Sociologo y politólogo.  Profesor de la Universidad Autónoma de Madrid (2003/2022)

Artículos ajenos - Año 2023 - 1º Semestre


Relación de artículos ajenos de interés sociopolítico, con un resumen y comentario, por orden cronológico. El texto completo pinchando el título. Otros semestres en la entrada correspondiente.


¿Reformar la ley de garantía integral de la libertad sexual?. Garbiñe Biurrun (30/01/2023)


Una defensa de la ley sin caer en el punitivismo. Selecciono varios párrafos:


“Desconozco por completo de qué modificación legal se trataría, en qué están pensando. Si es “solamente” el régimen transitorio o incluso si se trata de modificar las penas previstas para estos delitos, acabo de decir cuáles serían sus limitados efectos temporales. Pero, en todo caso, como ya dije en otra ocasión, me resulta desconcertante la controversia centrada exclusivamente en relación con la revisión de condenas anteriores, siendo así que las nuevas penas más bajas se impondrán también a quienes cometan estos delitos en el futuro.


Y, qué quieren, yo no veo problema alguno en ello. De un lado, no dudo de que quienes han impulsado y aprobado la ley —desde los Ministerios de Igualdad y Justicia y todo el Gobierno hasta quienes votaron a favor de la misma en el Parlamento— eran plenamente conscientes de que se estaba produciendo, para algunos delitos, una reducción de las penas.


Lo que en modo alguno es algo negativo, siempre que sean penas proporcionadas a la gravedad de los hechos cometidos y los ataques a la libertad sexual. Ciertamente, una consideración negativa de la reducción de penas en el Código Penal es, en sí misma, peligrosa, dado que refuerza la idea absoluta de la confianza plena en la efectividad de una más dura respuesta penal, algo que no es en modo alguno cierto, como la experiencia demuestra tanto aquí como en otros países, ya que no siempre una mayor sanción penal supone una mayor protección de un determinado bien jurídico —la libertad sexual y la seguridad de las mujeres, en el caso—.


Por eso, sigo sin entender que desde la izquierda política no se asuma el contenido penal de esta ley y la corrección de reducir algunas penas. Sigo sin entender que no se defienda la ley en su integridad y se explique de manera clara a la ciudadanía que la nueva regulación penal que en ella se contiene es más ajustada, más proporcional y, en definitiva, más protectora del derecho a la libertad sexual, aunque algunas penas sean inferiores a las anteriormente previstas. Mantener la lógica de un mayor punitivismo como garantía esencial de los derechos nos situaría todavía hoy en los tiempos de la pena de muerte o de la prisión perpetua tradicional. Y no creo que nadie entienda que ello nos protegería mejor a las mujeres y al resto de personas, sino que lo único que se conseguiría sería una sociedad más cruel e injusta.”


Referencia web original

https://www.eldiario.es/opinion/zona-critica/reformar-ley-garantia-integral-libertad-sexual_129_9906391.html

Las Big Four y el futuro del trabajo. Jorge Lago (28/01/2023)


Reflexiones de interés para un debate en profundidad. Selecciono un par de párrafos:


“Este viejo debate de la tradición política dispone, creo, de tres, y solo tres, grandes alternativas: la primera piensa en la necesidad de un enriquecimiento, una mejora o una "desalienación" del trabajo, pues lo considera como fuente de realización personal y eje vertebrador del sentido individual y colectivo; la segunda alternativa pasa por regular no el contenido del trabajo sino, más bien, las condiciones de acceso y permanencia en el empleo para permitir condiciones para llevar una vida viable, horizontes estables, previsibles y confiables, pues considera que el empleo es la vía privilegiada para el acceso a la vida pública y el ejercicio de la ciudadanía; la tercera opción, por su parte, piensa en la necesaria superación o abolición del trabajo asalariado como forma de mediación o vínculo social general, pues el trabajo es aquí considerado la causa necesaria de la explotación, la dominación y la desigualdad estructural de las sociedades modernas…


Reaparecen así las tres alternativas con las que arrancaba esta columna para responder a la pregunta de qué hacer hoy con el trabajo. ¿Nos guiamos por la necesidad de mejorarlo, enriquecerlo y dotarlo de mayor autonomía y capacidad de autorrealización personal? ¿Buscamos su regulación para el conjunto de la población y lo intentamos mantener como eje estructurante de nuestra biografía e identidad? ¿O tendríamos quizá que ir aceptando que por deseables y necesarias que sean estas dos miradas sobre el trabajo son hoy del todo insuficientes, y que quizá sea más necesario que nunca tomarse en serio aquel viejo ideal que compone la tercera alternativa, la de pensar en una construcción de la identidad y del orden social desde aquello que hacemos, y haremos cada vez más, fuera y más allá de ese reino escaso y cada vez más esquizofrénico en que se han convertido los entornos laborales y productivos?"


Referencia web original

https://www.infolibre.es/opinion/ideas-propias/big-four-futuro-trabajo_129_1413417.html

Palos de ciego contra la subida de precios de alimentos básicos. Juan Torres (27/01/2023)


La apuesta por otro tipo de canales de distribución, con participación pública o cooperativa, y otras formas de consumo, aparte del control de precios y subidas abusivas y regulación de mercados como el energético, el financiero y el inmobiliario. Selecciono varios párrafos:


Tal y como ya ha hecho el gobierno de Grecia y parece que hará el de Francia, ambos conservadores y no precisamente bolcheviques, no creo que se deba descartar algún tipo de control de precios. Pero, insisto, no me parece que esto sea el remedio óptimo ni más efectivo en el caso de productos alimenticios que tanto perjudica a las rentas más bajas y, por extensión, a miles de pequeñas y medianas empresas que viven de su gasto. Y, de llevarse a cabo, creo que solo deberían establecerse con extraordinaria precisión y no a brocha gorda, sobre la base de un buen conocimiento de lo que ocurre en el mercado, con acuerdos y control efectivo.


A mi juicio, la única forma de evitar lo que está sucediendo con los precios y las dificultades de acceso a la oferta de miles de familias es generar otro tipo de canales de distribución y nuevas formas de consumo. No pedirle al capitalismo el imposible de que sea lo que no es, sino poniendo en marcha procesos que hagan y proporcionen lo que el capitalismo no puede hacer ni proporcionarnos.


El exvicepresidente del gobierno Pablo Iglesias acaba de señalar en uno de sus programas de La Base que, junto a los controles de precios que propone su formación, se podrían crear supermercados públicos. Eso me ha hecho recordar la propuesta que escribí (p. 50) en el documento de bases que nos pidió Podemos y que redacté junto a Vicenç Navarro en 2014: "Exploración de fórmulas (...) destinadas a satisfacer necesidades básicas de la población con dificultades de acceso a la oferta actual de los mercados: creación de centrales de compras participadas por el sector público, tanto estatal como autonómico o local y organizaciones del tercer sector."


Quizá, si entonces se nos hubiese hecho algo más de caso y se hubiera comenzado a trabajar en esa línea, ahora no tendríamos que lamentarnos tanto de lo que está ocurriendo y se darían menos palos de ciego para combatir las subidas de precios.”


Referencia web original:

https://blogs.publico.es/juantorres/2023/01/27/palos-de-ciego-contra-la-subida-de-precios-de-alimentos-basicos/

El envío de los tanques occidentales a Ucrania destierra una posible solución diplomática a la guerra. Juan Antonio Sanz (26/01/2023)


Crece la implicación belicista occidental y su justificación gubernamental y se incrementa la posición pacifista en los países centrales europeos de parar la guerra aun a costa de admitir la secesión -Crimea, Dombás- en el territorio de Ucrania: el 48% (hasta el 60% en Alemania y el 50% en España) frente al 32% que prefiere continuar la guerra sin concesiones territoriales o autodeterminación. La OTAN tiene un problema de legitimidad popular que puede crecer; la contraofensiva mediática puede aumentar. Selecciono varios párrafos:


“Todo ello a pesar de que las encuestas apuntan a un creciente apoyo de la ciudadanía europea a la necesidad del diálogo cuanto antes. Así lo señala una reciente encuesta realizada por la red europea de sondeos de opinión Euroskopia en nueve países de la UE (Portugal, Austria, Países Bajos, Polonia, España, Francia, Alemania, Italia y Grecia).


Un 48% de los encuestados defiende un final rápido de la guerra, aunque ello suponga la cesión por Ucrania de parte de su territorio a Rusia. Un 32% de los europeos rechaza tal posibilidad de partición del territorio ucraniano.


Austria y Alemania, con alrededor del 60% de los encuestados a favor, son los países donde se apoya con mayor decisión esa opción de poner fin al conflicto a costa de Ucrania. En España, Grecia e Italia, la división es mayor y en torno al 50% de los ciudadanos defienden tal posibilidad. Quienes menos optan por la partición de Ucrania como sacrificio ineludible para concluir la guerra rápidamente son los portugueses, polacos y holandeses, éstos solo con el 27% a favor de tal opción.”


Referencia web original

https://www.publico.es/internacional/envio-tanques-occidentales-ucrania-destierra-posible-solucion-diplomatica-guerra.html

¿Por qué los hombres violan?. Ana Bernal (24/01/2023)


Análisis de las relaciones de poder machistas que fundamentan la práctica de la violación de (algunos) varones, con la cobertura de cierta tolerancia cómplice. Señalo varios párrafos:


“Pongamos los datos sobre la mesa: las violaciones han subido un 38% (Ministerio del Interior), el 97,9% de esas agresiones las cometen hombres (INE), y los delitos sexuales entre los jóvenes han aumentado un 58% (Fiscalía)…


Agredir es, desde hace siglos, la forma de sumisión más efectiva. Y en las mujeres, la agresión sexual es la base de la máxima humillación. Si se agrede además con golpes y palizas, refuerza ese interés. Lo suelen emplear cerca del 70%. Para eso tienen que desvalorar a las mujeres, cosificarlas y deshumanizarlas. Es, ante todo, un problema cultural y educacional. Por eso, muchas veces, no han violado solo una vez.


Violar siempre fue una forma de reforzar el poder del hombre de la sociedad y marcar "espacio". En la literatura y el arte están registradas violaciones como "actos de guerra". Hoy sigue. En cada conflicto bélico, las violaciones a mujeres son forma de poder y conquista.” 


Referencia web original

https://blogs.publico.es/dominiopublico/50331/por-que-los-hombres-violan/

La ley del 'solo sí es sí': un debate sin fundamento. José Antonio Martín Pallín (24/01/2023)


Ecuánime y justo. Selecciono varios párrafos:


“Lo que más me llama la atención del debate político y del seguimiento mediático que se ha hecho de la aplicación de esta ley radica en que, si bien se ha constatado estadísticamente un número de supuestos delictivos en los que se ha rebajado la pena, como no podía ser de otra manera, ha dado lugar a las rebajas de la pena de prisión o la excarcelación. No se han detenido a valorar las causas y motivos de algunos de estos supuestos, utilizándolos como arma arrojadiza contra el Ministerio de Igualdad y por extensión contra el Presidente del Gobierno, que al parecer, de forma ridícula y estrambótica se ha convertido en el origen de todos los males que asolan nuestro país. Se trata de una ley aprobada en las Cortes Generales por otros partidos políticos que la avalaron con su voto, sin los cuales la ley no podría haber salido adelante.


Desde diversas posiciones políticas y jurídicas se ha pedido o bien la derogación o la modificación de la ley, a lo que nada habría que oponer si se tratase de un error de cálculo que no se hubiera previsto de antemano. Cuando la crítica procede de personas relacionadas con el mundo jurídico resulta sorprendente que no aporten soluciones o nos iluminen sobre cómo deben corregirse los agujeros negros para evitar los males que se atribuyen a la ley. 


Cuando se terminen de revisar todas las sentencias creo que el Consejo del Poder Judicial nos debe proporcionar las estadísticas definitivas que nos permitan conocer si el resultado, con los condicionamientos a los que he aludido, responde o no a unos efectos que estaban racionalmente previstos.”


Referencia web original

https://www.infolibre.es/opinion/ideas-propias/ley-si-si-debate-fundamento_129_1412792.html

Leopardos en la estepa. José Enrique de Ayala (24/01/2023)


Todo apunta a la escalada bélica -aunque la mitad de población alemana es reticente- pero según este general -y el jefe militar de EEUU- piensan que la victoria sobre Rusia es improbable y con riesgos para el posible día después y su reacción. Los más perdedores son el pueblo ucranio, con una Europa debilitada y dependiente de EEUU, que es quien gana. Es razonable su propuesta de negociación, hoy minoritaria entre los grandes poderes. Selecciono los últimos párrafos:


“Algunos creemos que hay cierto margen para alcanzar un acuerdo que pudiera ser aceptable –aunque fuera con carácter provisional– para ambas partes, si tuvieran suficientes incentivos para ello, y hemos dado algunas ideas de cuál podrían ser, grosso modo, sus líneas principales, pero es evidente que somos minoría. Al menos habría que intentarlo, pero parece que hasta ahora solo el presidente turco, Recep Erdogan, muestra algún interés en promover una solución negociada.


Tal vez a otros, que podrían hacer bastante en esta dirección, no les disgusten mucho los efectos colaterales de la absurda y criminal agresión rusa: Rusia se desangra, la Unión Europea se debilita, olvida sus ilusiones de autonomía estratégica y vuelve a refugiarse bajo las alas de Washington. La OTAN se refuerza, y EEUU se garantiza –o casi– el apoyo de Europa en su pugna con China. Solo hay una pequeña pega: miles de ucranianos están muriendo con la esperanza de una victoria que probablemente nunca llegará. Si finalmente no llega, no será fácil explicarles a sus familias, cuando esto se detenga, para qué han muerto. 


El caso es que, sea por intereses ajenos, por la necesidad de supervivencia de los dirigentes de los países en conflicto, o por la propia dinámica de la violencia, que se alimenta a sí misma con más muerte y más odio, la guerra no tiene visos de terminar por ahora. Así que es probable que, en un futuro próximo, veamos leopardos galopando por las estepas del este de Ucrania, e incluso puede que algunos de ellos lleguen desde España. No sabemos si sobrevivirán allí, ni durante cuánto tiempo, ni hasta dónde llegarán si sobreviven. Y, sobre todo, no sabemos a quién finalmente herirán sus garras, es decir, quiénes pagarán, en última instancia, las consecuencias de esta loca carrera de disparates que inició Rusia. Pero seguramente no estarán sentados en los centros de poder -políticos o económicos- de los países occidentales.”


Referencia web original

https://www.eldiario.es/opinion/tribuna-abierta/leopardos-estepa_129_9888593.html

¿Está en crisis la globalización?. Pablo Bustinduy (23/01/2023)


Nueva fase histórica en la que la democracia y las instituciones de gobernanza son incapaces -o no quieren- de afrontar los nuevos riesgos de la economía global, la ‘policrisis’ y la desigualdad mundial. Aparte de una visión alternativa están las dinámicas sociopolíticas contradictorias, los distintos actores con sus intereses de sacar ventajas comparativas en el reordenamiento global y su sentido igualitario o más bien en la nueva jerarquía desigual. Las elites están pensando los reequilibrios y reajustes -incluido el poder militar y la guerra- y la cohesión y legitimación del nuevo orden mundial. Ahora falta ver las tendencias populares y progresistas y qué pinta Europa. Destaco varios párrafos:


“Si la cumbre de Davos ha enviado un mensaje al mundo, de hecho, es que quienes gobiernan no disponen de las herramientas ni de la voluntad política para resolver el tipo de problemas que van a definir nuestra época. Puede que las luchas por el poder global que se avecinan acaben generando pequeñas bolsas de crecimiento y nuevas oportunidades de acumulación a corto plazo. Puede que las guerras tecnológicas acaben modificando los principios económicos de la globalización tal como la hemos conocido. Pero como ha escrito la analista británica Grace Blakeley en un artículo reciente, es evidente que el tipo de coordinación, el tipo de transformación económica y política que serían necesarias para afrontar las sacudidas de este maltrecho orden global, están hoy por hoy fuera del alcance de las instituciones y de la élite global reunida en Suiza.


El mismo día en que los intelectuales de Davos debatían sobre el futuro de la globalización, Oxfam denunció en su último informe que el 1% de la población se ha apropiado de dos tercios de la riqueza creada en el mundo desde 2020. Esta forma de desigualdad y de hiperconcentración de la propiedad ya no es una mera cuestión de política económica o social. Es, como dijo también Latour, la expresión de una cuestión geo-social en la que se dirime la suerte del planeta entero. Davos también nos obliga a reconocer que la democracia tiene un problema de escala: para reordenar la economía global se necesitan capacidades, herramientas e instituciones que hoy son inexistentes. Una nueva visión del mundo, un horizonte alternativo al desorden global que se avecina, debe empezar a construirse a partir de esa carencia.”


Referencia web original

https://blogs.publico.es/dominiopublico/50304/esta-en-crisis-la-globalizacion/

Viejos y nuevos derechos. Javier de Lucas (22/01/2023)


El refuerzo necesario de los derechos vitales fundamentales y su aplicación universal como bienes comunes. Destaco varios párrafos:


“Precisamente, lo característico de esos “nuevos bienes” que se encuentran amenazados hoy es que supone una revisión de una noción ya existente en derecho romano pero ahora desde la impugnación de que la regla jurídica aúrea a seguir sea el derecho de propiedad: ya no deben ser entendidos en los términos de bienes que no son propiedad de nadie (res nullius), sino como bienes comunes, imprescindibles, condiciones de la vida, algo que estaba presente en cierto modo en la escuela española del ius Gentium que a su vez recupera el mejor estoicismo, el que habla de los bienes comunes de toda la humanidad.  

En definitiva, como se ha dicho, el leit motiv es subrayar la necesaria recuperación de lo común, como redefinición de lo público —a no confundir con lo estatal, por más que al Estado le compete un especial deber de tutela y promoción de ese ámbito—. A ese respecto, a mi juicio, la prioridad debería ser obtener un acuerdo sobre los bienes o necesidades que son imprescindibles para la vida pero que se encuentran hoy particularmente amenazados, sobre su reconocimiento y su protección, lo que incluye su justiciabilidad efectiva.


Por eso, creo que vale la pena prestar atención a propuestas como las de Luigi Ferrajoli (inspiradas en los trabajos de la mencionada Comisión Rodotá), en su reciente ensayo Por una constitución de la tierra. La humanidad en la encrucijada. De acuerdo con su análisis, esos son los nuevos derechos prioritarios: de un lado, bienes vitales naturales, como el agua, el aire incontaminado, el clima estable. Y de otro, bienes vitales sociales, fruto de nuestro ingenio e investigación, como la comida imprescindible, los fármacos esenciales, las vacunas. Unos y otros deberían estar sustraídos al mercado y en particular los naturales, bajo formas fuertes de garantía que recuperen su carácter extra patrimonium y extra commercium. Baste pensar, por ejemplo, en el escándalo del negocio de agua, que priva a una parte importante de la población mundial del acceso a un bien común indispensable. Nuestra tarea prioritaria, nuestro empeño, debería centrarse en proteger estos bienes, incluso de forma aún más severa que los derechos fundamentales individuales y así garantizar el acceso universal a los mismos.”


Referencia web original

https://www.infolibre.es/opinion/ideas-propias/viejos-nuevos-derechos_129_1406649.html

La ley del más rico. Gravar la riqueza extrema para acabar con la desigualdad. Informe Oxfam – enero 2023 (64 pp.)


PRESENTACIÓN: “El mundo está atravesando una época sin precedentes marcada por la acumulación de múltiples crisis. Decenas de millones de personas más pasan hambre. Cientos de millones más se enfrentan a subidas imposibles en el coste de los productos básicos o de la energía para calentar sus hogares. La pobreza se ha incrementado por primera vez en 25 años. Sin embargo, unos pocos han logrado sacar un inmenso provecho de estas crisis. Los ultra ricos han visto crecer drásticamente su riqueza, y los beneficios empresariales han alcanzado niveles récord, haciendo que la desigualdad se dispare. El presente informe se centra en la importancia de gravar la riqueza de las élites económicas para abordar tanto esta “policrisis” a la que nos enfrentamos como el aumento desorbitado de las desigualdades. El informe detalla cómo, en la historia reciente, la tributación de los más ricos era más elevada, cómo está ganando terreno la idea de gravar más a quienes más tienen y hacer que los milmillonarios paguen la parte que les corresponde justamente, y cómo más impuestos a los ultra ricos contribuye a reducir la concentración de poder de las élites y reducir no solo la desigualdad económica, sino también la racial, colonial y de género. Finalmente, el informe apunta a cuánto deberían tributar los más ricos y cómo lograrlo, con herramientas concretas y contrastadas para los Gobiernos, algunas incluso ya en marcha. Este informe muestra cómo una imposición adecuada a los ultra ricos puede ser la vía para lograr un mundo más justo, sostenible y sin pobreza.”


Referencia web original

https://oxfam.app.box.com/s/0w8lnmgirwgc76namdkfp9lvmzif3jhb

La Marcha sobre Madrid de la derecha insurrecta. Juan Carlos Monedero (22/01/2023)


Una crónica de la reacción autoritaria de las derechas. Selecciono los párrafos finales:


“Porque eso es la manifestación de Cibeles. Una pataleta de las derechas que no toleran haber perdido el Gobierno, que se la jugaron al deterioro económico y no les ha salido, que querían contar con Europa y Europa les regaña a ellos, y que notan que se les escapa el gobierno con el pacto parlamentario entre el PSOE, Unidas Podemos, ERC, Bildu y el resto de partidos que apoyan la nueva mayoría de gobierno, cada día de manera más evidente cuando se hace cada día más evidente la relación del PP con VOX.


Por eso el PP se está escorando a la extrema derecha. Por eso VOX acelera. Cayetana Álvarez de Toledo, presente también en la manifestación, que tiene el terrorismo en la sinapsis neuronal que articula su lenguaje, afirmó en su día que la judicatura era el último muro frente a Podemos. Y ya no lo es en el Tribunal Constitucional. Y no lo puede ser en la Audiencia Nacional ni en el Tribunal Supremo bajo riesgo de que toda la judicatura se ponga en entredicho -como está pasando, por ejemplo, en Argentina y es probable que pase pronto en Perú-. La derecha, que no tiene un proyecto de país, activa, por tanto, el viejo proyecto de acoso y derribo.


Vienen unos meses de vía insurreccional en las calles y en los medios de comunicación. Seguirán diciendo ¡Viva el Rey! y el Rey no hará ningún gesto que demuestre incomodidad con la alianza entre el PP y VOX. Amor con amor se paga. La lectura histórica que debe hacer la democracia de las marchas sobre Roma o sobre Madrid es clara: al fascismo se le combate cuando aún hay tiempo.”


Referencia web original

https://blogs.publico.es/juan-carlos-monedero/2023/01/22/la-marcha-sobre-madrid-de-la-derecha-insurrecta/

La naturaleza humana: justicia versus poder. Un debate. Noam Chomsky/Michel Foucault (1971/2023)


Un debate interesante de hace más de medio siglo y reeditado ahora, amplio y de marcado carácter teórico, de estos dos ilustres pensadores, definidos de ‘socialismo libertario’ y con una discrepancia sustancial sobre la importancia y la relación entre unos valores democráticos con una justicia universal o un poder (de clase). O sea, sobre aspectos de fondo todavía vigentes para el cambio político.


Referencia web original

https://acrobat.adobe.com/link/review?uri=urn:aaid:scds:US:e04eef29-d8b9-33d1-a0f9-06cccb85dbb2

Qué vota la gente que se compra el móvil más caro y luego no llega a fin de mes. Esteban Hernández (21/01/2023)


Un análisis de la llamada clase media aspiracional, más bien desesperada por la ausencia de garantía de ascenso social estable y a través de los ingresos del trabajo. Selecciono varios párrafos:


“Ninguno de estos elementos se dirige hacia el problema de fondo. Esa concepción de las clases masivas (y eso que denominan clase media aspiracional lo es) como consumidores en lugar de ciudadanos, lleva a poner el foco en aspectos que no son suficientes. Las clases altas y medias altas, las que habitualmente se dedican a la política y nutren a la profesión económica, contemplan al ciudadano como consumidor, y por tanto se permiten guiarlo por los caminos del consumo responsable, ya sea para no gastar más de la cuenta, como la derecha, o para que respete el planeta, como la izquierda. Y, al mismo tiempo, les proponen algunas medidas paliativas: quizá te vaya mal, pero contarás con menos impuestos o más servicios públicos.


Y probablemente esas medidas sean necesarias, pero habría que cambiar el foco puesto sobre el consumo y los servicios y colocarlo en el trabajo. La cuestión última es si te resulta posible ganarte la vida y llegar a fin de mes sin agobios incluso aunque pertenezcas a las clases populares. Y eso únicamente lo asegura el trabajo, es decir, un tipo de sistema económico que permita una participación razonable y adecuada en los beneficios que se generan… 


Es ahí donde habría que poner el foco, porque mientras la situación continúe siendo esta, correr hacia arriba será una necesidad para la mayoría de la gente. Y es natural: si sólo hay arriba o abajo, es evidente que resulta preferible estar arriba. Pero eso no es clase media aspiracional; se parece más a la clase media desesperada. Y clases así aseguran cambios políticos, porque tarde o temprano se convierten en fuerzas de choque.”


Referencia web original

https://www.elconfidencial.com/cultura/2023-01-21/voto-elecciones-clase-media-aspiracional-movil-gasto_3561650/

Tanques sí, tanques no. Ruth Ferrero-Turrión (20/01/2023)


La peligrosa escalada belicista. Selecciono los párrafos finales:


“Por tanto, el último escenario que queda abierto es el de una guerra de desgaste y larga y que se irá congelando en una línea de confrontación que ninguna de las dos partes reconocerá. Queda así despejada la pregunta que nos hacíamos en abril sobre si estábamos antes una guerra larga o corta, una vez que ya era claro que la primera ofensiva relámpago había fracasado.


Y frente a estos tremendos escenarios Occidente no está, al menos públicamente, considerando la posibilidad, de que la guerra no termine ni con una victoria ni con una negociación, sino que simplemente se quede ahí, como un mar de fondo. Y ante eso muchas son las preguntas que quedan por responder: ¿Cómo actuar? ¿Qué hacer? Por el momento, nadie dice nada sobre cómo hacer que el conflicto no se intensifique, que esté controlado, que no escale. ¿Cuánto aguantarán las sociedades globales con la amenaza permanente de una escalada militar? Pero, además, hay que pensar sobre una futura arquitectura de seguridad europea que incluya a Ucrania, sí, pero que no puede ignorar a Rusia, porque Rusia, como el dinosaurio de Monterroso, seguirá estando ahí.


Pero mientras a alguien se le ocurre ponerse a pensar sobre estas y otras muchas cuestiones pendientes y esenciales para el futuro de Europa, por el momento, sólo se debate de manera miope sobre Leopard sí o Leopard no.”


Referencia web original:

https://blogs.publico.es/dominiopublico/50207/tanques-si-tanques-no/

Coeducación para transformar. Carmen Heredero (19/01/2023)


La importancia de la función transformadora de la educación frente a la desigualdad entre los sexos y con respecto al género, las identidades personales y colectivas y las relaciones entre las personas. Selecciono varios párrafos:

 

“Pues bien, hoy la coeducación tiene que seguir desarrollando todos esos contenidos, pero se nos presentan algunos nuevos retos, no del todo novedosos en las propuestas feministas, pero retos, sí, porque las situaciones sociales son cambiantes y hay que darles la respuesta adecuada. Me refiero a la educación sexual, a la cuestión de la interseccionalidad y, específicamente, al tratamiento de la orientación sexual y de la identidad de género…


Desde el feminismo hemos reclamado que la educación sexual implica el conocimiento del propio cuerpo, respetando la diversidad de cuerpos, la comprensión de la sexualidad como algo positivo, como valor, como placer, el conocimiento de las diferentes experiencias humanas, la aceptación de la propia sexualidad, el conocimiento de habilidades para una sexualidad satisfactoria, la importancia del respeto al otro, a la otra… en las interacciones sexuales, el cuestionamiento de la heterosexualidad obligatoria. 


También debe educarse en los peligros asociados al hecho sexual y debemos educar contra el acoso y la violencia sexual. Nuestros jóvenes y nuestras jóvenes deben ser conscientes de la existencia de esa violencia machista y de que este es uno de los grandes problemas que sufren muchas mujeres. Tenemos que educarles en el rechazo a cualquier conducta abusiva, que no cuente con la aceptación de quienes participan de una relación sexual. Y hay que darles mecanismos que les ayuden a distinguir entre un comportamiento abusivo y rechazable, de uno que pretenda la relación libre y placentera, a distinguir una manifestación de seducción o flirteo, de una de abuso o violencia. A veces la línea que separa ambas conductas puede ser muy fina, es cierto, pero no sería bueno trasladar una visión puritana, unilateral de la sexualidad, solo como peligro y no como placer, por el contrario, se debe trasladar la importancia del placer sexual como un elemento fundamental de la salud y el bienestar de las personas…

 

El feminismo ha apostado por un modelo coeducativo con unos criterios muy claros a este respecto. La sociedad ha creado unos patrones de “normalidad” a la que debemos aspirar, creando modelos y estereotipos, que se sustentan en la ficción de personas que no se encuentran en la realidad. Esta hegemonía establece un mecanismo disciplinario sobre las personas, sometiéndolas a la obligatoriedad de ser y comportarse según lo que el modelo establecido define como “normal”, de forma que, si no eres así, si no cumples el patrón cultural establecido, no vales, la sociedad te margina. Por el contrario, una pedagogía coeducadora debe reconocer la diversidad sexual, las diversas formas de vivir, de sentir y de orientar el deseo, el amor y el afecto hacia las otras personas, la diversidad familiar y las nuevas estructuras familiares. Debe considerar la diversidad de expresiones de la feminidad o la masculinidad y de las expresiones de ruptura de esa impuesta dicotomía social, de ese binarismo de género, y entender que todas ellas son muestras de una rica variedad que nos hace personas únicas e iguales.”


Referencia web original

https://www.nuevatribuna.es/articulo/actualidad/coeducacion-transformar-igualdad-feminismo-violencia-machista/20230118174226207306.html

El crecimiento de las ultraderechas a nivel mundial como consecuencia de la Guerra de Ucrania y de la II Guerra Fría. Vicenç Navarro (19/01/2023)


La derechización política junto al refuerzo de las elites dominantes mundiales, con dinámicas autoritarias y neoliberales y su convergencia de intereses entre trumpismo y putinismo..., en detrimento de las mayorías populares de sus países y del mundo. Selecciono un par de párrafos finales:


“La crisis económica causada tanto por la guerra a Ucrania como por la II Guerra Fría están contribuyendo a la deslegitimación del sistema político económico, que ya estaba ocurriendo antes de que se estableciera la Guerra Caliente en Ucrania y la Guerra Fría a nivel mundial. Es cierto que tanto el conflicto caliente como el frío han reforzado el poder de los grupos dirigentes a los dos lados del conflicto. La desastrosa retirada de Afganistán por parte del presidente Biden se ha olvidado. Y se acepta su liderazgo en la alianza atlántica por parte de los gobiernos de la OTAN. Por otra parte, las izquierdas gobernantes en Europa han perdido gran credibilidad porque aplicaron medidas neoliberales que dañaron a las clases populares y hoy, se las percibe como meros satélites de las políticas lideradas por la administración Biden, siendo responsables de las medidas criticadas anteriormente que están dañando el bienestar de sus clases populares. Y es en este contexto que el creciente enfado de tales clases populares frente al establishment liberal es canalizado por la extrema derecha en la mayoría de los países que, directa o indirectamente, están afectados por tales conflictos. Es el surgimiento y expansión de la ultraderecha neofascista y neonazista que he documentado en otro artículo…


Este nuevo movimiento internacional de ultraderecha representa una amenaza frontal a los principios democráticos y al bienestar de las clases populares de los países en conflicto bélico y económico a nivel mundial descritos en este artículo. De ahí la enorme importancia de que las fuerzas progresistas exijan políticas opuestas al neoliberalismo económico, que responda a las necesidades populares y que demanden la reforma de las instituciones políticas que auténticamente las democratizan, anulando la enorme y excesiva influencia de los grandes poderes económicos cuyo poder debería reducirse substancialmente por medidas públicas y redistributivas. Toda la evidencia científica muestra que la calidad de vida y bienestar de las poblaciones y la mera supervivencia de la humanidad exigen tales cambios, estableciéndose modelos económico alternativo que eviten la enorme concentración de la propiedad de los recursos por individuos y grupos que caracterizan el modelo económico liberal que está configurando la vida económica y determinando las instituciones políticas del mundo.”


Referencia web original

https://blogs.publico.es/vicenc-navarro/2023/01/19/el-crecimiento-de-las-ultraderechas-a-nivel-mundial-como-consecuencia-de-la-guerra-de-ucrania-y-de-la-ii-guerra-fria/

La batalla salarial por la inflación afronta su segundo asalto en 2023. Laura Olías y Victòria Oliveres (15/01/2023)


Ante la fuerte devaluación salarial las direcciones sindicales plantean un marco negociador con la patronal con subidas moderadas y un plan B con amenazas movilizadoras. Selecciono varios párrafos:


“A falta de los datos oficiales sobre la evolución de los salarios del total de asalariados, la información de los convenios colectivos ya da muestra de la gran pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores. La subida salarial pactada alcanzó de media el 2,8%, tres veces menos que los precios, con una inflación media del 8,4%...


Con vistas a esta multitud de negociaciones, CCOO y UGT emplazan a los empresarios a negociar un nuevo AENC. Los sindicatos mantienen su enfoque de subidas salariales “moderadas” para 2022 (que sitúan alrededor de un 4%, la mitad de la inflación, seguido de un 3,5-4% en 2023 y 2,5%-3% en 2024), pero con cláusulas de revisión salarial para que los trabajadores recuperen más adelante el poder adquisitivo perdido…


De cara a 2023, en CCOO marcan la misma línea de acción. “Seleccionar convenios con mayores condiciones objetivas para dar la batalla (entre 100 a 200 convenios), para una batalla fuerte en clave de movilización y que estos convenios hagan de arrastre al conjunto de la negociación colectiva”, explicaba Unai Sordo esta semana. En UGT, su secretario general avisaba este viernes de escalar a una “movilización general”, advirtió Pepe Álvarez.


En cualquier caso, debe haber reparto. “El año 2022 no puede pasar en blanco”, avisa Maricruz Vicente. Por una cuestión de justicia, indican los sindicatos, pero también de estrategia económica. En 2023 será clave el consumo interno y la población ha agotado gran parte de sus ahorros en lo que llevamos de crisis inflacionista. Además, las subidas de tipos se reflejarán en aumentos de las hipotecas y 2023 sigue siendo un alto de inflación, en torno al 4%. El país necesita del bolsillo de los trabajadores y este no da para más, insisten en CCOO y UGT.


El conflicto es solo la opción B, reiteran los representantes de los trabajadores, que llaman a la patronal a solucionar el conflicto sobre una mesa de negociación.”


Referencia web original: 

https://www.eldiario.es/economia/batalla-salarial-inflacion-afronta-segundo-asalto-2023_1_9864215.html

LOS BENEFICIOS EMPRESARIALES IMPULSAN Y ENQUISTAN LA INFLACIÓN. Estudio del Gabinete Económico de CCOO (50 pp.)- Enero 2013


Un amplio estudio sobre la nueva devaluación salarial en España derivada de la prepotencia empresarial. Selecciono varios párrafos:


“Según nuestra previsión, habrá una fortísima pérdida en el poder de compra de los salarios en el año en curso. El salario real de 2022 por realizar el mismo trabajo que en 2008 caerá un 12,6%, ver gráfico nº 3.1. Mientras los márgenes y beneficios empresariales, como se ha visto, están creciendo hasta niveles no vistos desde 2014 impulsando la espiral de precios. La pérdida de poder de compra de los salarios en 2022 será del 5,2% resultado de una subida media de los salarios pactados del 2,78% hasta diciembre y del 8,4% de los precios de consumo en media anual.


A esto hay que sumar la pérdida de poder de compra adicional por el alza de los tipos de interés para los más de cuatro millones de hipotecados a tipo variable y que en media sufrirán una pérdida del 10% de su renta anual. De persistir esta dinámica desequilibrada, la gestión diferente y mucho más equitativa de la crisis de la pandemia con los ERTE podría terminar convirtiéndose en un espejismo y se volvería al esquema tradicional de ajuste vía salarios y empleo.


La devaluación salarial es un fenómeno que también se comprueba en la baja participación de las personas trabajadoras en el producto de su trabajo. Así, el salario medio real no crece desde mediados de los noventa, ver gráfico nº 3.2. Este estancamiento se explica por varios factores entre los que destaca la desregulación laboral en favor de los intereses de las grandes corporaciones. Éstas han conseguido que las sucesivas reformas laborales desnivelaran progresivamente el poder de negociación en favor de los empresarios lo que ha hecho el empleo cada vez más precario, aunque afortunadamente la última ha supuesto un hito en la dirección contraria. En general, la globalización y, en particular, el modelo de economías orientadas a la exportación impuesto por Alemania dentro del Mercado Único, han promovido el desequilibrio en las relaciones laborales con el fin de que las multinacionales pudieran mejorar su cuota de mercado internacional. A esto se ha sumado la desfiscalización de sus beneficios. Todo ello ha producido un aumento de la concentración empresarial promoviendo mercados cada vez menos competitivos, incrementándose la desigualdad y la pobreza, lo que, a su vez, ha promovido y facilitado el retorno del fascismo a las cancillerías europeas…


La normalización del salario mínimo hasta el 60% del salario medio en términos netos ha convertido su negociación en el convenio colectivo más importante por volumen de personas beneficiadas. Éste afecta con su nivel en 1.000 euros a una media anual de 1,5 millones de personas asalariadas a jornada completa y a 2,2 millones si se contabilizan a todos los que en algún momento del año han trabajado cobrando el SMI. El perfil más común de la persona beneficiaria de la subida es una mujer de entre 16 y 34 años con un contrato temporal que trabaja en la agricultura o el sector servicios…


Los salarios pactados están reaccionando levemente a la fuerte alza de los precios de consumo que en 2022 crecieron un 8,4% de media. Hasta noviembre los salarios negociados se incrementaron por su parte solo un 2,78%, estando aún sin subida un 20% de las personas trabajadoras habitualmente cubiertas por un convenio colectivo.”


Referencia web original: 

https://www.ccoo.es/7479d092ff3a86819d416afcdeccb209000001.pdf

¿Guerra cultural? ¡No!: guerra ideológica. Jesús Ruiz Mantilla (13/01/2023)


Interesante reflexión, aparte del rigor conceptual y el uso lingüístico del castellano. Una crítica a la utilización ultraderechista de esa expresión cuando esconde una auténtica ofensiva ideológica y una estrategia política reaccionarias.  En todo caso, la cultura no es neutral ideológicamente y hay diversidad de culturas y conflictos culturales; de ahí el talante democrático del respeto, la tolerancia y la convivencia intercultural, no el fanatismo, la xenofobia o el racismo. Pero, el origen de la disociación entre pugnas ‘materiales’ (o económico-institucionales) y ‘culturales’, asociadas a los nuevos movimientos sociales de renovación de costumbres, mentalidades … y relaciones de poder, ya se generaron en los años sesenta y setenta. La contraofensiva del nuevo populismo reaccionario es frente a esa cultura ‘progre’ y, en el fondo, contra los avances sociales y políticos progresistas y la democracia misma. Así, esa dicotomía es unilateral; y sí hay que definirla como pugna político-ideológica, es decir, de intereses estructurales, relaciones de poder, hegemonía ideológico-cultural y, por tanto, de estrategias sociopolíticas y sujetos colectivos en conflicto o, si se quiere, de pugnas sociopolítico-culturales que afectan a la desigualdad en las relaciones sociales, político-institucionales y económicas, evitando quedarse solo en lecturas culturalistas. Selecciono varios párrafos:


“Llaman guerra cultural a lo que no es más que una batalla ideológica. Esa degeneración de la idea de la cultura como tal resulta un agravio que debería llevarnos a la reflexión y, de manera urgente, a que dejara de utilizarse la palabra con esa connotación contaminada de todo aquello que no representa. Estamos a tiempo de detener esta peligrosa perversión. Al menos, intentarlo…


Tras la equivocada teoría de Francis Fukuyama sobre el fin de la historia a finales del XX, sobrevino un desprestigio palpable de la palabra ideología, muy acorde con la ambigua ley de la posmodernidad. Por esa razón, hoy los abogados del enfrentamiento en el siglo XXI, lejos de manosear dicho campo —y totalmente metidos en él, ya que no son otra cosa que facciones profundamente ideológicas— han decidido enfangar el terreno de la cultura.


Existen guerras en ese sentido que sí se han librado a lo largo de las seis últimas décadas. Pero no tienen nada que ver solo con la política. Sí, en cambio, y muy profundamente, con hondas transformaciones sociales y morales…

Pero esta lucha sectaria y partidista sobre la base de un dogmatismo que en todos los extremos se reduce a enfrentamiento político no tiene nada que ver con la cultura.”


Referencia web original

https://elpais.com/opinion/2023-01-13/guerra-cultural-no-guerra-ideologica.html

La nueva ultraderecha y la rebelión de las masas conspiranoicas en Brasil. Ignacio Ramonet (10/01/2023)


Análisis sobre la crisis de la verdad, de la información y de la democracia con la nueva ofensiva de la ultraderecha a nivel mundial. Selecciono los párrafos finales:


“Aunque muy diferentes entre sí, estos ataques contra edificios-símbolos responden, como hemos visto, a un modus operandi semejante que se confirmó el pasado 8 de enero en Brasilia con el ataque de las masas bolsonaristas a las sedes de los Tres Poderes (aunque, en este caso, la intención probable de los bolsonaristas era provocar la intervención de las fuerzas armadas y convertir su protesta insurreccional en un golpe de Estado tradicional).


Hoy -no sólo en Estados Unidos o en Brasil- el odio circula subterráneamente por nuestras sociedades. Fluye por todas partes. Riega el paisaje político. No es exclusivo de un partido o de un dirigente. El problema se agrava, como lo observa muy bien José Natanson, cuando un líder, un partido o un comunicador –es decir, alguien con poder en la discusión pública– moviliza ese odio en contra de un grupo social, una ideología o una persona concreta. Esa es la dimensión neofascista del momento actual. Porque la ultraderecha ha hecho, una vez más, del odio su principal herramienta de construcción política.


El estudio de esos ataques contra el corazón de la democracia en Estados Unidos, Francia, Alemania, Italia, Canadá y Brasil -y de las circunstancias que los originaron- nos permite explorar, con prudencia, el triángulo principal de la desazón contemporánea: la crisis de la verdad, la crisis de la información, la crisis de la democracia. Estas tres crisis existenciales, articuladas entre sí, afectan hoy, de una manera u otra, a casi todas las naciones (12).


Tanto más cuanto que el (mal) ejemplo viene de Estados Unidos. Y si algo no posee casi excepción desde hace un siglo, es la capacidad del modelo estadounidense -en materia de cultura popular, de modas, de consumo, de comunicación y de marketing político- en ser imitado y replicado por doquier…


Más aún, obviamente, en la edad de Internet, de la web y de las redes sociales, un ecosistema cultural y comunicacional fundamentalmente creado y desarrollado en Estados Unidos, y que se ha salido de control…


Por eso es tan urgente frenar la propagación en las redes de contenidos conspiranoicos mentirosos y dañinos. Tenemos que elegir ahora mismo: ¿dejamos que nuestras democracias se marchiten? ¿O las mejoramos? Porque esto va a ir a peor. Se volverá mucho más complejo, ya que la Inteligencia Artificial (AI) progresa y se sofistica sin cesar. Consecuencia: cada vez será más difícil detectar y denunciar las teorías conspirativas, las manipulaciones, la desinformación. Eso provocará que se repitan los enfurecidos asaltos de las masas conspiranoicas de ultraderecha, cada vez más fanatizadas, contra las sedes de los poderes democráticos… ¿Hasta cuándo?”


Referencia web original

http://www.cubadebate.cu/especiales/2023/01/10/la-nueva-ultraderecha-y-la-rebelion-de-las-masas-conspiranoicas-en-brasil/

¿La llama sigue ardiendo?. Egdar Straehle (12/01/2023)


Las continuidades y discontinuidades con el pasado fascista de las nuevas extremas derechas. Selecciono varios párrafos:


“Independientemente de cómo se las quiera llamar, las nuevas extremas derechas coquetean muchas veces con este estilo fascista; uno que crece en la actualidad gracias a la proliferación masiva e incesante de fake news, hate news, teorías de la conspiración y “hechos alternativos” (por emplear la famosa expresión asociada al gobierno de Donald Trump) en las respectivas redes; uno que se presenta continuamente desde un marco transgresor e incluso antisistema; y uno que sabe navegar en medio de aparentes contradicciones desde donde se busca una dimensión transversal que al mismo tiempo tenga la capacidad de contrarrestar e incluso caricaturizar las mismas acusaciones de fascista. De ahí que muchas veces se defienda que el fascismo, en especial si se observa desde una óptica transnacional, en rigor no tiene una ideología propia…


Sin embargo, también se debe decir que a la hora de la verdad sí se puede observar la existencia de una ideología subyacente común y mucho más concreta; una en la cual se observa además una gran continuidad con la del fascismo de hace un siglo. Me refiero a lo que podríamos llamar una “ideología negativa”, donde aquello importante no es tanto lo que se es y por lo que se lucha como lo que no se es y contra lo que se lucha. Y es que en buena medida las nuevas extremas derechas descuellan por ese carácter anti…


Elementos como estos ayudan a comprender que el fascismo del siglo xxi no es o no será como el del siglo xx y también cómo se pueden ponderar las continuidades y las discontinuidades. Eso también explica la problemática cuestión terminológica abordada al principio; tachar de fascistas a estos movimientos puede parecer demasiado, y no hacerlo, demasiado poco. Por ello, convendría no perder nunca de vista el pasado fascista, uno rememorado en la actualidad incluso con peregrinajes populares como los que se hacen a Predappio para honrar la memoria de Mussolini, pero mucho menos olvidar que las nuevas extremas derechas son un fenómeno político del presente y para el presente que en gran medida, gracias a su exitosa manera de consolidarse y eternizarse en el poder, se inspiran en la exitosa estrategia de otros referentes contemporáneos como Orbán y la Hungría iliberal.”


Referencia web original

https://ctxt.es/es/20230101/Firmas/41824/fascismo-Meloni-nuso-italia-alemania-espanya-edgar-straehle.htm

El Poder Judicial y el españolismo derechista: trastiendas y ruidos. María García Yeregui (11/01/2023)


Una advertencia sobre la profundidad del iceberg que asoma en el control del poder judicial por las derechas. Destaco un par de párrafos:


“Con la complicidad pasiva del CGPJ durante toda la legislatura, la mayoría conservador ha mantenido las relaciones de fuerza resultantes de las elecciones de 2011 en una etapa que ha contado con diferentes y profundos puntos de inflexión. La realidad es que han negado el acceso de equilibrios entre conservadores y progresistas según los resultados de la traducción en escaños de la soberanía popular de dos elecciones generales. Por tanto, el fantasma de lo que viene practicándose en países latinoamericanos y fue bautizado en el mundo anglosajón como lawfare, nos mantiene con los ojos bien abiertos ante la escena que interpreta la derecha judicial.


En definitiva, la estrategia pepera necesita ruido. Y es soportando este incesante ruido como afrontamos momentos cruciales de la vida del planeta y sus gentes. Un ruido que ha sido estridente desde que el conservadurismo, con sus formas españolistas, perdiera el control de Moncloa inesperadamente. Entonces comenzó el ‘revival gore’ —en lo políticamente discursivo— que desplegaron a partir de marzo de 2004. Pero bien aceitado de la mano de la estrategia empresarial mediática que los sectores de la derecha españolista dura, entre otros, han llevado a cabo durante las dos últimas décadas.”


Referencia web original: 

https://www.elsaltodiario.com/justicia/poder-judicial-espanolismo-derechista-trastiendas-ruidos

La LOMLOE o las cosas a medias. Agustín Moreno (10/01/2023)


Buen enfoque general sobre la educación. Destaco un par de párrafos:


“Las razones de esta estrategia de las derechas son ideológicas, políticas y económicas. Por una parte, se busca controlar la educación para promocionar valores conservadores que mantengan el sistema y que no se planteen reducir las desigualdades y una mayor justicia social. Políticamente, hay un claro objetivo de búsqueda de hegemonía política en estas operaciones de ingeniería social. Lo sabía muy bien Esperanza Aguirre. Como llegó a decir un consejero suyo de Educación, por cada colegio concertado que se instalase aumentaría un 3% el voto al PP en el barrio o localidad. Por último, el aterrizaje de fondos de inversión en el pastel de la educación es muy evidente y proporciona una alta rentabilidad…


La educación es algo demasiado importante para dejarla en manos de los sectores conservadores, de la Iglesia y de los fondos de inversión. Lo mínimo que debe hacer el Gobierno de España es recurrir toda medida que intente reventar la timorata LOMLOE.”


Referencia web original

https://www.eldiario.es/opinion/tribuna-abierta/lomloe-cosas-medias_129_9852812.html

Brasil: advertencia a la navegación democrática. Boaventura de Sousa Santos (10/01/2023)


Un diagnóstico certero de la profundidad de la estrategia golpista de la ultraderecha y la necesidad de contrarrestarla. Destaco su última parte:


“Para garantizar la sostenibilidad de la extrema derecha es necesario tener una base social, disponer de financiadores-organizadores y de una ideología lo suficientemente fuerte como para crear una realidad paralela. En el caso de Brasil, la base social es amplia, dado el carácter excluyente de la democracia brasileña, que hace que amplios sectores de la sociedad se sientan abandonados por los políticos democráticos. Brasil es una sociedad con gran desigualdad socioeconómica, agravada por la discriminación racial y sexual. El sistema democrático potencia todo esto hasta el punto de que el Congreso brasileño es más una caricatura cruel que una representación fiel del pueblo brasileño. Si no es objeto de una profunda reforma política, eventualmente será completamente disfuncional. En estas condiciones, existe un amplio campo de reclutamiento para las movilizaciones de extrema derecha. Obviamente, la gran mayoría de los que participan en ellas no son fascistas. Solo quieren vivir con dignidad y no creen que esto sea posible en democracia. En cuanto a los financiadores-organizadores, parecen ser, en el caso de Brasil, sectores del bajo capital industrial, agrario, armamentista y de servicios que se beneficiaron del (des)gobierno bolsonorista o con cuya ideología se identifican más.


En lo que se refiere a la ideología, parece asentarse sobre tres pilares principales. En primer lugar, el reciclaje de la vieja ideología fascista, es decir, la lectura reaccionaria de los valores de Dios, Patria y Familia, a los que ahora se suma la Libertad. Se trata sobre todo de defender incondicionalmente la propiedad privada para así, con eso: a) poder invadir y ocupar la propiedad pública o comunitaria (territorios indígenas); b) defender efectivamente la propiedad, lo que implica armar a las clases propietarias; c) tener legitimidad para rechazar cualquier política ambiental; y, d) rechazar los derechos reproductivos y sexuales, en particular el derecho al aborto y los derechos de la población LGBTIQ+. En segundo lugar, la ideología implica la necesidad de crear enemigos a destruir. Los enemigos tienen varias escalas, pero la más global (y abstracta) es el comunismo. Cuarenta años después de que, al menos en el hemisferio Occidental, han desaparecido los regímenes y partidos que defienden la implantación de sociedades comunistas, este sigue siendo el fantasma contradictoriamente más abstracto y más real. Para entender esto es necesario tener en cuenta el tercer pilar de la ideología de extrema derecha: la creación incesante y capilar en el tejido social de una realidad paralela, inmune a la confrontación con la realidad real, llevada a cabo por las redes sociales y por las religiones reaccionarias (iglesias evangélicas neopentecostales y católicas antipapa Francisco) que vinculan fácilmente el comunismo y el aborto y así infunden un miedo abisal en poblaciones indefensas, todo ello facilitado por el hecho de que hace tiempo que estas perdieron la esperanza de tener una vida digna.


El intento de golpe de Estado en Brasil es un aviso a la navegación. Los demócratas brasileños, latinoamericanos, estadounidenses y, en última instancia, de todo el mundo deben tomar esta advertencia muy en serio. Si no lo hacen, mañana los fascistas no se limitarán a tocar la puerta. Seguramente irrumpirán sin ceremonia para entrar.”


Referencia web original

https://blogs.publico.es/espejos-extranos/2023/01/10/brasil-advertencia-a-la-navegacion-democratica/

Sánchez o España. Ignacio Sánchez-Cuenca (10/01/2023)


Análisis sobre la estrategia de la derecha y su discurso deslegitimador del Gobierno basado en el nacionalismo español que se apropia de España frente a la anti-España de la izquierda. Selecciono varias frases:


“La derecha y sus columnistas más recalentados promueven la tesis de que el presidente quiere desguazar el país y permanecer indefinidamente en el poder. Y el problema es que ya no se dice solo en los márgenes del PP…  Todo ese activismo judicial se llevó a cabo en nombre de la unidad nacional… Se miró para otro lado porque se consideró que había que defender a España como fuse de sus enemigos internos…Como ha sucedido en otros momentos de nuestra historia, el nacionalismo español se alimenta de sus enemigos interiores.”


Referencia web original

https://elpais.com/opinion/2023-01-10/sanchez-o-espana.html

La precariedad atrapa a tres millones de jóvenes, migrantes y mujeres pese a la reforma laboral. Eduardo Bayona (7/01/2023)


Los claroscuros del mercado de trabajo. Destaco los primeros párrafos:


“Más de tres millones de trabajadores continúan subsistiendo en los nichos de precariedad que se mantienen en el mercado laboral español pese a los avances que este ha registrado en los últimos meses como consecuencia del cambio de normas de contratación que supuso la entrada en vigor de la nueva reforma laboral a finales del año pasado. A la cabeza se encuentran los jóvenes, las mujeres y los migrantes como colectivos más frecuentes dentro de ese grupo.


Esos reductos se concentran en el subempleo y en la parcialidad no deseada. El primer concepto supone la dedicación a tareas que requieren niveles de formación inferiores a los que posee el empleado, mientras que el segundo se refiere a la aceptación de contratos con jornadas de menos de 40 horas cuando la voluntad es alcanzar esa duración. A ambos factores se suman el mantenimiento de la devaluación salarial acumulada entre 2012 y 2021 en algunos sectores, así como de las vías para generarla con el actual marco normativo.”


Referencia web original

https://www.publico.es/economia/precariedad-atrapa-tres-millones-jovenes-migrantes-mujeres-pese-reforma-laboral.html

Los placeres de la igualdad. Octavio Salazar (7/01/2023)


Interesante. Con buen enfoque general basado en el igualitarismo y frente al puritanismo. Destaco un párrafo:


‘Es aquí donde acierta Foessel al plantear la necesidad de que la izquierda recupere el valor de los placeres, despojados de su instrumentalización mercantilista, y en el marco de una propuesta emancipadora. Esta pasa necesariamente por lo común, por lo compartido, por las energías que derivan de la empatía y el reconocimiento. Por liberarnos de las dinámicas del rendimiento, de los miedos y la vergüenza. De todas esas representaciones que nos hacen creer dueños cuando seguimos siendo esclavos. Se trataría, nada más y nada menos, que de “reconciliar a los ciudadanos con el placer de hacer la sociedad más igualitaria”. Lo cual pasa, entre otras cosas, por despojar el amor, el sexo o los cuerpos de las lógicas de la dominación, dándoles un valor subversivo, político, lejos de los mandatos utilitaristas que nos convierte no solo en consumidores sino también en objetos consumibles. Resignificando “lo perverso” como puerta a otra manera de relaciones en y con el mundo. Reivindicando, a lo Audre Lorde, la fuerza transformadora del erotismo, la consciencia feliz de la risa y el potencial de encuentro democrático del juego. En definitiva, se trataría de subrayar la dimensión emancipadora del placer, lo cual pasa por no renunciar a la imaginación y por clausurar la melancolía. La única vía, en fin, para “realizar el paraíso en las condiciones del infierno”.’


Referencia web original

https://www.eldiario.es/opinion/zona-critica/placeres-igualdad_129_9838012.html

Los desafíos de la China del conejo. Xulio Ríos (6/01/2023)


Sus retos estratégicos y geopolíticos. Selecciono varios párrafos:


Cabe tener en cuenta que el deterioro de esas relaciones es prácticamente irreversible. Se trata de un hecho de capital importancia ya que todo el periodo del denguismo, de aplicación de la reforma y apertura, se sustanció con la cooperación bilateral como corriente principal. Con Trump, el discurso del vicepresidente Mike Pence en el Instituto Hudson (2018) selló el cambio de rumbo: la confrontación ha pasado a primer plano al no aceptar China integrarse en las redes de dependencia de EEUU. La Administración Biden milita en el mismo afán. Ese contexto, que marca un punto de inflexión cualitativo y quiebra el rumbo de los últimos 40 años, nutre el discurso de la reedición de la Guerra Fría, del desacoplamiento, de la renovación y ampliación de las alianzas militares y de inteligencia, de las llamadas a capítulo entorno a la defensa de los valores comunes y del orden internacional basado en normas (y la principal de todas es preservar la hegemonía estadounidense), etc. También será un año clave para el futuro de la paz y la estabilidad en el estrecho de Taiwán…


En resumen, el del conejo será para China un año decisivo en muchos aspectos, pero sobre todo un ejercicio en el que se juega de nuevo la credibilidad exterior y la propia confianza interna."


Referencia web original

https://www.infolibre.es/tintalibre/desafios-china-conejo_1_1396524.html

El mercado mundial del trigo y el pan nuestro de cada día. Gabriel Flores (2/01/2023)


Un alegato por la lucha mundial contra el hambre. Selecciono un par de párrafos:


“Mientras se acumulan fuerzas y apoyos sociales que permitan construir un nuevo orden mundial decente, es posible revitalizar la lucha contra el hambre. La comunidad internacional puede y debe redoblar los esfuerzos para promover en todos los países el aumento de la producción regional y nacional de trigo y la autosuficiencia a medio plazo. Puede y debe también emprender a corto plazo, en este mismo año crucial de 2023, la constitución de almacenes compartidos de trigo y cereales de emergencia gestionados por instituciones multilaterales y la provisión de un fondo mundial de ayuda financiera que permitan responder de forma inmediata a las potenciales crisis alimentarias.


No hay nada que inventar, sólo faltan voluntad política y compromiso social: no suponen desembolsos públicos inasumibles, son factibles a corto plazo, evitarían muchos sufrimientos y muertes y supondrían retornos inmediatos, en forma de estabilidad social y política, mejores condiciones para el desarrollo económico de los países más pobres y mayor arraigo de la población en sus territorios de origen, que superarían con creces las inversiones y ayudas que realizarían los países ricos. Hay que exigirlos y hacer un sitio a esas propuestas en la agenda y los programas de nuestras instituciones y de las fuerzas progresistas.”


Referencia web original

https://www.nuevatribuna.es/articulo/actualidad/mercado-mundial-trigo-pan-nuestro-cada-dia-alimentacion-capitalismo/20230102111803206648.html

La batalla por Barcelona. Albert Recio (1/01/2023)


Interesante. Las dificultades y tendencias de la gestión municipal en Barcelona, así como la encrucijada en que se encuentran los Comunes para liderar su Ayuntamiento e impulsar el cambio municipalista. Selecciono los párrafos finales:


“El problema no es que los Comuns dejen de mandar en la ciudad. Lo preocupante es lo que defienden sus opositores. La continuidad de un viejo modelo de especulación, turismo masivo, desprecio ecológico, etc., que ha hecho a la ciudad muy vulnerable en todos los aspectos. Y que en lugar de salir reforzada la senda de rectificación que se ha intentado, ésta va a quedar sepultada por mucho tiempo. Todo ello en un momento en el que los movimientos sociales locales muestran signos de debilidad, por razones diversas, y no están en condiciones de plantear las batallas de otros tiempos.


Por eso, más allá de la batalla electoral, y de mejorar los contenidos de las propuestas políticas, la tarea fundamental de la izquierda alternativa debe ser la de fortalecer un tejido social, especialmente en las zonas más desfavorecidas de la ciudad, capaz de luchar y dar fuerza social a las demandas de políticas igualitarias y ecológicas que hasta ahora son más la expresión de un deseo que una propuesta sólida.”


Referencia web original

https://mientrastanto.org/219/notas/la-batalla-por-barcelona/

Rebajas de fin de año. Albert Recio (1/01/2023)


Valoración de las medidas paliativas frente a la inflación y sus consecuencias y la necesidad de afrontar medidas estructurales frente a los grupos oligopólicos y de poder para transitar hacia un modelo socioeconómico más justo. Selecciono varios párrafos:


“Porque lo que está detrás de la inflación apunta a graves problemas estructurales. Al encarecimiento de costes generado por la crisis ecológica en sus diversas expresiones (encarecimiento y escasez de algunas materias primas, malas cosechas debidas al cambio climático…). A la existencia de poderes oligopólicos a nivel internacional o local. Al mal diseño de las estructuras productivas que tienden a generar averías que se expanden a la economía global. Y la forma de hacerles frente apunta a otro tipo de respuestas. Algunas muy complicadas, como la de transitar desde la actual organización económica a otra ecológica y socialmente adecuada. Pero cuyo desconocimiento y falta de acción no hace sino enquistar los problemas y hacerlos más graves y persistentes.


El seguir empeñados en variantes de una misma ortodoxia tiene mucho que ver con la estructura social dominante y el poder alcanzado por las élites económicas. Por su resistencia a cambios que afecten a su poder y su riqueza. Pero también se explica por el largo adoctrinamiento neoclásico de los economistas que dirigen la mayoría de las instituciones económicas a quienes les resulta muy difícil salir de pautas conocidas. Tampoco puede despreciarse la persistente influencia que ejercen por vías más o menos sutiles los grandes grupos económicos interesados en dejar intactas sus fuentes de enriquecimiento…


Vivimos en tiempos de reformismo demediado. Y hay que reconocer que, pese a su limitado alcance, muchas de las medidas aplicadas han paliado sufrimientos y problemas. Mucho mejor esto que el cruel ejercicio de las políticas de austeridad. Pero, ni estamos exentos de que estas hayan sido desterradas (basta con ver la actuación del Gobierno de la Comunidad de Madrid o el Gobierno británico para ver que esto puede volver), ni estas políticas son suficientes para hacer frente en serio a la inflación actual. Y mucho menos para organizar la necesaria transición real a un modelo económico y social más justo, racional en lo ecológico y lo social.”


Referencia web original

https://mientrastanto.org/219/notas/rebajas-de-fin-de-ano/