Sociólogo y politólogo.  Profesor de la Universidad Autónoma de Madrid (2003/2022)

Artículos ajenos - Año 2024 - 1º Semestre


Relación de artículos ajenos de interés sociopolítico, con un resumen y comentario, por orden cronológico.

El texto completo pinchando el título. Otros semestres en la entrada correspondiente.

Qué persigue Israel con casi cinco meses de masacre en Gaza. Olga Rodríguez (28/02/2024)


La historia clarifica el presente de dominación y colonialismo. Transcribo varios párrafos:


“Si el propósito principal de Israel fuera su propia seguridad y terminar con los ataques de Hamás u otras organizaciones, pondría fin a su ocupación ilegal y al sistema de apartheid que aplica contra la población palestina de Cisjordania, Gaza y Jerusalén Este.


Si su prioridad fuera realmente la puesta en libertad de los rehenes, habría negociado hace ya tiempo otro intercambio de prisioneros y aceptado un alto el fuego inmediato en Gaza. Sabe bien que a través de bombardeos continuados –durante casi cinco meses– sólo ha logrado liberar a dos rehenes, mientras que cuando accedió a un acuerdo obtuvo el regreso a casa de más de cien israelíes en cautiverio. Es evidente que la perpetuación de su ofensiva ha tenido otros fines.


El objetivo de Israel es mantener el proyecto sionista de un Estado judío de mayoría judía, con el control del territorio palestino pero sin los palestinos como ciudadanos con derechos. Con la ocupación busca, además, beneficiarse de materias primas, acuíferos, así como de los yacimientos de gas en la costa e incluso de una eventualvía comercialalternativa al canal de Suez.


El crecimiento gradual y progresivo de la ocupación muestra que éste ha sido el propósito a lo largo de las décadas, con sucesivos gobiernos. Para ello llevó a cabo una limpieza étnica en el pasado e impulsa en la actualidad crímenes de tal calibre que la propia Corte Internacional de Justicia ha establecido que hay señales creíbles de un genocidio en curso.”


Referencia web original:

https://www.eldiario.es/internacional/persigue-israel-cinco-meses-masacre-gaza_129_10953657.html

Una investigación rigurosa sobre la izquierda transformadora. Carmen Martínez Brugera (27/02/2024)


Una reseña del libro ‘Izquierda transformadora’ por esta historiadora. Reproduzco varios párrafos:


“Este libro,Izquierda transformadora, es el resultado del esfuerzo del autor por examinar, revelar, descubrir la realidad política y social de los últimos quince años, con especial atención en los dos últimos, en el que hay que resaltar el rigor, la precisión analítica y la carga didáctica que caracterizan las obras de Antonio Anton…


Tiene un doble hilo conductor. Por un lado ANALIZA los rasgos principales de esta dinámica y las políticas de alianzas en sus diferentes fases:Sumar en la encrucijada(cap. 4),La formación del frente amplio(cap. 8),El balance tras las elecciones generales del 23-J(cap. 9) yLa articulación de la izquierda transformadora y sus perspectivas(cap. 10).


Por otro lado, tiene un carácter VALORATIVO con distintas reflexiones teóricas y estratégicas en los capítulos restantes, entre ellas,La vigencia de las clases sociales(cap.3),Los retos del feminismo y la prioridad del consentimiento(cap. 6),Las insuficiencias del liberalismo(cap.7), entre otros.


Sin duda se trata de un trabajo de investigación riguroso, como todos los libros anteriores del autor, muy necesario para entender el proceso político que hemos vivido y, sobre todo, una pauta para esta nueva etapa, tan difícil y tan apasionante a la vez, que nos queda por vivir.”


Referencia web original:

https://rebelion.org/una-investigacion-rigurosa-sobre-la-izquierda-transformadora/

El colapso del modelo económico alemán. Juan Laborda (26/02/2024)


Un agudo análisis de la fragilidad de la economía alemana y sus contraproducentes políticas a costa del Sur europeo, que ahora se puede resarcir con políticas expansivas. Selecciono varios párrafos:


“El problema de fondo de la Unión Europea es más profundo, su diseño, desde sus orígenes, se hizo a medida de Alemania. Por un lado, la entrada del sur de Europa en el Euro, con el consentimiento de sus élites, acabó destrozando nuestro sector industrial que no estaba preparado para el libre mercado (véanse los análisis del profesorHa-Joon Changsobre los mitos del capitalismo contemporáneo). Pero no solo eso. Alemania no quiso reducir sus superávits por cuenta corriente mediante políticas que facilitaran un mayor consumo de sus familias. Tampoco quiso asumir las consecuencias del riesgo precio de las inversiones de sus bancos. Ahora tendrán que comerse sus palabras. No les va a quedar más remedio que soportar un aumento del déficit y de la deuda pública, lo cual en sí mismo no es negativo, en un contexto de continuado ahorro privado aderezado, en este caso, una menor demanda exterior de los productos alemanes. Su modelo basado en el sector exterior se ha agotado. Además, el cambio en favor de otro modelo basado más en consumo requiere pasar por una recesión –vean los estudios de Michael Pettis–.


Frente a ello, el Sur de Europa, crece. Si no llega a ser por Portugal y España la Unión Europea ya habría entrado en recesión. España ha sido la economía de la Unión Europea que más ha crecido en 2023, al igual que en 2022, y lo volverá a ser en 2024, salvo que el Banco Central Europeo y/o Bruselas vuelvan a las andadas. Por eso, y en eso espero que Sánchez y sus asesores lo tengan claro, no les hemos de permitir ni una. Ni reglas fiscales, ni más restricción monetaria.”


Referencia web original:

https://www.eldiario.es/opinion/zona-critica/colapso-modelo-economico-aleman_129_10941842.html

El dilema ético estratégico de la OTAN+. Enrique Vega (26/02/2024)


El realismo del equilibrio militar y el pragmatismo geopolítico se van imponiendo, pero buscando siempre su primacía. Selecciono varios párrafos:


Este es, en consecuencia, el problema ético-estratégico al que, creo, que se enfrentan en estos momentos los países de la OTAN y de la Unión Europea, especialmente los europeos: renunciar al harto difícil intento de ganar la guerra militarmente, buscando el mejor acuerdo posible con Rusia y la aquiescencia de Ucrania -que dejaría de ver cómo mueren a diario sus ciudadanos y cómo su territorio es devastado- devolviendo así la paz a Europa bajo el lema desi vis pacem, non inimicum lacessus. A no ser que la paz en Europa sea un precio que no nos resulte rentable si para ello tenemos que dejar de intentar seguir siendo los directores de la geopolítica mundial, de ese mundo que pretendemos que se siga rigiendo por (nuestras) normas financieras, económicas y políticas, para lo que se necesita esa herramienta de imposición que son los ejércitos más poderosos, y por lo tanto más caros, del mundo. Si para ello tenemos que asumir que no somos o que ya estamos dejando de ser esa “raza superior”, que tanto ha enseñado al mundo, y que durante tanto tiempo hemos creído ser.


¿No será que “Europa debe seguir potenciando sus capacidades militares”, no porque realmente (o principalmente) “Exista un riesgo real de que el presidente ruso Vladimir Putin ataque a un país de la OTAN a corto o medio plazo”sino porque “exista un riesgo real de que perdamos la primogenitura de la dirección de la geopolítica mundial, de la que llevamos ya unos cinco siglos disfrutando”?”


Referencia web original:

https://www.nuevatribuna.es/articulo/global/dilema-etico-estrategico-otan/20240226155552223979.html

Qué nos plantean los adolescentes en transición. Cristina Garaizabal y Gerard Coll-Planas (26/02/2024)


Interesante, con buen enfoque de pensamiento crítico y complejo, valorando el contexto y la experiencia relacional. Transcribo varios párrafos:


Esta noción de un sujeto hecho a sí mismo puede conducir a un falso empoderamiento, pues efectivamente suena muy bien la idea de que nuestra vida depende solamente de nuestra voluntad; el problema es que esto no deja espacio para entender que lo que somos es una elaboración compleja; que somos en el marco de una red de personas que dependen unas de las otras porque somos frágiles (a pesar de lo que nos repite incansablemente el discurso neoliberal), porque nos necesitamos (lo que choca con el ideal de autonomía imperante) y porque nos deseamos. La sobredimensión del principio de autoidentificación dificulta enormemente los acompañamientos…


Una aportación clave de esta investigación es el análisis del contexto social en el que se dan estas transiciones. Un contexto marcado por una creciente incertidumbre. ¿Cómo orientarnos hoy para construirnos? ¿Qué pasa con los referentes tradicionales? ¿Se han creado nuevos? Esta incertidumbre ofrece ciertamente la posibilidad de cambios positivos, originales, imaginativos y fuera de la normatividad. Pero a veces podemos vivir la incertidumbre con angustia y desesperación. En cualquier caso, nos guste o no, la incertidumbre es un signo de nuestro tiempo y tenemos que aprender a transitarla, para aprovechar sus aspectos más positivos y para manejar sus interrogantes con menos angustia. En este marco, el libro propone utilizar categorías más livianas para hablar del género, entendiéndolo como una experiencia y no necesariamente como una identidad en sentido fuerte.”


Referencia web original:

https://ctxt.es/es/20240201/Politica/45261/Cristina-Garaizabal-Gerard-Coll-Planas-transicion-LGTBIQ-Miquel-Misse-Noemi-Parra-libro-resenya.htm

La importancia de Yolanda Díaz: por qué es relevante lo que está pasando en Sumar. Esteban Hernández (26/02/2024)


Un análisis sugerente aunque con algunos sesgos. Plantea que la opción política dominante de Sumar es que su estrategia progresista moderada va a conseguir un gran ensanchamiento electoral y le sobra -o resta- la aportación e integración de Podemos, al que pretende debilitar. No obstante, su modelo no es solo el verde alemán (y el errejonismo del populismo transversal) sino que se combina con el eurocomunismo de ICV (y la antigua nueva izquierda de IU).El problema de una política progresista moderada o centrista, con la renovación del sanchismo y la exclusión de Podemos, es que tiene poco hueco electoral y estratégico, aunque su base social actual tiene cierta inercia del electorado 'transformador' -de clase trabajadora y precaria juvenil- del 15-M. Por tanto, Sumar no solo tiene una base de clase medio-alta profesional, como dice el artículo, aunque su propuesta política transversal sintonice con ese ideario de clase, sino que ha absorbido gran parte de la de Unidas Podemos, con una base social trabajadora. La cuestión ahora es la capacidad de recuperación de Podemos, con una política más confrontativa y exigente sobre esa base del conflicto social y democrático, que desconsidera el texto. Reproduzco varios párrafos:


“Las posiciones progresistas, que se parecen a las tecnocráticas, creen que basta con impedir la llegada al poder de las extremas derechas.En ese contexto, dar respuestas que no aporten soluciones a estos problemas o que insistan en repetir las fórmulas anteriores, ya sea el programa económico neoliberal o la demanda de más democracia y más derechos humanos, suena extemporáneo. Como lo son las apuestas políticasque no se hagan cargo del descontentoentre las poblaciones y quelo reduzcan a los habituales enfrentamientos de jóvenes contra mayores, mujeres contra hombres, nacionales contra inmigrantes ywokecontraantiwoke.


En esa división entre trabajadores productivos y los poco cualificados del sector servicios,hay todo un mundo que se queda fuera: autónomos y pequeños empresarios, profesionales liberales con salarios escasos, agricultores y ganaderos, emprendedores entrampados, así como la gran mayoría de quienes forman parte de las clases medias bajas y de las medias. Unos y otros los contemplan como algo prescindible, ya que o son poco productivos o tienden a ser reaccionarios. En esos lugares se está fraguando la mayor parte del descontento, y no están recibiendo respuesta.


En ese cambio de época, las posiciones progresistas, que se parecen mucho a las tecnocráticas, siguen pensando que, en esencia, poco ha cambiado, salvo la llegada de Trump y de las extremas derechas, y que con impedir que tomen el poder estaría la tarea hecha. La izquierda está convencida de sí misma, pero completamente desorientadasobre el tipo de mundo en el que vivimos, que no es de la globalización feliz. En la derecha ocurre igual,por cierto.”


Referencia web original:

https://www.elconfidencial.com/espana/2024-02-26/por-que-sumar-importa_3837291/

Contra la polarización. Daniel Innerarity (26/02/2024)


Una interpretación de la inexistencia de una polarización real, sí contraposición ideológica y mediática percibida y sentida, con una tendencia social hacia la centralidad y la moderación, aun con la constatación de cierta derechización autoritaria y la permanencia de grandes desigualdades y conflictos que, en realidad, es la tendencia dominante y preocupante frente a la inacción del consenso centrista europeo. Transcribo varios párrafos:


“Un grupo de sociólogos alemanes liderados por Steffen Mau ha ordenado los principales escenarios de batalla ideológicos en: redistribución, nación, diversidad y justicia climática. Demuestra que en todos ellos la mayor parte de la gente adopta posiciones moderadas, las opiniones se solapan entre los distintos seguidores de los partidos, los planteamientos no se reducen a un a favor o en contra y se valora el acuerdo con quienes piensan de diferente manera…


Podemos dramatizar según nos convenga, pero el pacto de posguerra que dio lugar al Estado de bienestar es más resistente de lo que suele asegurarse. La ofensiva neoliberal fracasó y lo que hoy tenemos es keynesianismo y nuevos derechos sociales, aceptado también por los conservadores y solo impugnado por la extrema derecha. Las diferencias están más en el terreno de las políticas que en el de los valores. El nuevo consenso social es liberal-progresista. A eso aluden las extremas derechas con su cruzada contra “lo políticamente correcto”. Si están tan irritadas es porque han entendido bien que tienen perdida la batalla. Alguien podría objetar que se asoman nuevas amenazas iliberales o directamente autoritarias, a lo que cabría replicar que si nos sentimos en peligro es porque poseemos algo valioso y por eso hablamos de defender las “conquistas”.


Incluso aunque, como es previsible, Europa gire a la derecha en las elecciones de junio, me atrevo asegurar que el PPE no se atreverá a gobernar en Bruselas con la extrema derecha, aunque solo sea por razones geopolíticas. Habrá una nueva Comisión, algo más a la derecha que la actual, pero no se quebrará ese consenso de fondo en materia redistributiva, migratoria, de diversidad y lucha contra el cambio climático. Seguirán ahí los problemas y las deficiencias (muy especialmente en lo que se refiere a la migración), pero la polarización tiene todavía menos futuro a nivel europeo que en el plano estatal.”


Referencia web original

https://elpais.com/opinion/2024-02-26/contra-la-polarizacion.html

Vas 'pal' cielo y vas llorando: horizontes de la izquierda. Juan Carlos Monedero (25/02/2024)


Tras un análisis de las distancias y el sectarismo actual en la izquierda, un pronóstico optimista. Selecciono los párrafos conclusivos:


Las costuras que están reventando en el PSOE, la tozudez de hacer mal las cosas en Sumar (con el varapalo recibido por Yolanda Díaz en su feudo gallego o comportamientos propios de la descomposición interna, como laespantáde Errejón y Díaz la noche de la derrota dejando sola ante el peligro a Marta Lois), la cortedad de miras de Compromís y Más Madrid o la fiebre alarmante de Podemos contrastan con la placidez de la derecha española, cuyo único riesgo es, tras la tranquilidad ganada por Feijóo en las gallegas, que se indigesten de palomitas viendo el escenario ideal por el que lleva trabajando una década. Una derecha dirigida por un político que veraneaba con un narco. A ver cómo se lo explicamos a nuestros nietos.


Falta de ideas, a la izquierda solo le resta esperar a las europeas. Con esa encuesta real, el bipartidismo volverá a mirarse en el espejo, mientras que el espacio a la izquierda del PSOE tendrá que decidir su rumbo sin más excusas. Y es probable que se entienda que todo lo que se ha hecho desde la precipitada salida de Iglesias ha sido un disparate. Igual que la guerra de Ucrania terminará y lo que acordarán en el tratado de paz será exactamente lo que dijimos que había que hacer hace tres años, después de las europeas, cuando se vea que la fragmentación de la izquierda trabaja para que gobierne la extrema derecha, volveremos a ponernos de acuerdo en algunas cosas. Como que los acuerdos entre las diferentes formaciones deberán incorporar primarias -y los partidos que no tengan base, que se pongan las pilas o arreen-. Volveremos a hablar del frente amplio -las bases de Izquierda Unida no van a aguantar mucho en Sumar-. Y se pedirán cuentas a todos los que hayan colaborado en el desastre.


Y al final, como siempre pasa, regresará la sensatez y se entenderá la importancia de un espacio a la izquierda del PSOE que no quiera ser otro PSOE.”


Referencia web original:

https://blogs.publico.es/juan-carlos-monedero/2024/02/25/vas-pal-cielo-y-vas-llorando-horizontes-de-la-izquierda/

Homenaje a la perseverancia de Irene Montero. Cristina Fallarás (25/02/2024)


Una encendida defensa del consentimiento y la gestión del anterior Ministerio de Igualdad, a raíz de la sentencia sobre la violación de Dani Alves. Reproduzco varios párrafos:


“Imagino que alas nuevas "teóricas" y "filósofas" del feminismo y el consentimiento les parecerá una sentencia rancia, pero al resto de las mortales, y muy especialmente a las que hemos sufrido alguna agresión sexual, que somos millones en este país, nos parece un prodigio. Todas y cada una de las frases que acabo de reproducir, y muchas otras, resultaban absolutamente inimaginables hace nada. O sea, antes de que se aprobara la ley del solo sí es sí. O sea, antes de que la ex ministraIrene Montero se empeñara —no solo con su cargo, también con su cuerpo— en modificar no ya la legislación, sino el respeto más esencial por el cuerpo de las mujeres. Modificar la sociedad entera…


Pero yo ya soy muy veterana, y lasnuevas ideas de mercadillo y saldo contra el consentimiento defendidas por supuestas "pensadoras" deldeseome parecen exactamente eso, baratijasconstruidas para brillar encaramadas sobre el patriarcado de siempre, el que considera la sentencia contra Dani Alves un atropello, etcétera.


Celebro la sentencia y bailo de alegría.Celebro la audacia, el tesón y la valentía con las que Irene Montero y todo su equipo del Ministerio de Igualdad la han hecho posible. No daré espacio al olvido. No prestaré oídos a inquinas ni idioteces. Cargo demasiadas vidas al lomo.Quienes hemos sufrido el zarpazo de la agresión sexual, que somos todas, sabemos que todo ha cambiado después de este juicio,que cabe la posibilidad. Lo que no sabemos es por cuánto tiempo, hasta qué punto el silencio y el olvido darán al traste con todo lo logrado.”


Referencia web original:

https://blogs.publico.es/cristina-fallaras/2024/02/25/homenaje-a-la-perseverancia-de-irene-montero/

Sentencia del caso Alves: una oda al consentimiento que da claves sobre el contexto posterior al sí es sí. Bárbara Tardón (25/02/2024)


Una explicación nítida de la importancia y el carácter del consentimiento. Selecciono un par de párrafos:


“La sentencia es, desde mi punto de vista, una oda al consentimiento sexual, a la autonomía sexual, al derecho intocable de todas las mujeres a la libertad sexual.  Y aunque nunca este tribunal se atrevería a afírmalo, estoy convencida de que el contexto social y cultural ha sido clave en el atrevimiento de describir al detalle lo que es el consentimiento.

 

No debemos olvidar que el consentimiento sexual lo hemos definido las mujeres, las supervivientes y las feministas. En mi caso, voy a politizarlo hasta la extenuación. Sobre todo para para no confundir con negligencias que hacen que las supervivientes lleguen a los despachos de las abogadas o a los recursos especializados con un lío tremendo porque no saben si consintieron o no. La ley del sí es sí lo transcribió de esta forma, siguiendo además el legado teórico de muchas feministas, el del derecho internacional de los derechos humanos y estableciendo que sólo hay consentimiento “cuando se ha expresado libremente mediante actos, en atención a las circunstancias del caso, expresen de manera clara la voluntad de la persona”.


Referencia web original

https://www.elsaltodiario.com/analisis/analisis-sentencia-violacion-jugador-futbol-dani-alves-ley-es

El futuro del trabajo y del sindicalismo. Joan Coscubiela (24/02/2024)


Interesante reflexión sobre la importancia del trabajo y la intermediación laboral con el nuevo papel de los sindicatos en la era de la digitalización. Transcribo un extracto:


“La digitalización incide directamente en las relaciones de poder. De una parte, propicia nuevos entornos laborales, distintos a los centros de trabajo fordistas, que permiten un control absoluto del proceso productivo eludiendo las responsabilidades propias del empresario. Externalización de las cadenas de valor, empresas red, economía de plataforma y empresas multiservicios. O el caso extremo del troceamiento de trabajos en micro tareas, convertidas en la unidad básica de contratación digital, como sucede con la traducción de documentos por páginas.


Con el aséptico nombre de “trazabilidad” del trabajo los algoritmos permiten a las empresas aumentar sus funciones de control y disciplina. Mientras en el panóptico taylorista de Jeremy Bentham había un encargado controlando a los operarios, ahora el “panóptico digital” utiliza pulseras que actúan como “látigo digital” para imponer ritmos de trabajo o reconocimientos biométricos de las personas trabajadoras. La deshumanización del trabajo del taylorismo industrial puede alcanzar con el taylorismo digital, si no hay controles sociales y contrapoderes sindicales, unos niveles aún más brutales.


La ideología juega un papel importante en la legitimación del nuevo orden social. La digitalización se hace acompañar de la cultura del “tecnopopulismo empresarial”. Sugiero leer'Poder y Sacrificio: los nuevos discursos de la empresa'(Siglo veintiuno) de Luis Enrique Alonso y Fernández Rodríguez…


Nuestro principal reto en la construcción del futuro es entender la naturaleza de los cambios. En este sentido me atrevo a afirmar que el trabajo sufrirá grandes mutaciones, pero continuará ocupando una gran centralidad en el mundo de la digitalización…


Para acertar en las nuevas formas de intermediación social es importante comprender la naturaleza de las disrupciones en marcha. Asumiendo que, a nosotros, como a todos los contemporáneos de los grandes cambios de época, nos cuesta entender el presente y mucho más predecir el futuro.


La digitalización facilita la fragmentación del trabajo y de nuestras vidas, contribuye a la desvertebración de la sociedad entre personas, colectivos y sus legítimas causas. Además, la ideología del individualismo extremo erosiona los espacios colectivos que hasta ahora actuaban como factores de socialización.En este contexto el sindicalismo tiene retos complejos. Integrar en su seno todas las formas de trabajo que el capitalismo digitalizado desintegra; vertebrar las diferentes causas sociales que el subjetivismo neoliberal desvertebra y reforzar los espacios de socialización con los que combatir el imaginario ultraliberal de autosuficiencia del individuo para abordar en solitario los riesgos comunes.


En una sociedad dominada por la mercantilización de todas las relaciones sociales, en la que las personas nos vemos reducidas a la condición de meros consumidores, incluso de la política, el sindicalismo debe reforzar la condición de ciudadanía laboral activa. Se trata de ser sindicato de personas trabajadoras y no sindicato para personas trabajadoras (no es un juego de preposiciones).”


Referencia web original:

https://www.eldiario.es/economia/futuro-trabajo-sindicalismo-cat_1_10945649.html

La sentencia de Dani Alves: la credibilidad de la víctima por encima de todo. Ana María Pascual y Cancela Barro (23/02/2024)


Una interpretación justa y adecuada. Selecciono varios párrafos:


Los dos factores en clave feminista de esta sentencia de la Audiencia de Barcelona son la marcada apuesta jurídica por la credibilidad de la víctima y el cambio de paradigma hacia la cultura del consentimiento. Las claves: la apuesta por la credibilidad y el cambio de paradigma hacia la cultura del consentimiento.


Respecto al consentimiento, la sentencia realiza un profundo repaso de lo que significa el "solo sí es sí". "Debe señalarse que ni que la denunciante haya bailado de manera insinuante, ni que haya acercado sus nalgas al acusado, o que incluso haya podido abrazarse al acusado, puede hacernos suponer que prestaba su consentimiento a todo lo que posteriormente pudiera ocurrir", consta en el fallo.


Estas actitudes "no suponen dar carta blanca a cualquier abuso o agresión que se produzca con posterioridad; el consentimiento en las relaciones sexuales debe prestarse siempre antes e incluso durante la práctica del sexo, de tal manera que una persona puede acceder a mantener relaciones hasta cierto punto y no mostrar el consentimiento a seguir, o a no llevar a cabo determinadas conductas sexuales o hacerlo de acuerdo a unas condiciones y no otras", dice la sentencia.”


Referencia web original


https://www.publico.es/politica/sentencia-dani-alves-credibilidad-victima.html  

La tercera nacionalidad entra en escena. Javier Pérez Royo (22/02/2024)


El avance de la plurinacionalidad. Selecciono varios párrafos:


“Quiere decirse, pues, que la tensión entre la unidad y la plurinacionalidad va a ir en aumento. Esto es lo que indica el resultado de este pasado domingo. Galicia avanza en la dirección en la que han avanzado País Vasco y Catalunya, con lo que ello implica de retroceso de los dos partidos de gobierno estatales. Con ello se va a introducir mayor complejidad en el sistema político español. Si tuvieran que convocarse elecciones anticipadas por cualquier circunstancia, es muy probable que el número de diputados nacionalistas de las tres nacionalidades superara los 40.


El nacionalismo gallego va camino de convertirse en un partido de gobierno en Galicia y en un partido que va a tener influencia en la dirección del Estado con un peso similar en número de escaños al que tiene el PNV. Acostumbrados como estamos a pensar nuestro sistema político en términos binarios, tal vez estemos perdiendo de vista lo más importante que ha ocurrido este pasado domingo.”


Referencia web original:

https://www.eldiario.es/contracorriente/tercera-nacionalidad-entra-escena_132_10944449.html

Empleos parciales y sobrecarga de cuidados: la brecha salarial del 18% que las mujeres quieren cerrar. Sabela Rodríguez (21/02/2024)


Ajustado reportaje: 'La desigualdad salarial echa raíces por su sutileza'. Selecciono varios párrafos:


“Según el último informe confeccionado por UGT, en 2021 las mujeres ganaron5.212,74 euros menos que los hombres, una brecha del 18,36%. Y entre los tres millones de personas que menos cobran –un máximo de 965 euros–, el 69% son mujeres. Son los datos principales, el trazo grueso. Pero hay que hilar muy fino para entender en qué consiste la brecha salarial.


El trabajo a tiempo parcial sigue siendo uno de los principales factores que nutren el cisma entre hombres y mujeres. El 23,25% de las mujeres trabajan a tiempo parcial, porcentaje que se reduce hasta el 6,7% en el caso de los varones…


Pero no todo son números. En realidad, aquello que explica la feminización de la pobreza, la desproporción de género en cuanto a contratación parcial y el impacto de los complementos salariales, hunde sus raíces en una cuestión cultural. "La raíz del desequilibrio salarial se encuentra en elreparto de roles: la asignación de las tareas de cuidado a las mujeres, mientras que los hombres son el sustento económico".”


Referencia web original:

https://www.infolibre.es/igualdad/partirse-lomo-casa-cobrar-trabajo-mujeres-agitan-bandera-igualdad-salarial_1_1721049.html

Galicia devuelve a la izquierda alternativa a la realidad de su debilidad territorial medio año después del 23J. Alexis Romero (19/02/2024)


Una aproximación realista. Transcribo el primer párrafo:


“Entre las elecciones autonómicas de mayo del pasado año y las gallegas de este domingo hay un hilo que pasa por encima del 23J y une ambos procesos en el espacio de la denominada izquierda alternativa. La debacle de Podemos-Izquierda Unida en el 28M y eldesplome de Sumar y de Podemos en Galiciatienen una misma raíz:la debilidad de este espacio y su falta de arraigo en los territorios.”


Referencia web original:

https://www.publico.es/politica/galicia-devuelve-izquierda-alternativa-realidad-debilidad-territorial-medio-ano-despues-23j.html

Encuestas, ensoñaciones y una primera lectura de los resultados del 18F. Rafael Ruiz (19/02/2024)


Para hacer balance político es conveniente empezar por analizar la realidad de lo que ha pasado. Aquí con datos objetivos. Selecciono unos párrafos sobre Sumar:


“Sumar, el voto útil que no lo fue. Parte de las opciones de la izquierda pasaban por convertir todos sus votos en escaños. Concurrir con varias marcas era un hándicap que de partida hacía casi imposible la aritmética de izquierdas salvo que la formación de Yolanda Díaz entrara por Pontevedra y A Coruña. ¿Hubiera cambiado algo si el BNG hubiera absorbido / compartido candidatura con Sumar y Podemos? Poco. Le hubiera quitado un escaño al PP en Pontevedra, que a expensas de lo que ocurra en el CERA de Ourense se hubiera quedado con 38 o 39 diputados.


En todo casoSumar encaja un duro golpe que alimenta la idea de estar viviendo un momento complicado.El marco de debilidad, incluso el de indiferenciación con el PSOE, se ha instalado en una parte del electorado tras la ruptura con Podemos, que si bien queda sumido -en términos de apoyo electoral- casi en la irrelevancia (un 2,5% de proyección en el conjunto de España en enero, un 0,3% ahora en Galicia) mantiene un peso suficiente para restar muchos escaños a Sumar en provincias medianas. La última estimación de enero apuntaba a que la diferencia entre ir juntos (Sumar y Podemos) e ir separados eraun retroceso de la formación de Yolanda Díaz de los 29 escaños a los 17.”


Referencia web original:

https://www.infolibre.es/politica/encuestas-ensonaciones-primera-lectura-resultados-18f_1_1719781.html

Fuera de palacio. Marga Ferré (19/02/2024)


Una punzante crítica sobre la crisis de la izquierda. Selecciono varios párrafos:


“Sabido es que la posmodernidad abandonó la idea de cambiar el mundo, pero es quizá menos conocido que la ofensiva posmoderna abandonó incluso la idea de comprenderlo. Y eso es lo que creo que ocurre cuando miras la realidad desde el Palacio, primando, como hizo la posmodernidad, la forma frente al contenido, la comunicación frente a la propuesta, lo electoral frente a la acción.


Desde el Palacio el mundo solo se interpreta a través de encuestas, como un objeto extraño, nos advierte Pasolini: “Los intelectuales italianos siempre han sido cortesanos, siempre han vivido ‘dentro de Palacio’; si se ocupan de la ‘gente’ es siempre a través de las estadísticas”.Pero añade:“La verdadera historia está infinitamente por delante de nuestra historia acomodada; porque la realidad está en los sucesos de ‘fuera de Palacio’ y no en sus interpretaciones parciales o, peor aún, en su eliminación”.


Para el pensador italiano, entre dentro y fuera del Palacio se abre “un vacío inmenso”, una diacronía y, pensando en ella vislumbro que quizá es esta “diacronía” lo que provoca la crisis en la izquierda, ese “vacío inmenso” entre lo que el Palacio interpreta y la realidad en la que vivimos los que estamos fuera de él, creándola y queriendo transformarla.


Y me preocupo porque, como toda persona de izquierdas, tiendo a pensar que la unidad es un bien en sí mismo, desde que Marx nos apelara a ello en la última frase del Manifiesto Comunista. Pero hoy me atrevo a observar estas escisiones en la izquierda europea como la consecuencia de un tiempo, el de las revueltas, que ya ha pasado y que puede dar paso a la necesaria unidad de acción en tiempos en los que la oscuridad acecha. Es mi esperanza, la que les propongo, junto a la siguiente convicción que Pasolini nos regala con su deslumbrante lucidez:“Lo que ocurre ‘fuera de Palacio’ es cualitativamente, o sea, históricamente, distinto de lo que ocurre ‘dentro de Palacio’; es infinitamente más nuevo, espantosamente más avanzado”.


Referencia web original:

https://ctxt.es/es/20240201/Firmas/45586/marga-ferre-tribuna-pasolini-izquierda-die-linke-podemos-pablo-iglesias-melenchon-palacio.htm

La demografía del 18F: así vota cada grupo social en las elecciones gallegas de 2024. Raúl Sánchez, Victòria Oliveres y Yuly Jara (18/02/2024)


¿A dónde va el voto urbano frente al rural? ¿Y los jóvenes a quiénes votan? ¿Cómo es el votante de Vox? ¿Afecta al voto el nivel de estudios de la población? ¿Y la renta? Para este análisis, elDiario.es cruza en directo los resultados del voto de estas elecciones del 18-F de los municipios gallegos agrupados según distintos indicadores como, por ejemplo, nivel de renta, estudios, lugar de nacimiento o tamaño de municipio.


Referencia web original:

https://www.eldiario.es/galicia/resultados-elecciones-gallegas-perfil-demografico-2024_1_10921015.html

"Me parece una anomalía democrática el veto a las trabajadoras sexuales en el debate de la prostitución": Clara Serra (17/02/2024)


Entrevista a raíz de su nuevo libro donde trata, entre otros temas, el consentimiento y la violencia machista junto con el deseo sexual. Selecciono varios párrafos:


“En una primera aproximación, podríamos decir que el tema del consentimiento se ha recuperado porque hemos tenidoalgunos casos judiciales que han puesto sobre la mesa un déficit por parte de la Justiciapara pensar bien esto. Creo que eso es lo que reveló el caso deLa Manada, sobre todo con esa primera sentencia, donde unos prejuicios machistas por parte de una miembro de la judicatura no juzgaban bien.


Esto sería verdad, en parte, pero la respuesta a esa pregunta tiene varias capas porque también diría que no es casual que sobrevuelen en la conversación social hoy una serie de temas que tienen que ver con el consentimiento. Podríamos decir que cómo legislamos sobre la violencia sexual es uno, pero desde luego la cuestión deltrabajo sexuales otro y está sobre la mesa del Gobierno una ley de para abolir el trabajo sexual. También el tema de lapornografía…


La pregunta de en qué se parece nuestra sociedad a esa otra sociedad de los años 80, donde emergen todos estos temas, creo que requiere una respuesta que va más al fondo. Cuando emergen todos estos temas hay la posibilidad de quetomemos posiciones más conservadorascon el tema de la sexualidad. Puede que hablar de eso en los 80 tuvo que ver con con que los 60 y 70 hubo mucha liberación sexual, y los 80 fueron un momento de vuelta a cierto conservadurismo. La emergencia de estos temas también hoy es porque, de nuevo, estamos ante la posibilidad de una cierta vuelta a ordenar el sexo en una clave más conservadora y, quizá,tiene que ver con un avance del feminismoy de cierta libertad sexual por parte de las mujeres jóvenes. Creo que ambas cosas pueden ser ciertas…


La crítica antipunitiva hay que hacerla desde el momento en el que pensamos que cuando todos los males sociales o todos los daños o todos los dolores no tienen inmediatamente una traslación a una propuesta de delito, no lo estamos abordando. Esto es un enfoque muy equivocado para la izquierda porque la izquierda siempre dijo esta cosa de que el Código Penal es la última ratio. De hecho,cuando entra el Código Penal es ya el fracaso de la política. El castigo siempre revela que te ha fallado todo lo demás, que no has podido prever que esto ocurra, que no has podido transformar la sociedad.


En el terreno del sexo existe, por un lado, la violencia sexual, a la que sí creo que el derecho penal ha de entrar; pero tenemos que darnos cuenta de que puede haber malentendidos, malestares, cosas desagradables y dolores que forman parte de algo que puede ocurrir sin que sean delitos. Al mismo tiempo, cuando decimos esto no significa que estemos infravalorando su importancia.”


Referencia web original:

https://www.publico.es/mujer/clara-serra-me-parece-anomalia-democratica-veto-trabajadoras-sexuales-debate-prostitucion.html

Preguntas y respuestas sobre China como una potencia acreedora de primer orden. Eric Toussaint (16/02/2024)


Parte primera de una detallada e interesante investigación editada por el Comité para la abolición de las deudas ilegítimas (CADTM), con algunos interrogantes significativos: ¿Cuál es la amplitud y el montante de los préstamos de China? ¿Cuándo China se volvió un prestamista público importante? ¿Cuál es el lugar del gran proyecto chino?... Selecciono una respuesta:

“China es el principal prestamista con respecto a los países del Sur Global.


Según un estudio publicado en noviembre de 2023, el organismo AidData comprobó 20.985 proyectos concernientes a préstamos o subvenciones de China en 165 países. El montante total de esoscréditosascendió, según AidData, a los 1,34 billones de dólares durante un período de 22 años[1]. Eso hace que China sea el principal prestamista público con respecto al Sur Global. Los préstamos de China alcanzan un volumen más elevado que la suma de los préstamos concedidos por elFMI, elBanco Mundialy el Club de París[2]. China superó a los otros acreedores públicos a partir de 2015[3]. Pero, atención, los acreedores privados, y no China, son los principales endeudapública y privada tanto para los países llamados desarrollados como para los países en desarrollo.


Por lo tanto, hay que decir que China es el principal acreedor a nivel del planeta o al ámbito del Sur. Los prestamistas privados (especialmente los fondos de inversiones como BlackRock o Pimco, fondos de pensión, bancos privados,fondos buitre…) son los principales acreedores. Lo que es cierto, es que China es el principal prestamista público y por lo tanto el principal recaudador público de deudas de los países del Sur.”


Referencia web original:

https://www.cadtm.org/Parte-1-Preguntas-y-respuestas-sobre-China-como-una-potencia-acreedora-de

¿Son los agricultores unos terroristas?. Violeta Assiego (11/02/2024)


La convivencia pacífica, el diálogo entre diferentes, evitando antagonismos sin fundamento. Selecciono un párrafo:


“Las reivindicaciones de la mayoría de los agricultores son legítimas, como lo son las de los movimientos sociales ecologistas, LGTBI, feministas, antirracistas que los gobiernos y partidos reaccionarios a los derechos se empeñan en criminalizar. Sin embargo, en la intencionalidad de Vox, y del PP, de provocar una desestabilización política, de derrocar al Gobierno de Sánchez y de incrementar el malestar y resentimiento ciudadano contra quienes defendemos el bien común, están haciendo irrespirable el ambiente y estos nos causa un daño físico, neurológico y democrático. Pero esta parece que es parte de su estrategia, dañar el cerebro no solo de la ciudadanía que vota en las democracias, sino de la democracia misma.”


Referencia web original:

https://www.eldiario.es/opinion/zona-critica/son-agricultores-terroristas_129_10912055.html

Somos humildes siervos de los señores de la nube: bienvenidos al tecnofeudalismo. Yanis Varoufakis (11/02/2024)


Una profundización analítica de esta fase del post-capitalismo fordista. Selecciono varios párrafos:


“Impresiona ver de qué forma el capital en la nube consigue desempeñar cinco funciones que antes estaban fuera del alcance del capital tradicional. Capta nuestra atención. Fabrica nuestros deseos. Nos vende directamente, sin pasar por los mercados tradicionales, lo que nos ha hecho desear. Fomenta el trabajo proletario en los centros de trabajo. Y crea una ingente mano de obra gratuita (los siervos de la nube).


¿A alguien le extraña que los propietarios de este capital en la nube —llamémoslos los nubelistas— tengan un poder hasta ahora inimaginable para obtener una plusvalía gigantesca de los proletarios, un volumen incalculable de trabajo no remunerado de casi todo el mundo y, de los capitalistas vasallos, unas rentas de la nube inconcebibles? ¿Cómo no van a ser mucho más poderosos de lo que pudieron ser jamás Henry Ford o Rupert Murdoch?…


El capitalismo, no lo olvidemos, tenía dos pilares: los mercados y los beneficios. Por supuesto, los mercados y los beneficios siguen estando omnipresentes. Pero el capital en la nube los ha desplazado del centro de nuestro sistema socioeconómico, los ha empujado hacia los márgenes y los ha reemplazado…


¿No es alucinante? Todos esos avances científicos increíbles, esas fantásticas redes neuronales y esos programas de inteligencia artificial inimaginables, ¿para conseguir qué? Para crear un mundo en el que, mientras la privatización y el capital de riesgo vacían nuestro entorno de toda la riqueza físicael capital en la nube se dedica a vaciar nuestros cerebros. Para que podamos ser dueños individuales de nuestra mente, debemos ser dueños colectivos del capital en la nube. Cuando hayamos recuperado nuestra mente, podremos trabajar todos unidos para encontrar la manera de crear un nuevo capital común en la nube. Será rematadamente difícil, pero es la única forma de conseguir que nuestros artefactos basados en la nube dejen de ser un medio fabricado para modificar el comportamiento y se conviertan en un medio para la colaboración y la emancipación humanas.”


Referencia web original

https://elpais.com/ideas/2024-02-11/somos-humildes-siervos-de-los-senores-de-la-nube-bienvenidos-al-tecnofeudalismo.html

¿Reconstruir el feminismo o apropiárselo? Raquel Marcos (10/02/2024)


Buena defensa de la autonomía del movimiento feminista ante la problemática intromisión de la ministra. Selecciono varios párrafos:


“Cuando Ana Redondo dice que quiere recomponer el movimiento feminista, yo oigo que quiere podarlo de todo lo que molesta al 44% de los hombres, especialmente a los amigos de Pedro Sánchez. Zanjar el debate por la vía de negarlo, y marcar unas líneas sensatas de las que no podemos salirnos a riesgo de que nos tachen de ocurrentes, locas o sectarias. La historia del feminismo español reciente no se entiende sin la hegemonía que ha tenido el pensamiento de las intelectuales cercanas al Partido Socialista hasta la llegada de Podemos y la pugna política posterior por liderar un movimiento tan poderoso. Eso no puede arrastrarnos, pero tampoco nuestra propia complacencia ni las derivas que a veces tienen las posturas esencialistas o el uso perverso de reivindicaciones como el MeToo. Por eso son tan necesarios la escucha y el debate internos.


Eso no significa que el feminismo esté roto ni que necesite que la ministra de Igualdad lo recomponga. Lo que realmente necesitamos de Ana Redondo es que, por ejemplo, ponga en marcha los centros de crisis 24 horas para víctimas de violencia sexual, que impulse el protocolo en los hospitales para la detección, valoración e intervención de las agresiones, que garantice que las víctimas reciban una atención física, psicológica y social rápida, respetuosa y eficaz. Que haga todo lo que esté en su mano para que las cifras de asesinatos y violencias machistas dejen de crecer. Que se oponga a los obstáculos y retrocesos en la lucha contra la violencia machista de las autonomías en las que el Partido Popular gobiernacon la ultraderecha. Todo eso está dentro de su ámbito de competencias. No lo está, ni debe estarlo, reconstruir el movimiento feminista.”


Referencia web original:

https://www.eldiario.es/opinion/zona-critica/reconstruir-apropiarselo-feminismo_129_10913986.html

El método Simone Weil: pensar el presente durante cien años. Amador Fernández-Savater (10/02/2024)


Una valoración del pensamiento y la actitud de esta filósofa y activista francesa de espíritu internacionalista, opositora al nazismo y a la guerra y crítica con las insuficiencias de las izquierdas. Selecciono varios párrafos:


“Hay, finalmente, un término que Weil defiende y rescata: lucha de clases. ¿Por qué, en qué sentido lo reivindica? La crítica de Weil a las pasiones de absoluto, totalitarias, no es liberal sino de inspiración maquiaveliana. La sociedad, dice el famoso florentino, se presenta siempre dividida entre los que oprimen y los que no quieren ser oprimidos. Lo único que limita la voracidad infinita de los poderosos es la resistencia de los sin-poder. En efecto: sólo la lucha de los débiles (esclavos, mujeres, obreros) ha hecho progresar este mundo en términos de libertad, igualdad y justicia.


Weil parece descreer, al final de su vida, de la palabra “revolución”. ¿No tiene ella misma un carácter absoluto? Derribar todo, reiniciar todo, pero siempre todo. La resistencia, sin embargo, instaura una relación de fuerzas. Donde había una sola fuerza, potencialmente totalitaria, aparecen de pronto dos o más que se limitan y equilibran entre sí. La lucha es al mismo tiempo relación. Una relación en la división. Lo contrario de la guerra.


Combatir la guerra no pasa por instaurar la paz, garantizada por una arquitectura jurídica definitiva, sino por permitir la relación de fuerzas, heterogéneas y cambiantes, que se limitan y equilibran entre sí. La verdadera catástrofe es por tanto una sociedad sin división, intolerante al conflicto, incapaz de saber-hacer con las peleas que plantean los de abajo, los sin-poder, los débiles. Una sociedad exactamente como la nuestra.


Pensar y resistir, pensar en primera persona y resistir sin adoración del poder, resistencia del pensamiento a toda pasión de unanimidad y pensamiento de la resistencia capaz de percibirla en los detalles más mínimos de la realidad: ¿he aquí la clave del método Weil para pensar el presente durante cien años?"


Referencia web original

https://ctxt.es/es/20240201/Firmas/45559/Amador-Fernandez-Savater-Simone-Weil-lenguaje-Alemania-lucha-de-clases.htm

Mercadona y la Agenda 2030: 10 tesis sobre las movilizaciones del campo. Diario Red-Editorial (8/02/2024)


Un agudo análisis, con implicaciones para la estrategia política de las izquierdas. Selecciono la última tesis:


“Si la izquierda y los progresistas no ponen solución a los problemas reales del campo, entonces la derecha y la extrema derecha serán capaces de penetrar políticamente en todo ese sector. Si el gobierno de España y la Comisión Europea están verdaderamente preocupados por el avance del fascismo en Europa, entonces tienen que disciplinar a los grandes supermercados, tienen que implementar moratorias a la apertura de grandes macroexplotaciones y establecer un férreo control sobre las que ya existen, tienen que asegurar que ningún pequeño y mediano productor está vendiendo a pérdidas, tienen que rechazar los tratados de libre comercio que perjudican a dichos productores, tienen que reformar inmediatamente la PAC para hacerla más justa y tienen que diseñar requisitos burocráticos y de reconversión de las explotaciones que sean asumibles por los pequeños y medianos. En España, además y en particular, y teniendo en cuenta la gravísima situación de sequía que afrontamos, el Gobierno tiene que reducir drásticamente el suministro de agua a las macroexplotaciones agrícolas y ganaderas para garantizar el consumo doméstico y el riego en las pequeñas y medianas explotaciones. Éstas son las demandas reales y materiales del campo y, si no son satisfechas, solamente quedará llorar lágrimas de cocodrilo cuando la extrema derecha haya conseguido utilizar esa palanca para avanzar políticamente.”


Referencia web original

https://diariored.canalred.tv/editorial/mercadona-y-la-agenda-2030-10-tesis-sobre-las-movilizaciones-del-campo/

El pulso de Sumar y Podemos por la supervivencia. Lluís Orriols (8/02/2024)


Una primera aproximación con datos del CIS. Selecciono varios párrafos:


“Ni Podemos ni Sumar cuentan con raíces territoriales y organizacionales lo suficientemente sólidas como para sobreponerse fácilmente a un eventual fracaso. Unos resultados desastrosos en este ciclo electoral podrían significar el fin del proyecto. Es probable que los españoles pronto comprendan que la supervivencia simultánea de ambos partidos en el ecosistema político español es altamente improbable. Y cuando esto suceda, solo quedará por responder la pregunta clave: ¿cuál de los dos es el voto útil? Los ciudadanos desean que su voto se transforme en escaños. No les gusta apoyar a partidos que al final no obtienen representación.


Es por esta razón que, ante una situación como esta, la izquierda tarde o temprano buscará un objetivo común: la coordinación. Ya sea mediante un acuerdo entre las élites de Podemos y Sumar para unificar su proyecto (lo cual parece poco probable en estos momentos), o mediante un “voto estratégico” por parte de los ciudadanos, respaldando al partido que consideren con mayores posibilidades de sobrevivir.Sin embargo, para adoptar una estrategia es esencial contar con información precisa (¿cuál partido tiene más posibilidades de ganar?), y esta información dependerá en gran medida de los resultados de las próximas citas electorales…


Si nos enfocamos en el barómetro de enero del CIS, la contienda parece favorecer ampliamente a Sumar en este momento. Según el estudio, un 59% de los votantes que respaldaron a la Coalición Sumar el pasado 23 de junio ahora optarían por la papeleta de Sumar, mientras que solo un 16% se inclinaría por la de Podemos. El resto de votos se distribuiría entre el PSOE (10%) o no tendrían aún bien definido su voto. Esto indica que la ventaja de Sumar sobre Podemos entre quienes se han quedado en este espacio político es de 4 a 1. De cada 5 votos, solo 1 correspondería ahora a Podemos. Si trasladamos estos datos al número de votos basándonos en los resultados de las pasadas elecciones generales, Podemos obtendría alrededor de medio millón de votos. Esta cifra, extrapolada a las elecciones europeas (con una participación media menor), nos llevaría a estimar que Podemos alcanzaría los 400 mil votos, suficientes para llevar a Irene Montero al Parlamento Europeo. Este escenario, por lo tanto, dejaría la competición aún abierta, ya que ambas formaciones serían capaces de sobrevivir si las tendencias actuales se mantienen…


Es fundamental tomar con cautela los datos de la demoscopia, ya que solo nos ofrecen una imagen borrosa del momento actual. La lucha por la supervivencia apenas está comenzando y muchas cosas pueden cambiar. Sin embargo, las primeras evidencias de la contienda no parecen del todo favorables para Podemos. ¿Podrán lograr una remontada? Solo el tiempo lo dirá.”


Referencia web original:

https://www.eldiario.es/piedrasdepapel/quedan-podemos_132_10904637.html

El rey Midas y el concepto de terrorismo. José Antonio Martín Pallín (7/02/2024)


Una clarificación oportuna y argumentada. Selecciono varios párrafos:


“Pero lo más inexplicable y sesgado de la investigación de García Castellón es la imputación a Carles Puigdemont de ser la cabeza visible de Tsunami Democrátic. De manera flagrante vulnera el artículo 17 de la Directiva en el que se establece que los  Estados miembros adoptarán las medidas necesarias para garantizar que las personas jurídicas puedan ser consideradas responsables de cualquiera de los delitos enumerados en los artículos 3 a 12 y 14, cuando dichos delitos sean cometidos en favor de aquellas por cualquier persona que actúe de forma individual o como parte de un órgano de la persona jurídica y que tenga un cargo directivo en el seno de dicha persona jurídica, basado en: a) poder de representación de la persona jurídica; b) la autoridad para tomar decisiones en nombre de dicha persona jurídica; c) la autoridad para ejercer el control de dicha persona jurídica.


Por mucho que se empeñen los modernos reyes Midas, ninguna de las conductas que se recogen en los autos de Garcia Castellón pueden ser convertidas y trasmutadas,  por puro "voluntarismo", en un delito de terrorismo y mucho menos atribuir su autoría a  Carles Puigdemont, que ni participa en la fundación de la Plataforma Tsunami Democrátic, ni consta que haya tomado su dirección u ordenado actuaciones concretas.”



https://blogs.publico.es/otrasmiradas/79912/el-rey-midas-y-el-concepto-de-terrorismo/

Zorra: ¿resignificar o desmontar?. Octavio Salazar (7/02/2024)


Una visión del valor relativo de este fenómeno de gran impacto mediático, provocador y ‘divertido’. Selecciono varios párrafos:


“Lo que parece increíble es que décadas después pensemos que una recreación como la que vimos en Benidorm el sábado pasado es rompedora y casi le demos el estatus de vindicación, cuando si analizamos no solo la canción ganadora, sino todo lo que rodea al evento, no podemos sino constatar una reproducción, muy resultona eso sí, deviejas consignas y de paradigmas trasnochados.


Que todo cambie para que todo siga igual. Lo cual puede ser fantástico, y absolutamente reivindicable, como disfrute, verbena o fiesta playera, pero de ahí a convertirlo en una especie de santuario delavance en derechos y de ruptura con los patrones machistas y heteronormativos, creo que media un abismo. Tal vez el problema sea también que vivimos una época en la que le exigimos a cualquier producto cultural, con independencia de su valor artístico, que tambiéntenga un valor político.


Y quizás el dilema en el caso deZorraes que es tan mediocre el primero que tenemos que incidir en el segundo parajustificar la propuesta. Una propuesta que, además, se pretende avalar aludiendo al edadismo, cuando lo que tendríamos que estar es peleando porque el talento, a cualquier edad, incluido el de las mujeres viejas, como reivindica Anna Freixas, resignificando, en este caso sí, el adjetivo, tuviera reconocimiento.


Dicho esto, nada que objetar, faltaría más, al derecho de las mujeres, incluidas las que superan los 50, a ser tan malas, tan mediocres y tan petardas como lo somos nosotros. Faltaría más. En este sentido, sí que podemos leer el BenidormFest comoprueba de una cierta igualdad.


En todo caso, y más allá de estos debates que nos tendrán entretenidos unos días y luego pasarán a mejor gloria, lo verdaderamente terrible y vergonzoso es que tantas personas aparentemente comprometidas con la igualdad y los derechos humanos estemosdándole amparo a un Festival que incluye a Israel en la fiesta. Eso sí que no tiene resignificación posible. Eso es puro y duro cinismo. El que seguimos practicando zorras y zorros. En tanga o sin ella. Todas y todoscómplices de la necropolíticaque nos dicta que hay unas vidas que merecen ser lloradas mientras que otras no.”


Referencia web original:

https://blogs.publico.es/otrasmiradas/79744/zorra-resignificar-o-desmontar/

Toda ausencia de la izquierda la ocupará la extrema derecha. Miquel Ramos (6/02/2024)


Una advertencia fundada sobre algunas insuficiencias de las izquierdas, que son aprovechadas por las derechas. Selecciono varios párrafos:


“El papel de la Unión Europea y de los Estados miembros en la decisión de las medidas que afectan a estos y otros sectores de la población es usado por la extrema derecha para insistir en el relato de las élites contra el pueblo, de una manera muy alejada de la que se hace desde la izquierda. La UE y la economía global responden a un modelo neoliberal que cada año otorga mayores beneficios y menores controles a las grandes empresas y grandes propietarios, y más precariedad a la clase trabajadora.


La solución que ofrecen las derechas ante este agravio no pasa ni por la redistribución de la riqueza, ni por exigir mejores estándares a los productos extranjeros. Ni abordanlos derechos de los trabajadores ni al medio ambiente, a cuya conservación se enfrentan a pesar de que la crisis climática les afecta mucho más que a cualquier otro sector. La derecha tampoco alude a la mejora de las condiciones para los productores a costa de los beneficios de los distribuidores y las grandes compañías. Ni explica que muchas de estas grandes empresas son las que producen o compran en el extranjero, aunque sus propietarios se vistan constantemente con la bandera nacional y se declaren más patriotas que nadie.


Laincomparecencia de la izquierda, que a menudo invierte más en análisis desde el despacho que en patearse la calle y el campo, es aprovechada siempre por la derecha. Sobre todo, cuando existe miedo e incertidumbre.


Al final, una protesta legítima ante las medidas neoliberales que empobrecen cada vez más a la clase trabajadora acaba siendo una oportunidad para los ultraderechistas, que esperan un paso en falso de la izquierda, un relato ambiguo o un alejamiento de la causa para presentarse con fórmulas mágicas. Estas, lejos de solucionar el problema, siempre ofrecen bálsamos envenenados bien envueltos en banderas.


Referencia web original:

https://blogs.publico.es/otrasmiradas/79767/toda-ausencia-de-la-izquierda-la-ocupara-la-extrema-derecha/

Reivindicarse zorra. Ana Requena (6/02/2024)


El cambio del sentido de algunas palabras estigmatizadoras. Selecciono varios párrafos:


“Cuando nos reapropiamos de estos términos -zorra, puta, maricón- le devolvemos la pelota a quien los escupe: señalamos sus sesgos y prejuicios, buscamos que la vergüenza cambie de bando y que sean ellos quienes tengan que dar las explicaciones. Pretendemos, ya no cambiar la etiqueta en sí, sino cuestionar los motivos y las ideas que hay detrás de esos conceptos para transformarlos…


La reapropiación convive con el agravio, pero no lo incita sino que lo reta. Sabemos que hay quien sigue utilizando 'maricón' como insulto, pero también que 'maricón' es una palabra que montones de hombres exhiben ahora con orgullo. Si ser un hombre al que le gustan otros hombres es ser un maricón, entonces ellos son maricones, no hay nada que esconder, nada de lo que avergonzarse. Si ser una zorra es disponer de tu libertad sexual, tener opiniones propias y mostrarlas o ser una mujer vehemente o con ambiciones, entonces somos unas zorras, y no hay nada de lo que avergonzarse.


Cuando nos reapropiamos de estos términos -zorra, puta, maricón- le devolvemos la pelota a quien los escupe: señalamos sus sesgos y prejuicios, buscamos que la vergüenza cambie de bando y que sean ellos quienes tengan que dar las explicaciones. Pretendemos, ya no cambiar la etiqueta en sí, sino cuestionar los motivos y las ideas que hay detrás de esos conceptos para transformarlos.”


Referencia web original:

https://www.eldiario.es/opinion/zona-critica/reivindicarse-zorra_129_10897109.html

El origen de la "solución de los dos Estados" en Palestina y por qué es colonial, injusta e inviable. Jorge Ramos (5/02/2024)


Una explicación convincente. Selecciono los párrafos finales:


“De igual modo, propuestas como los 12 puntos del plan de Borrell ya las hemos visto muchas veces. Y han fracasado. Y no se aprende o no se quiere aprender del fiasco (y a su vez trampa neocolonial israelo-estadounidense) de Oslo. Sigue sin mencionar los aspectos clave: ¿Conqué fronteras? ¿Con las migajas de las migajas de Oslo? ¿Con menos de un10% de la Palestina histórica y rodeados de colonias, muros, carreteras"Israelis-only"ysecuestros de menores palestinos a diario?¿Y qué ocurre con al-Quds-Jerusalén? ¿Y con el derecho al retorno de la población palestina refugiada, el más inalienable de sus derechos?


Borrell y el resto de mandatarios del Norte Global, si aún conservan algo de humanidad, saben perfectamente quelo más necesario y urgente es parar el genocidio israelí en Palestina. Y eso se consigue presionando a Israel a través delfin de la compraventa de armas, de todas lasrelaciones académicas, culturales, diplomáticas, económicas, institucionales y de seguridad, incluyendo el Acuerdo de Asociación UE-Israel,expulsando a Israel de Eurovisióncomo hicieron con Rusia en tan sólo un día, y apoyando la denuncia sudafricana por genocidio en el Tribunal Internacional de Justicia de la ONU. Medidas similares fueron claves, junto a la resistencia interna, para conseguir el fin del apartheid sudafricano –con el que, por cierto, el apartheid israelí colaboró–.


Después, que se cumplan los tres puntos mínimos presentes en el derecho internacional y que reclama la campaña BDS: fin de la ocupación y desmantelamiento del muro, fin del apartheid y derecho al retorno de la población palestina refugiada. Y después, de una vez por todas, que se tenga en cuenta la opinión del pueblo colonizado palestino. Y que se entienda que el futuro debería pasar por una vía de descolonización que podría ser similar a la sudafricana. El armario de la esperanza del pueblo palestino está lleno de discursos, palabras y resoluciones, pero vacío de hechos. Es ahora más que nunca. Como escribió el poeta palestino Mahmoud Darwish, no hay tiempo para el mañana. No hay tiempo para el tiempo.”


Referencia web original:

https://blogs.publico.es/otrasmiradas/79563/el-origen-de-la-solucion-de-los-dos-estados-en-palestina-y-por-que-es-colonial-injusta-e-inviable/

Centenario del gran historiador E.P. Thompson. Dossier. Kenan Malik, Peter Linebaiugh, Jeremy Corbym, Kate Hudson, John McDonnell (5/02/2024)


La aportación de un gran intelectual crítico. Selecciono varios párrafos:


“El núcleo del libro de Thompson se centra en volver a imaginar la clase y la conciencia de clase. La clase, escribió, "no es una cosa", ni una "estructura", sino un "fenómeno histórico" a través del cual los desposeídos "como resultado de experiencias comunes (heredadas o compartidas), sienten y articulan la identidad de sus intereses entre sí y frente a otros hombres cuyos intereses son diferentes (y normalmente opuestos) a los suyos".


Thompson andaba argumentando en contra tanto de la visión conservadora de las relaciones de clase como descripción de "la armoniosa coexistencia de grupos que desempeñan diferentes 'papeles sociales'" como de una forma de determinismo económico que imagina, como dijo posteriormente en una entrevista, que "una especie de materia prima como los campesinos 'que acuden en masa a las fábricas'" podría "procesarse en tantos metros de proletarios con conciencia de clase". Para Thompson, la clase obrera "se hizo a sí misma tanto como fue hecha". Esta idea de agencia, de personas que, incluso en las circunstancias más desfavorables, poseen la capacidad de actuar sobre el mundo, fue central en la obra de su vida…


Todos estos temas son quizás más relevantes hoy que cuando Thompson escribió su libro. Su concepción de la clase no como algo, sino como una relación, que no viene dada, sino que se forja a partir de la lucha, es tan significativa para esta era postindustrial como lo fue en el análisis del advenimiento de la industrialización.


La empatía de Thompson con quienes se ven obligados a luchar en un terreno social inhóspito también nos reserva lecciones. Hoy en día, la cuestión estriba en el enorme desdén, no de la posteridad, sino del presente: el desprecio por la clase trabajadora, la hostilidad hacia los "gorrones" de las prestaciones sociales, la burla hacia quienes se ven obligados a recurrir a los bancos de alimentos, la indiferencia ante la injusticia. También es visible en el desprecio por el supuesto fanatismo y conservadurismo de la clase trabajadora o en el desdén por quienes votaron de modo equivocado o se han desilusionado con la izquierda. La insistencia de Thompson en que "sus aspiraciones eran válidas en función de sus propias experiencias" es tan necesaria de reconocer ahora como entonces.”


Referencia web original

https://sinpermiso.info/textos/centenario-del-gran-historiador-ep-thompson-dossier

¿Un feminismo incómodo?. Nuria Alabao (2/02/2024)


Sugerente, con algún matiz sobre el blanco de la acción feminista y a quién incomoda o debe incomodar prioritariamente. El adversario del feminismo no son los varones, pero sí el orden establecido (Fraser) donde confluye el poder de clase, género y raza (o nación) ... La cuestión es la desigual pertenencia de las personas subordinadas en esos (al menos) tres ámbitos. Los privilegios masculinos, desde milenios, son reales aunque tengan una doble cara. Los varones precarios (o las personas subalternas respecto de la raza o relaciones étnico-culturales) están atravesados por una doble posición, con desventajas en unos campos, en ese eje particular, y ventajas en otros, como éste de las relaciones desiguales por sexo/género; es el conflicto del feminismo frente al machismo (a veces violento) de varones de clase trabajadora (o racializados) y la defensa reaccionaria de sus ventajas comparativas respecto de las mujeres (y colectivos LGTBI), que azuza las derechas extremas para que se reafirmen de forma autoritaria en ese estatus beneficioso, en términos comparativos, compensador individual parcial ante el resto de la precarización de clase o etnia-nación que padecen.


La conformación del sujeto de cambio emancipador no es la simple suma de las personas subalternas o discriminadas de cada ámbito, sin reconocer que esos sectores (al igual que las élites femeninas) también están atravesados o fragmentados por otras relaciones de desigualdad o superior estatus y que interactúan en posiciones sociales y de poder contradictorias. La alternativa es la interseccionalidad de las personas (y sus componentes) oprimidas, potenciando sus actitudes igualitarias-emancipadores y frenando sus tendencias conservadoras y prepotentes de reforzar sus rasgos ventajosos en términos relativos pero aprovechados para incrementar la segmentación y la segregación del campo popular desfavorecido.


El feminismo transformador y crítico (igual que el antirracismo y la solidaridad de clase) debe afrontar esos conflictos de interés y subjetividad entre los distintos sectores marginados y en su interior, con su labor mediadora y pedagógica, sin ignorarlos por la relativa incomodidad que generan, y ante los sectores más acomodados en otras esferas vitales. Se trata de potenciar la igualdad de género y favorecer la solidaridad y la unidad popular para superar esas contradicciones parciales -que también incomodan- y evitar su instrumentalización por las derechas, para reforzar la transformación profunda igualitaria-emancipadora frente a esas relaciones de desigualdad funcionales para el conjunto de poderosos del orden establecido (capitalista/patriarcal/colonialista). Selecciono varios párrafos:


“De hecho, sería más útil usar el concepto de privilegio masculino como una compensación simbólica de estatus o poder –basada en la dominación de las mujeres–: podías estar explotado y humillado en todos los ámbitos de tu vida pero el sistema te recompensaba con una posición superior en el orden de género –o con una mujer subordinada en el hogar–. Funciona de manera parecida a la raza,como explica María Fernanda Rodríguez enFamilia, raza, nación en tiempos de postfascismo(Traficantes de Sueños). En este caso sería la pertenencia a la nación la que te otorgaría esta sensación de superioridad respecto de los trabajadores extranjeros. Pero exactamente como en la raza, es una compensación que tiene una doble cara porque también te perjudica, ya que, el privilegio de la raza te impide luchar junto a los migrantes o las personas racializadas contra la explotación laboral. Es decir, entendido así, el privilegio masculino es una triste compensación en este orden de explotación al que algunos hombres se aferrarían en vez de luchar junto a las mujeres contra el sistema de género que también les oprime y que sirve para apuntalar el régimen de desigualdad –en otros órdenes–. Esto puede parecer paradójico ya que se supone que el sistema de género te sitúa como ganador, pero es indudable que la masculinidad tiene toda una serie de “daños colaterales”: desde restringir tus posibilidades de expresión, de ser o de vivir tu sexualidad, hasta toda una serie de exigencias relacionadas con la asunción de riesgos, el valor o la competencia. Por no hablar de cuando la pobreza y la masculinidad se encuentran en lugares donde los jóvenesno tienen nada más que esa masculinidad para sentirse “respetados”y que acaba en el ejercicio de la violencia –la muerte o la prisión–.


Codificar la desigualdad de género en términos de guerra de sexos es además totalmente funcional a la extrema derecha, que gusta de representar al feminismo como motor de un conflicto entre hombres y mujeres –útil para impulsar la reacción antifeminista–. Por tanto el reto es articular nuestro feminismo en otros términos. No se trata de generar incomodidad a personas concretas sino de apuntar a las desigualdades estructurales para que podamos vivir todos mejor; de dejar de utilizar la culpa como herramienta y transformar las condiciones que dan lugar a esos malestares. Nuestro feminismo tiene que ser capaz de poner en el centro la lucha contra el sexismo y también contra la violencia que genera.


Si el feminismo no es el enemigo de los hombres –sí de la misoginia organizada y sus partidos–, los hombres tampoco son el enemigo, sino el sistema sexo-género y cómo es funcional al sostenimiento de resto de desigualdades. Esto incluye una batalla por confrontar las peores consecuencias de la masculinidad hegemónica tanto para las mujeres –que reciben sobre todo en forma de violencia–, como para los hombres, porque la principal amenaza para la posición social de estos no es el feminismo, sino el sistema económico y los daños que les infringe. Un proyecto feminista que implique mejorar la vida de todos es, por tanto, una buena receta contra los peores efectos de la masculinidad cuando se junta con el miedo o la precariedad vital. Un feminismo incómodo de verdad no es el que señala actitudes concretas, sino el que implica una amenaza a los pilares sobre los que se construye la desigualdad. Codificar la desigualdad de género en términos de guerra de sexos es totalmente funcional a la extrema derecha.”


https://ctxt.es/es/20240201/Firmas/45388/nuria-alabao-feminismo-hombres-identidades-clase-sexo-genero.htm

ARTÍCULOS AJENOS - ENERO DE 2024

La venganza del genocida y sus cómplices. Rafael Poch (30/01/2024)


El Occidente colonial en el banquillo. El tribunal exige solidaridad internacional. Selecciono varios párrafos:


“El plan israelí de echar al UNRWA de Gaza, donde sostiene en las necesidades más elementales a dos millones de seres humanos, para hacer aún más insoportable la supervivencia en el territorio, ya se conocía desde diciembre, cuando la televisión israelí filtróun informe del Ministerio de Exteriores. La primera fase del plan era “establecer la cooperación de la UNRWA con Hamás”, decía. La segunda era “reducir las operaciones de educación y asistencia” de la agencia, y la tercera “transferir” su función a nuevos organismos. Inmediatamente, 16 países han suspendido su financiación a la UNRWA. Se trata, entre otros, de Estados Unidos, Alemania, Inglaterra, Canadá, Holanda, Italia, Francia, Suiza, Australia, Japón, Finlandia y Rumanía. En total, representan alrededor del 60% de la financiación de la agencia.


Es decir: horas después de que en La Haya se ordenara a Israel “adoptar medidas inmediatas para permitir el suministro de servicios básicos y de asistencia humanitaria esencial frente a las adversas condiciones de vida de los palestinos en Gaza”, y cuando según la ONU más de 750.000 gazatíes se enfrentan a una “hambruna catastrófica” y a un riesgo de enfermedades e infecciones monstruoso, todos esos países cómplices del “derecho de Israel a defenderse” suspenden la financiación del principal organismo asistencial e incrementan los efectos de la masacre que ha eliminado a más del 1% de la población y herido a más del 2% en los últimos tres meses. ¿Qué es eso sino una venganza del genocida y sus cómplices ante la resolución judicial?


Después de que por primera vez en la historia un país del sur se atreviese a sentar en el banquillo al Occidente colonial, exigiendo el fin de la masacre contra la martirizada población autóctona de Palestina, la resolución de La Haya convoca a la solidaridad internacional. De momento, solo los hutíes del Yemen responden a los masacradores y sus cómplices de una forma digna y consecuente, interrumpiendo selectivamente el tráfico marítimo en el Mar Rojo.”


Referencia web original:

https://ctxt.es/es/20240101/Firmas/45390/Rafael-Poch-Israel-complices-juicio-La-Haya-genocidio-financiacion-UNRWA.htm

La tecnología progresa, el pensamiento retrocede. Edgar Morin (28/01/2024)


Una aguda interpretación de la policrisis antropológica existente, de este ilustre intelectual del pensamiento complejo, con una propuesta genérica a la resistencia de espíritu crítico y la solidaridad práctica. Selecciono varios párrafos:


“La democracia está en crisis en todos los continentes: está siendo sustituida progresivamente por regímenes autoritarios que, dotados de medios para controlar digitalmente a las poblaciones y a los individuos, tienden a crear sociedades de sumisión que podrían calificarse de neototalitarias.La globalización no ha creado solidaridady las Naciones Unidas están cada vez más desunidas…


Nos encaminamos hacia posibles catástrofes. ¿Es esto catastrofismo? Esta palabra exorciza el mal y da una serenidad ilusoria. Lapolicrisisque vivimos en todo el planeta es una crisis antropológica: es la crisis de la humanidad incapaz de convertirse en Humanidad.


Hubo un tiempo —no hace tanto— en el que podíamos contemplar un cambio de rumbo. Parece que es demasiado tarde. Por supuesto, puede ocurrir lo improbable y, sobre todo, lo imprevisto. No sabemos si la situación mundial es solamente desesperante o verdaderamente desesperada. Esto significa que, con o sin esperanza, con o sin desesperación, debemos pasar a la Resistencia. La palabra evoca irresistiblemente la Resistencia de los años de la Ocupación (1940-1945), cuyos comienzos, por lo demás muy modestos, se vieron dificultados por la ausencia de toda esperanza previsible tras la derrota de 1940…


La resistencia primera y fundamental es la del espíritu. Significa resistir a la intimidación de toda mentira blandida como verdad y al contagio de toda embriaguez colectiva. Significa no ceder jamás al delirio de la responsabilidad colectiva de un pueblo o de una etnia. Exige resistir al odio y al desprecio. Impone una preocupación por comprender la complejidad de los problemas y los fenómenos en lugar de ceder a una visión parcial o unilateral. Requiere investigación, verificación de la información y aceptación de las incertidumbres.


La resistencia implicaría también la protección o la creación de comunidades dotadas de relativa autonomía (agroecológica) y redes de economía social y solidaria. La resistencia entrañaría también la coordinación de asociaciones dedicadas a la solidaridad y al rechazo del odio. La resistencia prepararía a las jóvenes generaciones para pensar y actuar en favor de las fuerzas de unión, fraternidad, vida y amor que podemos concebir como Eros, frente a las fuerzas de dislocación, desintegración, conflicto y muerte que podemos concebir como Pólemo y Tánatos.”


Referencia web original:

https://elpais.com/ideas/2024-01-28/la-tecnologia-progresa-el-pensamiento-retrocede.html

Gracias a Gaza, la filosofía europea ha evidenciado su falta de ética. Hamid Dabashi (28/01/2024)


Una dura crítica al imaginario filosófico europeo, principalmente alemán, por su legitimación del colonialismo. Selecciono varios párrafos:


“La acusación de eurocentrismo que se lanza sistemáticamente contra la concepción del mundo de los filósofos europeos no se basa simplemente en un defecto epistémico de su pensamiento. Es un signo constante de depravación moral. Anteriormente,en múltiples ocasiones,he señalado el racismo incurable en el corazón del pensamiento filosófico europeo y actualmente de sus representantes más célebres.


Esta depravación moral no es sólo un paso en falso político o un punto ciego ideológico. Está profundamente inscrita en su imaginario filosófico, que continúa siendo incurablemente tribal…


En mi opinión, la falta de moralidad de la declaración de Habermas sobre Palestina marca un punto de inflexión en la relación colonial entre la filosofía europea y el resto del mundo. El mundo ha despertado del falso letargo de la etnofilosofía europea. Hoy debemos esta liberación al sufrimiento global de pueblos como los palestinos, cuyo heroísmo y sacrificios prolongados e históricos han desarbolado finalmente la barbarie descarada en la que se basa la “civilización occidental”.“


Referencia web original:

https://ctxt.es/es/20240101/Firmas/45328/gaza-europa-filosofos-habermas-hipocresia-deshumanizacion-israel-sionismo-hamid-dabashi.htm

EEUU y Europa tienen un grave problema de coherencia con su posición ante Gaza. Olga Rodríguez (27/01/2024)


La pérdida de credibilidad occidental. Selecciono varios párrafos:


Las órdenes de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) son vinculantes y de algún modo afectan a la comunidad internacional occidental que proporciona armamento a Israel, cobertura diplomática y apoyo político. Los países aliados de Tel Aviv se enfrentan a un grave problema de coherencia…


La Unión Europea también dispone de herramientas para forzar el cumplimiento de las medidas de la CIJ. Podría suspender temporalmente suacuerdo comercial preferencialcon Israel, cuyo artículo dos condiciona la vigencia del mismo al respeto de los derechos humanos, algo que no ocurre en la actualidad. Cada Estado europeo por sí mismo también podría interrumpir intercambios comerciales hasta que Israel cumpla las resoluciones de la ONU y las órdenes de la Corte Internacional de Justicia.


Del mismo modo, más países podrían sumarse a la demanda sudafricana o a otras, así como acelerar pasos para reconocer de inmediato el Estado palestino. Pero para todo ello hace falta voluntad. La ley abre caminos a la política. Si ésta los rechaza, estará contribuyendo a consolidar un escenario de mayor impunidad mundial…

La actuación en contra de estas exigencias por parte de EEUU y de Europa marcaría una gigantesca muesca en la historia actual, expondría a Occidente a una pérdida de coherencia y credibilidad sin precedentes y arrebataría seriamente el sentido y la base del derecho internacional y del orden mundial actual.”


Referencia web original:

https://www.eldiario.es/internacional/eeuu-europa-grave-problema-coherencia-posicion-gaza_129_10872736.html

Democratizar el Estado. Pablo Iglesias (26/01/2024)


Una tarea pendiente. Selecciono el párrafo final:


“El actual es un buen momento para una ofensiva legislativa que mejore y democratice nuestro sistema jurídico en lo que se refiere al control democrático de los aparatos del Estado. Si ha sido posible que un partido que reclamaba la vuelta de Puigdemont para meterlo en la cárcel, haya acabado por aceptar y defender la amnistía como consecuencia de la aritmética parlamentaria, seguramente nunca haya habido un momento más propicio para hacer reformas. Pero hay que asumir sin complejos que el Estado es un territorio en disputa. No es lo mismo que haya élites policiales comprometidas con los derechos humanos a que nos encontremos con las que se organizan, de manera ilegal, como policía patriótica y actúan al margen de la ley. Las fuerzas democráticas deben ocuparse del Estado y forzar al PSOE a hacerlo. El Estado no debe seguir siendo un terreno dominado ideológicamente por aquellos que creen que la unidad de España está por encima de lo que decide el Parlamento.”


Referencia web original:

https://es.ara.cat/opinion/democratizar-pablo-iglesias_129_4920964.html

“La cultura de la violación no se cambia con el derecho penal y el castigo”: Clara Serra (21/01/2024)


Entrevista de Ana Requena de la que expongo su introducción y la primera respuesta sobre el consentimiento, que debiera basarse en su función para garantizar la voluntariedad en la relación sexual, por tanto, en la oposición a la imposición y la violencia machista, nada más y nada menos:


“Ha sido uno de los conceptos estrella de los últimos años: el consentimiento. Alrededor de él se ha disertado, se ha debatido y se han configurado reformas legales. A la investigadora y activista feminista Clara Serra (Madrid, 1982), sin embargo, le parece que la conversación se ha cerrado en falso. EnEl sentido de consentir(Anagrama) recoge algunas de sus reflexiones, que pueden resumirse en una idea fuerza: abandonar el paradigma del 'no es no' para pasar al 'solo sí es sí' ha sido un error. Serra busca explicitar las posiciones feministas que están en juego, de dónde vienen y cuáles son sus posibles efectos.”


P: ¿Hemos puesto demasiadas expectativas en el consentimiento como concepto que parecía que iba a arreglarlo todo?


R: “Sí, hemos depositado unas expectativas desmesuradas, pretendiendo que ese concepto nos salve de todos los problemas que nos pueda presentar el sexo. Por ejemplo, esperando que garantice una serie de cosas: la coincidencia con el otro, el placer, el disfrute... que creo que no dependen de este concepto. Por otro lado, también en el libro hago una crítica a otra deriva que subyace, paradójicamente, en los actuales discursos y en el lema del 'solo sí es sí', que es, en realidad, no esperar nada del consentimiento. Es una posición que considera que el consentimiento es un concepto completamente equivocado y, de hecho, descartable incluso a nivel jurídico, porque sería una trampa para las mujeres, ya que en un mundo demasiado violento y con una sexualidad heterosexual patriarcal consentir siempre y en todo caso es ceder ante el poder de los hombres.

Es un discurso que localizo en una corriente de pensamiento cuya autora con la posición más coherente es Catherine MacKinnon. Me parece que es un error tanto no esperar nada del consentimiento y pretender invalidarlo como esperarlo todo y depositar en él unas esperanzas, a mi juicio, mágicas.”


Referencia web original:

https://www.eldiario.es/cultura/clara-serra-cultura-violacion-no-cambia-derecho-penal-castigo_1_10853311.html

Óptica feminista frente al alarmismo: el 96% de los hombres cree que la igualdad hace una sociedad más justa. Candela Barro (20/01/2024)


Una interpretación adecuada y multilateral de los datos del CIS. Selecciono varios párrafos:


“Los datos del CIS muestrancontradicciones en el discursode los hombres de derecha y ultraderecha.Frente a ese 44%de hombres que se ven atacados por los avances feministas encontramos estos otros datos:el96% de los hombresencuestadoscree que la igualdad es indispensable en una sociedad justa—en concreto, un 74,1% están "muy de acuerdo" con esta afirmación y el 21,9% está "bastante de acuerdo"—. Otro dato revelador y positivo:un 87,8% de los hombres cree que hay que recriminar los comportamientos machistasde otros hombres. Y uno más:un 74,2 % de los hombres opina que ellos mismos son necesarios para alcanzar la igualdad.


En el siguiente gráfico se observa esa mayoría.Más de un 74% de los hombres responden favorablemente a la igualdada la hora de construir una sociedad más justa. Si lo analizamos partido a partido, destacan los valores casi al 100% de los votantes del PSOE y Sumar. Sólo decae porcentualmenteen el caso de Vox, en donde los hombres están a favor en un 90,2%,y las mujeres, por debajo del 90%, en un 88,2%. En cualquier caso, una amplia mayoría responde a favor de la igualdad haya votado lo que haya votado.”


Referencia web original:

https://www.publico.es/mujer/optica-feminista-frente-alarmismo-96-hombres-cree-igualdad-sociedad-justa.html

Sorry, pero os tenemos que “discriminar” más. María Iglesias (20/01/2024)


Una actitud feminista coherente. Selecciono varios párrafos:


Analizar la encuesta del CISrevela que quienes así opinan son en su mayoría (¡qué sorpresa!), de ideología de derechas. Se sienten agraviados con las políticas de igualdad el 86% de los hombres votantes de Vox y el 66% del PP (lo que no quita para que también lo hagan el 22% de votantes del PSOE y el 9,5% de SUMAR, ¡ya les vale!). Pero que quienes creen y propagan la falacia de la discriminación masculina sean reaccionarios no anula el problema ni lo minimiza…


Ni hablar, se ha acabado. Y discrepo con esa mayoría aplastante de mujeres, el 81,2%, que ha declarado al CIS su convicción de que la igualdad no se logrará “a menos que los hombres también luchen por los derechos de las mujeres” (lo que, curiosamente opina un porcentaje menor de ellos, el 74,2%). Por supuesto que la implicación de todo compañero comprometido es bienvenida, pero los derechos, en la historia, siempre han sido conquistados por los sometidos, no recibidos como donación voluntaria de los privilegiados.”


Referencia web original:

https://www.eldiario.es/andalucia/desdeelsur/sorry-discriminar_132_10850842.html

10 años de Podemos: algunos aprendizajes para la siguiente década. Diario Red. Editorial (18/01/2024)


Una valoración para considerar. Selecciono el párrafo final:


“Que el cambio social siga siendo posible durante la siguiente década dependerá de si hay o no un proyecto político viable electoralmente que reúna las características citadas. Si lo hay —si lo sigue habiendo—, habrá esperanza. Si no lo hay, volveremos de golpe a 2010 y tocará preparar el regreso desde los cuarteles de invierno. Como siempre, será la gente la que tenga la última palabra.”


Referencia web original:

https://diariored.canalred.tv/editorial/10-anos-de-podemos-algunos-aprendizajes-para-la-siguiente-decada/

Sobre hombres feministas, nuevas masculinidades y mujeres hasta el mismísimo. Octavio Salazar (18/01/2024)


Sobre los recovecos de las nuevas masculinidades, sin terminar de ser consecuentes con la igualdad real. Selecciono varios párrafos:


“Es decir, quizás la primera cuestión a advertir  sea que no somos conscientes, o no queremos serlo, de que el problema es la masculinidad, y la segunda, que va de la mano de la anterior, es que hemos creído que solo con construir un discurso racional en torno a nuestro machismo insoportable bastaría para provocar cambios sustanciales en la vida que compartimos con las mujeres. Porque, claro, que no se nos olvide, que las discriminadas y violentadas continúan siendo ellas, y que el problemón de fondo continúan siendo unas reglas del juego hechas a nuestra imagen y semejanza.


Unas reglas que en los patriarcados de consentimiento nos continúan beneficiando, concediéndonos privilegios y situándonos en una escala de responsabilidades en determinados ámbitos mucho menos exigente que a las mujeres…


Es comprensible, pues, la desconfianza de tantas feministas, el hartazgo de tantas mujeres y las dificultades de conversación entre quienes estamos condenados a entendernos porque no se trata sino de revisar nuestra vida en común, el pacto social y el sexual que lo precede, las condiciones de existencia que son siempre relacionales.”


Referencia web original

https://blogs.publico.es/otrasmiradas/79003/sobre-hombres-feministas-nuevas-masculinidades-y-mujeres-hasta-el-mismisimo/

Una reflexión crítica sobre el cambio social, cultural e institucional. Rebelión (18/01/2024)


Una pequeña reseña del libro 'Izquierda transformadora' de Antonio Antón y su presentación


Referencia web original:

https://rebelion.org/una-reflexion-critica-sobre-el-cambio-social-cultural-e-institucional/

Mucho ruido… y un daño de envergadura en el acuerdo PSOE-Junts sobre políticas migratorias.Javier de Lucas (17/01/2024)


Un enfoque adecuado de la política migratoria con un discurso universalista e igualitario que debe priorizar la garantía de los derechos humanos y la democracia inclusiva. Selecciono varios párrafos:


“Como ya he adelantado, lo peor de todo lo sucedido, a mi juicio, es que la precipitación por obtener un acuerdo ha propiciado la enésima repetición de un viejo y conocido daño: volver a convertir el debate migratorio en un arma arrojadiza, partidista. Y es que la principal víctima de esa manipulación no son solo los inmigrantes, sino nuestro futuro como sociedad plural e inclusiva. El futuro de todos nosotros, vamos.


Cualquiera que tenga una mínima experiencia en la gestión de esas políticas o haya prestado alguna atención a estudios comparados de los diferentes modelos ensayados en los últimos treinta años, sabe de las dificultades de ese desafío. Me referiré brevemente a algunas, comenzando por las que derivan de dos características del propio fenómeno migratorio, su multidimensionalidad y su carácter global.


La multidimensionalidad de los movimientos migratorios significa que no se puede reducir la inmigración solo una cuestión laboral o policial y de orden público, ni solo demográfica, económica, cultural o identitaria. Como enseñara laescuela de Durkheim, las migraciones son un hecho social total, que incluye todas esas dimensiones y, por tanto, lo hacen inasequible a tratamientos monocausales. Por ejemplo, a políticas centradas solo en medidas de policía de frontera o de adecuación de mercado de trabajo.


En cuanto al carácter global del fenómeno de la movilidad humana, obliga a entenderlo en una dimensión geopolítica planetaria y revela insuficiente, inadecuado, cualquier modelo de gestión estrictamente estatal-nacional; a fortiori, de ámbito inferior al estatal: por ejemplo, solo murciano, o catalán…


Aquí la izquierda, sobre todo la izquierda que ha gobernado en Europa, debe hacer una profunda autocrítica, porque no se ha atrevido a mantener un discurso universalista e igualitario, que priorice la garantía de derechos humanos y la democracia inclusiva, y afrontar la dificultad que ello supone, una dificultad que empieza por la labor de pedagogía civil que supone explicar la complejidad sin ceder a fáciles estereotipos. Susspin-doctors[expertos en comunicación política] han dado por inamovible el tópico de que quien hace un discurso abierto sobre gestión migratoria pierde votos a chorros. Y claro, lo que sucede es que si el marco de discusión sobre la gestión migratoria se construye en términos del más ralo pragmatismo quien tiene todas las de ganar es el discurso extremista; no ya de la derecha conservadora, sino de la extrema derecha. Eso viene siendo así desde hace decenios y por tanto no deberíamos ahora llevarnos las manos a la cabeza por el avance electoral de fuerzas que propugnan esa visión demagógica y simplista que incide en el manido tópico de que la culpa de lo que nos pasa la tienenlos otros.La capitulación del supuesto liberal Macron en el vergonzoso episodio de su ley de migración, es la última muestra de la fuerza contaminante de esa estrategia de extrema derecha.


La consecuencia de esas condiciones que acabo de exponer es que la gestión de la política migratoria en cualquier Estado de la Unión Europea se presenta siempre en términos de una tensión entre lo que parece una exigencia de sentido común –la cooperación multinivel de todas las administraciones implicadas, en función de los diferentes momentos del proceso migratorio– y la aparentemente irresistible tentación de todo gobierno que se precie, desde Bruselas a cualquier ayuntamiento, pasando por Estados y regiones, de utilizar el vector migratorio como una herramienta electoral. De donde la resistencia impenitente de todos los Estados miembros a lo que debería ser una exigencia obvia, la comunitarización de los elementos básicos de la política migratoria, comenzando por el control de fronteras.”


Referencia web original:

https://www.noticiasobreras.es/2024/01/mucho-ruido-y-un-dano-de-envergadura-en-el-acuerdo-psoe-junts-sobre-politicas-migratorias/

Domar al rey. Manuel Monereo (17/01/2024)


El funcionamiento de las estructuras de poder con una crítica a la apropiación del Estado por las derechas. Selecciono varios párrafos:


“Ahora las derechas están a la ofensiva. Digirieron mal la derrota electoral y se preparan para una guerra de desgate. El gobierno tiene demasiados frentes abiertos, no gestiona bien los conflictos y sigue sin un proyecto de país visible, capaz de ser compartido y de suscitar compromiso. Lo suyo es seguir, mantenerse, haciendo del miedo a la derecha el eje de la cohesión de su gobierno y de instrumento de vertebración de su contradictoria mayoría. Sánchez sigue el consejo de Andreotti: lo que desgasta es la oposición.


Las derechas, aquí y en todas partes, quieren más poder, mayor libertad para sus negocios y, sobre todo, usar a fondo el Estado para cambiar a la sociedad y fortalecer su poder de clase. Es el modelo Madrid. El miedo cambia de bando y está donde siempre, en las clases subalternas, a las que hay que acostumbrarlas a venderse en las condiciones fijadas por el capital y poner fin de una vez por todas a la cultura de los derechos sindicales y sociales; para eso hace falta una derrota política, cultural estratégica. La condición previa: liquidar el poder social y sindical de las clases trabajadoras, romper los vínculos con los territorios, dividir y diluir lo que queda de la autonomía política de los sectores obreros más conscientes.


Lo que hay detrás, a mi juicio, de esta ofensiva mediática en las redes es erosionar al Rey para embridarlo, domarlo, debilitarlo para que juegue un papel central en la restauración y el cambio de régimen en país. Convertirlo es custodio y defensor de la Constitución, en su interprete supremo. La transición: una democracia militante que limite el pluralismo político y que excluya a los extremos de la vida pública. No hay que engañarse demasiado, el verdadero objetivo es el de siempre: poner fin al siglo de la revolución, desintegrar a los trabajadores como sujeto político y norteamericanizar la vida pública. Todo está ya muy avanzado. Georgia Meloni representa como nadie esta Europa subordinada y sin proyecto.”


Referencia web original:

https://blogs.publico.es/otrasmiradas/79095/objetivo-domar-al-rey/

La letra pequeña de la encuesta del CIS que Ayuso no ha leído: la sociedad es feminista pese al ruido ultra. Sabela Rodríguez (17/01/2024)


Datos que corroboran el avance del feminismo. Selecciono varios párrafos:


“Otra pregunta propone puntuar, en una escala del cero al diez, la simpatía de los entrevistados hacia movimientos y organizaciones sociales. La opinión generalizada sobre el movimiento feminista es buena: la mayoría de los participantes lo puntúa con un ocho, un nueve y un diez. En conjunto, el 84,5% de los participantes ven con buenos ojos al feminismo –al concederle una puntuación por encima del cinco–, mientras que quienes cargan contra él son una parte residual de los encuestados. 


Pero, ¿quiénes son en concreto los que menos simpatía tienen por las feministas? Una vez más, los votantes de Vox y los hombres afines al PP. Por profesiones, despuntan los directores y gerentes, quienes contestan mayoritariamente no tener ninguna simpatía en absoluto hacia las militantes feministas. Y los agricultores: un 32,7% ve con malos ojos a las activistas feministas. El rechazo al colectivo LGTBI, por su parte, se instala entre militares y agricultores.


En cuanto a la autopercepción como feministas, la mayoría de la sociedad se reconoce como tal: el 82,4% sitúa su compromiso personal con el feminismo en una escala entre el aprobado y el sobresaliente. En este apartado, el sector de la población que sobresale por su antifeminismo explícito es aquel que corresponde a los votantes de la ultraderecha. A la hora de evaluar su compromiso feminista, el cero es la nota más repetida por los adeptos de Santiago Abascal, señalada por el 39,3%.


Los resultados de la encuesta parecen dejar claro que quienes confrontan con el avance feminista están insertos, por tanto, en parcelas muy concretas de la sociedad. Electorado ultra y con profesiones ligadas tradicionalmente a un espectro ideológico conservador –otra encuesta del CIS ubica profesionalmente al votante del PP con directivos y al de Vox con policías; al tiempo que sitúa a los agricultores como los más escorados ideológicamente a la derecha–. Hacen ruido, pero no son la mayoría.”


Referencia web original

https://www.infolibre.es/igualdad/letra-pequena-encuesta-cis-ayuso-no-leido-sociedad-feminista-pese-ruido-ultra_1_1689700.html

"Te definen tus enemigos": Pablo Iglesias (17/01/2024)


Entrevista al exsecretario general de Podemos con un balance de este proceso, en su décimo aniversario. Una cuestión de enfoque es que la definición de tus enemigos la hacen por el desafío transformador que representas para el poder, o sea, el papel y la identificación política derivan no tanto del programa formal -a veces retórico e inoperativo como guía práctica- sino por la capacidad de cambio de progreso que conlleva tu fuerza sociopolítica en una determinada relación de fuerzas sociales y políticas. Selecciono varias respuestas:


“¿Por qué a Podemos se le atacaba tanto si hacía lo mismo? Te definen tus enemigos y te define el nivel de los ataques, fundamentalmente. Lo que eres para el enemigo te define, no te define tu programa, te define la consideración que te da el enemigo… ¿Por qué esa diferencia de trato? Porque hay quien supone un desafío para el poder y otros no tanto, y esto es así…

 

Yo creo que con Podemos es impresionante, a pesar de toda la violencia que se ha recibido, existir. ¡Y puede que acaben con Podemos, todavía pueden! Creo que han estado muy cerca de conseguirlo, pero lo que no te mata, te hace más fuerte. Creo que a Podemos le va a ir bien en las elecciones europeas. Creo que viene un periodo muy difícil para la izquierda en el que Podemos ha hecho unos deberes muy importantes que tienen que ver con construir una comunidad cultural y política que nadie más tiene y que, en los tiempos tan difíciles que van a venir, eso va a servir para que Podemos sea el actor ideológico fundamental de la izquierda en España por muchos años. Pero en política te pueden matar.


¿Que hayamos cometido errores? Claro que sí. Lo que pasa es que, si ponemos el foco en nuestros errores y no en la violencia de la que hemos sido objeto, nos estamos alejando. Que el árbitro ha pitado dos penaltis que no eran… Nos pudimos equivocar en alguna cosa, pero el árbitro estaba comprado.


Dentro de las cosas que yo creo que nos equivocamos, nos equivocamos no presentándonos aquellas elecciones municipales [2015]. Se equivocaron los compañeros que, a mi juicio, no entendieron la institucionalidad de un partido. En Podemos, quien pierde un congreso casi siempre se va a otro partido. Eso ha ocurrido unas cuantas veces, eso genera una tensión interna un poco desagradable. Todos los que al final compiten desde los medios y resulta que son minoría, no se quedan disciplinadamente hasta el siguiente proceso a ver si les va mejor. Se van a llamar a la puerta de los medios, a ver si les ayudan a montarse otro partido o a convertirse en tertulianos a los que solamente llaman para hablar mal de Podemos.”


Referencia web original

https://www.publico.es/politica/pablo-iglesias-definen-tus-enemigos.html

Entre la Gran Recesión y la Covid: ¿hay un cambio de paradigma económico?. Nacho Álvarez (16/01/2024)


El contraste de políticas económicas. Selecciono varios párrafos:


“Las diferencias en la gestión de ambas crisis son enormes. ¿Se puede afirmar entonces que asistimos al nacimiento de un nuevo paradigma de política económica? ¿Hemos dejado atrás la fase neoliberal en la gestión de la economía?


Parece más bien que nos ubicamos en una suerte de interregno, en el que conviven signos de superación de la vieja política económica neoliberal con elementos inconfundibles de ortodoxia. Pocos economistas discutirían hoy la utilidad de los ERTE o de una política fiscal expansiva en momentos de crisis; o la necesidad de un “estado emprendedor”, o de un tipo mínimo efectivo en el Impuesto de Sociedades que evite el dumping fiscal. Y, al mismo tiempo, la mayoría de los economistas mantienen intacta la convicción de que la inflación debe controlarse mediante una política monetaria contractiva (aun a costa de llevar a la Eurozona al borde de la recesión), o de que es necesario fijar estrictas reglas fiscales en la UE (aunque se socaven con ello algunas inversiones públicas cruciales a medio y largo plazo).


Un periodo en el que conviven distintos paradigmas de política económica es siempre interesante desde el punto de vista de la discusión intelectual. Pero desdeñar las lecciones aprendidas durante estos años y volver a las viejas certezas de la ortodoxia neoliberal será de muy poca ayuda para acometer los retos que nuestras economías tienen por delante.”


Referencia web original

https://cincodias.elpais.com/economia/2024-01-16/entre-la-gran-recesion-y-la-covid-hay-un-cambio-de-paradigma-economico.html

El 44% de los hombres cree que las políticas de igualdad han ido demasiado lejos y que son ellos los discriminados. Ana Requena (15/01/2024)


Buena valoración a partir de ese dato:


“El 44,1% de los hombres cree que las políticas de igualdad han llegado demasiado lejos, tanto que ellos son ahora los discriminados. El dato choca, sin embargo, con que la mayoría de varones (el 48,2%) asegura, al mismo tiempo, que las desigualdades entre mujeres y hombres siguen siendo “muy grandes o bastante grandes”. Y con el 49,2% dice haber escuchado comentarios sexistas de amigos o familiares. Las tres cifras salen de una encuesta sobre la percepción de la igualdad en la población que el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) ha publicado este lunes.


Esa percepción es distinta en mujeres y hombres. Mientras que el 67,2% de ellas ven las discriminaciones aún “muy grandes o bastante grandes”, esa cifra cae veinte puntos cuando se les pregunta a ellos. La encuesta pregunta por la evolución de la última década y ahí el 70,7% de la población cree que esas desigualdades son ahora menores. Eso sí, un 22,4% de las mujeres aseguran que el panorama no ha cambiado tanto y que la desigualdad es similar a la de hace diez años.”


Referencia web original:

https://www.eldiario.es/sociedad/44-hombres-cree-politicas-igualdad-han-ido-lejos-son-discriminados_1_10837784.html

La importancia de las próximas elecciones europeas. Gabriel Flores (15/01/2024)


Un alegato por una opción de progreso en la construcción europea. Selecciono varios párrafos:


“El carácter mayoritariamente progresista de la población comunitaria se observa en las opciones que reciben más apoyos en la pregunta (admitía un máximo de 4 respuestas) sobre qué prioridades le gustaría que tuviera el PE. Por orden de importancia: sanidad pública, 50% en España (34% en el conjunto de la UE); apoyo a la economía y creación de nuevos puestos de trabajo, 41% (29%); lucha contra la pobreza y la exclusión social, 40% (36%); acción contra el cambio climático, 25% (29%); democracia y Estado de derecho, 23% (28%); ayuda humanitaria y asistencia al desarrollo, 19% (16%).


La gran mayoría de la ciudadanía europea, por lo que se puede deducir de estos porcentajes, no parece encastillada en un bienestar económico excluyente ni que tenga afinidad con las ensoñaciones reaccionarias de la extrema derecha. Dar a conocer y fortalecer las prioridades al PE que plantea la ciudadanía y propiciar el debate público en torno a las diferentes propuestas viables políticamente y bien armadas técnicamente que concreten esas prioridades son tareas fundamentales del conjunto de organizaciones y fuerzas progresistas en los próximos meses y de cara a las elecciones del 9 de junio. El futuro de Europa es nuestro futuro. Y hay que disputarlo junto a las grandes mayorías sociales y desde amplias y heterogéneas alianzas de fuerzas políticas europeas; es decir, con las sociedades y las fuerzas políticas que hoy existen.”


Referencia web original:

https://www.nuevatribuna.es/articulo/global/importancia-proximas-elecciones-europeas/20240115094118222037.html

'Política y ficción. Las ideologías en un mundo sin futuro'. Pablo Bustinduy y Jorge Lago (15/01/2024)


Una reflexión a considerar, aunque la cuestión del proyecto está elaborada desde cierto idealismo, y el tema del sujeto sin enraizamiento en la experiencia sociopolítica. Selecciono varios párrafos:


“Creemos que una respuesta inicial a estas preguntas pasa por concebir dos dimensiones separadas para el trabajo político contemporáneo. La primera tarea concierne eltrabajo ideológicopropiamente dicho: necesitamos más que nunca producir ficciones nuevas, relatos que nos permitan imaginar y anticipar el futuro, explorarlo antes de vivirlo, generar nuevos horizontes que le den dirección y sentido a las movilizaciones políticas de nuestro tiempo. Para ello es fundamental huir de dos extremos igualmente nocivos para la imaginación política: la idea de un futuro lineal, determinado mecánicamente por el presente, que a menudo se deja entrever en buena parte de los relatos contemporáneos sobre el colapso inminente de nuestros ecosistemas o sobre el retorno inevitable del fascismo; pero también la idea neoliberal de un futuro virgen, desprovisto de raíces o de contexto social, como un lienzo en blanco en el que fuera posible proyectarse a voluntad.


Sin embargo, pese al aura pesimista que envuelve nuestra era y pese a todas las carencias que hemos señalado en estas páginas, hay que decir que esto es algo que ya está ahí, que ya está sucediendo. De los levantamientos democráticos de 2011 al estallido de la revolución feminista, del Black Lives Matter y las movilizaciones por el clima al emerger de nuevas formas de sindicalismo, un magma popular y democrático está produciendo sin cesar imágenes y discursos sobre nuestros futuros posibles. Ese poder constituyente, eseimaginario radical(como lo llamaba Cornelius Castoriadis) está haciendo su trabajo .El principio más importante que puede deducirse de aquí para las fuerzas políticas quizá sea el deprimum non nocere(lo primero es no hacer daño): se trata ante todo de no secar ese imaginario, de no absorberlo ni colonizarlo, de dejarse guiar por él sin ahogar la potencia de la ficción en las necesidades inmediatas de la política.


Una segunda tarea tiene que ver con eltrabajo democrático— hoy gravemente amenazado por la emergencia ambiental, por la valorización capitalista de toda necesidad social, por el ímpetu de las fuerzas reaccionarias— y remite a las condiciones necesarias para que la producción de esas ficciones siga siendo posible. Se trata aquí de blindar aquello que permite el ejercicio colectivo de la libertad, lo que quiere decir cosas muy concretas: hablamos ante todo de un derecho garantizado a la existencia, de las condiciones materiales y los marcos normativos que hacen posible la construcción colectiva de sí mismos. Es una evidencia, en este sentido, que hoy carecemos de lagran ideade a qué se debe parecer la sociedad por venir.”


Referencia web original:

https://www.infolibre.es/politica/pablo-bustinduy-jorge-lago-publican-politica-ficcion-ideologias-mundo-futuro-analisis-crisis-relatos-narrativas-politicas-contemporaneas_1_1686242.html

¿De qué hablamos cuando hablamos de una transición ecosocial justa?. Yayo Herrero (12/01/2024)


Un enfoque multidimensional, ecológico, social y feminista. Destaco varios párrafos:


“Llamamos Transición Ecológica Justa al proceso compartido, planificado y deseado de reorganización de la vida en común, que tiene por finalidad la garantía de existencia digna para todas las personas y comunidades, con plena consciencia de que ese derecho ha de ser satisfecho en un planeta con límites ya superados, que compartimos con el resto del mundo vivo y que estamos obligados a conservar para las generaciones más jóvenes y las que aún no han nacido.


Hacerse cargo de la crisis ecológica y, simultáneamente, garantizar las condiciones de vida de todas las personas implica tener en cuenta siete ideas clave interrelacionadas: la idea de límite (relacionada con el ajuste a la realidad material de nuestro planeta), la de necesidades (que reconoce a los humanos y humanas como interdependientes), la idea de redistribución (que nos permite pensar en la satisfacción de necesidades para todas las personas en un contexto de contracción material), la idea de democracia (que pone en el centro el establecimiento de debates y la llegada a acuerdos para conseguir esa transición), la idea de urgencia (que llama la atención sobre la dinámica acelerada de la crisis ecosocial y sus consecuencias), la de precaución (que tiene en cuenta que la transición se llevará a cabo en un contexto plagado de contingencias imprevistas) y la idea de imaginación (crucial para construir horizontes de deseo compatibles con el contexto ecológico en el que han de ser materializados).


Las crisis ecológica y social son dos caras de la misma moneda. Ha llegado el momento de asumir que, mientras las propuestas y “políticas verdes” sigan ancladas al viejo paradigma, no es posible iluminar caminos alternativos. Ya no se puede dilatar en el tiempo la puesta en marcha de transformaciones que corrijan las tendencias de fondo descritas, que traten de evitar los escenarios más duros que proyectan los diferentes estudios y diagnósticos, que se adapten a los cambios que han llegado para quedarse y que tengan como prioridad la garantía de derechos y la cobertura de necesidades.”


Referencia web original:

https://espacio-publico.com/de-que-hablamos-cuando-hablamos-de-una-transicion-ecosocial-justa

Diálogo social y diálogo partidista como fórmulas de creación de derechos laborales. Antonio Baylos (8/01/2024)


Los reajustes de los marcos de negociación de la política sociolaboral, con mayor protagonismo de los grupos parlamentarios y menor del diálogo social tripartito. Selecciono un párrafo:


“Más allá de esta modificación concreta, pactada en el espacio parlamentario, parecería como si en esta nueva fase de la producción normativa laboral el Gobierno hubiera invertido el orden de preferencias respecto de la búsqueda de consensos fundamentales para su acción legislativa, desplazando el centro de gravedad de la reforma desde la legitimidad social que le da los acuerdos tripartitos con sindicatos y asociaciones empresariales a la negociación directa con las formaciones políticas en sede parlamentaria como forma de conseguir su apoyo a la convalidación de normas de urgente necesidad, como la que supone el RDL 7/2023 citado. En sucesivos momentos se podrá comprobar si existe lo que los sindicatos llaman la “tentación” de orillar el diálogo social y de prescindir por tanto de esos procesos si no se tiene la seguridad de que su resultado final sea satisfactorio, lo que actualmente, en un clima político de profundo enfrentamiento de la derecha y la extrema derecha contra el gobierno, posiblemente coopere a dificultarlo. Es decir, cabe pensar que el diálogo social interese al gobierno en esta etapa en la medida en que éste culmine en un acuerdo que pueda por tanto presentarse como una propuesta de regulación que cuenta con el consenso de los interlocutores sociales, sin que la mera fase de consultas o de negociación sin suscribir un texto normativo al respecto le proporcione una legitimidad suficiente ante el control parlamentario. Pero a su vez, acudir directamente al entramado de negociaciones con los distintos grupos parlamentarios no garantiza, dada la confrontación de intereses que se puede detectar entre ellos, que las propuestas de reforma legislativa vayan a salir adelante, al menos en los términos en los que éstas se plantean desde la coalición de gobierno. Una situación por tanto de difícil gestión política.”


Referencia web original:

https://www.nuevatribuna.es/articulo/actualidad/dialogo-social-dialogo-partidista-derechos-laborales/20240108093444221664.html

La izquierda y el sistema métrico decimal. Juan Carlos Monedero (7/01/2024)


Las dificultades y la conveniencia para avanzar en un frente amplio, por Monedero. La cuestión es la necesidad conjunta frente al bloque reaccionario, la dinámica de activación popular, la consistencia de un proyecto común, y la calidad democrático- pluralista y unitaria de las elites sociales y políticas. Todo ello en esta experiencia y contexto reciente de UP y Sumar en el marco de la alianza democrática y plurinacional y la prevalencia socialista. Muchas condiciones que, de momento, pesan más las desfavorables que las favorables. En todo caso, hay debate sobre esa perspectiva. Selecciono los párrafos finales:


“El Frente Amplio tendrá que esperar. El único cemento que une a toda la izquierda ahora mismo es evitar que ganen el gobierno las derechas. Todo lo demás, son tensiones centrífugas: la táctica, la estrategia, las relaciones personales, la metodología política, la relación con el PSOE... Vamos camino de la consolidación de un rosario de pequeños partidos que expresan el malbaratamiento de la fuerza electoral que salió del 15M y asombró al mundo. Algo parecido a lo que pasa en Portugal, en Italia, en Francia... Todo, mientras tanto, para mayor gloria de los respectivos bipartidismos.

Quizá, cuando los principales partidos a la izquierda del PSOE pongan en orden sus respectivas casas y, una vez tranquilizado su cuerpo y espíritu, vuelvan a entender que solos no van ninguna a ninguna parte (tampoco en Valencia y en Madrid). Si se impone la política de la identidad, donde lo único que vale es mostrar la herida que te ha causado el otro, desaparece el diálogo, las heridas se secarán sin curarse y en el mientras tanto la gente sensata acumulará las ganas en otras partes.


Esto, que todo parece que va a ser lo que ocurra, hará que las posibilidades de responder en un tiempo sensato a los muchos retos que tenemos por delante, de la guerra al cambio climático, pasando por el agotamiento del modelo neoliberal, habrá que preguntárselas, compungidos, al sistema métrico decimal. Ese que se mide, cuando menos, por décadas. Aunque esto de la métrica, ya se sabe, es literatura.”


Referencia web original:

https://blogs.publico.es/juan-carlos-monedero/2024/01/07/la-izquierda-y-el-sistema-metrico-decimal/

Lawfare y sociedad postdemocrática. Joaquín Caretti (6/01/2024)


El debilitamiento de la democracia desde el poder judicial y el poder mediático, con el beneplácito de poder estatal-militar y el beneficio del poder económico, en un reequilibrio autoritario. Recojo varios párrafos:


“Si tomamos el caso de España tenemos como ejemplo de lawfare la campaña en contra de Podemos desde prácticamente el momento de su nacimiento. De las innumerables causas que tuvieron el partido y sus líderes, ninguna de ellas terminó en condena y, sin embargo, la sensación pública que circuló y circula es la de un partido corrupto sostenido por los regímenes de Venezuela e Irán. No es el único caso en España. El ex magistrado del Tribunal Supremo José Antonio Martín Pallín ha escrito un libro titulado “La guerra de los Jueces, el proceso judicial como arma política” donde analiza el lawfare en España, describiendo otros muchos casos tal como el de la no renovación del Consejo del Poder Judicial. Casos que si bien no terminan con derrocamientos, sí que interfieren y dificultan el accionar de gobiernos, instituciones, partidos y políticos, todos de izquierda.


La solución para Martín Pallín es clara: los jueces tiene la responsabilidad de rechazar las pretensiones que exceden el campo de sus competencias e invade espacios exclusivamente reservados a la confrontación y el debate propio de la vida política. Los jueces tienen que rechazar la politización de la justicia que le hurta a la política el ámbito de su quehacer que es el del debate, el consenso, la votación o la decisión y que pone en alto riesgo la democracia. Desde el psicoanálisis nos preocupa la normalización social de esta nueva arma que busca destruir la democracia desde dentro, mostrando la fragilidad de esta y la fácil deriva de la subjetividad hacia el odio al que piensa y quiere cosas diferentes dentro del juego democrático. Todo vale para destruir al otro si este quiere un mundo diferente. Nos acercamos peligrosamente al autoritarismo postdemocrático, tal como lo afirma Colin Crouch: “Una sociedad postdemocrática es aquella que sigue teniendo y utilizando todas las instituciones de la democracia, pero en la que se convierten cada vez más en una cáscara formal. La energía y el impulso innovador pasan de la arena democrática a los pequeños círculos de una élite económica”


No es difícil asimilar esta figura a muchas democracias actuales, pero destaca lo que está sucediendo con el nuevo gobierno de Argentina donde el democráticamente elegido presidente pretende -entre las más de 600 modificaciones de leyes que impulsa- decretar el estado de excepción durante dos años, prorrogables a dos más, para así poder legislar sin el control de las dos cámaras. Lawfare y debilitamiento de la democracia se hermanan en la implacable lucha de las élites por el beneficio económico.”


Referencia web original:

https://www.eldiario.es/contrapoder/lawfare-sociedad-postdemocratica_132_10813311.html

Feminismo de la igualdad. Carmen Heredero y Antonio Antón, en Público (5/01/2024)


A raíz de los intentos de fundamentación programática del nuevo ministerio socialista de Igualdad, rebajando la importancia del consentimiento, y el nombramiento de la directora del Instituto de las mujeres, con posiciones contra la Ley trans, se analizan las perspectivas alicortas del feminismo institucional y los retos igualitarios del feminismo transformador. Se seleccionan los últimos párrafos:


“Parece que los derroteros del nuevo Ejecutivo van por otro camino. Se está intentando poner las bases doctrinales, las responsabilidades ejecutivas y la distorsión de las prioridades feministas para dar soporte a un feminismo institucional alicorto, sin abordar convenientemente los grandes retos feministas. Su plan puede tener elementos positivos y de continuidad con el feminismo socialista anterior que, particularmente, en el primer gobierno de Rodríguez Zapatero (2004/2008) supuso unas reformas legales y simbólicas significativas, especialmente con la Ley de Igualdad, la Ley contra la Violencia de género y la Ley del matrimonio igualitario.

La evidencia empírica e histórica ha demostrado que, en estas dos últimas décadas, aquel feminismo institucional, levemente reformador y muchas veces solo retórico, superficial y formalista, se ha visto como insuficiente por la nueva y masiva conciencia feminista, especialmente de mujeres jóvenes, en unas condiciones desiguales insostenibles. Esa demanda igualitaria es la base social justificativa para el impulso renovador de estos años.


Precisamente, esa situación de bloqueo en la igualdad de género, con la persistencia de la subordinación femenina y el acoso machista, ha sido cuestionada y desbordada por las exigencias de la cuarta ola feminista de amplia base crítica y popular que, sobre todo, desde 2018, alumbró las nuevas demandas de derechos y condiciones igualitarias y emancipadoras para las mujeres y colectivos LGTBI.


De fondo, este feminismo transformador, real y sustantivo, ligado a la tradición igualitaria-emancipadora de los feminismos anteriores, ha constituido la mejor expresión sociopolítica y cultural progresista de los últimos años y una masiva dinámica popular reformadora de las relaciones sociales e institucionales. Es por lo que tiene enemigos poderosos, con estrategias de división, descalificación y distorsión de su dinámica liberadora.


Por tanto, el diseño de este feminismo institucional socialista, dentro de su tradición de un feminismo levemente reformador, formalista y retórico empieza a distanciarse del necesario impulso y consolidación de los derechos feministas y el avance en la igualdad real. Se quedará en cambios superficiales, dirigidos a mejorar el estatus de ciertas élites y capas acomodadas y, en particular, a conseguir un aval legitimador del nuevo ministerio de Igualdad, sin remover mucho las relaciones desiguales, la persistente discriminación femenina y los abusos de poder patriarcal, así como evitar la amenaza de retrocesos promovidos desde sectores reaccionarios.


En definitiva, tras la mejora de los derechos feministas en la anterior legislatura, aun con sus controversias, el reto es el avance significativo en la igualdad real, sin rebajar la exigencia de consentimiento en las relaciones sexuales -la experiencia de Jenni Hermoso y las campeonas mundiales frente al beso no consentido de Rubiales ha sido muy ilustrativa-, como garantía de libertad y no imposición. Frente a los límites previsibles del nuevo ministerio de Igualdad y el feminismo institucional, se dibuja sobre todo una tarea transformadora para el conjunto del movimiento feminista y las fuerzas progresistas.”


Referencia web original:

https://blogs.publico.es/otrasmiradas/78628/feminismo-de-la-igualdad/

Crítica de la razón feminista ilustrada. Silvia L. Gil (5/01/2024)


Sugerente crítica a los fundamentos del feminismo ilustrado de Celia Amorós, en el que se basa el feminismo institucional socialista, desde el enfoque antiesencialista de la teoría queer de Judith Butler, con su constructivismo radical y la relativización del género. La cuestión es que, siguiendo a Simone de Beauvoir, ‘no se nace mujer, se llega a serlo’, es decir, las mujeres existen construidas socio-históricamente, o sea sin determinismos biologicistas pero con realismo de los procesos estructurales que configuran sus diversos papeles sociales, con una discriminación persistente. Y esa realidad está plagada de marginación, dominación y desigualdad en función del sexo o el género; en consecuencia, la igualdad y la liberación de las mujeres es una tarea sociopolítica y cultural fundamental y duradera -junto con otras opresiones y subordinaciones-, cuestión que desborda al pensamiento idealista postmoderno. En definitiva, para un feminismo igualitario, transformador y crítico es conveniente una diferenciación con el feminismo ‘socialista’, levemente reformador, y también con el feminismo postmoderno, poco sensible a la desigualdad de género y a una estrategia transformadora colectiva de la marginación femenina (y los colectivos LGTBI). Selecciono los párrafos finales:


“Una cosa es cuestionar el destino social de las mujeres, obligadas a lo largo de la historia a cumplir roles con argumentos biologicistas, y otra muy distinta, piensan las ilustradas, que hombres y mujeres se vuelvan indistinguibles. La filosofía debe ocuparse de entender por qué se produce la desigualdad de género, pero no de cuestionar las bases ontológicas que definen histórica, simbólica y culturalmente lo humano. Estas filósofas defienden una tradición de pensamiento para la que la forma de clasificar –interpretar, significar– sexualmente a los seres humanos no ofrece ninguna duda: “Es evidente que hay hombres y mujeres”, afirmó de manera contundente Amelia Valcárcel en una polémica conferencia, celebrada en 2022 en la Universidad Nacional Autónoma de México. La teoría queer y el transfeminismo reflexionan, en cambio, sobre los límites y exclusiones que podrían perpetuar esta interpretación de lo humano. Judith Butler ha argumentado extensamente y de manera brillante sobre los contornos inteligibles de nuestra humanidad. Naturalizar categorías como femenino y masculino es insistir en definir la realidad de lo que somos en términos que podrían volver irrelevantes otras existencias como feminidades masculinas, no binarias, trans o diversidades sexuales racializadas. Cuando asumimos que “es evidente que hay hombres y mujeres” nos llevamos por delante otras realidades, pero también renunciamos a ser un poco más libres. Estrechamos nuestras propias posibilidades de ser más allá de los límites preestablecidos.


El buen antiesencialismo ilustrado no puede, en realidad, ir más lejos, porque hacerlo iría en contra de sí mismo al cuestionar este humanismo implícito. Un humanismo que no interroga el sesgo heterosexual, racial y de clase sobre el que se ha construido a lo largo de la historia. Solo un impulso inicial por reconocer la diversidad profunda de los seres humanos, sin corsés identitarios ni coloniales, admitiendo su profunda multiplicidad, permitiría hacerse cargo de las consecuencias que se desprenden de la crítica al esencialismo. Pero esto implicaría perderse de nuevo entre las diferencias, disputar la Razón que funda el proyecto de las luces a favor de un proyecto feminista plural, contingente y capaz de interrogar las categorías que lo constituyen. En el fondo, las posturas transexcluyentes del feminismo ilustrado empobrecen nuestra idea de lo humano, y estoy absolutamente convencida de que necesitamos lo contrario, un proyecto que la ensanche.”


Referencia web original:

https://ctxt.es/es/20240101/Firmas/45091/Silvia-L-Gil-Clara-Serra-feminismo-inclusion-teoria-queer-igualdad-diversidad.htm

La economía española, de nuevo, la gran sorpresa positiva de 2023. Juan Laborda (4/01/2024)


La economía española no va mal, pero existe un marco problemático de la involución reaccionaria en Europa. Selecciono un par de párrafos:


“Sin embargo, el año 2023 ha sido un “annus horribilis” en términos de paz, libertad y fraternidad global. El año que acaba de iniciarse debería marcar un cambio de rumbo tanto en las políticas económicas globales como en la geopolítica de un mundo multipolar en el que ya estamos inmersos. Para ello debería demolerse de una vez por todas ese sistema de gobernanza occidental llamado Neoliberalismo, que ha devenido en desigualdad, ineficiencia, cambio climático, guerras y totalitarismo. A su vez, las bases de las relaciones internacionales deberían ser la cooperación y el respeto a la diversidad, de manera que los organismos multilaterales representen al mundo en su conjunto, abandonando su control por un Occidente en crisis.


Europa debería haber actuado como muro de contención contra el fascismo, el racismo, la intolerancia… Pero lejos de ser un referente moral ha entrado en un proceso de decadencia, donde la ciudadanía de muchos países, especialmente del centro y norte de Europa, hastiada, cansada, ha acabado comprando la mercancía averiada que esparcen unos medios de comunicación controlados por quienes hace décadas convirtieron nuestras democracias en Totalitarismos Invertidos “a lo Sheldon Wolin”. Después de validar en las urnas gobiernos que han ido desmontando el estado de bienestar, esos mismos votantes han comprado la idea de que la culpa de dicho desmantelamiento la tienen los inmigrantes.”


Referencia web original:

https://www.eldiario.es/opinion/zona-critica/economia-espanola-nuevo-gran-sorpresa-positiva-2023_129_10811184.html

España también es parte de la plurinacionalidad. Alberto Garzón (4/01/2024)


Razonable visión federalista de la plurinacionalidad, en oposición al enfoque esencialista o exclusivista de nación. Convendría matizar que junto con la identidad española, construida social e históricamente y, por tanto, en pugna interna por su sentido reaccionario-excluyente o democrático-republicano, también existen pertenencias comunes y compartidas entre los distintos pueblos y en el interior de los mismos, que conforman identificaciones mixtas o mestizas y que dan soporte a una relación cooperativa y un proyecto estatal común y abierto de tipo federal/confederal y de respeto al soberanismo frente al monolitismo de nación. Selecciono un par de párrafos:


“Aunque pueda parecer extraño, la fuerza del bloque plurinacional deriva de su pragmatismo y sentido común. Es el único bloque que acepta a nuestro país como lo que es ya en la actualidad, esto es, un Estado que agrupa a diferentes identidades nacionales con muchos anhelos sociales que deben ser satisfechos. Este punto es importante: el bloque plurinacional no pretende inventar una nueva realidad plurinacional, sino que quiere construir un Estado que dé expresión a esa realidad plurinacional ya existente. Por eso es tan poderosa la metáfora de “una España donde cabemos todos”, puesto que la mayoría de los españoles no desean negar la identidad de sus conciudadanos sino tan solo poder expresar la propia.


Esto me lleva al equívoco al que suele conducir un determinado discurso de izquierdas que niega la propia identidad nacional española, o que reduce la idea de España a una simple “cárcel de pueblos”. Ese discurso es falso, pero también peligroso. Y lo es precisamente porque niega a una parte importante de nuestro país que se siente española. La identidad española puede tomar muchas formas, no solo la reaccionaria, y de hecho durante varios siglos ha existido una tradición política republicana, federalista y socialista que defendía una visión progresista y plural de España. Es más, en mi opinión convendría recuperarla y extenderla.”


Referencia web original:

https://www.eldiario.es/opinion/zona-critica/espana-parte-plurinacionalidad_129_10810229.html

Tercera Guerra Mundial, los BRICS y la salvación del planeta. Boaventura de Sousa Santos (3/01/2024)


Tras un sugerente análisis de la evolución de los conflictos mundiales, con la interacción de los tres ejes -capitalismo, colonialismo y patriarcado- y el ascenso del Sur Global, multipolar y más pacifista, frente al hegemonismo estadounidense y la amenaza de guerra mundial, se exponen las ‘alternativas creíbles’, que transcribo:


“Durante los últimos cien años, las luchas contra la desigualdad, la injusticia y la discriminación han sido de dos tipos principales: las luchas entre la izquierda y la derecha y las luchas por la liberación/autodeterminación de las colonias europeas. No siempre se distinguieron claramente, ya que a veces las luchas por la autodeterminación anticolonial también se etiquetaron como luchas entre izquierda y derecha, como en el caso deArgelia, por ejemplo.


En el caso de las democracias liberales, las luchas entre izquierda y derecha comenzaron siendo luchas entre proyectos de sociedad y de economía política (capitalismo frente a socialismo o comunismo); pero después de la Segunda Guerra Mundial se convirtieron en luchas entre diferentes concepciones del capitalismo (capitalismo liberal, capitalismo socialdemócrata según la teoría de la regulación y de la democracia (democracia liberal, democracia social, democracia representativa, democracia participativa, democracia popular). En los últimos diez años, con el resurgimiento político de la extrema derecha y el fascismo, la dicotomía entre izquierda y derecha ha pasado a designar la lucha entre democracia y dictadura o democracia “mutilada”. Las luchas anticoloniales comenzaron con la independencia política de las colonias y luego pasaron a incluir luchas antirracistas y antipatriarcales. Hoy en día, especialmente tras el surgimiento de los BRICS+, parecen tener como objetivo una segunda independencia, la independencia económica o el capitalismo sin colonialismo, como he mencionado anteriormente.


En este momento vivimos un estado de bifurcación en la vida de las luchas sociales por una sociedad más justa y ninguno de los tipos de lucha que identifiqué anteriormente proporciona una orientación política adecuada. La bifurcación es entre mantener la distinción entre humanidad y naturaleza o una nueva epistemología y una nueva política que parta de la simbiosis entre humanidad y naturaleza. En el primer caso, ni las luchas entre izquierda y derecha, ni las luchas anticoloniales o antipatriarcales ofrecen alternativas creíbles. La razón fundamental es que dirigen luchas fragmentadas contra la dominación moderna, luchas a veces economicistas contra el capitalismo, a veces culturalistas e identitarias contra el racismo y el sexismo. El neoliberalismo, en sus múltiples dimensiones político- económicas, sociopsicológicas, culturales y religiosas, es una fábrica incesante de no-alternativas y de falsas alternativas. En el segundo caso, la simbiosis de la vida humana y no humana (el fin de la dicotomía entre humanidad y naturaleza) requiere una refundación tanto de las categorías de izquierda y derecha, como de las categorías de autodeterminación y liberación.


Conclusión. La respuesta a la pregunta de si negociar con el imperialismo estadounidense salvará al mundo es que no. En el mejor de los casos, podría aplazar su destrucción. Sin embargo, esa negociación es esencial para ganar tiempo, para permitir el surgimiento y la consolidación de fuerzas políticas orientadas en torno a la idea de una refundación epistémico-política que nos permita escuchar a la Madre Tierra y curar sus heridas, que son, al fin y al cabo, nuestras heridas.”


Referencia web original:

https://diario16plus.com/tercera-guerra-mundial-los-brics-y-la-salvacion-del-planeta/

Europa, migraciones y democracia. Albert Recio (1/01/2024)


La actitud ante la inmigración en el contexto de las respuestas crisis social y ecológica, frente a la reacción xenófoba y racista. Selecciono varios párrafos:


“Existe la necesidad de realizar un trabajo explicativo y propagandístico no sólo orientado a cuestionar el componente racista de nuestra base cultural, sino también de ampliar el tratamiento de la cuestión migratoria en los términos que he discutido anteriormente (especialmente en clave de cambio demográfico) y de relacionarlo con los otros componentes de los problemas actuales. Y, especialmente, destacar la imposibilidad de mantener el statu quo actual y la consiguiente inutilidad de las políticas migratorias actuales para cumplir los objetivos que se plantean. Hasta ahora, todas las políticas restrictivas han sido incapaces de alcanzar sus objetivos, y los flujos migratorios reales las han superado (el ejemplo más reciente y llamativo es el fracaso del Brexit). Es imposible mantener murallas enhiestas si las desigualdades y la crisis climática tienen la dureza que tienen. Y esto conduce a situar el tema migratorio en el contexto de respuestas a la crisis ecológica y social.


Además, existen otros dos espacios de acción fundamentales. Uno, el laboral, sindical. No sólo luchando por organizar y mejorar las condiciones de los trabajadores migrantes, sino también planteando el carácter crucial para el bienestar humano que aportan sus actividades. Si las desigualdades se legitiman, apelando a la aportación productiva de las distintas actividades laborales, el desmontaje de las falacias que existen en este campo constituye un elemento central de la lucha por un trabajo digno. Y, en este campo, la lucha sindical en sus vertientes reivindicativa y cultural pueden jugar un papel esencial. El otro tiene que ver con la vida comunitaria, en los barrios, allí donde se desarrolla la vida cotidiana más allá del trabajo. Hay ya buenas experiencias de iniciativas en muchos espacios: educativos, culturales, lúdicos, donde la generación de conexiones, de un cemento social básico para la generación de una percepción social distinta, es posible.


Europa acaba de sancionar un régimen migratorio reaccionario. Que obedece a la hegemonía que la extrema derecha ha obtenido apelando al sustrato racista y xenófobo que subyace a la historia europea. Alterarlo exige una respuesta política, sindical, vecinal y cultural a la altura del reto.”


Referencia web original:

https://mientrastanto.org/230/notas/europa-migraciones-y-democracia/

Año nuevo con ajustes. Albert Recio (1/01/2024)


Un análisis realista de los nubarrones y retos en materia socioeconómica para el Gobierno y el conjunto de fuerzas progresistas. Selecciono varios párrafos:


“Hasta que no se presente el presupuesto no conoceremos la profundidad y la orientación del ajuste. De momento, el único avance serio lo constituye el decreto de mantenimiento de medidas para paliar la inflación, que apunta a un ajuste moderado. Quizás porque la gente de Sumar ha sabido ejercer alguna presión y no era el momento más adecuado para plantear la batalla. El presupuesto es otra cosa, pues exige unos apoyos de sectores de la derecha (PNV y Junts) que difícilmente aceptarán una propuesta de reforma fiscal progresista. Hay una endiablada correlación de fuerzas y habrá que combinar movilizaciones sociales y propuestas bien definidas para evitar que, cuando menos, no vuelva a generarse una nueva debacle social.


La coyuntura actual plantea un importante reto a la estrategia del Gobierno “progresista” en general y de Sumar en particular. Hasta ahora esta ha consistido en incluir una serie de mejoras sociales moderadas, bajo el paraguas de las medidas anticrisis y de la excepcionalidad europea impuesta por la COVID. Políticas que han significado algunos avances sociales, pero que no han laminado el enorme poder económico de las clases dirigentes ni avanzado crucialmente en el terreno de la transformación ecológica. No ha habido ningún cambio significativo en el control del poder financiero, de los grandes oligopolios —el anuncio de rebajas fiscales a las energéticas a cambio de inversiones es significativo—, ni de cuestiones tan esenciales como la vivienda. Ahora, con un contexto más negativo, las posibilidades de avances son aún menores. Y por ello va a ser necesario seleccionar bien las batallas para conseguir que lo que ahora es un contexto amenazante pueda abrir algunas esperanzas en una necesaria transformación social.”


Referencia web original:

https://mientrastanto.org/230/notas/ano-nuevo-con-ajustes/