por eso, y en eso espero que Sánchez y sus asesores lo tengan claro, no les hemos de permitir ni una. Ni reglas fiscales, ni más restricción monetaria.”


Referencia web original

https://www.eldiario.es/opinion/zona-critica/colapso-modelo-economico-aleman_129_10941842.html

El dilema ético estratégico de la OTAN+. Enrique Vega (26/02/2024)


El realismo del equilibrio militar y el pragmatismo geopolítico se van imponiendo, pero buscando siempre su primacía. Selecciono varios párrafos:


Este es, en consecuencia, el problema ético-estratégico al que, creo, que se enfrentan en estos momentos los países de la OTAN y de la Unión Europea, especialmente los europeos: renunciar al harto difícil intento de ganar la guerra militarmente, buscando el mejor acuerdo posible con Rusia y la aquiescencia de Ucrania -que dejaría de ver cómo mueren a diario sus ciudadanos y cómo su territorio es devastado- devolviendo así la paz a Europa bajo el lema de si vis pacem, non inimicum lacessus. A no ser que la paz en Europa sea un precio que no nos resulte rentable si para ello tenemos que dejar de intentar seguir siendo los directores de la geopolítica mundial, de ese mundo que pretendemos que se siga rigiendo por (nuestras) normas financieras, económicas y políticas, para lo que se necesita esa herramienta de imposición que son los ejércitos más poderosos, y por lo tanto más caros, del mundo. Si para ello tenemos que asumir que no somos o que ya estamos dejando de ser esa “raza superior”, que tanto ha enseñado al mundo, y que durante tanto tiempo hemos creído ser. 


¿No será que “Europa debe seguir potenciando sus capacidades militares”, no porque realmente (o principalmente) “Exista un riesgo real de que el presidente ruso Vladimir Putin ataque a un país de la OTAN a corto o medio plazo” sino porque “exista un riesgo real de que perdamos la primogenitura de la dirección de la geopolítica mundial, de la que llevamos ya unos cinco siglos disfrutando”?”


Referencia web original

https://www.nuevatribuna.es/articulo/global/dilema-etico-estrategico-otan/20240226155552223979.html

Qué nos plantean los adolescentes en transición. Cristina Garaizabal y Gerard Coll-Planas (26/02/2024)


Interesante, con buen enfoque de pensamiento crítico y complejo, valorando el contexto y la experiencia relacional. Transcribo varios párrafos:


Esta noción de un sujeto hecho a sí mismo puede conducir a un falso empoderamiento, pues efectivamente suena muy bien la idea de que nuestra vida depende solamente de nuestra voluntad; el problema es que esto no deja espacio para entender que lo que somos es una elaboración compleja; que somos en el marco de una red de personas que dependen unas de las otras porque somos frágiles (a pesar de lo que nos repite incansablemente el discurso neoliberal), porque nos necesitamos (lo que choca con el ideal de autonomía imperante) y porque nos deseamos. La sobredimensión del principio de autoidentificación dificulta enormemente los acompañamientos…


Una aportación clave de esta investigación es el análisis del contexto social en el que se dan estas transiciones. Un contexto marcado por una creciente incertidumbre. ¿Cómo orientarnos hoy para construirnos? ¿Qué pasa con los referentes tradicionales? ¿Se han creado nuevos? Esta incertidumbre ofrece ciertamente la posibilidad de cambios positivos, originales, imaginativos y fuera de la normatividad. Pero a veces podemos vivir la incertidumbre con angustia y desesperación. En cualquier caso, nos guste o no, la incertidumbre es un signo de nuestro tiempo y tenemos que aprender a transitarla, para aprovechar sus aspectos más positivos y para manejar sus interrogantes con menos angustia. En este marco, el libro propone utilizar categorías más livianas para hablar del género, entendiéndolo como una experiencia y no necesariamente como una identidad en sentido fuerte.”


Referencia web original

https://ctxt.es/es/20240201/Politica/45261/Cristina-Garaizabal-Gerard-Coll-Planas-transicion-LGTBIQ-Miquel-Misse-Noemi-Parra-libro-resenya.htm

La importancia de Yolanda Díaz: por qué es relevante lo que está pasando en Sumar. Esteban Hernández (26/02/2024)


Un análisis sugerente aunque con algunos sesgos. Plantea que la opción política dominante de Sumar es que su estrategia progresista moderada va a conseguir un gran ensanchamiento electoral y le sobra -o resta- la aportación e integración de Podemos, al que pretende debilitar. No obstante, su modelo no es solo el verde alemán (y el errejonismo del populismo transversal) sino que se combina con el eurocomunismo de ICV (y la antigua nueva izquierda de IU).El problema de una política progresista moderada o centrista, con la renovación del sanchismo y la exclusión de Podemos, es que tiene poco hueco electoral y estratégico, aunque su base social actual tiene cierta inercia del electorado 'transformador' -de clase trabajadora y precaria juvenil- del 15-M. Por tanto, Sumar no solo tiene una base de clase medio-alta profesional, como dice el artículo, aunque su propuesta política transversal sintonice con ese ideario de clase, sino que ha absorbido gran parte de la de Unidas Podemos, con una base social trabajadora. La cuestión ahora es la capacidad de recuperación de Podemos, con una política más confrontativa y exigente sobre esa base del conflicto social y democrático, que desconsidera el texto. Reproduzco varios párrafos:


“Las posiciones progresistas, que se parecen a las tecnocráticas, creen que basta con impedir la llegada al poder de las extremas derechas. En ese contexto, dar respuestas que no aporten soluciones a estos problemas o que insistan en repetir las fórmulas anteriores, ya sea el programa económico neoliberal o la demanda de más democracia y más derechos humanos, suena extemporáneo. Como lo son las apuestas políticas que no se hagan cargo del descontento entre las poblaciones y que lo reduzcan a los habituales enfrentamientos de jóvenes contra mayores, mujeres contra hombres, nacionales contra inmigrantes y woke contra antiwoke.


En esa división entre trabajadores productivos y los poco cualificados del sector servicios, hay todo un mundo que se queda fuera: autónomos y pequeños empresarios, profesionales liberales con salarios escasos, agricultores y ganaderos, emprendedores entrampados, así como la gran mayoría de quienes forman parte de las clases medias bajas y de las medias. Unos y otros los contemplan como algo prescindible, ya que o son poco productivos o tienden a ser reaccionarios. En esos lugares se está fraguando la mayor parte del descontento, y no están recibiendo respuesta.


En ese cambio de época, las posiciones progresistas, que se parecen mucho a las tecnocráticas, siguen pensando que, en esencia, poco ha cambiado, salvo la llegada de Trump y de las extremas derechas, y que con impedir que tomen el poder estaría la tarea hecha. La izquierda está convencida de sí misma, pero completamente desorientada sobre el tipo de mundo en el que vivimos, que no es de la globalización feliz. En la derecha ocurre igual, por cierto.”


Referencia web original

https://www.elconfidencial.com/espana/2024-02-26/por-que-sumar-importa_3837291/

Contra la polarización. Daniel Innerarity (26/02/2024)


Una interpretación de la inexistencia de una polarización real, sí contraposición ideológica y mediática percibida y sentida, con una tendencia social hacia la centralidad y la moderación, aun con la constatación de cierta derechización autoritaria y la permanencia de grandes desigualdades y conflictos que, en realidad, es la tendencia dominante y preocupante frente a la inacción del consenso centrista europeo. Transcribo varios párrafos:


“Un grupo de sociólogos alemanes liderados por Steffen Mau ha ordenado los principales escenarios de batalla ideológicos en: redistribución, nación, diversidad y justicia climática. Demuestra que en todos ellos la mayor parte de la gente adopta posiciones moderadas, las opiniones se solapan entre los distintos seguidores de los partidos, los planteamientos no se reducen a un a favor o en contra y se valora el acuerdo con quienes piensan de diferente manera…


Podemos dramatizar según nos convenga, pero el pacto de posguerra que dio lugar al Estado de bienestar es más resistente de lo que suele asegurarse. La ofensiva neoliberal fracasó y lo que hoy tenemos es keynesianismo y nuevos derechos sociales, aceptado también por los conservadores y solo impugnado por la extrema derecha. Las diferencias están más en el terreno de las políticas que en el de los valores. El nuevo consenso social es liberal-progresista. A eso aluden las extremas derechas con su cruzada contra “lo políticamente correcto”. Si están tan irritadas es porque han entendido bien que tienen perdida la batalla. Alguien podría objetar quese asoman nuevas amenazas iliberales o directamente autoritarias, a lo que cabría replicar que si nos sentimos en peligro es porque poseemos algo valioso y por eso hablamos de defender las “conquistas”.


Incluso aunque, como es previsible,Europa gire a la derecha en las elecciones de junio,me atrevo asegurar que el PPE no se atreverá a gobernar en Bruselas con la extrema derecha, aunque solo sea por razones geopolíticas. Habrá una nueva Comisión, algo más a la derecha que la actual, pero no se quebrará ese consenso de fondo en materia redistributiva, migratoria, de diversidad y lucha contra el cambio climático. Seguirán ahí los problemas y las deficiencias (muy especialmente enlo que se refiere a la migración),pero la polarización tiene todavía menos futuro a nivel europeo que en el plano estatal.”


Referencia web original:

https://elpais.com/opinion/2024-02-26/contra-la-polarizacion.html

Vas 'pal' cielo y vas llorando: horizontes de la izquierda. Juan Carlos Monedero (25/02/2024)


Tras un análisis de las distancias y el sectarismo actual en la izquierda, un pronóstico optimista. Selecciono los párrafos conclusivos:


Las costuras que están reventando en el PSOE, la tozudez de hacer mal las cosas en Sumar (con el varapalo recibido por Yolanda Díaz en su feudo gallego o comportamientos propios de la descomposición interna, como la espantá de Errejón y Díaz la noche de la derrota dejando sola ante el peligro a Marta Lois), la cortedad de miras de Compromís y Más Madrid o la fiebre alarmante de Podemos contrastan con la placidez de la derecha española, cuyo único riesgo es, tras la tranquilidad ganada por Feijóo en las gallegas, que se indigesten de palomitas viendo el escenario ideal por el que lleva trabajando una década. Una derecha dirigida por un político que veraneaba con un narco. A ver cómo se lo explicamos a nuestros nietos.


Falta de ideas, a la izquierda solo le resta esperar a las europeas. Con esa encuesta real, el bipartidismo volverá a mirarse en el espejo, mientras que el espacio a la izquierda del PSOE tendrá que decidir su rumbo sin más excusas. Y es probable que se entienda que todo lo que se ha hecho desde la precipitada salida de Iglesias ha sido un disparate. Igual que la guerra de Ucrania terminará y lo que acordarán en el tratado de paz será exactamente lo que dijimos que había que hacer hace tres años, después de las europeas, cuando se vea que la fragmentación de la izquierda trabaja para que gobierne la extrema derecha, volveremos a ponernos de acuerdo en algunas cosas. Como que los acuerdos entre las diferentes formaciones deberán incorporar primarias -y los partidos que no tengan base, que se pongan las pilas o arreen-. Volveremos a hablar del frente amplio -las bases de Izquierda Unida no van a aguantar mucho en Sumar-. Y se pedirán cuentas a todos los que hayan colaborado en el desastre.


Y al final, como siempre pasa, regresará la sensatez y se entenderá la importancia de un espacio a la izquierda del PSOE que no quiera ser otro PSOE.”


Referencia web original

https://blogs.publico.es/juan-carlos-monedero/2024/02/25/vas-pal-cielo-y-vas-llorando-horizontes-de-la-izquierda/

Homenaje a la perseverancia de Irene Montero. Cristina Fallarás (25/02/2024)


Una encendida defensa del consentimiento y la gestión del anterior Ministerio de Igualdad, a raíz de la sentencia sobre la violación de Dani Alves. Reproduzco varios párrafos:

 

“Imagino que a las nuevas "teóricas" y "filósofas" del feminismo y el consentimiento les parecerá una sentencia rancia, pero al resto de las mortales, y muy especialmente a las que hemos sufrido alguna agresión sexual, que somos millones en este país, nos parece un prodigio. Todas y cada una de las frases que acabo de reproducir, y muchas otras, resultaban absolutamente inimaginables hace nada. O sea, antes de que se aprobara la ley del solo sí es sí. O sea, antes de que la ex ministra Irene Montero se empeñara —no solo con su cargo, también con su cuerpo— en modificar no ya la legislación, sino el respeto más esencial por el cuerpo de las mujeres. Modificar la sociedad entera…


Pero yo ya soy muy veterana, y las nuevas ideas de mercadillo y saldo contra el consentimiento defendidas por supuestas "pensadoras" del deseo me parecen exactamente eso, baratijas construidas para brillar encaramadas sobre el patriarcado de siempre, el que considera la sentencia contra Dani Alves un atropello, etcétera.


Celebro la sentencia y bailo de alegría. Celebro la audacia, el tesón y la valentía con las que Irene Montero y todo su equipo del Ministerio de Igualdad la han hecho posible. No daré espacio al olvido. No prestaré oídos a inquinas ni idioteces. Cargo demasiadas vidas al lomo. Quienes hemos sufrido el zarpazo de la agresión sexual, que somos todas, sabemos que todo ha cambiado después de este juicio, que cabe la posibilidad. Lo que no sabemos es por cuánto tiempo, hasta qué punto el silencio y el olvido darán al traste con todo lo logrado.”


Referencia web original

https://blogs.publico.es/cristina-fallaras/2024/02/25/homenaje-a-la-perseverancia-de-irene-montero/

Sentencia del caso Alves: una oda al consentimiento que da claves sobre el contexto posterior al sí es sí. Bárbara Tardón (25/02/2024)


Una explicación nítida de la importancia y el carácter del consentimiento. Selecciono un par de párrafos:


“La sentencia es, desde mi punto de vista, una oda al consentimiento sexual, a la autonomía sexual, al derecho intocable de todas las mujeres a la libertad sexual. Y aunque nunca este tribunal se atrevería a afírmalo, estoy convencida de que el contexto social y cultural ha sido clave en el atrevimiento de describir al detalle lo que es el consentimiento.


No debemos olvidar que el consentimiento sexual lo hemos definido las mujeres, las supervivientes y las feministas. En mi caso, voy a politizarlo hasta la extenuación. Sobre todo para para no confundir con negligencias que hacen que las supervivientes lleguen a los despachos de las abogadas o a los recursos especializados con un lío tremendo porque no saben si consintieron o no. La ley del sí es sí lo transcribió de esta forma, siguiendo además el legado teórico de muchas feministas, el del derecho internacional de los derechos humanos y estableciendo que sólo hay consentimiento “cuando se ha expresado libremente mediante actos, en atención a las circunstancias del caso, expresen de manera clara la voluntad de la persona”.


Referencia web original:

https://www.elsaltodiario.com/analisis/analisis-sentencia-violacion-jugador-futbol-dani-alves-ley-es

El futuro del trabajo y del sindicalismo. Joan Coscubiela (24/02/2024)


Interesante reflexión sobre la importancia del trabajo y la intermediación laboral con el nuevo papel de los sindicatos en la era de la digitalización. Transcribo un extracto:


“La digitalización incide directamente en las relaciones de poder. De una parte, propicia nuevos entornos laborales, distintos a los centros de trabajo fordistas, que permiten un control absoluto del proceso productivo eludiendo las responsabilidades propias del empresario. Externalización de las cadenas de valor, empresas red, economía de plataforma y empresas multiservicios. O el caso extremo del troceamiento de trabajos en micro tareas, convertidas en la unidad básica de contratación digital, como sucede con la traducción de documentos por páginas.


Con el aséptico nombre de “trazabilidad” del trabajo los algoritmos permiten a las empresas aumentar sus funciones de control y disciplina. Mientras en el panóptico taylorista de Jeremy Bentham había un encargado controlando a los operarios, ahora el “panóptico digital” utiliza pulseras que actúan como “látigo digital” para imponer ritmos de trabajo o reconocimientos biométricos de las personas trabajadoras. La deshumanización del trabajo del taylorismo industrial puede alcanzar con el taylorismo digital, si no hay controles sociales y contrapoderes sindicales, unos niveles aún más brutales. 


La ideología juega un papel importante en la legitimación del nuevo orden social. La digitalización se hace acompañar de la cultura del “tecnopopulismo empresarial”. Sugiero leer 'Poder y Sacrificio: los nuevos discursos de la empresa' (Siglo veintiuno) de Luis Enrique Alonso y Fernández Rodríguez…


Nuestro principal reto en la construcción del futuro es entender la naturaleza de los cambios. En este sentido me atrevo a afirmar que el trabajo sufrirá grandes mutaciones, pero continuará ocupando una gran centralidad en el mundo de la digitalización…


Para acertar en las nuevas formas de intermediación social es importante comprender la naturaleza de las disrupciones en marcha. Asumiendo que, a nosotros, como a todos los contemporáneos de los grandes cambios de época, nos cuesta entender el presente y mucho más predecir el futuro.


La digitalización facilita la fragmentación del trabajo y de nuestras vidas, contribuye a la desvertebración de la sociedad entre personas, colectivos y sus legítimas causas. Además, la ideología del individualismo extremo erosiona los espacios colectivos que hasta ahora actuaban como factores de socialización. En este contexto el sindicalismo tiene retos complejos. Integrar en su seno todas las formas de trabajo que el capitalismo digitalizado desintegra; vertebrar las diferentes causas sociales que el subjetivismo neoliberal desvertebra y reforzar los espacios de socialización con los que combatir el imaginario ultraliberal de autosuficiencia del individuo para abordar en solitario los riesgos comunes.


En una sociedad dominada por la mercantilización de todas las relaciones sociales, en la que las personas nos vemos reducidas a la condición de meros consumidores, incluso de la política, el sindicalismo debe reforzar la condición de ciudadanía laboral activa. Se trata de ser sindicato de personas trabajadoras y no sindicato para personas trabajadoras (no es un juego de preposiciones).” 


Referencia web original

https://www.eldiario.es/economia/futuro-trabajo-sindicalismo-cat_1_10945649.html

La sentencia de Dani Alves: la credibilidad de la víctima por encima de todo. Ana María Pascual y Cancela Barro (23/02/2024)


Una interpretación justa y adecuada. Selecciono varios párrafos:


Los dos factores en clave feminista de esta sentencia de la Audiencia de Barcelona son la marcada apuesta jurídica por la credibilidad de la víctima y el cambio de paradigma hacia la cultura del consentimiento. Las claves: la apuesta por la credibilidad y el cambio de paradigma hacia la cultura del consentimiento.


Respecto al consentimiento, la sentencia realiza un profundorepaso de lo que significa el "solo sí es sí"."Debe señalarse quenique la denunciante haya bailado de manera insinuante,ni que haya acercado sus nalgas al acusado, o que incluso haya podido abrazarse al acusado,puede hacernos suponer que prestaba su consentimientoa todo lo que posteriormente pudiera ocurrir", consta en el fallo.


Estas actitudes "no suponen dar carta blanca a cualquier abuso o agresiónque se produzca con posterioridad; el consentimiento en las relaciones sexuales debe prestarse siempre antes e incluso durante la práctica del sexo, de tal manera que una persona puede acceder a mantener relaciones hasta cierto punto y no mostrar el consentimiento a seguir, o a no llevar a cabo determinadas conductas sexuales o hacerlo de acuerdo a unas condiciones y no otras", dice la sentencia.”


Referencia web original:


https://www.publico.es/politica/sentencia-dani-alves-credibilidad-victima.html

La tercera nacionalidad entra en escena. Javier Pérez Royo (22/02/2024)


El avance de la plurinacionalidad. Selecciono varios párrafos:


“Quiere decirse, pues, que la tensión entre la unidad y la plurinacionalidad va a ir en aumento. Esto es lo que indica el resultado de este pasado domingo. Galicia avanza en la dirección en la que han avanzado País Vasco y Catalunya, con lo que ello implica de retroceso de los dos partidos de gobierno estatales. Con ello se va a introducir mayor complejidad en el sistema político español. Si tuvieran que convocarse elecciones anticipadas por cualquier circunstancia, es muy probable que el número de diputados nacionalistas de las tres nacionalidades superara los 40. 


El nacionalismo gallego va camino de convertirse en un partido de gobierno en Galicia y en un partido que va a tener influencia en la dirección del Estado con un peso similar en número de escaños al que tiene el PNV. Acostumbrados como estamos a pensar nuestro sistema político en términos binarios, tal vez estemos perdiendo de vista lo más importante que ha ocurrido este pasado domingo.”


Referencia web original

https://www.eldiario.es/contracorriente/tercera-nacionalidad-entra-escena_132_10944449.html

Empleos parciales y sobrecarga de cuidados: la brecha salarial del 18% que las mujeres quieren cerrar. Sabela Rodríguez (21/02/2024)


Ajustado reportaje: 'La desigualdad salarial echa raíces por su sutileza'. Selecciono varios párrafos:


“Según el último informe confeccionado por UGT, en 2021 las mujeres ganaron 5.212,74 euros menos que los hombres, una brecha del 18,36%. Y entre los tres millones de personas que menos cobran –un máximo de 965 euros–, el 69% son mujeres. Son los datos principales, el trazo grueso. Pero hay que hilar muy fino para entender en qué consiste la brecha salarial. 


El trabajo a tiempo parcial sigue siendo uno de los principales factores que nutren el cisma entre hombres y mujeres. El 23,25% de las mujeres trabajan a tiempo parcial, porcentaje que se reduce hasta el 6,7% en el caso de los varones…


Pero no todo son números. En realidad, aquello que explica la feminización de la pobreza, la desproporción de género en cuanto a contratación parcial y el impacto de los complementos salariales, hunde sus raíces en una cuestión cultural. "La raíz del desequilibrio salarial se encuentra en el reparto de roles: la asignación de las tareas de cuidado a las mujeres, mientras que los hombres son el sustento económico".”


Referencia web original

https://www.infolibre.es/igualdad/partirse-lomo-casa-cobrar-trabajo-mujeres-agitan-bandera-igualdad-salarial_1_1721049.html

Galicia devuelve a la izquierda alternativa a la realidad de su debilidad territorial medio año después del 23J. Alexis Romero (19/02/2024)


Una aproximación realista. Transcribo el primer párrafo:


“Entre las elecciones autonómicas de mayo del pasado año y las gallegas de este domingo hay un hilo que pasa por encima del 23J y une ambos procesos en el espacio de la denominada izquierda alternativa. La debacle de Podemos-Izquierda Unida en el 28M y el desplome de Sumar y de Podemos en Galicia tienen una misma raíz: la debilidad de este espacio y su falta de arraigo en los territorios.”


Referencia web original

https://www.publico.es/politica/galicia-devuelve-izquierda-alternativa-realidad-debilidad-territorial-medio-ano-despues-23j.html

Encuestas, ensoñaciones y una primera lectura de los resultados del 18F. Rafael Ruiz (19/02/2024)


Para hacer balance político es conveniente empezar por analizar la realidad de lo que ha pasado. Aquí con datos objetivos. Selecciono unos párrafos sobre Sumar:


“Sumar, el voto útil que no lo fue. Parte de las opciones de la izquierda pasaban por convertir todos sus votos en escaños. Concurrir con varias marcas era un hándicap que de partida hacía casi imposible la aritmética de izquierdas salvo que la formación de Yolanda Díaz entrara por Pontevedra y A Coruña. ¿Hubiera cambiado algo si el BNG hubiera absorbido / compartido candidatura con Sumar y Podemos? Poco. Le hubiera quitado un escaño al PP en Pontevedra, que a expensas de lo que ocurra en el CERA de Ourense se hubiera quedado con 38 o 39 diputados. 


En todo caso Sumar encaja un duro golpe que alimenta la idea de estar viviendo un momento complicado. El marco de debilidad, incluso el de indiferenciación con el PSOE, se ha instalado en una parte del electorado tras la ruptura con Podemos, que si bien queda sumido -en términos de apoyo electoral- casi en la irrelevancia (un 2,5% de proyección en el conjunto de España en enero, un 0,3% ahora en Galicia) mantiene un peso suficiente para restar muchos escaños a Sumar en provincias medianas. La última estimación de enero apuntaba a que la diferencia entre ir juntos (Sumar y Podemos) e ir separados era un retroceso de la formación de Yolanda Díaz de los 29 escaños a los 17.”


Referencia web original

https://www.infolibre.es/politica/encuestas-ensonaciones-primera-lectura-resultados-18f_1_1719781.html

Fuera de palacio. Marga Ferré (19/02/2024)


Una punzante crítica sobre la crisis de la izquierda. Selecciono varios párrafos:


“Sabido es que la posmodernidad abandonó la idea de cambiar el mundo, pero es quizá menos conocido que la ofensiva posmoderna abandonó incluso la idea de comprenderlo. Y eso es lo que creo que ocurre cuando miras la realidad desde el Palacio, primando, como hizo la posmodernidad, la forma frente al contenido, la comunicación frente a la propuesta, lo electoral frente a la acción.


Desde el Palacio el mundo solo se interpreta a través de encuestas, como un objeto extraño, nos advierte Pasolini: “Los intelectuales italianos siempre han sido cortesanos, siempre han vivido ‘dentro de Palacio’; si se ocupan de la ‘gente’ es siempre a través de las estadísticas”. Pero añade: “La verdadera historia está infinitamente por delante de nuestra historia acomodada; porque la realidad está en los sucesos de ‘fuera de Palacio’ y no en sus interpretaciones parciales o, peor aún, en su eliminación”.


Para el pensador italiano, entre dentro y fuera del Palacio se abre “un vacío inmenso”, una diacronía y, pensando en ella vislumbro que quizá es esta “diacronía” lo que provoca la crisis en la izquierda, ese “vacío inmenso” entre lo que el Palacio interpreta y la realidad en la que vivimos los que estamos fuera de él, creándola y queriendo transformarla.


Y me preocupo porque, como toda persona de izquierdas, tiendo a pensar que la unidad es un bien en sí mismo, desde que Marx nos apelara a ello en la última frase del Manifiesto Comunista. Pero hoy me atrevo a observar estas escisiones en la izquierda europea como la consecuencia de un tiempo, el de las revueltas, que ya ha pasado y que puede dar paso a la necesaria unidad de acción en tiempos en los que la oscuridad acecha. Es mi esperanza, la que les propongo, junto a la siguiente convicción que Pasolini nos regala con su deslumbrante lucidez: “Lo que ocurre ‘fuera de Palacio’ es cualitativamente, o sea, históricamente, distinto de lo que ocurre ‘dentro de Palacio’; es infinitamente más nuevo, espantosamente más avanzado”.


Referencia web original

https://ctxt.es/es/20240201/Firmas/45586/marga-ferre-tribuna-pasolini-izquierda-die-linke-podemos-pablo-iglesias-melenchon-palacio.htm

La demografía del 18F: así vota cada grupo social en las elecciones gallegas de 2024. Raúl Sánchez, Victòria Oliveres y Yuly Jara (18/02/2024)


¿A dónde va el voto urbano frente al rural? ¿Y los jóvenes a quiénes votan? ¿Cómo es el votante de Vox? ¿Afecta al voto el nivel de estudios de la población? ¿Y la renta? Para este análisis, elDiario.es cruza en directo los resultados del voto de estas elecciones del 18-F de los municipios gallegos agrupados según distintos indicadores como, por ejemplo, nivel de renta, estudios, lugar de nacimiento o tamaño de municipio.


Referencia web original

https://www.eldiario.es/galicia/resultados-elecciones-gallegas-perfil-demografico-2024_1_10921015.html

"Me parece una anomalía democrática el veto a las trabajadoras sexuales en el debate de la prostitución": Clara Serra (17/02/2024)


Entrevista a raíz de su nuevo libro donde trata, entre otros temas, el consentimiento y la violencia machista junto con el deseo sexual. Selecciono varios párrafos:


“En una primera aproximación, podríamos decir que el tema del consentimiento se ha recuperado porque hemos tenido algunos casos judiciales que han puesto sobre la mesa un déficit por parte de la Justicia para pensar bien esto. Creo que eso es lo que reveló el caso de La Manada, sobre todo con esa primera sentencia, donde unos prejuicios machistas por parte de una miembro de la judicatura no juzgaban bien.


Esto sería verdad, en parte, pero la respuesta a esa pregunta tiene varias capas porque también diría que no es casual que sobrevuelen en la conversación social hoy una serie de temas que tienen que ver con el consentimiento. Podríamos decir que cómo legislamos sobre la violencia sexual es uno, pero desde luego la cuestión del trabajo sexual es otro y está sobre la mesa del Gobierno una ley de para abolir el trabajo sexual. También el tema de la pornografía…


La pregunta de en qué se parece nuestra sociedad a esa otra sociedad de los años 80, donde emergen todos estos temas, creo que requiere una respuesta que va más al fondo. Cuando emergen todos estos temas hay la posibilidad de que tomemos posiciones más conservadoras con el tema de la sexualidad. Puede que hablar de eso en los 80 tuvo que ver con con que los 60 y 70 hubo mucha liberación sexual, y los 80 fueron un momento de vuelta a cierto conservadurismo. La emergencia de estos temas también hoy es porque, de nuevo, estamos ante la posibilidad de una cierta vuelta a ordenar el sexo en una clave más conservadora y, quizá, tiene que ver con un avance del feminismo y de cierta libertad sexual por parte de las mujeres jóvenes. Creo que ambas cosas pueden ser ciertas…


La crítica antipunitiva hay que hacerla desde el momento en el que pensamos que cuando todos los males sociales o todos los daños o todos los dolores no tienen inmediatamente una traslación a una propuesta de delito, no lo estamos abordando. Esto es un enfoque muy equivocado para la izquierda porque la izquierda siempre dijo esta cosa de que el Código Penal es la última ratio. De hecho, cuando entra el Código Penal es ya el fracaso de la política. El castigo siempre revela que te ha fallado todo lo demás, que no has podido prever que esto ocurra, que no has podido transformar la sociedad.


En el terreno del sexo existe, por un lado, la violencia sexual, a la que sí creo que el derecho penal ha de entrar; pero tenemos que darnos cuenta de que puede haber malentendidos, malestares, cosas desagradables y dolores que forman parte de algo que puede ocurrir sin que sean delitos. Al mismo tiempo, cuando decimos esto no significa que estemos infravalorando su importancia.”


Referencia web original

https://www.publico.es/mujer/clara-serra-me-parece-anomalia-democratica-veto-trabajadoras-sexuales-debate-prostitucion.html

Preguntas y respuestas sobre China como una potencia acreedora de primer orden. Eric Toussaint (16/02/2024)


Parte primera de una detallada e interesante investigación editada por el Comité para la abolición de las deudas ilegítimas (CADTM), con algunos interrogantes significativos: ¿Cuál es la amplitud y el montante de los préstamos de China?  ¿Cuándo China se volvió un prestamista público importante? ¿Cuál es el lugar del gran proyecto chino?... Selecciono una respuesta:

“China es el principal prestamista con respecto a los países del Sur Global.


Según un estudio publicado en noviembre de 2023, el organismo AidData comprobó 20.985 proyectos concernientes a préstamos o subvenciones de China en 165 países. El montante total de esos créditos ascendió, según AidData, a los 1,34 billones de dólares durante un período de 22 años [1]. Eso hace que China sea el principal prestamista público con respecto al Sur Global. Los préstamos de China alcanzan un volumen más elevado que la suma de los préstamos concedidos por el FMI, el Banco Mundial y el Club de París [2]. China superó a los otros acreedores públicos a partir de 2015 [3]. Pero, atención, los acreedores privados, y no China, son los principales en deuda pública y privada tanto para los países llamados desarrollados como para los países en desarrollo.


Por lo tanto, hay que decir que China es el principal acreedor a nivel del planeta o al ámbito del Sur. Los prestamistas privados (especialmente los fondos de inversiones como BlackRock o Pimco, fondos de pensión, bancos privados, fondos buitre…) son los principales acreedores. Lo que es cierto, es que China es el principal prestamista público y por lo tanto el principal recaudador público de deudas de los países del Sur.”


Referencia web original

https://www.cadtm.org/Parte-1-Preguntas-y-respuestas-sobre-China-como-una-potencia-acreedora-de

¿Son los agricultores unos terroristas?. Violeta Assiego (11/02/2024)


La convivencia pacífica, el diálogo entre diferentes, evitando antagonismos sin fundamento. Selecciono un párrafo:


“Las reivindicaciones de la mayoría de los agricultores son legítimas, como lo son las de los movimientos sociales ecologistas, LGTBI, feministas, antirracistas que los gobiernos y partidos reaccionarios a los derechos se empeñan en criminalizar. Sin embargo, en la intencionalidad de Vox, y del PP, de provocar una desestabilización política, de derrocar al Gobierno de Sánchez y de incrementar el malestar y resentimiento ciudadano contra quienes defendemos el bien común, están haciendo irrespirable el ambiente y estos nos causa un daño físico, neurológico y democrático. Pero esta parece que es parte de su estrategia, dañar el cerebro no solo de la ciudadanía que vota en las democracias, sino de la democracia misma.”


Referencia web original

https://www.eldiario.es/opinion/zona-critica/son-agricultores-terroristas_129_10912055.html

Somos humildes siervos de los señores de la nube: bienvenidos al tecnofeudalismo. Yanis Varoufakis (11/02/2024)


Una profundización analítica de esta fase del post-capitalismo fordista. Selecciono varios párrafos:


“Impresiona ver de qué forma el capital en la nube consigue desempeñar cinco funciones que antes estaban fuera del alcance del capital tradicional.Capta nuestra atención. Fabrica nuestros deseos. Nos vende directamente, sin pasar por los mercados tradicionales, lo que nos ha hecho desear. Fomenta el trabajo proletario en los centros de trabajo. Y crea una ingente mano de obra gratuita (los siervos de la nube).


¿A alguien le extraña que los propietarios de este capital en la nube —llamémoslos losnubelistas— tengan un poder hasta ahora inimaginable para obtener una plusvalía gigantesca de los proletarios, un volumen incalculable de trabajo no remunerado de casi todo el mundo y, de los capitalistas vasallos, unas rentas de la nube inconcebibles? ¿Cómo no van a ser mucho más poderosos de lo que pudieron ser jamásHenry FordoRupert Murdoch?…


El capitalismo, no lo olvidemos, tenía dos pilares:los mercados y los beneficios. Por supuesto, los mercados y los beneficios siguen estando omnipresentes. Pero el capital en la nube los ha desplazado del centro de nuestro sistema socioeconómico, los ha empujado hacia los márgenes y los ha reemplazado…


¿No es alucinante? Todos esos avances científicos increíbles, esas fantásticas redes neuronales yesos programas de inteligencia artificial inimaginables, ¿para conseguir qué? Para crear un mundo en el que, mientras la privatización yel capital de riesgo vacían nuestro entorno de toda la riqueza física,el capital en la nube se dedica a vaciar nuestros cerebros. Para que podamos ser dueños individuales de nuestra mente, debemos ser dueños colectivos del capital en la nube. Cuando hayamos recuperado nuestra mente, podremos trabajar todos unidos para encontrar la manera de crear un nuevo capital común en la nube. Será rematadamente difícil, pero es la única forma de conseguir que nuestros artefactos basados en la nube dejen de ser un medio fabricado para modificar el comportamiento y se conviertan en un medio para la colaboración y la emancipación humanas.”


Referencia web original:

https://elpais.com/ideas/2024-02-11/somos-humildes-siervos-de-los-senores-de-la-nube-bienvenidos-al-tecnofeudalismo.html

¿Reconstruir el feminismo o apropiárselo? Raquel Marcos (10/02/2024)


Buena defensa de la autonomía del movimiento feminista ante la problemática intromisión de la ministra. Selecciono varios párrafos:


“Cuando Ana Redondo dice que quiere recomponer el movimiento feminista, yo oigo que quiere podarlo de todo lo que molesta al 44% de los hombres, especialmente a los amigos de Pedro Sánchez. Zanjar el debate por la vía de negarlo, y marcar unas líneas sensatas de las que no podemos salirnos a riesgo de que nos tachen de ocurrentes, locas o sectarias. La historia del feminismo español reciente no se entiende sin la hegemonía que ha tenido el pensamiento de las intelectuales cercanas al Partido Socialista hasta la llegada de Podemos y la pugna política posterior por liderar un movimiento tan poderoso. Eso no puede arrastrarnos, pero tampoco nuestra propia complacencia ni las derivas que a veces tienen las posturas esencialistas o el uso perverso de reivindicaciones como el MeToo. Por eso son tan necesarios la escucha y el debate internos.


Eso no significa que el feminismo esté roto ni que necesite que la ministra de Igualdad lo recomponga. Lo que realmente necesitamos de Ana Redondo es que, por ejemplo, ponga en marcha los centros de crisis 24 horas para víctimas de violencia sexual, que impulse el protocolo en los hospitales para la detección, valoración e intervención de las agresiones, que garantice que las víctimas reciban una atención física, psicológica y social rápida, respetuosa y eficaz. Que haga todo lo que esté en su mano para que las cifras de asesinatos y violencias machistas dejen de crecer. Que se oponga a los obstáculos y retrocesos en la lucha contra la violencia machista de las autonomías en las que el Partido Popular gobierna con la ultraderecha. Todo eso está dentro de su ámbito de competencias. No lo está, ni debe estarlo, reconstruir el movimiento feminista.”


Referencia web original

https://www.eldiario.es/opinion/zona-critica/reconstruir-apropiarselo-feminismo_129_10913986.html

El método Simone Weil: pensar el presente durante cien años. Amador Fernández-Savater (10/02/2024)


Una valoración del pensamiento y la actitud de esta filósofa y activista francesa de espíritu internacionalista, opositora al nazismo y a la guerra y crítica con las insuficiencias de las izquierdas. Selecciono varios párrafos:


“Hay, finalmente, un término que Weil defiende y rescata: lucha de clases. ¿Por qué, en qué sentido lo reivindica? La crítica de Weil a las pasiones de absoluto, totalitarias, no es liberal sino de inspiración maquiaveliana. La sociedad, dice el famoso florentino, se presenta siempre dividida entre los que oprimen y los que no quieren ser oprimidos. Lo único que limita la voracidad infinita de los poderosos es la resistencia de los sin-poder. En efecto: sólo la lucha de los débiles (esclavos, mujeres, obreros) ha hecho progresar este mundo en términos de libertad, igualdad y justicia.


Weil parece descreer, al final de su vida, de la palabra “revolución”. ¿No tiene ella misma un carácter absoluto? Derribar todo, reiniciar todo, pero siempre todo. La resistencia, sin embargo, instaura una relación de fuerzas. Donde había una sola fuerza, potencialmente totalitaria, aparecen de pronto dos o más que se limitan y equilibran entre sí. La lucha es al mismo tiempo relación. Una relación en la división. Lo contrario de la guerra.


Combatir la guerra no pasa por instaurar la paz, garantizada por una arquitectura jurídica definitiva, sino por permitir la relación de fuerzas, heterogéneas y cambiantes, que se limitan y equilibran entre sí. La verdadera catástrofe es por tanto una sociedad sin división, intolerante al conflicto, incapaz de saber-hacer con las peleas que plantean los de abajo, los sin-poder, los débiles. Una sociedad exactamente como la nuestra.


Pensar y resistir, pensar en primera persona y resistir sin adoración del poder, resistencia del pensamiento a toda pasión de unanimidad y pensamiento de la resistencia capaz de percibirla en los detalles más mínimos de la realidad: ¿he aquí la clave del método Weil para pensar el presente durante cien años?"


Referencia web original

https://ctxt.es/es/20240201/Firmas/45559/Amador-Fernandez-Savater-Simone-Weil-lenguaje-Alemania-lucha-de-clases.htm

Mercadona y la Agenda 2030: 10 tesis sobre las movilizaciones del campo. Diario Red-Editorial (8/02/2024)


Un agudo análisis, con implicaciones para la estrategia política de las izquierdas. Selecciono la última tesis:


“Si la izquierda y los progresistas no ponen solución a los problemas reales del campo, entonces la derecha y la extrema derecha serán capaces de penetrar políticamente en todo ese sector. Si el gobierno de España y la Comisión Europea están verdaderamente preocupados por el avance del fascismo en Europa, entonces tienen que disciplinar a los grandes supermercados, tienen que implementar moratorias a la apertura de grandes macroexplotaciones y establecer un férreo control sobre las que ya existen, tienen que asegurar que ningún pequeño y mediano productor está vendiendo a pérdidas, tienen que rechazar los tratados de libre comercio que perjudican a dichos productores, tienen que reformar inmediatamente la PAC para hacerla más justa y tienen que diseñar requisitos burocráticos y de reconversión de las explotaciones que sean asumibles por los pequeños y medianos. En España, además y en particular, y teniendo en cuenta la gravísima situación de sequía que afrontamos, el Gobierno tiene que reducir drásticamente el suministro de agua a las macroexplotaciones agrícolas y ganaderas para garantizar el consumo doméstico y el riego en las pequeñas y medianas explotaciones. Éstas son las demandas reales y materiales del campo y, si no son satisfechas, solamente quedará llorar lágrimas de cocodrilo cuando la extrema derecha haya conseguido utilizar esa palanca para avanzar políticamente.”


Referencia web original

https://diariored.canalred.tv/editorial/mercadona-y-la-agenda-2030-10-tesis-sobre-las-movilizaciones-del-campo/

El pulso de Sumar y Podemos por la supervivencia. Lluís Orriols (8/02/2024)


Una primera aproximación con datos del CIS. Selecciono varios párrafos:


“Ni Podemos ni Sumar cuentan con raíces territoriales y organizacionales lo suficientemente sólidas como para sobreponerse fácilmente a un eventual fracaso. Unos resultados desastrosos en este ciclo electoral podrían significar el fin del proyecto. Es probable que los españoles pronto comprendan que la supervivencia simultánea de ambos partidos en el ecosistema político español es altamente improbable. Y cuando esto suceda, solo quedará por responder la pregunta clave: ¿cuál de los dos es el voto útil? Los ciudadanos desean que su voto se transforme en escaños. No les gusta apoyar a partidos que al final no obtienen representación.


Es por esta razón que, ante una situación como esta, la izquierda tarde o temprano buscará un objetivo común: la coordinación. Ya sea mediante un acuerdo entre las élites de Podemos y Sumar para unificar su proyecto (lo cual parece poco probable en estos momentos), o mediante un “voto estratégico” por parte de los ciudadanos, respaldando al partido que consideren con mayores posibilidades de sobrevivir.  Sin embargo, para adoptar una estrategia es esencial contar con información precisa (¿cuál partido tiene más posibilidades de ganar?), y esta información dependerá en gran medida de los resultados de las próximas citas electorales…


Si nos enfocamos en el barómetro de enero del CIS, la contienda parece favorecer ampliamente a Sumar en este momento. Según el estudio, un 59% de los votantes que respaldaron a la Coalición Sumar el pasado 23 de junio ahora optarían por la papeleta de Sumar, mientras que solo un 16% se inclinaría por la de Podemos. El resto de votos se distribuiría entre el PSOE (10%) o no tendrían aún bien definido su voto. Esto indica que la ventaja de Sumar sobre Podemos entre quienes se han quedado en este espacio político es de 4 a 1. De cada 5 votos, solo 1 correspondería ahora a Podemos. Si trasladamos estos datos al número de votos basándonos en los resultados de las pasadas elecciones generales, Podemos obtendría alrededor de medio millón de votos. Esta cifra, extrapolada a las elecciones europeas (con una participación media menor), nos llevaría a estimar que Podemos alcanzaría los 400 mil votos, suficientes para llevar a Irene Montero al Parlamento Europeo. Este escenario, por lo tanto, dejaría la competición aún abierta, ya que ambas formaciones serían capaces de sobrevivir si las tendencias actuales se mantienen…


Es fundamental tomar con cautela los datos de la demoscopia, ya que solo nos ofrecen una imagen borrosa del momento actual. La lucha por la supervivencia apenas está comenzando y muchas cosas pueden cambiar. Sin embargo, las primeras evidencias de la contienda no parecen del todo favorables para Podemos. ¿Podrán lograr una remontada? Solo el tiempo lo dirá.”


Referencia web original

https://www.eldiario.es/piedrasdepapel/quedan-podemos_132_10904637.html

El rey Midas y el concepto de terrorismo. José Antonio Martín Pallín (7/02/2024)


Una clarificación oportuna y argumentada. Selecciono varios párrafos:


“Pero lo más inexplicable y sesgado de la investigación de García Castellón es la imputación a Carles Puigdemont de ser la cabeza visible de Tsunami Democrátic. De manera flagrante vulnera el artículo 17 de la Directiva en el que se establece que los Estados miembros adoptarán las medidas necesarias para garantizar que las personas jurídicas puedan ser consideradas responsables de cualquiera de los delitos enumerados en los artículos 3 a 12 y 14, cuando dichos delitos sean cometidos en favor de aquellas por cualquier persona que actúe de forma individual o como parte de un órgano de la persona jurídica y que tenga un cargo directivo en el seno de dicha persona jurídica, basado en: a) poder de representación de la persona jurídica; b) la autoridad para tomar decisiones en nombre de dicha persona jurídica; c) la autoridad para ejercer el control de dicha persona jurídica.


Por mucho que se empeñen los modernos reyes Midas, ninguna de las conductas que se recogen en los autos de Garcia Castellón pueden ser convertidas y trasmutadas, por puro "voluntarismo", en un delito de terrorismo y mucho menos atribuir su autoría a Carles Puigdemont, que ni participa en la fundación de la Plataforma Tsunami Democrátic, ni consta que haya tomado su dirección u ordenado actuaciones concretas.”



https://blogs.publico.es/otrasmiradas/79912/el-rey-midas-y-el-concepto-de-terrorismo/

Zorra: ¿resignificar o desmontar?. Octavio Salazar (7/02/2024)


Una visión del valor relativo de este fenómeno de gran impacto mediático, provocador y ‘divertido’. Selecciono varios párrafos:


“Lo que parece increíble es que décadas después pensemos que una recreación como la que vimos en Benidorm el sábado pasado es rompedora y casi le demos el estatus de vindicación, cuando si analizamos no solo la canción ganadora, sino todo lo que rodea al evento, no podemos sino constatar una reproducción, muy resultona eso sí, de viejas consignas y de paradigmas trasnochados.


Que todo cambie para que todo siga igual. Lo cual puede ser fantástico, y absolutamente reivindicable, como disfrute, verbena o fiesta playera, pero de ahí a convertirlo en una especie de santuario del avance en derechos y de ruptura con los patrones machistas y heteronormativos, creo que media un abismo. Tal vez el problema sea también que vivimos una época en la que le exigimos a cualquier producto cultural, con independencia de su valor artístico, que también tenga un valor político.


Y quizás el dilema en el caso de Zorra es que es tan mediocre el primero que tenemos que incidir en el segundo para justificar la propuesta. Una propuesta que, además, se pretende avalar aludiendo al edadismo, cuando lo que tendríamos que estar es peleando porque el talento, a cualquier edad, incluido el de las mujeres viejas, como reivindica Anna Freixas, resignificando, en este caso sí, el adjetivo, tuviera reconocimiento.


Dicho esto, nada que objetar, faltaría más, al derecho de las mujeres, incluidas las que superan los 50, a ser tan malas, tan mediocres y tan petardas como lo somos nosotros. Faltaría más. En este sentido, sí que podemos leer el BenidormFest como prueba de una cierta igualdad.


En todo caso, y más allá de estos debates que nos tendrán entretenidos unos días y luego pasarán a mejor gloria, lo verdaderamente terrible y vergonzoso es que tantas personas aparentemente comprometidas con la igualdad y los derechos humanos estemos dándole amparo a un Festival que incluye a Israel en la fiesta. Eso sí que no tiene resignificación posible. Eso es puro y duro cinismo. El que seguimos practicando zorras y zorros. En tanga o sin ella. Todas y todos cómplices de la necropolítica que nos dicta que hay unas vidas que merecen ser lloradas mientras que otras no.”


Referencia web original

https://blogs.publico.es/otrasmiradas/79744/zorra-resignificar-o-desmontar/

Toda ausencia de la izquierda la ocupará la extrema derecha. Miquel Ramos (6/02/2024)


Una advertencia fundada sobre algunas insuficiencias de las izquierdas, que son aprovechadas por las derechas. Selecciono varios párrafos:


“El papel de la Unión Europea y de los Estados miembros en la decisión de las medidas que afectan a estos y otros sectores de la población es usado por la extrema derecha para insistir en el relato de las élites contra el pueblo, de una manera muy alejada de la que se hace desde la izquierda. La UE y la economía global responden a un modelo neoliberal que cada año otorga mayores beneficios y menores controles a las grandes empresas y grandes propietarios, y más precariedad a la clase trabajadora.


La solución que ofrecen las derechas ante este agravio no pasa ni por la redistribución de la riqueza, ni por exigir mejores estándares a los productos extranjeros. Ni abordan los derechos de los trabajadores ni al medio ambiente, a cuya conservación se enfrentan a pesar de que la crisis climática les afecta mucho más que a cualquier otro sector. La derecha tampoco alude a la mejora de las condiciones para los productores a costa de los beneficios de los distribuidores y las grandes compañías. Ni explica que muchas de estas grandes empresas son las que producen o compran en el extranjero, aunque sus propietarios se vistan constantemente con la bandera nacional y se declaren más patriotas que nadie.


La incomparecencia de la izquierda, que a menudo invierte más en análisis desde el despacho que en patearse la calle y el campo, es aprovechada siempre por la derecha. Sobre todo, cuando existe miedo e incertidumbre.


Al final, una protesta legítima ante las medidas neoliberales que empobrecen cada vez más a la clase trabajadora acaba siendo una oportunidad para los ultraderechistas, que esperan un paso en falso de la izquierda, un relato ambiguo o un alejamiento de la causa para presentarse con fórmulas mágicas. Estas, lejos de solucionar el problema, siempre ofrecen bálsamos envenenados bien envueltos en banderas.


Referencia web original

https://blogs.publico.es/otrasmiradas/79767/toda-ausencia-de-la-izquierda-la-ocupara-la-extrema-derecha/

Reivindicarse zorra. Ana Requena (6/02/2024)


El cambio del sentido de algunas palabras estigmatizadoras. Selecciono varios párrafos:


“Cuando nos reapropiamos de estos términos -zorra, puta, maricón- le devolvemos la pelota a quien los escupe: señalamos sus sesgos y prejuicios, buscamos que la vergüenza cambie de bando y que sean ellos quienes tengan que dar las explicaciones. Pretendemos, ya no cambiar la etiqueta en sí, sino cuestionar los motivos y las ideas que hay detrás de esos conceptos para transformarlos…


La reapropiación convive con el agravio, pero no lo incita sino que lo reta. Sabemos que hay quien sigue utilizando 'maricón' como insulto, pero también que 'maricón' es una palabra que montones de hombres exhiben ahora con orgullo. Si ser un hombre al que le gustan otros hombres es ser un maricón, entonces ellos son maricones, no hay nada que esconder, nada de lo que avergonzarse. Si ser una zorra es disponer de tu libertad sexual, tener opiniones propias y mostrarlas o ser una mujer vehemente o con ambiciones, entonces somos unas zorras, y no hay nada de lo que avergonzarse.


Cuando nos reapropiamos de estos términos -zorra, puta, maricón- le devolvemos la pelota a quien los escupe: señalamos sus sesgos y prejuicios, buscamos que la vergüenza cambie de bando y que sean ellos quienes tengan que dar las explicaciones. Pretendemos, ya no cambiar la etiqueta en sí, sino cuestionar los motivos y las ideas que hay detrás de esos conceptos para transformarlos.”


Referencia web original

https://www.eldiario.es/opinion/zona-critica/reivindicarse-zorra_129_10897109.html

Centenario del gran historiador E.P. Thompson. Dossier. Kenan Malik, Peter Linebaiugh, Jeremy Corbym, Kate Hudson, John McDonnell (5/02/2024)


La aportación de un gran intelectual crítico. Selecciono varios párrafos:


“El núcleo del libro de Thompson se centra en volver a imaginar la clase y la conciencia de clase. La clase, escribió, "no es una cosa", ni una "estructura", sino un "fenómeno histórico" a través del cual los desposeídos "como resultado de experiencias comunes (heredadas o compartidas), sienten y articulan la identidad de sus intereses entre sí y frente a otros hombres cuyos intereses son diferentes (y normalmente opuestos) a los suyos".


Thompson andaba argumentando en contra tanto de la visión conservadora de las relaciones de clase como descripción de "la armoniosa coexistencia de grupos que desempeñan diferentes 'papeles sociales'" como de una forma de determinismo económico que imagina, como dijoposteriormente en una entrevista, que "una especie de materia prima como los campesinos 'que acuden en masa a las fábricas'" podría "procesarse en tantos metros de proletarios con conciencia de clase". Para Thompson, la clase obrera "se hizo a sí misma tanto como fue hecha". Esta idea de agencia, de personas que, incluso en las circunstancias más desfavorables, poseen la capacidad de actuar sobre el mundo, fue central en la obra de su vida…


Todos estos temas son quizás más relevantes hoy que cuando Thompson escribió su libro. Su concepción de la clase no como algo, sino como una relación, que no viene dada, sino que se forja a partir de la lucha, es tan significativa para esta era postindustrial como lo fue en el análisis del advenimiento de la industrialización.


La empatía de Thompson con quienes se ven obligados a luchar en un terreno social inhóspito también nos reserva lecciones. Hoy en día, la cuestión estriba en el enorme desdén, no de la posteridad, sino del presente: el desprecio por la clase trabajadora, la hostilidad hacia los "gorrones" de las prestaciones sociales, la burla hacia quienes se ven obligados a recurrir a los bancos de alimentos, la indiferencia ante la injusticia. También es visible en el desprecio por el supuesto fanatismo y conservadurismo de la clase trabajadora o en el desdén por quienes votaron de modo equivocado o se han desilusionado con la izquierda. La insistencia de Thompson en que "sus aspiraciones eran válidas en función de sus propias experiencias" es tan necesaria de reconocer ahora como entonces.”


Referencia web original:

https://sinpermiso.info/textos/centenario-del-gran-historiador-ep-thompson-dossier

El origen de la "solución de los dos Estados" en Palestina y por qué es colonial, injusta e inviable. Jorge Ramos (5/02/2024)


Una explicación convincente. Selecciono los párrafos finales:


“De igual modo, propuestas como los 12 puntos del plan de Borrell ya las hemos visto muchas veces. Y han fracasado. Y no se aprende o no se quiere aprender del fiasco (y a su vez trampa neocolonial israelo-estadounidense) de Oslo. Sigue sin mencionar los aspectos clave: ¿Conqué fronteras? ¿Con las migajas de las migajas de Oslo? ¿Con menos de un10% de la Palestina histórica y rodeados de colonias, muros, carreteras"Israelis-only"ysecuestros de menores palestinos a diario?¿Y qué ocurre con al-Quds-Jerusalén? ¿Y con el derecho al retorno de la población palestina refugiada, el más inalienable de sus derechos?


Borrell y el resto de mandatarios del Norte Global, si aún conservan algo de humanidad, saben perfectamente quelo más necesario y urgente es parar el genocidio israelí en Palestina. Y eso se consigue presionando a Israel a través delfin de la compraventa de armas, de todas lasrelaciones académicas, culturales, diplomáticas, económicas, institucionales y de seguridad, incluyendo el Acuerdo de Asociación UE-Israel,expulsando a Israel de Eurovisióncomo hicieron con Rusia en tan sólo un día, y apoyando la denuncia sudafricana por genocidio en el Tribunal Internacional de Justicia de la ONU. Medidas similares fueron claves, junto a la resistencia interna, para conseguir el fin del apartheid sudafricano –con el que, por cierto, el apartheid israelí colaboró–.


Después, que se cumplan los tres puntos mínimos presentes en el derecho internacional y que reclama la campaña BDS: fin de la ocupación y desmantelamiento del muro, fin del apartheid y derecho al retorno de la población palestina refugiada. Y después, de una vez por todas, que se tenga en cuenta la opinión del pueblo colonizado palestino. Y que se entienda que el futuro debería pasar por una vía de descolonización que podría ser similar a la sudafricana. El armario de la esperanza del pueblo palestino está lleno de discursos, palabras y resoluciones, pero vacío de hechos. Es ahora más que nunca. Como escribió el poeta palestino Mahmoud Darwish, no hay tiempo para el mañana. No hay tiempo para el tiempo.”


Referencia web original:

https://blogs.publico.es/otrasmiradas/79563/el-origen-de-la-solucion-de-los-dos-estados-en-palestina-y-por-que-es-colonial-injusta-e-inviable/

¿Un feminismo incómodo?. Nuria Alabao (2/02/2024)


Sugerente, con algún matiz sobre el blanco de la acción feminista y a quién incomoda o debe incomodar prioritariamente. El adversario del feminismo no son los varones, pero sí el orden establecido (Fraser) donde confluye el poder de clase, género y raza (o nación) ... La cuestión es la desigual pertenencia de las personas subordinadas en esos (al menos) tres ámbitos. Los privilegios masculinos, desde milenios, son reales aunque tengan una doble cara. Los varones precarios (o las personas subalternas respecto de la raza o relaciones étnico-culturales) están atravesados por una doble posición, con desventajas en unos campos, en ese eje particular, y ventajas en otros, como éste de las relaciones desiguales por sexo/género; es el conflicto del feminismo frente al machismo (a veces violento) de varones de clase trabajadora (o racializados) y la defensa reaccionaria de sus ventajas comparativas respecto de las mujeres (y colectivos LGTBI), que azuza las derechas extremas para que se reafirmen de forma autoritaria en ese estatus beneficioso, en términos comparativos, compensador individual parcial ante el resto de la precarización de clase o etnia-nación que padecen.


La conformación del sujeto de cambio emancipador no es la simple suma de las personas subalternas o discriminadas de cada ámbito, sin reconocer que esos sectores (al igual que las élites femeninas) también están atravesados o fragmentados por otras relaciones de desigualdad o superior estatus y que interactúan en posiciones sociales y de poder contradictorias. La alternativa es la interseccionalidad de las personas (y sus componentes) oprimidas, potenciando sus actitudes igualitarias-emancipadores y frenando sus tendencias conservadoras y prepotentes de reforzar sus rasgos ventajosos en términos relativos pero aprovechados para incrementar la segmentación y la segregación del campo popular desfavorecido.


El feminismo transformador y crítico (igual que el antirracismo y la solidaridad de clase) debe afrontar esos conflictos de interés y subjetividad entre los distintos sectores marginados y en su interior, con su labor mediadora y pedagógica, sin ignorarlos por la relativa incomodidad que generan, y ante los sectores más acomodados en otras esferas vitales. Se trata de potenciar la igualdad de género y favorecer la solidaridad y la unidad popular para superar esas contradicciones parciales -que también incomodan- y evitar su instrumentalización por las derechas, para reforzar la transformación profunda igualitaria-emancipadora frente a esas relaciones de desigualdad funcionales para el conjunto de poderosos del orden establecido (capitalista/patriarcal/colonialista). Selecciono varios párrafos:


“De hecho, sería más útil usar el concepto de privilegio masculino como una compensación simbólica de estatus o poder –basada en la dominación de las mujeres–: podías estar explotado y humillado en todos los ámbitos de tu vida pero el sistema te recompensaba con una posición superior en el orden de género –o con una mujer subordinada en el hogar–. Funciona de manera parecida a la raza, como explica María Fernanda Rodríguez en Familia, raza, nación en tiempos de postfascismo (Traficantes de Sueños). En este caso sería la pertenencia a la nación la que te otorgaría esta sensación de superioridad respecto de los trabajadores extranjeros. Pero exactamente como en la raza, es una compensación que tiene una doble cara porque también te perjudica, ya que, el privilegio de la raza te impide luchar junto a los migrantes o las personas racializadas contra la explotación laboral. Es decir, entendido así, el privilegio masculino es una triste compensación en este orden de explotación al que algunos hombres se aferrarían en vez de luchar junto a las mujeres contra el sistema de género que también les oprime y que sirve para apuntalar el régimen de desigualdad –en otros órdenes–. Esto puede parecer paradójico ya que se supone que el sistema de género te sitúa como ganador, pero es indudable que la masculinidad tiene toda una serie de “daños colaterales”: desde restringir tus posibilidades de expresión, de ser o de vivir tu sexualidad, hasta toda una serie de exigencias relacionadas con la asunción de riesgos, el valor o la competencia. Por no hablar de cuando la pobreza y la masculinidad se encuentran en lugares donde los jóvenes no tienen nada más que esa masculinidad para sentirse “respetados” y que acaba en el ejercicio de la violencia –la muerte o la prisión–.


Codificar la desigualdad de género en términos de guerra de sexos es además totalmente funcional a la extrema derecha, que gusta de representar al feminismo como motor de un conflicto entre hombres y mujeres –útil para impulsar la reacción antifeminista–. Por tanto el reto es articular nuestro feminismo en otros términos. No se trata de generar incomodidad a personas concretas sino de apuntar a las desigualdades estructurales para que podamos vivir todos mejor; de dejar de utilizar la culpa como herramienta y transformar las condiciones que dan lugar a esos malestares. Nuestro feminismo tiene que ser capaz de poner en el centro la lucha contra el sexismo y también contra la violencia que genera.


Si el feminismo no es el enemigo de los hombres –sí de la misoginia organizada y sus partidos–, los hombres tampoco son el enemigo, sino el sistema sexo-género y cómo es funcional al sostenimiento de resto de desigualdades. Esto incluye una batalla por confrontar las peores consecuencias de la masculinidad hegemónica tanto para las mujeres –que reciben sobre todo en forma de violencia–, como para los hombres, porque la principal amenaza para la posición social de estos no es el feminismo, sino el sistema económico y los daños que les infringe. Un proyecto feminista que implique mejorar la vida de todos es, por tanto, una buena receta contra los peores efectos de la masculinidad cuando se junta con el miedo o la precariedad vital. Un feminismo incómodo de verdad no es el que señala actitudes concretas, sino el que implica una amenaza a los pilares sobre los que se construye la desigualdad. Codificar la desigualdad de género en términos de guerra de sexos es totalmente funcional a la extrema derecha.”


https://ctxt.es/es/20240201/Firmas/45388/nuria-alabao-feminismo-hombres-identidades-clase-sexo-genero.htm

La venganza del genocida y sus cómplices. Rafael Poch (30/01/2024)


El Occidente colonial en el banquillo. El tribunal exige solidaridad internacional. Selecciono varios párrafos:


“El plan israelí de echar al UNRWA de Gaza, donde sostiene en las necesidades más elementales a dos millones de seres humanos, para hacer aún más insoportable la supervivencia en el territorio, ya se conocía desde diciembre, cuando la televisión israelí filtró un informe del Ministerio de Exteriores. La primera fase del plan era “establecer la cooperación de la UNRWA con Hamás”, decía. La segunda era “reducir las operaciones de educación y asistencia” de la agencia, y la tercera “transferir” su función a nuevos organismos. Inmediatamente, 16 países han suspendido su financiación a la UNRWA. Se trata, entre otros, de Estados Unidos, Alemania, Inglaterra, Canadá, Holanda, Italia, Francia, Suiza, Australia, Japón, Finlandia y Rumanía. En total, representan alrededor del 60% de la financiación de la agencia.


Es decir: horas después de que en La Haya se ordenara a Israel “adoptar medidas inmediatas para permitir el suministro de servicios básicos y de asistencia humanitaria esencial frente a las adversas condiciones de vida de los palestinos en Gaza”, y cuando según la ONU más de 750.000 gazatíes se enfrentan a una “hambruna catastrófica” y a un riesgo de enfermedades e infecciones monstruoso, todos esos países cómplices del “derecho de Israel a defenderse” suspenden la financiación del principal organismo asistencial e incrementan los efectos de la masacre que ha eliminado a más del 1% de la población y herido a más del 2% en los últimos tres meses. ¿Qué es eso sino una venganza del genocida y sus cómplices ante la resolución judicial?


Después de que por primera vez en la historia un país del sur se atreviese a sentar en el banquillo al Occidente colonial, exigiendo el fin de la masacre contra la martirizada población autóctona de Palestina, la resolución de La Haya convoca a la solidaridad internacional. De momento, solo los hutíes del Yemen responden a los masacradores y sus cómplices de una forma digna y consecuente, interrumpiendo selectivamente el tráfico marítimo en el Mar Rojo.”


Referencia web original

https://ctxt.es/es/20240101/Firmas/45390/Rafael-Poch-Israel-complices-juicio-La-Haya-genocidio-financiacion-UNRWA.htm

La tecnología progresa, el pensamiento retrocede. Edgar Morin (28/01/2024)


Una aguda interpretación de la policrisis antropológica existente, de este ilustre intelectual del pensamiento complejo, con una propuesta genérica a la resistencia de espíritu crítico y la solidaridad práctica. Selecciono varios párrafos:


“La democracia está en crisis en todos los continentes: está siendo sustituida progresivamente por regímenes autoritarios que, dotados de medios para controlar digitalmente a las poblaciones y a los individuos, tienden a crear sociedades de sumisión que podrían calificarse de neototalitarias. La globalización no ha creado solidaridad y las Naciones Unidas están cada vez más desunidas…


Nos encaminamos hacia posibles catástrofes. ¿Es esto catastrofismo? Esta palabra exorciza el mal y da una serenidad ilusoria. La policrisis que vivimos en todo el planeta es una crisis antropológica: es la crisis de la humanidad incapaz de convertirse en Humanidad.


Hubo un tiempo —no hace tanto— en el que podíamos contemplar un cambio de rumbo. Parece que es demasiado tarde. Por supuesto, puede ocurrir lo improbable y, sobre todo, lo imprevisto. No sabemos si la situación mundial es solamente desesperante o verdaderamente desesperada. Esto significa que, con o sin esperanza, con o sin desesperación, debemos pasar a la Resistencia. La palabra evoca irresistiblemente la Resistencia de los años de la Ocupación (1940-1945), cuyos comienzos, por lo demás muy modestos, se vieron dificultados por la ausencia de toda esperanza previsible tras la derrota de 1940…


La resistencia primera y fundamental es la del espíritu. Significa resistir a la intimidación de toda mentira blandida como verdad y al contagio de toda embriaguez colectiva. Significa no ceder jamás al delirio de la responsabilidad colectiva de un pueblo o de una etnia. Exige resistir al odio y al desprecio. Impone una preocupación por comprender la complejidad de los problemas y los fenómenos en lugar de ceder a una visión parcial o unilateral. Requiere investigación, verificación de la información y aceptación de las incertidumbres.


La resistencia implicaría también la protección o la creación de comunidades dotadas de relativa autonomía (agroecológica) y redes de economía social y solidaria. La resistencia entrañaría también la coordinación de asociaciones dedicadas a la solidaridad y al rechazo del odio. La resistencia prepararía a las jóvenes generaciones para pensar y actuar en favor de las fuerzas de unión, fraternidad, vida y amor que podemos concebir como Eros, frente a las fuerzas de dislocación, desintegración, conflicto y muerte que podemos concebir como Pólemo y Tánatos.”


Referencia web original

https://elpais.com/ideas/2024-01-28/la-tecnologia-progresa-el-pensamiento-retrocede.html

Gracias a Gaza, la filosofía europea ha evidenciado su falta de ética. Hamid Dabashi (28/01/2024)


Una dura crítica al imaginario filosófico europeo, principalmente alemán, por su legitimación del colonialismo. Selecciono varios párrafos:


“La acusación de eurocentrismo que se lanza sistemáticamente contra la concepción del mundo de los filósofos europeos no se basa simplemente en un defecto epistémico de su pensamiento. Es un signo constante de depravación moral. Anteriormente, en múltiples ocasiones, he señalado el racismo incurable en el corazón del pensamiento filosófico europeo y actualmente de sus representantes más célebres.

 

Esta depravación moral no es sólo un paso en falso político o un punto ciego ideológico. Está profundamente inscrita en su imaginario filosófico, que continúa siendo incurablemente tribal…


En mi opinión, la falta de moralidad de la declaración de Habermas sobre Palestina marca un punto de inflexión en la relación colonial entre la filosofía europea y el resto del mundo. El mundo ha despertado del falso letargo de la etnofilosofía europea. Hoy debemos esta liberación al sufrimiento global de pueblos como los palestinos, cuyo heroísmo y sacrificios prolongados e históricos han desarbolado finalmente la barbarie descarada en la que se basa la “civilización occidental”. “


Referencia web original

https://ctxt.es/es/20240101/Firmas/45328/gaza-europa-filosofos-habermas-hipocresia-deshumanizacion-israel-sionismo-hamid-dabashi.htm

Últimos libros destacados

Ver todos los: Libros

Izquierda transformadora. Antonio Antón Morón, Ediciones Dyskolo (366 pp.) (enero de 2024) 


Este libro -en edición digital y con acceso libre- tiene por objeto el análisis de las características y la evolución de la izquierda transformadora en el contexto sociohistórico de los últimos quince años en España y, de manera detallada, su rearticulación en estos dos últimos años entorno a la coalición Sumar/Podemos con la perspectiva de formar un frente amplio alternativo, con sus dificultades y condiciones.


El contenido tiene un doble hilo conductor. Por un lado, es analítico de los rasgos principales de esta dinámica social y política, así como de su contexto socioeconómico, institucional y de alianzas en las diferentes fases. Por otro lado, es valorativo con distintas reflexiones de carácter teórico y estratégico sobre el alcance del cambio de progreso, así como de varios debates específicos con una dimensión global.


En su conjunto constituye una investigación rigurosa sobre una trayectoria sociopolítica fundamental que está condicionando la configuración de este país plurinacional desde una perspectiva de progreso, así como una reflexión crítica de las ideas e interpretaciones existentes en el mundo sociopolítico e intelectual sobre el cambio social, cultural e institucional desde una dimensión democratizadora, igualitaria y emancipadora.


Enlace web con el texto completo (acceso libre):

https://payhip.com/preview/8nl01


Referencia editorial:

https://www.dyskolo.cc/catalogo/lib087


Su presentación se realiza en La Bóveda, organizado por Acción en Red - Madrid, el viernes 26 de enero de 2024.

Participan Ramón Adell, profesor de Sociología de la UNED, especialista en cambio social, Carolina Alonso, ex-diputada de Unidas Podemos en la Asamblea de Madrid, y Antonio Antón, autor, sociólogo, politólogo y profesor de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) (2003/2022). Presenta, Fernando Cerezal, catedrático -jubilado- de la Universidad de Alcalá.



Feminismos. Retos y teorías. Antonio Antón Morón, Dyskolo (510 pp) (abril de 2023)


Este libro, editado en digital y con acceso libre, tiene un doble plano, analítico y teórico. Por una parte analiza las características de la nueva ola feminista en España en este lustro, sus causas, el contexto sociopolítico y cultural y su impacto transformador y de avance de derechos, así como las características y tendencias feministas, en el marco más amplio de la experiencia de la acción popular y el cambio progresista. Por otra parte, explica los diferentes enfoques teóricos, en particular, los debates sobre el sentido de las identidades feministas y su relación con la formación del sujeto feminista y su acción por la igualdad y la emancipación de las mujeres y colectivos LGTBI. Los dos aspectos se entrecruzan en sus once capítulos.


Enlace web con el texto completo (acceso libre):

https://payhip.com/preview/Vqd86


Reeditado por Rebelión (mayo de 2023). Referencia web:

https://rebelion.org/download/feminismos-retos-y-teoriasantonio-anton-moron/?wpdmdl=759691&refresh=6455205658dbe1683300438


Su presentación se ha realizado en el espacio ECOOO, centro de eventos culturales, en el barrio de Lavapiés de Madrid, el 7 de junio. Junto con el autor, han participado tres destacadas feministas: Carmen Heredero, Ana Almirón y Violeta Assiego.

VÍDEO (2 horas) de la presentación y el debate del libro: 

https://drive.google.com/file/d/1EdWzrSwJvALnmYe4_Ix1ZLM8OlRWCoTs/view?pli=1


“Dinámicas transformadoras. Renovación de la izquierda y acción feminista, sociolaboral y ecopacifista”. Antonio Antón Morón, Dyskolo (305 pp.) (octubre, 2022)


Este libro (en digital y en abierto) explica las características y el marco de la acción democrática y los dilemas de la política progresista, así como las tendencias transformadoras de carácter sociopolítico en España, en el marco europeo y desde un enfoque realista, social y crítico que profundiza en varios conceptos fundamentales para clarificar los procesos de cambio político, como la formación de las identificaciones, los sujetos colectivos y la hegemonía ideológica.


Consta de seis capítulos complementarios. Los dos primeros sitúan el marco general de la trayectoria política progresista y varios de los debates sobre el diagnóstico y la estrategia reformadora de las izquierdas. Los tres siguientes profundizan en tres aspectos específicos (sociolaboral, feminismo y pacifismo) de gran relevancia, que tienen un impacto global: los cambios en el mercado de trabajo y las relaciones laborales, en este contexto de persistencia de la crisis social y la gestión del Gobierno de coalición progresista; los retos del feminismo y el debate sobre su orientación y su identidad, y la configuración de un nuevo pacifismo ante la guerra en Ucrania y los actuales conflictos geopolíticos. Y el sexto es una valoración más teórica sobre el papel de las identidades, la conformación de los sujetos colectivos y la acción por la hegemonía ideológico-cultural.


Referencia web original: https://payhip.com/preview/VjlmR


Reseña de la Federación Española de Sociología (FES) (27/10/2022): https://fes-sociologia.com/noticia/Dinamicas-transformadoras-Renovacion-de-la-izquierda-y-accion-feminista-sociolaboral-y-ecopacifista-Antonio-Anton-Moron-1666270776


Perspectivas del cambio progresista.  Antonio Antón Morón. Ediciones Dyskolo (224 pp.) (octubre, 2021)


Este texto tiene un hilo conductor, el análisis de las dinámicas sociopolíticas transformadoras que permiten evaluar las perspectivas progresistas del cambio social y político en España. Está compuesto por seis capítulos intercalados que conforman tres áreas temáticas interconectadas: procesos amplios de activación social y cívica, experiencias de acción política y electoral, reflexiones teóricas desde un enfoque social, realista y crítico. El libro analiza los dos grandes procesos de movilización sociopolítica en esta década: el movimiento 15M y la cuarta ola feminista (desde 2018); acontecimientos recientes significativos como la pugna político-electoral en la Comunidad de Madrid y las enseñanzas que para la izquierda deben tener las elecciones madrileñas del 4M, como inicio de una nueva etapa política caracterizada por la polarización y las tendencias e identificaciones ideológicas de los electorados, particularmente los progresistas. El autor también aborda, de un modo más teórico, los fallos del mercado, las insuficiencias del liberalismo y la necesidad de impulsar una teoría social crítica, la pugna interpretativa de la nueva cuestión social, y también cuatro aspectos relevantes para las fuerzas del cambio como son las guerras culturales, las características del espacio violeta, verde y rojo, la ambivalencia de las identidades y la relación del individuo y lo común, y el debate sobre las izquierdas.


Referencia web original: https://www.dyskolo.cc/cat%C3%A1logo/lib063


Cambios en el Estado de bienestar. Antonio Antón, libro editado en Rebelión, en abierto (2/01/2021) (346 pp.)


RESUMEN: “La realidad social es compleja y el horizonte para esta década es incierto, en particular, para la cohesión de sociedades como la española, la vertebración de la Unión Europea y el tipo de salida de esta crisis prolongada. Este libro analiza las características de la desigualdad social y las tendencias de las condiciones socioeconómicas y laborales así como de los sistemas de protección social y, más en general, de los cambios en el Estado de bienestar. Además, se valoran los discursos y teorías que explican esos hechos para clarificar los desafíos pendientes de nuestras sociedades e instituciones. La perspectiva deseable es una democracia social, un giro socioeconómico progresista y una democratización del sistema político, en el marco de una Unión Europea más social, solidaria, democrática e integrada. La conclusión es la necesidad del refuerzo del Estado de bienestar, con sus dimensiones distribuidora, reguladora y de protección pública. Los textos, revisados para esta edición, son investigaciones académicas presentadas en distintos encuentros, congresos y jornadas, fundamentalmente, de Sociología que tienen este hilo conductor: Cambios en el Estado de bienestar.”


Referencia web original del TEXTO COMPLETO: https://rebelion.org/download/cambios-en-el-estado-de-bienestarantonio-anton-moron/?wpdmdl=653380&refresh=5ff03e69ad9e81609580137

Selección de publicaciones

Relación de publicaciones destacadas por su calidad y su contribución al pensamiento crítico, propias y ajenas: Artículos destacados


(Abajo, el propio)

Luz en la penumbra: ¡SE HACE CAMINO AL ANDAR!

Luz en la penumbra: ¡SE HACE CAMINO AL ANDAR!

Artículo ajeno destacado del mes anterior:

Feminismo de la igualdad. Carmen Heredero y Antonio Antón, en Público (5/01/2024)


A raíz de los intentos de fundamentación programática del nuevo ministerio socialista de Igualdad, rebajando la importancia del consentimiento, y el nombramiento de la directora del Instituto de las mujeres, con posiciones contra la Ley trans, se analizan las perspectivas alicortas del feminismo institucional y los retos igualitarios del feminismo transformador. Se seleccionan los últimos párrafos:


“Parece que los derroteros del nuevo Ejecutivo van por otro camino. Se está intentando poner las bases doctrinales, las responsabilidades ejecutivas y la distorsión de las prioridades feministas para dar soporte a un feminismo institucional alicorto, sin abordar convenientemente los grandes retos feministas. Su plan puede tener elementos positivos y de continuidad con el feminismo socialista anterior que, particularmente, en el primer gobierno de Rodríguez Zapatero (2004/2008) supuso unas reformas legales y simbólicas significativas, especialmente con la Ley de Igualdad, la Ley contra la Violencia de género y la Ley del matrimonio igualitario.

La evidencia empírica e histórica ha demostrado que, en estas dos últimas décadas, aquel feminismo institucional, levemente reformador y muchas veces solo retórico, superficial y formalista, se ha visto como insuficiente por la nueva y masiva conciencia feminista, especialmente de mujeres jóvenes, en unas condiciones desiguales insostenibles. Esa demanda igualitaria es la base social justificativa para el impulso renovador de estos años.


Precisamente, esa situación de bloqueo en la igualdad de género, con la persistencia de la subordinación femenina y el acoso machista, ha sido cuestionada y desbordada por las exigencias de la cuarta ola feminista de amplia base crítica y popular que, sobre todo, desde 2018, alumbró las nuevas demandas de derechos y condiciones igualitarias y emancipadoras para las mujeres y colectivos LGTBI.


De fondo, este feminismo transformador, real y sustantivo, ligado a la tradición igualitaria-emancipadora de los feminismos anteriores, ha constituido la mejor expresión sociopolítica y cultural progresista de los últimos años y una masiva dinámica popular reformadora de las relaciones sociales e institucionales. Es por lo que tiene enemigos poderosos, con estrategias de división, descalificación y distorsión de su dinámica liberadora.


Por tanto, el diseño de este feminismo institucional socialista, dentro de su tradición de un feminismo levemente reformador, formalista y retórico empieza a distanciarse del necesario impulso y consolidación de los derechos feministas y el avance en la igualdad real. Se quedará en cambios superficiales, dirigidos a mejorar el estatus de ciertas élites y capas acomodadas y, en particular, a conseguir un aval legitimador del nuevo ministerio de Igualdad, sin remover mucho las relaciones desiguales, la persistente discriminación femenina y los abusos de poder patriarcal, así como evitar la amenaza de retrocesos promovidos desde sectores reaccionarios.


En definitiva, tras la mejora de los derechos feministas en la anterior legislatura, aun con sus controversias, el reto es el avance significativo en la igualdad real, sin rebajar la exigencia de consentimiento en las relaciones sexuales -la experiencia de Jenni Hermoso y las campeonas mundiales frente al beso no consentido de Rubiales ha sido muy ilustrativa-, como garantía de libertad y no imposición. Frente a los límites previsibles del nuevo ministerio de Igualdad y el feminismo institucional, se dibuja sobre todo una tarea transformadora para el conjunto del movimiento feminista y las fuerzas progresistas.”


Referencia web original:

https://blogs.publico.es/otrasmiradas/78628/feminismo-de-la-igualdad/

Artículo propio destacado

del mes anterior

Amanecer: ¡SE HACE CAMINO AL ANDAR!

Amanecer: ¡SE HACE CAMINO AL ANDAR!

Tras la ruptura, qué. Antonio Antón, en Público (17/12/2023)


‘El frágil acuerdo entre Sumar y Podemos se ha roto. Aparte de explicar su significado, es necesario el análisis del contexto y el futuro, así como los retos para la izquierda transformadora.’ Selecciono varios párrafos:


“No son previsibles cambios relevantes a medio plazo en esas grandes variables estratégicas que induzcan a modificar sustancialmente las alternativas gubernamentales y las mayorías parlamentarias de cara las próximas elecciones generales, dentro de cuatro años, o su posible anticipación…


En ese marco, la izquierda transformadora tiene grandes desafíos, más todavía partiendo de la actual división en distintos grupos parlamentarios y el diferente estatus sobre responsabilidades gubernamentales, con diferencias políticas y la consiguiente competencia político-electoral. En la perspectiva de las próximas elecciones generales, dentro de cuatro años, o menos si son anticipadas, se presenta una encrucijada similar a la del 23 de julio, que empujó al acuerdo mutuo para conformar una coalición electoral: ganar a las derechas y garantizar la gobernabilidad progresista, siguiendo una senda democratizadora y reformadora. Esa realidad y esa tarea permanece invariable y aconseja el evitar un distanciamiento irreversible en el espacio del cambio de progreso que impida un nuevo acuerdo colaborativo, junto con la izquierda nacionalista.


Hemos situado el nudo principal del conflicto y la división en la izquierda transformadora: el reconocimiento representativo de cada fuerza con la regulación proporcional de responsabilidades institucionales, junto con una negociación programática equilibrada y plural. Ha sido imposible resolverlo, y se ha dado un paso atrás. El acercamiento queda para más adelante, pero hay que evitar el alejamiento injustificable, y mantener los puentes…


La actual configuración parlamentaria y gubernamental de las izquierdas refleja la terminación de un ciclo de esa prolongada experiencia y la transición a una nueva etapa de recomposición de equilibrios representativos y prioridades estratégicas. Sin descartar un mayor debilitamiento de la izquierda transformadora y en una difícil y compleja situación, existen todavía suficientes energías sociales para empujar por una democracia social avanzada y apuntar a un frente amplio progresista, superando la fragmentación, la prepotencia y el sectarismo.


Queda abierto el alcance de la respuesta popular y la activación cívica que pueda compartir con la acción institucional de las izquierdas un horizonte de cambio de progreso, de confianza popular en su representación social y política con suficiente credibilidad transformadora y democrática. Está por ver la recomposición, la consistencia y la capacidad de articulación social y política de esa élite dirigente para hacer frente a ese desafío. El debate y el respeto a la diversidad es fundamental, también el talante unitario, integrador y colaborativo. Esta experiencia que se inicia va a forjar, en un sentido u otro, la base de activistas y el liderazgo alternativo de la nueva etapa. Y todo ello tiene incidencia para la configuración de la sociedad y, particularmente, de la izquierda social y política en la próxima década.”


Referencia web original:

https://blogs.publico.es/otrasmiradas/78012/tras-la-ruptura-que/


Referencia de la versión en Rebelión (23/12/2023):

https://rebelion.org/tras-la-ruptura-que/

Ensayos e investigaciones

Porfiar a pesar de los nubarrones:

¡SE HACE CAMINO AL ANDAR!

       Ver todas: Investigaciones

       Ver: Ensayos destacados

     

      Último año:

Desafíos para la izquierda alternativa. Antonio Antón, en Mientras Tanto nº 229 (1/12/2023)


En este ensayo me detengo en cuatro aspectos interconectados. En ámbito externo sobre la remontada electoral pendiente de la izquierda alternativa y la necesidad de un impulso transformador en la acción gubernamental y política, y en el ámbito interno sobre la articulación y la representación institucional de la coalición Sumar y la actitud ante el conflicto particular entre Movimiento Sumar y Podemos y sus perspectivas. Selecciono varios párrafos:


“La conclusión es clara: Movimiento Sumar ha podido generar mayor ilusión, expectativas o comodidad en partes de ese electorado, pero no ha generado mayor apoyo social y electoral y, por tanto, mayor presencia institucional y fuerza transformadora. Su moderación política y su mejor trato mediático no han aportado nuevo electorado; aunque haya divulgado otra cultura más dialogante con el PSOE, ésta no ha convencido lo suficiente para ensancharlo. Estos elementos solo han servido para justificar la supuesta bondad del cambio de liderazgo y de orientación política y discursiva, más aplaudidos desde el Partido Socialista y los medios, en sustitución de la más exigente y crítica de Podemos.


Dicho de otro modo, el giro político hacia la moderación política, discursiva y de afinidad con el Partido Socialista, junto con el nuevo liderazgo de Yolanda Díaz y el Movimiento Sumar y un frágil acuerdo de coalición electoral, fueron insuficientes para mejorar la representatividad del conjunto, reequilibrar la subalternidad respecto del partido mayoritario de la izquierda, el PSOE, y condicionar más y mejor la acción gubernamental e institucional.


La coalición Sumar -incluido Podemos- ha dado un paso unitario positivo aunque forzado, al presentarse conjuntamente a las elecciones parlamentarias por responsabilidad ante el riesgo de victoria de las derechas, cosa que se ha evitado, y constituye el gran valor colectivo de la apuesta unitaria. Pero el hecho evidente es que todavía persiste la tendencia representativa descendente que denota los límites de su credibilidad transformadora ante su base social ampliada de esos seis millones iniciales. Persisten esos dos factores externos: la estrategia fáctica y mediática de aislamiento político, particularmente contra Podemos -recrudecida contra el Ministerio de Igualdad y su referente Irene Montero con ocasión de la ley del ‘solo sí es sí’- y el refuerzo de la posición dominante socialista, renovada y que aguanta la presión de las derechas extremas…


Pero, para la coalición Sumar es decisiva una firmeza transformadora y, al mismo tiempo, de colaboración de todo el conglomerado alternativo y con la izquierda nacionalista. Se encadena la estrategia reformadora ambiciosa con una articulación interna unitaria y plural…


En definitiva, el factor clave a superar es la débil credibilidad transformadora, derivado de cierta inconsistencia de la fuerza social de base y vinculado con otro factor adicional significativo: la insuficiente unidad desde la pluralidad de su articulación orgánica, que expresa los límites de la actual élite política de la izquierda alternativa…


La pluralidad política e ideológica, por sí sola, no explica el sectarismo. La prepotencia organizativa deriva, con el pretexto de diferencias políticas, de la débil cultura democrática para encauzar y no imponer los distintos intereses corporativos; muchas veces legítimos y necesitados de integrar, negociar o reequilibrar en un marco común superior.”


Referencia web original:

https://mientrastanto.org/229/ensayo/desafios-para-la-izquierda-alternativa/

Gobernabilidad, agenda social y plurinacionalidad. Antonio Antón, en Mientras Tanto nº 228 (1/11/2023)


Ensayo sobre la relación de esos tres aspectos. Reproduzco varios párrafos:


“La soberanía popular ha hablado el pasado 23 de julio: Existe una mayoría progresista, democrática y plurinacional con el reto, no solo de frenar el proyecto reaccionario de las derechas extremas y hacer fracasar la investidura de Núñez Feijóo, sino de apoyar un nuevo Gobierno de coalición progresista, en torno al Partido Socialista y la coalición Sumar, que aborde los imprescindibles avances, entre otros, de las agendas social y territorial. Con la probabilidad de esa configuración gubernamental y de alianzas se trata de avanzar en la clarificación de algunos nudos programáticos y de gobernabilidad…


Por otro lado, la estrategia de diálogo social, particularmente con la patronal de la CEOE, puede acentuar sus límites para pactar progresos significativos, para lo que habrá que contar con la activación del movimiento sindical y otros agentes sociales y articular las mayorías parlamentarias necesarias. Además, hay que contar con que las derechas nacionalistas (PNV y Junts) deben medir sus pautas neoliberales y avenirse a medidas de progreso ante el fuerte emplazamiento con las izquierdas en sus territorios y la competencia electoral próxima.


Pero, aparte de la responsabilidad específica para la coalición Sumar —incluido Podemos—, se ventila la credibilidad transformadora, en este campo, de esa izquierda alternativa con un perfil diferenciado y más exigente que el propio Partido Socialista, con una identidad propia capaz de atraer y ensanchar una base social y electoral en disputa. Al mismo tiempo, en el caso de fracasar en esa trayectoria reformadora de progreso, tendría que hacer frente al riesgo de las tendencias de desafección abstencionista o de pasividad en su base social o, simplemente, de desplazamiento electoral hacia el PSOE al no representar una utilidad adicional para avanzar en condiciones vitales y derechos sociales para las mayorías populares, elemento fundamental de su identidad política.


Por tanto, ese continuismo de la política sociolaboral e impotencia transformadora tiene un riesgo mayor de desencanto cívico para la coalición Sumar que para el propio PSOE, amparado por un mayor aparato institucional y mediático. Sería también un factor de incremento de la división interna de la coalición, en particular entre Movimiento Sumar y Podemos, que necesitan lo contrario: firmeza transformadora, esfuerzos unitarios e incremento representativo. Y poder encarar mejor la próxima etapa. En definitiva, una agenda social ambiciosa y compartida es decisiva para el avance del país, consolidar las fuerzas de progreso y, en particular, reforzar la izquierda transformadora.”


Referencia web original:

https://mientrastanto.org/228/ensayo/gobernabilidad-agenda-social-y-plurinacionalidad/

Formación, declive y rearticulación de la izquierda transformadora. Antonio Antón, en Rebelión (30/08/2023) y Mientras Tanto nº 127 (1/10/2023)


Ensayo completo donde se analiza el perfil de la izquierda transformadora, la formación del espacio del cambio de progreso, la diferenciación y los vasos comunicantes en las izquierdas, la reordenación del espacio progresista, su declive, con los factores, su relato y la legitimación del liderazgo, así como la entidad de las discrepancias políticas y su tratamiento. Transcribo su introducción:


“Hace unas semanas, como parte del balance de las elecciones generales del 23J, publiqué el artículo ‘Reequilibrios en la izquierda transformadora’, con una reflexión sobre el cambio de liderazgo y primacía dirigente producida en Sumar respecto de Podemos, con las características políticas y organizativas de la nueva coalición y los criterios democrático-pluralistas para su articulación.


En este texto amplío el foco con un análisis de la evolución de sus bases sociales y electorales, con varias etapas, dentro de la persistencia del ciclo progresista de más de una década en el que todavía estamos: la etapa de formación del campo sociopolítico y electoral (2010-2014); el periodo de la máxima expresión electoral de las fuerzas del cambio, de forma diferenciada del Partido Socialista (2015-2016); el lento y gradual declive del apoyo electoral, ya significativo en 2019, junto con la reafirmación institucional en el Ejecutivo de coalición y el empuje y la corresponsabilidad gestora de la reforma social y democrática hasta el presente; por último, aludiré a las expectativas y planes colectivos sobre la rearticulación de ese espacio bajo la coalición Sumar, como nueva representación institucional y unitaria plataforma política.


Como complemento descriptivo, acompaño dos gráficos con la evolución y la comparación entre los resultados de las elecciones autonómicas y las generales de la izquierda transformadora, en los tres grandes procesos de 2015, 2019 y 2023 -junto con los ciclos específicos de varias Comunidades Autónomas-, con el anexo de dos tablas, con la distribución por territorios y por sensibilidades políticas.”


Referencia web original:

https://rebelion.org/formacion-declive-y-rearticulacion-de-la-izquierda-transformadora/


Referencia de la versión reeditada en Mientras Tanto nº 127 (1/10/2023):

https://mientrastanto.org/227/de-otras-fuentes/formacion-declive-y-rearticulacion-de-la-izquierda-transformadora/

Impulso de progreso y plurinacional. Antonio Antón, en Mientras Tanto nº 226 (1/09/2023)


Ensayo donde explico la victoria de las izquierdas y sus aliados nacionalistas en el 23J, los factores sociopolíticos que explican la derrota de las derechas, el irreal relato reaccionario, los reequilibrios en la izquierda transformadora, las insuficiencias por superar y el recambio dirigente en la coalición Sumar y la articulación democrática de su pluralidad interna. Destaco varios párrafos:


Al final ha habido remontada progresista, tal como unos pocos vaticinábamos a comienzo de la campaña electoral del 23J. Las derechas extremas del PP y VOX no alcanzan el suficiente apoyo parlamentario para gobernar, y lo más probable es la investidura del socialista Pedro Sánchez, en alianza con Sumar y el apoyo nacionalista. No termina el ciclo institucional de progreso, tal como pretendía liquidar el bloque reaccionario, y se abre una nueva etapa de necesaria profundización de la política social y la regulación de la plurinacionalidad, particularmente catalana, con la ampliación y consolidación del bloque progresista…


En definitiva, la base del éxito de la coalición Sumar es su contribución al freno de las derechas y su involución autoritaria y regresiva, así como la dimensión transformadora que, en continuidad y mejora de su acción reformadora precedente, debe incorporar a la acción del Ejecutivo y las instituciones políticas, con el correspondiente arraigo cívico y democrático.


Junto con esa aportación política, el cambio más relevante ha sido la modificación, en este largo proceso transitorio de más de dos años, de la primacía dirigente de Podemos por el nuevo equipo dirigente del Movimiento Sumar, comandado por Yolanda Díaz. Ambos tienen sus particularidades políticas, orgánicas y discursivas, más transformadoras y confrontativas en el primer caso y más dialogadoras y amables en el segundo, pero con un amplio campo compartido que se debería cuidar y fortalecer para ser útiles en beneficio de la gente popular y el proyecto igualitario y emancipador del país.


Además, la legitimidad de la nueva estructura representativa y coordinativa y, en especial, el liderazgo de Yolanda Díaz, se verán reforzados en la medida de su esfuerzo unitario y siempre que se mantenga su carácter integrador, representativo y de respeto al pluralismo. Sumar tiene una ardua tarea por delante, externa e interna: promover y cogestionar una nueva etapa de progreso y consolidar las condiciones orgánicas y su institucionalidad democrática para articular una mayor acción política, implicación participativa e influencia social transformadoras.”


Referencia web original

https://mientrastanto.org/226/ensayo/impulso-de-progreso-y-plurinacional/

DEBATE sobre el libro "FEMINISMOS. RETOS Y TEORÍAS" de Antonio Antón (7/06/2023)


Junto con el autor, tres destacadas feministas: Carmen Heredero, Ana Almirón y Violeta Assiego (vídeo de 2 horas)


Referencia web:

https://drive.google.com/file/d/1EdWzrSwJvALnmYe4_Ix1ZLM8OlRWCoTs/view?pli=1

Sumar/Podemos: un acuerdo posible y necesario. Antonio Antón, en Mientras Tanto nº 223 (1/05/2023)


La apuesta por una solución pactada que facilite el fortalecimiento electoral e institucional del conjunto de las fuerzas del cambio. Selecciono los párrafos finales:


“En conclusión, aparte de las diferencias estratégicas, políticas y de alianzas, que he analizado anteriormente y habrá que valorar en profundidad, que fundamentan esta pugna por la articulación de este nuevo frente amplio, el escollo principal que la explica es la falta de adecuación realista de las expectativas y aspiraciones de cada cual a su representatividad y potencialidades relativas, dejando en un segundo plano la ventaja global de un proyecto compartido con un liderazgo coral, plural y unitario. Los intereses corporativos y cortoplacistas orillan el proyecto común, y es imprescindible un reequilibrio organizacional equitativo, participativo y pactado. En ese sentido, el nuevo motor transformador y el sentido y la profundidad de la transformación sociopolítica e institucional deberá ser negociado desde esa realidad plural, en sus distintos niveles, desde el liderazgo democrático y plural hasta la articulación del conjunto de bases sociales cívicas y fuerzas progresistas pasando por la institucionalidad y el tejido municipalista y autonómico, convertido todo ello en principio de realidad a valorar colectivamente.


No se trata de decir que ‘dos no se juntan si uno no quiere’, y atribuir la responsabilidad al contrario. Es un pretexto para la inacción y un aval para el fracaso. Los verdaderos liderazgos son capaces de dialogar y consensuar una estrategia política y un equilibrio político-organizativo justo y democrático suficiente para avanzar. Las primarias abiertas, proporcionales y del conjunto son un instrumento razonable. En esta ocasión no hay posibilidad de un acuerdo basado en el realismo de la representatividad de cada cual y no hay una posición fijada en las listas electorales ni un cierto consenso del equilibrio esperado final que facilitó los acuerdos en Unidas Podemos.


Al final, con desacuerdos analíticos y discursivos e intereses partidarios contrapuestos, y dada la envergadura de lo que se ventila, las élites de todos los grupos de izquierda transformadora no pueden fallar en la tarea de garantizar el nuevo Gobierno de coalición progresista, más firme, y la consolidación de una nueva etapa de progreso ante la involución derechista. Aunque haya distintas responsabilidades, la crítica popular les pasaría factura y, lo que es peor, dejaría un páramo sociopolítico y cultural que aprovecharán las derechas y sectores poderosos para imponer su involución reaccionaria y neoliberal con retrocesos en derechos cívicos y bienestar social.”


Referencia web original

https://mientrastanto.org/223/ensayo/sumarpodemos-un-acuerdo-posible-y-necesario/

Cambios de la cultura del trabajo. Antonio Antón, en Mientras Tanto nº 222 (1/04/2023)


Un ensayo sobre las transformaciones del trabajo, su doble función, el deterioro de la cultura del trabajo y la renovación de su papel. Selecciono los párrafos finales:


“Hay que ser conscientes de los efectos perniciosos de la precarización y de la crisis del empleo, así como de las dificultades para dar sentido colectivo a una nueva utilización del tiempo, sin por ello caer ni en la vuelta y embellecimiento del papel del trabajo, ni al optimismo de que la crisis de la sociedad salarial nos permite avanzar a una situación más solidaria y liberadora. En este comienzo de siglo, la situación está más cuajada de incertidumbres prácticas y teóricas y se deben plantear bien las preguntas e interrogantes, aunque no se pueda avanzar mucho en soluciones y sí, en cambio, en algunas respuestas parciales.


En conclusión, la cultura del trabajo, la fundamentación liberal de los derechos, del contrato social, ha constituido la principal corriente de la modernidad y tiene todavía una gran credibilidad; los viejos valores de libertad, igualdad y solidaridad todavía están vigentes, aunque a la defensiva; por otra parte, existe confusión y desorientación en sectores de la izquierda, por la crisis del anterior modelo de pacto keynesiano y del pleno empleo; todos esos elementos están puestos en cuestión y se están reestructurando por la globalización en esta sociedad mundializada, segmentada y precarizada.


En ese contexto sociocultural, uno de los problemas actuales sigue siendo la vieja aspiración progresista por una distribución más igualitaria del empleo —decente—, del conjunto del trabajo y de la riqueza, que ahora tienen una nueva dimensión, en particular una protección pública y la distribución de unas rentas sociales independientemente del empleo y basadas en la ciudadanía. Al mismo tiempo, la actual crisis socioeconómica y del Estado de bienestar, la situación de recorte de los derechos sociales y las nuevas funciones del trabajo y la actividad social están generando nuevas identidades sociales y corrientes culturales y otro marco para la acción por una nueva ciudadanía social. Todo ello requiere una renovación del pensamiento con un espíritu crítico.”


Referencia web original

https://mientrastanto.org/222/ensayo/cambios-de-la-cultura-del-trabajo/

La contienda político-feminista: qué se ventila. Antonio Antón, en Mientras Tanto nº 221 (marzo 2023)


Transcribo la presentación de este ensayo:


“La ley del ‘Solo sí es sí’, sus características, su aplicación y su reforma están conllevando un amplio y complejo debate público. No entro en valoraciones jurídicas o técnicas detalladas. En ese sentido, me parecen sensatas y coherentes opiniones como las de Laia Serra, Violeta Assiego, Justa Montero, Milagros Pérez Oliva y el manifiesto de dos centenares de colectivos feministas o la de otros juristas como José Antonio Martín Pallín, Jaime Bosch y Javier Pérez Royo. Dejo la valoración definitiva de las implicaciones políticas del desacuerdo entre las dos partes del Gobierno sobre la reforma de la ley, a la espera de su desenlace. Me centro en tres aspectos sociopolíticos. Primero, una tentativa de diagnóstico sobre el carácter y las dimensiones de las discrepancias políticas y jurídicas. Segundo, un análisis del marco sociopolítico para interpretar mejor este conflicto, inicialmente normativo. Tercero, la justificación teórica del valor del consentimiento como elemento clave de las relaciones humanas igualitarias y libres, base de la sociabilidad y la democracia y fundamento de esta ley.”


Referencia web original

https://mientrastanto.org/221/ensayo/la-contienda-politico-feminista-que-se-ventila/

La comunidad y lo común. Antonio Antón, en Rebelión (10/12/2022) y Mientras Tanto (1/01/2023)


Conferencia pronunciada en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Autónoma de Madrid (diciembre de 2022). Transcribo su introducción:


En esta ponencia explico cuatro aspectos encadenados: 1) El concepto de comunidad y el vínculo social de los individuos, con el doble sentido del proceso de individualización. 2) La interacción entre intereses y derechos individuales y colectivos, es decir, entre procesos de empoderamiento personal y relaciones comunitarias. 3) El carácter de la solidaridad (fraternidad y sororidad) y su relación con la igualdad y la libertad y cómo se configuran en el contrato social y la experiencia del feminismo. 4) Los sujetos y la democracia participativa, en particular el papel de los movimientos sociales y las identidades parciales y su relación con un sujeto global y el universalismo.


Como se puede ver son temas complejos y de fuerte debate en las ciencias sociales y la filosofía política, así como con importantes implicaciones sociopolíticas para la acción colectiva y la transformación social de carácter igualitario-emancipador-solidario. Será preciso detenerse en algunas clarificaciones del sentido de algunos conceptos básicos sometidos a polémica interpretativa. Parto del marco sociopolítico explicado en el libro “Dinámicas transformadoras. Renovación de la izquierda y acción feminista, sociolaboral y ecopacifista”.


Referencia web original:

https://rebelion.org/la-comunidad-y-lo-comun/


Reeditado en Mientras Tanto nº 219 (1/01/2023):

https://mientrastanto.org/219/de-otras-fuentes/la-comunidad-y-lo-comun/

Caminos por recorrer: ¡SE HACE CAMINO AL ANDAR!

Caminos por recorrer: ¡SE HACE CAMINO AL ANDAR!